Archivo de Artículos

¿Es posible en estos momentos la unidad de la izquierda?

¿Es posible en estos momentos la unidad de las izquierdas? ¿Realmente es unidad de las izquierdas que alguien disuelva las distintas escuelas de pensamiento? ¿Garantiza un partido único la unidad, la democracia interna y la democracia?
Esta situación -partido único- no es la de la tradición del Frente Popular en la España de la II República, ni siquiera la de el Gran Polo Patriótico de Venezuela, menos la del Frente Amplio de Uruguay.
¿Tienen derecho las ciudadanas y los ciudadanos a votar según sus ideas?
¿Es democrática la existencia de varios partidos de izquierda que representen diversas formas de pensar y de hacer política? ¿Porqué a personajes como Salvador Allende u Olof Palme no se les ocurrió nunca exigir la disolución de otros partidos de izquierdas, a pesar de que los suyos eran mayoritarios? Palme además a pesar de la posición hegemónica de su partido, mantuvo excelentes relaciones con los comunistas suecos.

Claro, la unidad de acción de las izquierdas, primero se debe hacer entre partidos de izquierdas y que se reclaman de la izquierda. En segundo lugar el partido único, deja mucho que desear en la mejora de una democracia real y normalmente los ejemplos históricos precedentes son muy negativos, dictatoriales o para olvidar. En tercer lugar los modelos de más éxito social y político en estos momentos lo representan dos socialistas democráticos clásicos y veteranos, Corbyn y Sanders que si están haciendo temblar el corazón del establishment del imperio.
Como no pretendo tener razón, ni menos imponerla, me hago estas preguntas. La respuesta se la debe dar cada cual.

Solo avanzo que la democracia y el hegemonismo están reñidos en numerosas ocasiones. Que la tradición socialista siempre ha convivido, aunque haya sido conflictivamente con otros partidos de izquierdas, pero nunca en situaciones normales ha ejercido la fuerza frente a otras escuelas, ideas y partidos de la izquierda. La construcción de una pata socialista democrática, real, transformadora, de clase y ligada a la tradición obrerista, marxista y democrática de Pablo Iglesias, que desde luego, -el PSOE no encarna-, debe ser articulada por personas socialistas, orgullosas de serlo y vinculadas a las nuevas formas de entender la política, la lucha de clases y el ejercicio del poder educadas en los valores socialistas.

La aportación del socialismo democrático, será constructiva e inclusiva. Pero como a Bernie Sanders, no nos importará tener momentos de de aparente soledad o debilidad. Al final el socialismo democrático es lo único que puede voltear el sistema. Personajes como Oskar Lafontaine son de los únicos que en estos mementos tienen en su cabeza una idea clara de que hacer con Europa, con esta Europa injusta, nada democrática, antisocial y construida para el beneficio de las multinacionales, las grandes fortunas y una desigual distribución de la riqueza.

A las y los socialistas

Este escrito – desde mi libertad de expresión y opinión política-, esta dirigido tan solo a personas socialistas, socialistas democráticas y socialdemócratas consecuentes. Por tanto es un reflexión socialista y para socialistas. En este caso:

A mi sinceramente me gustaría saber si los socialistas y las socialistas que nos sentimos en la izquierda, estamos por la república y/o un cambio constitucional, apoyamos a las clases trabajadoras y populares, estamos honradamente por construir un proyecto, un PARTIDO SOCIALISTA de clase y transformador o estamos por pasarnos a Podemos, donde por cierto, hay escasa democracia interna y si no veamos las quejas de numerosos círculos y en el que mandan un grupo de personas muy reducido. Que además proceden de la tradición comunista leninista y troskista -muy respetables todas ellas, pero no son la nuestra- o bien vamos a construir el bloque socialista y de clase y salvar el legado de Pablo Iglesias de la destrucción a la que cuatro impresentables, cantamañas y vendidos al sistema, están destruyendo.

Un partido que reescriba el socialismo desde el siglo XXI y a su vez trabaje de forma real por la unidad de las izquierdas, aclarando previamente que sin socialistas, no habrá y valga la redundancia, unidad de las izquierdas.
Hay ya un partido socialista en marcha y en construcción Alternativa Socialista www.cli-as.or más ISI en SOCIALISTAS. Pero por tener las cosas muy claras y ser honrados planteo:

-Es legitimo irse a Podemos, si, claro. Pero quien quiera hacerlo que lo diga y deje de marear la perdiz.

-Es legitimo construir un partido socialista democrático, transformador, de clase y por el reparto. Que es en mi opinión el lugar de quien se considere socialista, crea en el socialismo democrático y este por defender la tradición socialista, desde el socialismo.

Eso si, es duro, difícil, sacrificado e ingrato y además exige enfrentarse a dos aparatos fuertes. Pero creo es la misión de las y los socialistas. Además el socialismo democrático es el futuro y personas como Corbyn, Sanders o Lafontaine nuestra ilusión y nuestra esperanza -de futuro-. Hoy estos tres veteranos son los únicos que levantan ilusiones.

¿De la Europa UE qué?

Pienso, que apoyar un gobierno del socioliberal Pedro Sanchez requiere condiciones previas. Como socialista -que no del PSOE por ser de izquierdas y republicano-, no me fío de nadie de la oligarquía socioliberal, por eso honestamente aviso. Por tanto apoyos sin más no se pueden dar así como así.

Además en este panorama, nos encontramos conque nadie habla de Europa UE. La UE y el BCE son dos elementos que nos van a condicionar terriblemente, esté en el gobierno quien esté.

Evidentemente se van a poder cambiar cosas. Derogar alguna ley y tener gestos de cercanía, pero las politicas sociales y de reparto en la UE son ilegales. Por tanto me gustaría saber que se piensa de Europa y de la UE y del euro en PSOEPODEMOS y ver que van a hacer. También con la deuda, lo de la deuda es crucial y la actitud frente al atraco de la deuda más.

Por otro lado una vez Snchez investido -pues…- pues puede haber alguna sorpresa. Deseo y apoyo un gobierno de cambio… Pero no a cualquier precio. Desde luego, lo que no se debe hacer es consentir frustración, ni engañar. En última instancia, creo que es hora de reorganizar las resistencias populares y de clase, tanto por si hubiera un gobierno de cambio real, como por si este es cercado y amilanado por la Troika.

¿Acuamed un caso aislado? Por favor…

El caso Acuamed demuestra la realidad que muchas personas conocemos y hemos venido denunciado hace mucho tiempo. Los medios del sistema y muchos papanatas y aventureros de la politica llevaban años denunciando la corrupción de políticos exclusivamente en una operación muy bien orquestada para desviar el foco de donde se fraguan los grandes negocios corruptos y en los que siempre están presentes grandes empresas y “grandes” empresarios, muy famosos algunos de ellos.

Los altos funcionarios y gerentes públicos y los directivos de las empresas con tamaño suficiente, controlan la contratación de la obra pública, el servicio publico y suministro a espaldas de controles democráticos, repartiéndose el pastel e incluso dictando leyes, decretos y presupuestos.

El tinglado de la corrupción necesita de empresas corruptoras y corruptas, tanto o muchísimo más que de políticos. Gerentes y muy altos funcionarios públicos están en el enjuague.
La corrupción para ser evitada, exige entrar a saco también con sagas funcionariales que controlan ayuntamientos, diputaciones y ministerios enteros, desde tiempos de Franco e incluso Alfonso XIII y que al margen de los “eventuales” o los políticos de turno como ellos dicen, son un elemento fundamental del poder oligárquico en España. Poder real que encima controla “el cumplimiento de la legalidad”.

A muchos de los que claman por un mayor poder funcionarial hay que advertirles de varios miles de personas enquistadas en los recovecos del poder e imprescindibles para favorecer la corrupción. Además Son todos ellos -altos funcionarios y altos directivos corruptos y corruptores- colegas, incluso comparten despachos profesionales fuera de horas. Una puerta giratoria de la que nunca se habla y a la que tal vez se le teme.

La inmensa mayoría de los y las funcionarias son honradas, pero eso no obsta para denunciar a quienes no lo son. La democracia en cualquier caso, no la garantiza una oposición, sino el voto. El sector público es sagrado, por eso lo debe controlar el pueblo. Nos referimos además a determinadas castas -en ese caso, si son castas-, que controlan determinados sectores de la administración y que en demasiados casos sin éxito muchas y muchos funcionarios, igualmente denuncian.

Lo peor de la transición, fue no liquidar los poderes oligárquicos franquistas enquistados en la Administración del Estado ni limitar el poder de las grandes empresas que se habían hecho multimillonarias utilizando mano de obra esclava de presos rojos, políticos y presos de guerra del ejercito legitimo. Pero también participando de todos los negocios turbios de la dictadura o aprovechándose de la inexistencia de libertad sindical.

El problema es que todo continua igual y hoy el poder en el estado español, lo detentan los mismos, más algunos demócratas de nuevo cuño o vástagos de esas familias y mafias empresariales convertidos en políticos en una puerta giratoria en sentido contrario, de la que nunca se habla. Por ejemplo Rato y Pujol provienen de familias de banqueros ya antes de entrar en la cosa pública. Pero hay muchos más. Toda esta reflexión, me la sugiere Acuamed y ojalá la investigación se continúe y profundice.

El asunto es que el poder oligárquico controla el Estado y sus resortes, exigiendo des-regulaciones y privatizaciones, pero sin embargo utilizando los recursos del estado en beneficio propio. Son sanguijuelas de lo publico. Son ladrones, sin más. Por eso hay que entrar a saco con su poder. Mientras tanto, se sigue contando escaños.

Nunca había habido tantos y tantas inútiles juntos cargándose el socialismo en España

La crisis de la socialdemocracia es europea, es cierta y muy intensa. Pero lo que fue -que de forma mayoritaria ya no lo es- el socialismo español, esta sufriendo un desgaste del que ya no levanta cabeza o no sale del descrédito así como de una gran falta de credibilidad por culpa de los aparatos del PSOE.

Falta de crédito que sufrimos igualmente aquellas y aquellos socialistas que hartos de tratar de resituar el PSOE en las izquierdas y con las clases populares, decidimos irnos al objeto de continuar nuestro trabajo y lucha como socialistas democráticos, fuera ya de un paquidermo enfermo, pero sin embargo, chulo y creído. Nos vemos obligados y obligadas a explicar constantemente “somos socialistas, si, pero de izquierdas, republicanos y antineoliberales” como una constante cantinela.

Así pues el elefante enfermo, sin embargo es feliz por estarlo. Controlado por una oligarquía profesional socioliberal o simplemente liberal -en el mejor de los casos- pero siempre ligada al sistema. Sistema oligárquico y financiero, que por cierto está abandonando a su suerte a esa nave errática “psoista” que ya no le sirve y a la vista está, como empresas privadas de comunicación propiedad de capitalistas, están apoyando a otros, o mejor, a otro staff político como lo define un amigo mío, -más novedoso y radical, en apariencia-  y el que no se lo crea que vea o lea la mayor parte de esos medios y no solo hablo de la sexta tv del señor Lara.

El socialismo, lleva un germen en su interior de cambio social, de transformación que lo hace peligroso. No se trata tan solo de traer la república o de combatir la corrupción o de mantener y mejorar el estado del bienestar. Menos todavía de hablar de una democracia nueva y diferente, que cree un capitalismo diferente y autóctono, una especie de capitalismo nacional o europeo pero honrado. No. Se trata de que por medios democráticos, construir la justicia para caminar hacía el reparto de la riqueza y superar el capitalismo. No cambiar el capitalismo, sino superarlo, pues es intrínsecamente injusto. Por eso no interesa. Por eso se le compra, si su oligarquía se deja y se dejó. Se utiliza unas décadas y ahora se le hecha a la basura.

No es lo importante que el vino se sirva en una botella, un porrón o una bota, lo importante es que sea vino. Si el PSOE no es útil, ni al socialismo, ni a las personas, ni a la clase trabajadora así como la ciudadanía rebelde, pues se crea otro instrumento socialista, que reclame la construcción del socialismo siendo útil a las personas y se prosigue la lucha. Por eso surge Alternativa Socialista y por eso se busca la unidad de fuerzas socialistas, no vinculadas al sistema, ni al Estado, ni ha la monarquía, ni a los poderes financieros a través de SOCIALISTAS(*).

En medio del boicot de las y los que viven ya, -alguno hace más tiempo-, a costa de la politica espectáculo, ya sea como actores, empresarios, tramoyistas, operadores, directores o acomodadores, está surgiendo un proyecto que se niega a que desaparezca, lo que entre cuatro barones, una baronesa y un pijo, se están cargando miserablemente: el legado de Pablo Iglesias. El legado de LLaneza o del Doctor Otero o de Don Inda. La llama de Olof Palme o la consecuencia hasta la muerte de Salvador Allende. Legado socialista que solo socialistas pueden recuperar.

El socialismo, no es populismo, no es democracia tan solo, no es radicalismo. El socialismo es devolución de la democracia a las clases subalternas, si, pero con reparto, equidad y sin clases. Si no hay clases, no hay ricos y si hay ricos los ricos temen dejar de serlo. Por eso mejor favorecer una revuelta plebeya, que el camino hacía el socialismo y lucha de clases.

El camino de la izquierda y su recuperación en el siglo XXI solo podrá venir a través del socialismo democrático. Las personas queremos vivir con dignidad, justicia, servicios asegurados, cultura, educación, salud, empleo y vivienda, pero tambien con colores de libertad, alegría y naturaleza limpia. Sol, mar y amor. No queremos grises ni aburrimiento. No queremos colas, pero si reparto.

Se confunden quienes creen que ser más de izquierdas desde el socialismo es defender la novedad, pactar con la novedad o gobernar con la novedad. En el estado español necesitamos que no gobierne el PP y se deroguen numerosas leyes reaccionarias, represivas y que solo favorecen a los poderosos y a las grandes empresas. Para ello tras el 20D hay que buscar pactos y un gobierno diferente, de cambio y tal vez de progreso. Pero no debemos ocultar que la Troika nos vigila, el Banco Central Europeo nos tiene por el cuello y que la UE no es garantía de equidad, al contrario. Si no informamos correctamente, la decepción puede dar muchos disgustos. Por eso no valen los paños calientes, sino los pasos decididos, aunque sean prudentes.

Por todo lo enunciado y más cosas, vale la pena intentarlo y seguir trabajando por un proyecto socialista democrático, sin fanatismo, sin sectarismo, sin insultar en las redes, sin llamar la atención a nadie de forma amenazadora. Simplemente por lograr la felicidad de las personas en libertad y con democracia. Tal vez por eso, que ninguna empresa de comunicación y de (des) información nos apoye es una garantía.

(*) www.cli-as.es