Archivo de Artículos

La cosa es así de simple

Creo que estamos condenados a buscar acuerdos. En estos momentos, hay una situación en este país que es que el PP, a pesar de lo que está robando y de estar ejecutando un programa de manera autoritaria, sigue siendo el partido más votado en todas las encuestas. El PSOE está en un estancamiento del que no sale porque no tiene ideas y no tiene la confianza de la gente. IU ha crecido de una manera espectacular en intención de voto, pero parece que ya ha llegado a su techo. Eso es una explicación de que la gente está esperando otra cosa. Tenemos que ser capaces de romper con los proyectos autónomos y acercarnos todos, incluidos los nacionalismos de izquierdas a quienes les diría que, entre la cuestión nacional y la cuestión de clase, hagan prevalecer la cuestión de clase, sin olvidar el derecho a decidir. En este momento, lo importante es defender la democracia.

Las personas que aspiramos a ser sensatas tenemos la obligación de decir lo que pensamos, al margen de aparatos, dedos señalando silencio o el buscar nuestro propio interés.

Si queremos el bien común y defender a las personas, contribuir a auto-organizarnos, resistir y vencer al autoritarismo, el fascismo, el neoliberalismo y a los vendidos al sistema capitalista, lo hemos de demostrar y estos tiempos exigen valentía y tomar iniciativas.

Sed felices, amigos y amigas, a pesar de sufrir una monarquía ridícula y clasista

Deseo vuestra felicidad y merecido descanso y paz. Tras el insulso discurso del Borbón ayer, tratando de invadir obligatoriamente nuestros hogares, hoy sabemos que no dijo nada serio, ni que nos pueda interesar a las empobrecidas clases populares españolas. Nada de reparto, de impuestos progresivos y redistributivos, nada de meter en cintura a los bancos y de acabar con la mafia de las eléctricas.

Nada. Claro que qué va a decir un personaje corrupto que vive de chupar del bote a nuestra costa. Padre de una familia inmodélica donde las haya. Si quiere algo bueno para nosotros y nosotras, que se jubile, nos deje en paz y se marchen él y toda su familia a la idílica Suiza, donde su hija mayor ya les guarda sitio. Junto a su heredero militarote y su hiper-operada de estética -a nuestra costa- estúpida y chula esposa, también.

Esto es desear un feliz 2014 con una República, el reparto fiscal y la nacionalización de las eléctricas y los servicios estratégicos. La libertad para ser felices. Ser monárquico y dinástico hoy, no solo es una ridiculez y una cursilada, es apoyar la corrupción, la injusticia y a las oligarquías gansteriles y rentistas del reino de España.

Ser monárquico hoy es apoyar tanta injusticia que sacraliza la reforma constitucional del artículo 135 y poner los derechos de los bancos por encima de las personas. Es defender la liquidación del aborto libre y gratuito, dentro de un estado con una monarquía oficialmente católica y profundamente clasista.

Es aceptar que unos monigotes de cera, que no hablan con nadie, hieráticos y crecidos en su convicción de ser seres superiores, nos gobiernen sin haber sido elegidos democráticamente.

Por eso en estos días os deseo felicidad, es decir, libertad, democracia, reparto y República. Sed felices.

Reino corrupto. Renace la dictadura

Vivimos tiempos oscuros de involución, autoritarismo y corrupción. Corrupción es que un político se venda o a cambio de dinero para su partido le otorgue un contrato y/o una obra pública o le recalifique un terreno a un privado o empresa.

Pero también es corrupción que un grupo de capitalistas privados controle a su voluntad y de forma opaca la electricidad de un país, o que desde su banco dirija la política económica. Corrupción también es que un constructor compre un concejal de urbanismo o que un fiscal proteja a la hija del rey de que sea juzgada, o que el rey sea inviolable ante la ley siempre, porque no se somete a elecciones, y por tanto su mandato es vitalicio.

Corrupción es que un partido salpicado por la corrupción pueda ser sustituido por otro con muchos casos de corrupción a sus espaldas. Pero ojo, eso sería también corrupción social y resignación pública.

Corrupción es violar los derechos humanos en forma de desahucios y cortes de luz, de perseguir parados y sin embargo rescatar bancos y privatizar los servicios, amparados por una constitución fraudulentamente modificada. El PP ahora, el PP repito, es el nuevo tirano y frente a la tiranía si no hay corrupción social, se tiene la obligación de rebelarse. Protestar y movilizarnos frente al Gobierno, contra el sistema y este Régimen corrupto no es un acto de voluntad, es una obligación moral de las gentes honradas, trabajadoras y humildes, es la obligación de los intelectuales y de la clase obrera. Rebelarse contra tanta agresión es un acto de dignidad. Por eso hay que clamar y ya por la rebelión, por el alzamiento ciudadano y democrático.

Ayer 21 de Diciembre, cientos, miles de ciudadanas y ciudadanos nos manifestamos en todo el estado, exigiendo una ley de aborto que reconozca la libertad de las mujeres y su derecho a decidir. Ayer mismo ya hubieron movilizaciones frente a oficinas de las compañías eléctricas y hay convocado una apagón de la luz el día 30 del corriente en protesta por la mafia corrupta que es propietaria de la luz de todo un Estado. El 22 se reúne Suma (Encuentro socio-político de partidos y colectivos sociales y sindicales) y estudiará medidas y propondrá acciones o las apoyará. En Granada el 26 nos reunimos la Plataforma Social por el progreso o Cumbre Social, al objeto de movilizarnos. No hay Navidad posible cuando tanta gente tiene hambre y frío y la solución no es la caridad, es la solidaridad de clase y la lucha social y democrática.

En un contubernio público-privado mezclado y confuso, están construyendo una dictadura y lo están haciendo para repartirse el botín y poder robarnos a gusto, y el que proteste multa, despido o cárcel. Manguerazo y tentetieso, eso es lo que le espera al pueblo del corrupto y cruel Reino de España, si no nos rebelamos.

Todo tiene su sencilla explicación. Las mismas familias que constituyeron las oligarquías económicas y políticas durante el reinado de Alfonso XIII y la dictadura de Franco, siguen gobernado -con las lógicas incorporaciones- hoy en día. Su proyecto de Estado caciquil, dinástico, autoritario, mojigato y tremendamente injusto es el vigente. Sus intenciones no han variado. Se está viendo a pasos agigantados. Por eso el cinismo de los y las ministras del PP cuando hablan de libertad y democracia es asqueroso.

Todo esto a pesar de su rotundo fracaso y estar hundiendo y vendiendo España. Por eso no podemos seguir callados, ni quietos, debemos rebelarnos y ya.

Parece que se han asustado, pero… No bajemos la guardia, son unos gansters

Parece que hemos acojonado al Gobierno. Pero ojo, subida haberla la habrá. Por tanto no hay que bajar la guardia y pedir la nacionalización de las eléctricas. Un grupo de gansters no puede estar controlando los precios de la luz. Un grupo de capitalistas sin escrúpulos no pueden tener a todo el estado español de rodillas. Un gobierno títere de las grandes compañías privadas y bancos -también propietarios de las eléctricas- no esta capacitado para seguir gobernando. Ahora a por la rebaja tarifaria también y a ponerlos delante de un juez. Pero no olvidéis: la luz y el agua no pueden ser negocios privados, o sus gestores acaban robando y extorsionando.

Lo único sensato ahora es seguir organizando apagones de luz y concentraciones, además de exigir la nacionalización de la electricidad en alta y en baja tal y como desde Alternativa Socialista se exige y oponernos a la maniobra contra las renovables y los medios de captación de energía en los hogares y pequeñas instalaciones.

Sube un 11% la luz. Feliz Navidad

Un 11% más cara la luz. Son unos ladrones y unos hijos de puta. Pero nosotras y nosotros seremos unos indignos borregos si no hacemos nada. Tenemos unas tragaderas que nos hacen merecer lo que nos pasa. Ni Navidad ni leches, hay que organizarse y montarla. Hay ya llamamientos, pues vamos a hacerles caso. Pero vamos a organizarnos, FACUA, la Cumbre Social, las Mareas y todos.

Debemos manifestarnos ante las sedes de las compañías eléctricas en cada ciudad, hacer apagones, exigir a los alcaldes y alcaldesas apagones de luces navideñas. No estamos para fiestas, y menos para que las eléctricas hagan negocio con la Navidad. Vamos a reventar ya!!!