Archivo de Art铆culos

El socioliberalismo de crisis en crisis: Alemania. Soluci贸n, socialismo

El hist贸rico SPD, los socialdem贸cratas alemanes se han dado el revolc贸n electoral que todas/todos esper谩bamos. La mayor novedad de las recientes elecciones generales en Alemania ha sido le entrada con fuerza y por primera vez desde la segunda guerra mundial de un partido de extrema derecha en el parlamento federal.

Los votos perdidos por la CDU de Merkel han ido a parar a Alternativa por Alemania, pero no solo esos, sino que han ara帽ado posiciones de otros partidos. La divisi贸n entre Die Linke y el SPD, incapaces de entenderse han dado tambi茅n alas a los derechistas. La posici贸n desdibujada entre la CDU y el SPD ha hecho crecer a los xen贸fobos, pues no se diferencian en nada. Pero tambi茅n la misma posici贸n de Merkel -y en este caso es positivo- ante la acogida de refugiados ha trasvasado votos de la derecha m谩s dura democristiana a los extremistas.

El SPD incapaz de ilusionar y con un mensaje gris socioliberal no ha resultado cre铆ble como recambio para nada y la magra subida de Die Linke de tan solo medio punto, ha demostrado ser incapaz de recoger que voto descontento del SPD que ha perdido nada m谩s y nada menos que un 5% de los sufragios. Tampoco los verdes alemanes muy moderados y burgueses ya, han subido m谩s all谩 de medio punto.

El socioliberalismo europeo, da sus 煤ltimos coletazos fruto de sus pol铆ticas c贸mplices con la globalizaci贸n neoliberal, las pol铆ticas Troika y su sumisi贸n ante el sistema. Incapaces de regresar a la izquierda pol铆tica y desde luego a sus compromisos con las clases trabajadoras y el nuevo precariado juvenil, as铆 como tibieza ante cuestiones como el ecologismo o su abandono de la lucha de clases. Alemania que castiga a su clase obrera con los mini Jobs o salarios de miseria que han sido la base de su recuperaci贸n econ贸mica, asiste a sin embargo a un estancamiento de las izquierdas. Y es que estamos y no solo en Alemania sino en todo el mundo occidental, ante una rebeli贸n en negativo de la clase obrera que abandonada y negada su existencia por soci贸logos y polit贸logos sist茅micos y derechizados, ve como nadie recoge sus intereses, excepto los laboristas en Gran Breta帽a y cede ante un discurso demag贸gico nacionalista y racista. Una clase obrera que ya no son mineros o fundidores, sino seguratas, cajeras, reponedores, falsos aut贸nomos o todo tipo de precarios incluso en los servicios p煤blicos y del bienestar.

Pero el SPD es quien frena la posibilidad real de aplicar recetas pol铆ticas de cambio, reparto, justicia social y de fin de la austeridad en Alemania desde tiempos de la tercera v铆a con la que es incapaz de romper, pues ellos, la socialdemocracia alemana, han sido impulsores de recortes.

Nos preguntamos a la luz de lo realmente hecho en Grecia por Syriza y en este caso en Alemania en gran coalici贸n 驴Es que desde el socialismo democr谩tico no se pueden hacer otras pol铆ticas diferentes. Radicalmente diferentes?

聽Sin embargo Portugal con un Gobierno del PSP socialista, si ha sido capaz de implementar otras realidades y el peque帽o, pero gran Portugal, se ha enfrentado a la Uni贸n Europea y ha vadeado a la Troika.

Francia y Alemania el desastre. Desastre puro y las izquierdas alternativas, ni en uno ni en otro pa铆s han sido capaces de recoger la desafecci贸n obrera, ciudadana y que ahora y gracias al aldabonazo de la CGT con la huelga general reciente, comienza a manifestarse.

En Espa帽a sectores del viejo PSOE siguen anclados en el la gran coalici贸n de facto como Susana D铆az y sus seguidores o incluso en el 鈥淢acronismo鈥 pero tambi茅n en el nuevo PSOE falta nervio y audacia. Audacia que en Europa tan solo el joven-viejo Corbyn representa. Es imprescindible un laborismo de izquierda alternativo que deje de trabajar en realidad para el poder y organice el Trabajo, abandonado por las clases medias radicalizadas y emergentes y todo tipo de talibanes pol铆ticos y sociales con reivindicaciones que no enganchan con el Trabajo.

Hace falta recomenzar a hacer pedagog铆a entre el precariado y la nueva clase trabajadora de la sociedad post-industrial al objeto de que se enteren de que ellos son trabajadores, jornaleras, explotados y que juntos nos protegeremos, que el enemigo no es el diferente, el de otro color, sino el que abusa de ti, te paga mal y te despide cuando quiere. Que juntas y juntos nos vamos a proteger mejor y buscar un futuro mucho mejor. Que el capitalismo no es sagrado y hay alternativa.

Vamos a comenzar a luchar contra la austeridad, pero en serio. Eso o m谩s Alemania y m谩s Francia.

Granada se queda hoy sin su caja

Est谩n reunidas hoy en Madrid, como dios manda, las juntas generales de BMN y Bankia al objeto de aprobar su fusi贸n. Granada va a desaparecer hoy definitivamente del mapa financiero y que sepan ustedes que si Antonio Jara les cuenta alguna milonga de la Fundaci贸n Caja Granada, les mentir谩 como lleva demasiado tiempo haci茅ndole a Granada.

Cuando se inicia la privatizaci贸n de las cajas de ahorros, con una campa帽a publicitaria bestial haci茅ndolas aparecer todas como malas y peor gestionadas pues los grandes bancos privados espa帽oles llevaban a帽os contra ellas, al objeto de obtener su cuota de mercado que representaba m谩s del 50% del sistema financiero, ocultaba que ni todas las cajas estaban en la ruina, ni todas hab铆an sido mal gestionadas, ni todas estaban en la vor谩gine del ladrillo especulador y menos en la corrupci贸n. Curiosamente CajaMadrid matriz de Bankia y la valenciana Bancaja, las fundadoras de Bankia, si y hasta los ojos en esos momentos de Rodrogo Rato etc. etc. con las black, las preferentes, el tortazo de una fraudulenta salida a bolsa etc. etc. etc.

Bankia absorbi贸 y liquid贸 a peque帽as cajas solventes como la de Segovia, 脕vila o la Rioja para paliar la ruina de madrile帽os y valencianos, de la misma forma que las pesimamente mal gestionadas CajaMurcia y Sa Nostra se merendaron a Cajagranada, bien gestionada y solvente al objeto de esquilmarnos los directivos murcianos y mallorquines con la complicidad de granadinos vendidos, los ahorros de nuestra provincia y sostener las quiebras del ladrillo de esas cajas del mediterr谩neo balear y murciano.

Cajagranada gestionada muy bien por Julio Rodr铆guez un economista motrile帽o, que s铆 que sab铆a de la cosa pero al que el bipartito y los especuladores granadinos deseaban liquidar por su seriedad, su gesti贸n profesional y que siendo un socialista el aparato del viejo del PSOE machac贸 y ninguneo, dej贸 una caja en condiciones. Julio y su consejo del que forme parte, siempre defendimos con u帽as y dientes Cajagranda pues garantizaba una banca de proximidad y de confianza con el cliente de la esquina y las personas humildes y ahorradoras que fueron la clientela tradicional de las cajas.

Decir que las cajas no son modernas y hay que bancarizarlas es una mentira, Alemania, Francia y otros pa铆ses europeos tienen una tupida red de cajas. Cajagranada y todas las cajas eran sustentables como banca de proximidad y con participaci贸n popular y por tanto gesti贸n democr谩tica, eso sin meterse en la especulaci贸n y menos en el fraude y la corrupci贸n.

Ahora Bankia, nacionalizada con dinero de todas y todos los espa帽oles, seamos de Vilanoba i la Geltr煤, Albacete o Loja, absorber谩 BMN, y el PP desea privatizar BANKIA, el objetivo es reflotar la antigua CAJAMADRID y BANCAJA, reflotarlas con dinero p煤blico y peque帽as cajas bien gestionadas al objeto de luego vend茅rselo a la Banca privada que es el veredero objetivo.

Granada, Espa帽a y la humanidad necesitamos banca p煤blica que por cierto en casi todo el mundo y en toda la UE, menos en Espa帽a seg煤n desea el gobierno central claro, existe y es imprescindible, otro d铆a diremos el porqu茅.

Pero hoy he de denunciar con todo comenz贸 con la tomadura de pelo del pacto del Saray que jam谩s se cumpli贸 y todas y todos los que firmaron ese pacto, nos enga帽aron.

Pero Granada NO HA HECHO NADA por defender su Caja. Menos por exigir responsabilidades a los ejecutores de tama帽a dejaci贸n de principios y de defensa de los intereses populares-finacieros granadinos y nombres y apellidos hay. Basta ya de silencio y complicidad. Granada para crear tejido econ贸mico, econom铆a y desarrollo local y econom铆a social necesita su caja y banca p煤blica o todav铆a caer谩 m谩s en la marginaci贸n. Pero tambi茅n por atender a la clientela rural y de los pueblos de la provincia de GRANADA.

DESDE EL SOCIALISMO CONVOCANDO DEBATE y ACCI脫N

DESDE EL SOCIALISMO CONVOCANDO DEBATE y ACCI脫N

聽30-09-2017

Ildefonso Martinez, Daniel Martinez Fajardo y Carlos Martinez

鈥︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹︹

PRIMERO

  1. a) Los atentados indiscriminados de Barcelona y Cambrils forman parte de una larga seria de actos criminales indiscriminados聽 que se vienen cometiendo en numerosos pa铆ses聽 desde el golpe del 11S contra las Torres Gemelas que han causado muchos聽 miles de muertos y heridos, y el consiguiente terror entre la poblaci贸n civil .Lo que permiti贸 a los amos del mundo, profundizar durante a帽os en todas las pol铆ticas de destrucci贸n econ贸mica, regresi贸n social, contrarreforma pol铆tica y guerra. Con la invasi贸n de Irak, y con los planes de ajuste del FMI y del Banco Mundial se ha tratado de establecer un nuevo orden mundial basado fundamentalmente en el ajuste de riqueza lo que conlleva la destrucci贸n de una parte de la civilizaci贸n, que en su desarrollo se hace incompatible con la propiedad privada de los grandes medios de producci贸n y cambio y con las mismas fronteras nacionales establecidas. As铆 fue c贸mo聽 surgi贸 desde 1974, con el secretario de Estado Henry Kissinger la estrategia imperialista聽 de 鈥淕uerra global contra el terrorismo鈥, de la聽que participa activamente el Estado Espa帽ol y la mayor铆a de los gobiernos del mundo encabezados por los EEUU. Lo que vino a suponer la puesta en marcha de planes para un nuevo reparto del mundo, esta vez basado fundamentalmente en la capacidad militar de destrucci贸n de fuerzas productivas por el operativo militar norteamericano y de la OTAN.

Los antecedentes inmediatos a los atentados similares a los de Catalu帽a se extienden en los 煤ltimos meses dese Paris, Niza, Londres, Berl铆n鈥.Sin olvidar que son los pa铆ses 谩rabes los que sufren en primer t茅rmino los mayores efectos no solo de la guerra sino y tambi茅n del terrorismo indiscriminado.

  1. b) El ISIS ha reclamado inmediatamente la autor铆a de los atentados聽 de Catalu帽a. Las grandes potencias y sus servicios de inteligencia se han declarado en diversas ocasiones, conjuntamente con las monarqu铆as petroleras del Golfo P茅rsico; como padrinos, financieros e impulsores聽 del ISIS y del mismo Estado Isl谩mico. Califato que ha sido proclamado para sostener durante a帽os las guerras en Oriente Medio y 脕frica, y que ocupa聽 tambi茅n vastas extensiones de terreno entre Irak y Siria, en Nigeria y en varios pa铆ses del 脕frica sub- sahariana.

  1. c) Con la ofensiva patronal e institucional contra las huelgas de Barcelona (鈥渒elis鈥, taxistas, metro, Seguridad del Prat), y la campa帽a pol铆tica y de medios de comunicaci贸n orquestada contra el derecho a decidir mediante consulta popular, entend铆amos que se buscaba preparar las condiciones de una situaci贸n de excepci贸n, es decir聽 de estado de excepci贸n pol铆tico que paralizase el movimiento reivindicativo e impidiese la consulta convocada para el 1-0. Los atentados del d铆a 17 han sido la guinda que faltaba a la tarta de la situaci贸n, a聽 la excepci贸n pol铆tica, para tratar de provocar por todos los medios la exaltaci贸n de las pol铆ticas de unidad nacional en torno al gobierno de Rajoy y de la monarqu铆a .Y todo ello, expresamente planteado聽 contra todas las demandas democr谩ticas, obreras y populares. Contra el derecho a la huelga, contra el derecho a decidir, contra toda expresi贸n libre y soberana de la poblaci贸n dentro y fuera de Catalu帽a. Que superado el par茅ntesis de exaltaci贸n de la unidad nacional los trabajadores de seguridad, y otros, vuelvan a la huelga explica por s铆 mismo la situaci贸n.

  1. d) Los atentados indiscriminados contra la poblaci贸n civil son seg煤n el derecho internacional (que聽 los dirigentes de los EEUU desconocen, mostr谩ndose rebeld铆a ante las resoluciones del Tribunal Penal Internacional), son un acto criminal que por su alcance y extensi贸n constituyen聽 cr铆menes contra la humanidad. Cr铆menes聽 que se reiteran para tratar de imponer el terror y la guerra, pero que no son actos neutros en lo pol铆tico, todo lo contrario; los atentados terroristas tienen en cada caso un contenido pol铆tico expreso. En este momento no habr谩 en toda Europa un territorio como Catalu帽a donde se combinan al m谩s alto nivel todos los elementos de la crisis pol铆tica e institucional, y que en el caso que nos ocupa cuestiona de arriba a abajo el orden del r茅gimen del 78. No solo se cuestiona el r茅gimen, con 茅l聽 tambi茅n se聽 cuestiona de hecho el dictado聽 impuesto, de los planes de austeridad y miseria , del terrorismo y la guerra que son el contenido de los mandatos de la Troika y la OTAN.Los atentados criminales indiscriminados no son una suerte de casualidad o de casualidades encadenadas.

  1. e) La consigna mayoritaria de estos d铆as en las calles y manifestaciones de Barcelona聽 es la de 隆鈥淣o tengo miedo鈥! , consigna que no puede tomarse sino en el sentido de no tener miedo a defender las reivindicaciones y aspiraciones democr谩ticas, de no tener miedo de defendernos colectivamente del聽 terrorismo y la guerra. No tener miedo a exigir de forma justa su derecho a decidir y a expresarlo democr谩ticamente en un refer茅ndum. No tener miedo conlleva indagar en las causas y efectos de los reiterados atentados criminales contra la poblaci贸n civil. El Estado espa帽ol, y las pol铆ticas de consenso en las que se mantiene, le sirven para聽 sostener abiertamente por parte de las derechas la pol铆tica de destrucci贸n de la humanidad con las guerras imperialistas sin fin en las que participa activamente, ya que es aliado pol铆tico , econ贸mico y militar a trav茅s de la OTAN聽 de las monarqu铆as petroleras, de los jeques y tiranos聽 a las que adem谩s vende armas y pertrechos para la represi贸n de la poblaci贸n , como las que se utilizan estos d铆as por Arabia Saud铆 en la masacre del Yemen. El terrorismo y la guerra imperialista se alimentan mutuamente y son inseparables.聽Tan inseparables como los negocios de la burgues铆a espa帽ola y su monarqu铆a con la guerra. Gracias a la intervenci贸n militar directa en Libia las empresas espa帽olas聽 construyen el AVE a la Meca y otras grandes obras as铆 como la construcci贸n de fragatas de combate,recibiendo adem谩s financiaci贸n especulativa聽 para los principales medios de comunicaci贸n y equipos de futbol.

Los mitos pol铆ticos y religiosos de la unidad nacional vuelven a intentar paralizar los procesos de cambio pol铆tico e institucional para lo que se vuelven a usar el arte de la manipulaci贸n pol铆tica y medi谩tica.聽La vuelta de las huelga del Prat es un intento de superar el consenso social que se trataba de imponer.

Los abucheos al Rey, y a su gobierno, a toda la corte de altos cargos que se hicieron presentes en Barcelona expresan la indignaci贸n de un buen sector de la poblaci贸n.聽 Las protestas p煤blicas聽 y la expulsi贸n del cortejo de 鈥渟ociedad Civil Catalana鈥 no disminuyen el alcance de las maniobras que se ha perpetrado en estos d铆as, para tratar de dividir a los sectores obreros y populares que demandan el cambio pol铆tico e institucional. La no renuncia al derecho a expresarse democr谩ticamente mediante un refer茅ndum, siendo conscientes de que el 1-O es por ahora el mayor escollo del r茅gimen del 78, que consideramos agotado. Por tanto la cuesti贸n no es refer茅ndum s铆 a no, sino derecho decidir con garant铆as democr谩ticas y en ese sentido聽hay que denunciar que el motivo principal de la ausencia de elementos garantistas es el boicot del Gobierno del PP y su negativa a negociar y buscar una f贸rmula de garant铆a democr谩tica.

La manifestaci贸n central del d铆a 26 contra los atentados聽 por la Generalidad y el Ayuntamiento de Barcelona han sido una verdadera prueba de la situaci贸n pol铆tica catalana y espa帽ola en general: tratando de oponer la unidad nacional al proceso destituyente-constituyente, como lo es, de otra parte, la convocatoria del mismo 鈥淧acto Antiterrorista鈥 .El terrorismo y la guerra son聽 en nuestros d铆as el alto precio que demanda la unidad nacional聽 en torno a la monarqu铆a y su gobierno. La cultura pol铆tica del franquismo y de la transici贸n no es otra que la unidad nacional, ayer en torno a Franco, hoy en torno a sus herederos.聽La lucha por el socialismo, la democracia y la Rep煤blica, de la que la Rep煤blica Federal聽 es su expresi贸n democr谩tica, implica la ruptura con el gobierno de las familias franquistas y en primer lugar con la familia coronada y sus aliados.

Contra las pol铆ticas de la santa alianza entre explotados y explotadores, entre oprimidos y opresores, hay que demandar la independencia pol铆tica de quienes se reclaman de los derechos y aspiraciones de los trabajadores y pueblos.聽隆Contra la austeridad, el terrorismo y la guerra!

SEGUNDO

2-La situaci贸n pol铆tica excepcional que vivimos es una invitaci贸n a la acci贸n pol铆tica socialista, a la reorganizaci贸n efectiva. Siendo capaces de retomar cuanto antes la actividad organizada, y con ella el desarrollo, reagrupamiento de聽 las principales campa帽as sobre las que nos desplegamos sobre el eje de聽 Conferencia Socialista Abierta,聽 que permita reunir las pol铆ticas de independencia de clase, a los militantes y corrientes que buscan reagruparse sobre la base de sus reivindicaciones y aspiraciones sociales聽 .Nos esforzamos en:

A- Volver tras la pausa veraniega las campa帽as por la聽Ley de v铆ctimas del franquismo. Denuncia de los acuerdos con el Vaticano. Preparaci贸n de los actos p煤blicos聽 de defensa del derecho a decidir de los pueblos. Reorganizaci贸n de las luchas sociales y sindicales desde una 贸ptica pol铆tica imprescindible. Estar con la resistencia obrera a la precariedad y la pobreza.

B-.Teniendo en cuenta que siendo importante聽 la situaci贸n de esclavitud en la que viven millones de trabajadores en Europa y en 脕frica, por no hablar de los mismos EEUU invitamos a preparar una conferencia internacional, lo cual exige abordar e impulsar el movimiento contra la guerra, por la retirada de tropas imperialistas. Por la fraternidad entre los pueblos, por el socialismo. Conferencia internacional que comenzar铆a su preparaci贸n con un llamamiento internacional formado por representantes africanos ,europeos y norteamericanos聽 contra todas las formas de esclavitud, y que permitir铆a desde su preparaci贸n聽 la colaboraci贸n internacional con militantes y corrientes de todos los pa铆ses que buscan romper con las pol铆ticas de sus Estados y de ajuste permanente y guerra sin fin del imperio y sus aliados , que buscan articular en pie de igualdad la acci贸n y la solidaridad internacional. Y en particular nos permitir铆a entrar en relaci贸n con los movimientos pol铆ticos pro Corbyn, y pro Sanders que ahora se mueven en un terreno meramente nacional.

聽Nuestro mejor punto de partida de una Conferencia Internacional es hoy d铆a el de la lucha contra la esclavitud de las organizaciones en las que tenemos posiciones claras y comprometidas. Buscando aliados concretos en 脕frica a los que apoyar. Con la idea de abundar en sus buenas relaciones聽 con el afro descendiente en los EEUU, y en particular con el dem贸crata de izquierdas Jesse Jackson s铆mbolo de la lucha por los derechos civiles amenazados por la presidencia de Trump, para establecer un marco general adecuado.

La resistencia contras las pol铆ticas de austeridad se corresponde ,salvando las particularidades locales,聽 a un movimiento de fondo internacional, que recorre la mayor铆a de los pa铆ses, que choca contra todas las alianzas establecidas聽 por los dirigentes sindicales y pol铆ticos con la burgues铆a y el imperialismo. La lucha contra las condiciones de esclavitud de millones de emigrantes y refugiados tiene tambi茅n ese alcance, el mismo que tiene el movimiento contra la guerra.聽Unir esas expresiones y fortalecerlas聽 ha de ser el objetivo de preparar Conferencia Internacional con los sectores antes aludidos de partidarios de Sanders, Corbyn y Jackson.

Ildefonso Martinez, Daniel Martinez Fajardo y Carlos Martinez

Son de Alternativa Socialista

La tarea m谩s urgente del socialismo: liquidar la austeridad, estar con la clase obrera

Nada hay m谩s perentorio para todas las corrientes y partidos socialistas democr谩ticos que acabar de una vez con la llamada austeridad; en realidad transferencia de rentas del trabajo, de las clases populares y del bienestar y las pensiones a bancos privados, fondos financieros y grandes empresas capitalistas. A costa de bajos salarios, recortes en prestaciones p煤blicas y repagos.

Corbyn lo ha entendido magn铆ficamente y se ha convertido en el abanderado europeo contra la austeridad.

Sin embargo en Francia el hundimiento del Partido Socialista, fruto de sus pol铆ticas neoliberales y de la traici贸n de sus propios neoliberales, ha propiciado la aparici贸n de un Macron con fuerza y cuyos verdaderos intereses ya hemos descubierto, pues es neoliberalismo puro y duro.

Pero el presidente de la Rep煤blica Francesa, llega con un programa ultra-liberal y sumiso a Alemania duro y una reforma laboral bajo el brazo, que o encuentra la resistencia de los sindicatos y la calle o desmontar谩 muchas conquistas obreras francesas.

Por eso liquidar la austeridad es no solo 鈥搎ue tambi茅n- recuperar el poder adquisitivo de las pensiones, que no haya ninguna trabajadora ni trabajador sin prestaciones de paro o de inserci贸n garantizada, ning煤n ni帽o pobre, sino tambi茅n salarios dignos y empleo de calidad y estable.

Mientras haya precariedad, no habr谩 dignidad. Este es el resultado de las pol铆ticas de austeridad: los capitalistas remontan y se vuelven a enriquecer, mientras las clases trabajadoras y populares se empobrecen y carecen de derechos. La dictadura de los mercados es esto.

Por eso que apoyamos con fuerza las revueltas contra la precariedad como la de las y los estibadores. La resistencia de las Kellys y el combate de los taxistas contra multinacionales del fraude y el falso aut贸nomo. La huelga de los vigilantes de seguridad y sus condiciones tan nefastas a causa de privatizaciones de servicios p煤blicos en favor de amigos y donantes del PP. El reino de la corrupci贸n contra la clase trabajadora. La corrupci贸n m谩s grave que sufrimos es la de las y los capitalistas y grandes empleadores, chantajeando y explotando miserablemente obreras y obreros y al mismo tiempo defraudando al estado. Los corruptos, lo que hacen es desde las instituciones, consentir esa corrupci贸n patronal. A ver cuando nos volvemos a enterar 鈥損uesto que las organizaciones obreras si lo sab铆an- que la corrupci贸n es el estado natural del capitalismo y las riquezas para ser amasadas necesitan corrupci贸n.

Macron es fruto de la traici贸n socioliberal. Corbyn es el camino del socialismo en estas circunstancias concretas. Los puertos, los taxistas, los vigilantes de seguridad, las Kellys, nos se帽alan la lucha necesaria. Por eso hemos de apoyar su reivindicaci贸n, que de esa forma todas y todos ganamos.

Pero para esto, ahora hemos de defender otra vez la libertad sindical. Ya no hay libertad de huelga ni de negociaci贸n laboral en el corrupto reino de Espa帽a.

El socialismo, si tal es, no puede sino estar con la clase obrera.

Sabemos lo que est谩 pasando. Pero es el momento de actuar

La situaci贸n de desigualdad y empobrecimiento de ampl铆simas capas de la poblaci贸n comienza a ser insoportable. Se est谩 instaurando un modelo social, sindical-laboral e incluso pol铆tico que no tiene ya nada que ver con los logros de la clase trabajadora espa帽ola al final de la dictadura franquista, la pre-transici贸n y la transici贸n. Todas las conquistas obreras desde finales de los a帽os sesenta hasta la d茅cada de los ochenta no solo est谩n siendo arrebatadas, sino que los nietos e hijos de aquellos y aquellas luchadoras viven y trabajan en peores condiciones. Tienen menos derechos. Resulta parad贸jico reivindicar la transici贸n, que tantas cuestiones pol铆ticas dej贸 sin resolver y que no acab贸 con el franquismo, que sigue incrustado en el poder y los poderes econ贸micos. Pero que sin embargo ese tardo franquismo no pudo evitar que gracias a miles de huelgas y manifestaciones, los derechos laborales y los salarios mejoraran sustancialmente. Miles de convenios colectivos firmados por entre un 20 y un 30% de incremento tras duros enfrentamientos dan f茅. Tambi茅n por avances legales que estas luchas sociales consiguieron.

Una Constituci贸n negociada bajo ruidos de sables y cadenas de carros de combate, no logr贸 cambiar la forma de jefatura del estado heredada de Franco ni avanzar hac铆a el federalismo y el reconocimiento de los derechos nacionales de los pueblos, pero sin embargo contemplo avanzados derechos sociales que ni entonces, ni ahora, se cumplen.

Pero lo cierto es que avanzamos en aspectos socio-econ贸micos bastante. Aunque nada nos regalaron.

Pero me pregunto si lo que est谩 pasando en Espa帽a es un hecho aislado y solo Rajoy es culpable. Nada de eso, Rajoy tan solo es un entusiasta ejecutor, un autoritario conservador. La contra-revoluci贸n conservadora (Reagan/Thatcher) dise帽o ya en los a帽os noventa el modelo social que ahora vivimos. La tercera v铆a y el felipismo avanzaron por esa v铆a y reconocieron el triunfo del 鈥渕ercado鈥 贸sea el capitalismo. Nada se pod铆a cambiar y la econom铆a ortodoxa era una ciencia irrefutable, la nueva teolog铆a, se trataba del dogma neoliberal.

El proceso de laminaci贸n del estado del bienestar y los derechos sociales, as铆 como de la privatizaci贸n de lo p煤blico comenz贸 hace ya m谩s de veinte a帽os. Fue y es toda una estrategia perfectamente estudiada y ejecutada.

Susan George entre otras personas, pero por ser una muy conocida y puesto que despierta un amplio consenso la cito, ya denunci贸 la situaci贸n en varios libros. En nuestro estado Juan Torres tambi茅n lo hizo. Hay art铆culos, libros y documentos pol铆ticos y sindicales. Luego sabemos lo que hay. Peor, sab铆amos lo que iba a ocurrir, pero no hemos sido incapaces de evitarlo las fuerzas de progreso y avanzadas. Am茅n de las numerosas claudicaciones sindicales y pol铆ticas. Susan Georg ya advirti贸 que el capitalismo estadounidense m谩s conservador no cre铆a en el cambio clim谩tico y/o le daba lo mismo que el planeta reventar谩 incluso por cuestiones religiosas, como efecto del protestantismo m谩s taliban, sectario y reaccionario.

Por tanto lo que estamos sufriendo es parte del plan del capitalismo, de la acci贸n de los 鈥渢hink tank鈥 o centros de estudio e influencia, financiados por grandes empresas, patronales y sectores econ贸micos multinacionales que en su mayor铆a son ultra-liberales y ultra-conservadores frente a unos pocos progresistas y otros 鈥減rogresistas鈥 es decir con barniz avanzado pero defensores del capitalismo sin m谩s, de los que forman parte pol铆ticas que afirman ser de izquierdas. Estos centros de ideas han financiado universidades, profesores; pol铆ticos de todos los partidos, sindicalistas y periodistas, han dise帽ando cient铆ficamente la desigualdad y como imponerla y han llegado a la f贸rmula m谩gica de la 鈥渁usteridad鈥 al objeto de superar la crisis financiera y econ贸mica de 2008, cuya aparici贸n tambi茅n fue denunciada previamente, lo cual indicaba que fue la oportunidad para imponer las ideas de los neoliberales.

Por tanto, nada nuevo bajo el sol.

Ahora lo importante es ya comenzar a superar la situaci贸n y enfrentarnos con claridad a la m谩s grande estafa y redistribuci贸n de rentas de pobres y clases trabajadoras en favor de ricos y grandes multinacionales y fondos financieros. Estafa llamada austeridad. Los planes de transferencia y keynesianismo para ricos, pues el estado aporta grandes sumas para beneficio privado, fueron ya implementados por el FMI en los a帽os sesenta y setenta del siglo pasado. Impuestos en 脕frica, As铆a y Am茅rica Latina. Que es lo mismo que ahora se impone en los EE.UU, Europa UE y resto de Am茅rica del Norte.

Ya estamos pues en la austeridad. Hemos vuelto a los a帽os sesenta del siglo pasado en muchos aspectos. Bien, ahora toca remontar y no va a ser desde los pa帽os calientes, como vamos a poder hacerlo.

Est谩n surgiendo resistencias obreras, luchas obreras y hay ejemplos muy recientes como la huelga de los estibadores y estibadoras, las huelgas de tele-operadores, la huelga de los vigilantes de seguridad del aeropuerto del Prat o las resistencias y huelgas de los taxistas frente a las nuevas formas de organizaci贸n empresarial que defraudan, evaden impuestos, destruyen empleo regulado e instalan un nuevo capitalismo virtual tan cruel y explotador como el 鈥渁ntiguo鈥.

Tambi茅n resistencias pol铆ticas y Sanders y Corbyn son preclaros ejemplos de ello y precisamente en pa铆ses de capitalismo avanzado e impulsores de la austeridad y l铆deres mundiales del capitalismo m谩s salvaje. Por eso su mensaje y acci贸n resulta tan enriquecedor.

Por tanto creo, propongo, en primer lugar que hemos de volver al internacionalismo, no hay ninguna soluci贸n nacional, eso es mentira y perjudica a las clases trabajadoras, que hemos de unir esfuerzos a las clases obreras de otros estados y continentes.

En segundo lugar que el 鈥渧iejo鈥 socialismo democr谩tico, ubicado entre la clase obrera y los pobres y ahora entre los nuevos pobres j贸venes y mujeres j贸venes, es el arma pol铆tica con m谩s futuro, porqu茅 frente a un dise帽o neoliberal de ideas y estudios hay que contraponer un socialismo organizado con ideas fuerza, historia y voluntad de cambiar el futuro, mediante la acci贸n organizada de las clases trabajadoras y las personas que no se conforman.

Que hemos de volver a ser luchadoras y luchadores y acordarnos de las personas, muchas de las cuales en el mundo, la mayor铆a, viven peor que los perros o las tortugas de los urbanitas de clases medias y est谩n peor alimentadas. Pero es que en nuestro occidente feliz con colas en los aeropuertos para pasar unas merecidas vacaciones favoreciendo de paso el cambio clim谩tico, hay millones de pobres. Vacaciones baratas porque las cadenas tur铆sticas y hoteleras pagan miseria a sus trabajadoras y las esclavizan en muchas ocasiones. Pero lo peor es que si esto no lo cambiamos, muchos y muchas de las ni帽as que esperan en la cola aeroportuaria, las felices vacaciones que sus pap谩s les pueden proporcionar, vivir谩n mucho peor, ser谩n m谩s pobres, nunca tendr谩n un empleo digno y jam谩s disfrutar谩n de una pensi贸n de jubilaci贸n.

Por todo esto la acci贸n de los trabajadores y trabajadoras de los controles de seguridad del Prat est谩n haciendo un gran trabajo por nuestro futuro. Los taxistas oponi茅ndose a la 鈥渦berizaci贸n鈥 de la econom铆a o las Kellys denunciando la semi-esclavitud y el lado m谩s negro del precariado, nos est谩n haciendo un gran favor. No es tan solo una reivindicaci贸n suya. Es nuestro futuro.

Por eso hay que generalizar las resistencias obreras, las luchas sindicales y dotarles de un contenido pol铆tico, pues nos enfrentamos a otro contenido pol铆tico, la austeridad.

Carlos Martinez

Es polit贸logo, co-primer secretario de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS