Archivo de Artículos

El decreto de la venganza

 Cuando el jueves (18/05/17) se ha aprobado en las Cortes la validación del decreto contra la estiba, el PP por fin se ha podido resarcir de su anterior derrota y de paso vengarse de los y las estibadoras. El PP desde que perdió la anterior votación, ha comprado votos y ha logrado unir en torno a él a todo el bloque burgués de las Cortes. Todas las derechas ya sean nacionalistas o españolistas se juntaron pues sus intereses son los mismos y todos coinciden en sostener políticas neoliberales. Todos ellos PP,PDeCAT-CiU-, PNV… apoyan e imponen las políticas Troika y UE, por tanto lo único que ha ocurrido es que esto se ha hecho patente.

El decreto que el ministro Serna ha presentado es incluso peor que el primero. Sus palabras llamando al acuerdo sonaron tan falsas y provocadoras que cuando le llegó el turno al diputado del PP sus provocaciones hicieron saltar a personas presentes en el hemiciclo, que llevan meses sufriendo por su futuro y el de sus familias. El PP además de corrupto, es cruel. Leído y estudiado el decreto Serna, entiendo y apoyo la reacción de estibadores y estibadoras y su huelga que se iniciará el 24, por varias razones que muy brevemente expongo:

El decreto dedica la mayor parte de su articulado a prejubilaciones y bajas incentivadas y no tiene apenas ninguna propuesta positiva, como no sea para las multinacionales del sector interesadas en hacerse con los puertos españoles. Es pues como se ha dicho un ERE encubierto. Es un ERE insisto.

Tiene al menos dos trampas muy claras tendidas a las estibadoras y estibadores. Una la de la formación. La estiba es hoy en día un sector laboral muy especializado y de riesgo, luego la formación es clave, pero al no contemplar la garantía del empleo para los actuales trabajadores y trabajadoras de la estiba, esto puede ser para formar a nuevas y nuevos estibadores para las empresas y sobre todo las ETT que introduce claramente en la estiba el decreto, y formar a personas sin los derechos ni el salario actual de la estiba. Es decir personas precarias y que por sueldos precarios hagan el trabajo de las actuales plantillas, a las que por cierto, nadie ha regalado ni regala nada.

La otra trampa es la de las negociaciones de convenios y los convenios con las empresas. Los sindicatos pueden y deben negociar con las empresas, eso está claro. Pero desde la reforma laboral Rajoy la negociación y los acuerdos, son algo voluntario y sin efecto. Es decir se puede aprobar y acordar un convenio y luego llegar una naviera o estibadora china o de los EE.UU o de las Caimán nueva, (que ese es el objetivo real del decreto y la UE, favorecer a esas multinacionales) y que estas no acepten el convenio, ni nada, pues el decreto les ampara. También las clásicas del sector se pueden apartar y exigir convenios de empresa siempre más desfavorables.

Por tanto, las y los estibadores no tienen más solución que su lucha sindical, su unidad y su espíritu de sacrificio para incluso regresar a los años veinte del siglo pasado volviendo a defender sus derechos y luchar junto al resto de las organizaciones de clase, contra la lacra del precariado y la reforma laboral. A defender su empleo.

El resto de las trabajadoras y los trabajadores, debemos apoyarles y entender que su lucha es por defender un empleo digno, salarios decentes y estabilidad laboral, además de denunciar el precariado y en eso coincidimos todas y todos.

Carlos Martínez

Por encima de todo la dignidad y la libertad sindical ¿Quién arruina los puertos?

 

Las grandes empresas y los capitalistas siempre han exigido controlar toda la economía y los resortes económicos en base al liberalismo totalizador, pero no se privan de vivir a costa de los contratos de los estados, utilizar sus infraestructuras y servirse de sus ejércitos y policías, que consideran suyos –todo es suyo- excepto atender a las personas y respetar sus derechos.

Cuando algo escapa a su entero control hay que tomarlo y además hacer ver al vulgo inculto y vago, que si ellos no intervienen y manejan todo, la cuestión va mal, fracasará y además es ruinosa. Esta tendencia con la globalización neoliberal se ha fortalecido exponencialmente. Además de la complicidad de los estados, que legislan tanto ellos como en nuestro caso la Unión Europea en favor de esta usurpación de todo lo público.

El nuevo negocio en Occidente y la Europa UE es desmantelar lo que es de todas y todos y entregarlo al lucro privado. La globalización neoliberal propicia el TTIP, TISA, CETA, TTP… Todo lo que signifique poder de las multinacionales y además como posee todos los medios de comunicación y propaganda ha sabido transmitir que los delincuentes son las personas que exigen derechos, dignidad, salarios y servicio público. Quienes piden democracia e igualdad y no quienes corrompen, extorsionan o violentan.

Pues eso se está aplicando a los puertos españoles y los malos son las y los estibadores portuarios a los que hay que doblegar porqué tienen empleo estable, digno y cobran buenos sueldos pues son trabajadores altamente especializados en un sector estratégico donde las navieras y las empresas, los intermediarios ganan mil veces más, pues se mueven ingentes cantidades de dinero. Pero claro, los capitalistas si tienen derecho al beneficio, pero que haya obreros especializados con un salario decente es un privilegio que hay que liquidar.

El PP como partido conservador y casi tan ultra liberal como Ciudadanos o como el PdCat (CiU), lleva años tratando de privatizar todo, incluidos los puertos que por cierto son unas infraestructuras muy caras y que exigen constantes obras de reparación y ampliación que siendo pagadas por todos, desean entregar a empresas privadas multinacionales. El PP escudándose en la UE y sus sentencias privatizadoras, cree que ha llegado la hora de desmontar las empresas mixtas de estiba y de acabar con el empleo estable y controlado en los puertos en lo que a la estiba se refiere. Detrás de esta operación asoman los bigotes del banco de los EE.UU J.P Morgan y empresas chinas entre otras, pero son estos fundamentalmente los que están presionando para hacerse con el control, lo cual de paso puede acabar con empresas estibadoras españolas que llevan muchos lustros trabajando en los puertos, con lo que los empleos que peligran pueden verse aumentados.

Tras la anterior derrota del Gobierno, ahora el PP ha negociado, con otros grupos burgueses del hemiciclo al objeto de poder imponer un decreto, que sin embargo, no ha negociado con los interesados.

Pero claro, siendo el Parlamento el representante de la soberanía popular, este, no lo es todo, ni impide que los trabajadores afectados acogiéndose a principios legales y legítimos como los acuerdos y convenios de la OIT, la libertad Sindical y el derecho de huelga, puedan defender sus intereses. Pero de paso los de toda la clase trabajadora del estado español.

Los principales problemas que aquejan a la clase obrera son la falta empleo, la precariedad, el salario y el empobrecimiento. Los y las estibadoras portuarias, son desprestigiadas y perseguidas porque tienen empleo estable, salario decente y no son precarios. Pues bien ahora se les quiere hacer depender de plantillas empresariales privadas, también de las ETTs e instalarlos en la precariedad. Todo eso constituyéndose ellos también en una ETT.

Si van a la huelga y poco camino diferente les queda, todas y todos debemos estar con ellos, pues defenderán un espacio no precario y eso nos puede venir muy bien al resto. Pero además se enfrentarán al gobierno autoritario, corrupto e indecente del PP que quiere regalar o “vender” nuestros puertos a otras multinacionales. Defender lo público, es en cualquier caso obligación de todas.

Los puertos españoles en estos años no solo no han ido hacía atrás, sino que han incrementado el tonelaje que manejan y no son en absoluto deficitarios. Luego la respuesta a lo que ocurre realmente es muy opaca, como todo lo hace el Partido Popular.

También aprovecho para recomendar a los estibadores y sus sindicatos, que no lo fíen todo a sentencias y a juegos parlamentarios. Que no se dejen secuestrar por movimientos en los escaños, sino a confiar en ellos mismos, su fuerza y la necesaria solidaridad de clase que hemos de promover todas personas que creamos en la justicia y el la res-pública.

CARLOS MARTINEZ

Politólogo y ex portuario. Del consejo científico de Attac y del secretariado de AS y SOCIALISTAS

Capitalismo y Estado

 

No se puede seguir confundiendo a las personas y menos a la clase trabajadora. El modus vivendi del capitalismo y los capitalistas, siempre ha sido vivir a costa del Estado a la hora de hacer sus grandes negocios e imponer su modelo de comercio. Vamos a verlo muy brevemente. Aunque antes advierta que con el objetivo de alimentar la política espectáculo se pueden seguir montando teatrillos, pero el problema sigue y seguirá, mientras no vallamos a la raíz. No es cuestión de hacer chistes de Maruenda o de furgones de la Guardia Civil, sino de ver seriamente el asunto.

Las arcas del estado son la bolsa de la que se alimenta el gran capital. Contratos públicos, ya sean de obras públicas, adjudicación de servicios públicos a particulares, especulación contra monedas nacionales o supraestatales, rebajas impositivas a los grandes capitales y empresas o la deuda pública que enriquece a la banca privada y además se retroalimentan. Eso por no hablar del negocio de la guerra o las religiones –todas las religiones del planeta- y sus vinculaciones estatales y con el dinero y los negocios.

Por tanto, no estamos ante una trama, estamos ante la esencia del capitalismo y el papel del estado, que denunciará Karl Marx hace más de ciento cincuenta años. El estado es el terreno del que los capitalistas se aprovechan para enriquecerse más y que a su vez les garantiza seguridad y protección. Por tanto el Movimiento Obrero desde sus inicios tuvo muy claro que ese era el problema y desde el socialismo se optó por la conquista del Estado por parte del Trabajo organizado. Mediante las conquistas y controles graduales de las clases trabajadoras o bien buscando la solución revolucionaria o ambas a la vez. El socialismo democrático obrero finalmente optó por la conquista a través de mecanismos parlamentarios, pero utilizó el arma de las nacionalizaciones de los sectores estratégicos y la creación de nuevos servicios asistenciales pero públicos y ejercidos desde lo público. Aunque debo insistir, con nacionalizaciones de los sectores estratégicos que debían ser estatales y promover la economía social y el control de los capitales. Esto lo acoto para socioliberales desmemoriados o ignorantes.

Ante esto el capital, jamás ha permitido la más mínima veleidad de reparto, justicia y democracia y bien sea mediante leyes conservadoras y liberales, golpes de estado o corrompiendo, comprando intelectuales y dirigentes políticos, economistas o medios de comunicación sí como creando poderosas fundaciones de ideas e influencia, ha impuesto sus ideas. Curiosamente el liberalismo y el neoliberalismo han vendido que el estado es un armatoste inútil y que ellos, los capitalistas, son los únicos que saben gestionar y crear riqueza, pero ¿Cómo hacen riqueza? A través del estado: mediante las privatizaciones, la banca prestamista al estado, la especulación de dinero y terrenos, los contratos públicos. El ladrillazo, ha sido un claro ejemplo de la necesidad de converger ayuntamientos, comunidades autónomas, Gobierno de España junto a bancos privados, cajas de ahorros y constructores, agentes inmobiliarios y especuladores privados que han corrompido, comprado, sobornado a funcionarios, ediles, consejeros… Todo para hacer negocio privado, capital privado y enriquecimiento privado a costa de torcer y/o vulnerar la legalidad y la protección ambiental. Pero el dinero lo han hecho los privados, los capitalistas.

Veamos la llamada región mundial cumbre de la democracia, la Unión Europea, ¿Cuál es su máximo objetivo? “Liberalizar” para que Europa sea competitiva en el mundo y para ello obliga mediante directivas, reglamentos y tratados a privatizar, a laminar las conquistas laborales y obreras a desregular todo, todo, menos las fronteras.

¿Quiénes son los beneficiarios de las “liberalizaciones” de la Unión Europea? Pues las multinacionales y las grandes fortunas especuladoras, los ricos. Por tanto a pesar de las llamadas a la limpieza y la transparencia lo que puede acabar ocurriendo es que se puedan hacer privatizaciones, especulaciones, desregulaciones, pero eso sí, “limpias y transparentes”. No es la solución la transparencia para alguien que cree en el socialismo, es al menos tan importante el control y lo público. Lo de todas y todos por encima de los intereses privados.

Esto tiene solución. Sí. Pero desde el capitalismo no. Ante esto, que da miedo decirlo, se inventan circunloquios e historias y teatros o simplemente se colabora con el régimen y los poderes, no hay más solución que: en primer lugar comenzar a hablar con propiedad y en segundo lugar situarnos políticamente en el lugar adecuado, cada cual. La derecha ya lo está.

Debo volver a lo de siempre, solo el Trabajo organizado y la toma de conciencia de las clases trabajadoras lograrán frenar tanto robo y latrocino que por cierto, tiene siglos de existencia, no es nuevo ni llega con Felipe o Aznar. Es el Sistema. Es el Sistema reitero, porque la misma situación se ha producido por ejemplo en el autogobierno de Cataluña por parte de la burguesía catalana que gobierna y sigue gobernando allí, sin tener nada que envidiarle al PP y los gobiernos de Aznar o Rajoy.

Por tanto ante esto, creo que tan solo con una vuelta a las raíces del socialismo democrático de las trabajadoras y los trabajadores, puede comenzar a enmendarse la situación y además hacerlo con criterios y alianzas internacionales. El capital es internacional, el Trabajo organizado, también lo debe ser.

El futuro político en tiempos de mudanza y cambio social: el socialismo

Por Carlos Martínez

La crisis capitalista le está pasando factura a las izquierdas y el progresismo. La derrota política por el aumento del paro, más recortes sociales; menos sueldos, pensiones y derechos laborales, no la están sufriendo las derechas, los neoliberales y los partidos que apoyan a los ricos y los multimillonarios, sino las izquierdas, insisto. Siendo los neoliberales los que están imponiendo esas duras condiciones vitales.

La crisis de 2008 ha sido muy dura y no solo en lo económico. Ha generado más pobreza y desigualdad, pero son precisamente los partidos no liberales los que están sufriendo el castigo. Esto tiene una explicación y ha sido la victoria cultural del neoliberalismo, el capitalismo, el consumismo y las ideas de llamada “revolución conservadora” las que han triunfado. Al haber calado la idea de que todas somos clase media, que no existe clase obrera, no hay lucha de clases y la izquierda está pasada de moda, no tiene ideas y es conservadora. Esto ha sido demoledor. Pero gran parte de esta culpa la tienen también las viejas izquierdas oficiales colaboracionistas del Sistema y las nuevas clases medias con titulación superior, que rebeladas ante su ausencia de expectativas de poder vivir y trabajar como sus padres expresan una radicalidad interclasista. La ausencia de sueños de cambio social es decir el tránsito hacia el socialismo y la igualdad, ha conducido a una sociedad miedosa, sin ideales y sin ideas más allá de la política espectáculo.

El arduo trabajo del capitalismo y del sistema de liquidar al socialismo marxista, al socialismo de clase, al comunismo, al Trabajo organizado ha tenido éxito. Al menos por ahora. Pero la política, la lucha social, el Trabajo organizado es faena de corredores de fondo, no de teatrillos. Siendo cierto que los tiempos han cambiado y las generaciones actuales han sido educadas con una presión mediática y cultural neoliberal mucho más abrumadora que las ya veteranas, lo cierto es que viven un retroceso sin precedentes desde los años noventa del siglo pasado.

Todas las conquistas de los abuelos y padres de la actual generación que accede al trabajo y/o la vida adulta, están siendo reventados por el Sistema. Además los nuevos profetas postmodernos les cuentan que los mayores se vendieron y claudicaron y no que luchando, incluso con muertes, les consiguieron las becas universitarias que ahora el PP les roba, la sanidad pública o sus pupitres y bibliotecas y que todo eso ahora se lo están hurtando. Pero les están robando algo mucho más grave y es su futuro y su derecho a una vejez digna. Antes a una madurez tranquila. El precariado se ha instaurado con dureza extrema, con crueldad criminal y esto convierte el problema en una cuestión de clase, no de edad.

Las personas jóvenes precarias e incorporadas muy tarde al empleo sea por cuenta ajena o propia apenas habrán cotizado una miseria y eso llevará a que no tendrán una vejez digna y una sanidad pública adecuada a partir de la madurez, incluso sino se remedia se puede producir el que tengan que vivir de sus hijos cuando sean mayores –que todo llega- o de los comedores sociales y las ONG de caridad, advirtiendo que ese negocio va viento en popa en sustitución liberal del estado del bienestar.

La clave estaría en que el Trabajo de vuelva a organizar. Seamos capaces de dotarnos de sindicatos de clase potentes y combativos y de partidos del Trabajo no posmodernos.

En estos momentos si no nos ciega el papanatismo postmoderno podemos comprobar que al sistema le preocupan más que los socialismos se vuelvan a organizar y que las socialdemocracias basculen a la izquierda y regresen a sus orígenes que otra cosa. El acoso contra Corbyn en Gran Bretaña o el ninguneo a Hamond en Francia, son un claro ejemplo de lo que puede pasar si las plataformas que apoyan a Pedro Sánchez triunfan en el PSOE. El Sistema en los EE.UU prefirió apoyar a la corrupta Hillary Cinton antes que permitir a un viejo socialista, Sanders, disputarle la presidencia a un loco y fascista Trump. En Francia prefieren a Marine Le Pen antes que ha Hamond. En España volverán a torpedear a Sánchez en una campaña feroz si no se aviene a colaborar y si no al tiempo.

Por eso hay que reorganizar políticamente el socialismo, pero el socialismo anclado en la acción y en las clases trabajadoras veteranas y nuevas, en los nuevos y nuevas jornaleras que ahora llamamos precarios. Resistir frente a la batalla cultural y mediática liberal/conservadora y de la Unión Europea tan destructiva de los intereses populares. Nadie dijo que fuera a ser fácil. No lo será pero vamos a comenzar sin miedo y sin dar un paso atrás la reorganización del Trabajo.

Llamamiento a la Conferencia del Trabajo

 

 Es la hora del reagrupamiento

para convertir en leyes la voluntad popular

 

  1. 1. Somos activistas, actores de los diversos movimientos sociales, políticos, socialistas y sindicales surgidos en medio de la crisis económica y política. Estamos imbuidos de la necesidad de los trabajadores, los jóvenes, las mujeres, los jubilados, los inmigrantes y precarios de defenderse de forma eficaz de los ataques a sus derechos y conquistas. Para ello comprendemos la necesidad de una política social y democrática efectiva contra la corrupción y el desgobierno.

Como defensores de las reivindicaciones sociales y de la democracia en el movimiento obrero y en la sociedad, promovemos también el derecho de los pueblos a decidir sobre sus propios destinos frente a toda imposición legal y/o institucional; y rechazamos los juicios políticos y todas las formas de represión.

  1. 2. Solo en ocasiones extraordinarias y de manera puntual, como en alguna convocatoria de las Marchas de la Dignidad, la mayoría social ha sido capaz de expresar colectivamente la verdadera fuerza y el alcance de su acción. Entendemos que la dispersión y la división en la que se encuentra el movimiento reivindicativo es una realidad que solo podemos superar desde la reorganización de la mayoría y de la definición de los objetivos centrales del conjunto.

  1. 3. Hablamos de la necesaria reorganización sobre nuevas bases de los sindicatos y partidos institucionales, hoy sometidos todos ellos a la razón de Estado: los partidos y sindicatos oficiales se financian en un 80% del Estado. Hablamos de la lucha por la unidad de todas las organizaciones. Hablamos de la suma de aspiraciones sociales y democráticas, lo que implica el reagrupamiento y la movilización de todos los sectores en ruptura con los planes oficiales. La unidad es imprescindible para acabar tanto con las políticas gubernamentales como con los dictados de la UE, que hacen referencia a la dependencia de la deuda y del euro, a la imposición del paro, la precariedad y la austeridad. Esas políticas, al mismo tiempo, expresan el agotamiento del régimen capitalista, lo que demanda soluciones socialistas, públicas y colectivas.

Nos hemos dado cita también para participar en la movilización en común contra los Presupuestos Generales del Estado 2017 del día 1 de abril por la tarde. Presupuestos que establecen el dictado de la UE y la Troika, con políticas de destrucción económica y regresión social que conllevan la miseria pública en beneficio de los negocios especulativos privados, que concentran, de una parte, los privilegios de unas pocas familias franquistas y de las oligarquías y, de otra, la negación de un futuro digno para la inmensa mayoría.

El Mediterráneo, y las fronteras de Europa se han convertido en inmensas fosas comunes y campos de concentración de las gentes que huyen de las guerras de la OTAN y de la hambruna de los planes de ajuste. Exigimos políticas radicalmente diferentes de respeto y apoyo a la diversidad y al derecho de asilo y refugio.

Tenemos la voluntad de proseguir la lucha por la unidad contra el Gobierno para acabar con todo apoyo al régimen de la corrupción.

Por ello acordamos:

 

  1. Respaldar la resistencia sindical y política contra las privatizaciones, los despidos, la regresión laboral y social que desde la UE y los gobiernos se llevan a cabo estos días para imponer la precariedad a los portuarios, a los taxistas, a los trabajadores de los registros, la hostelería…

  1. Actuar para favorecer los procesos de reorganización sindical y política, apoyando las campañas para convertir en ley las demandas populares de las víctimas del franquismo contra la impunidad, de  los hipotecados por la protección eficaz del derecho a techo, de las mujeres por la igualdad y el freno al terrorismo machista y la doble explotación laboral, de trabajadoras y trabajadores sin recursos ni prestaciones al objeto de que tengan ingresos garantizados, de los sectores de la enseñanza por acabar con los acuerdos del Estado y el Vaticano que impiden la democracia en la enseñanza. A ese fin impulsamos la más amplia solidaridad con las campañas políticas, basadas en la movilización general dirigidas a los Parlamentos y a las Cortes Generales: por Parlamentos con poderes, por Cortes Soberanas que rompan con los privilegios franquistas haciendo ley la voluntad de los trabajadores y de los pueblos, para que deroguen así mismo ya todas las leyes represivas que limitan derechos y libertades.

  1. Pensamos que las primarias del PSOE concentran la crisis política y de dominación. Por ello nos manifestamos en este proceso al lado de los militantes y de las plataformas socialistas que luchan por la democracia dentro y fuera de su partido y no están dispuestos a colaborar con el PP en sus políticas de recortes, austeridad y limitación democrática.

  1. D. Entendemos que es posible avanzar en común entre militantes y corrientes para preparar las condiciones de una Conferencia estatal de los sectores obreros y populares en forma de Conferencia del Trabajo. Por una Conferencia Socialista Abierta, de naturaleza política, que ayude a la lucha por las reivindicaciones y la unidad de las y los socialistas, abriendo la vía de una nueva representación política de los trabajadores y los pueblos.

Declaración y llamamiento de la reunión preparatoria de la Conferencia

Madrid 7 de Abril de 2017