Archivo de Artículos

Los ladrones nos gobiernan ¿A qué esperamos?

Cuando el PP venció las elecciones pasadas gracias a los errores, miedos y traiciones de Rodríguez Zapatero, muchas y muchos sí sabíamos lo que acabaría ocurriendo. Y entre ellos la cúpula del PSOE que, con el cambio constitucional del artículo 135 bis, dejó el camino expedito a los recortes y los copagos varios. El 135 bis sitúa el pago de la deuda por encima de los derechos humanos ¿Luego de qué nos extrañamos?

El PP tenía un programa falso y un Plan B que ha resultado ser un Plan A. Pero eso ya se sabía, el problema es que faltaban los instrumentos políticos para frenarlos -y la autoridad moral para callarlos- por parte de otro partido. Ahora estamos solos y solas en la arena y delante del toro derechista. Es pues nuestra responsabilidad y coraje.

Hemos de decir alto y claro que la crisis del 2008 no ha sido sino una oportunidad para destruir todos los avances logrados por el movimiento obrero, por la lucha de clases desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Es la reconquista del capitalismo, de lo que perdió ante las luchas sindicales y políticas obreras, ya fueran reformistas o revolucionarias. Es su reacción ante lo que tuvieron que ceder tras la derrota del fascismo europeo. Es el rearme de los ricos para ser más ricos y tener el poder. El poder absoluto.

En el mundo, la llamada “comunidad internacional”, es decir las potencias centrales capitalistas, están en retirada. Hay una guerra monetaria y comercial, y el Occidente judeo-cristiano la está perdiendo. Por eso ahora sus nuevos esclavos somos otra vez las clases populares occidentales, europeas, blancas y cristianas. Los obreros y obreras del Occidente, de Europa, de España, somos sus nuevos criados sin derechos para que ellos puedan competir y seguir enriqueciéndose en un mundo que se les escapa.

No son sino vulgares ladrones que nos roban nuestra salud, educación, jubilación, trabajo digno, para mantener sus bancos, saldar sus deudas, las suyas. No la deuda pública, eso es mentira, sino la deuda que han generado ellos.

El PP es el partido de los ricos. Pero todavía no ha surgido con fuerza el partido de los pobres. Los pobres somos nosotras, las clases trabajadoras, las y los que creen fatuamente ser de “clase media”. Pero mientras tanto tenemos los movimientos sociales, las plataformas de resistencia y los sindicatos. A pesar de todos los pesares.

A los sindicatos que afirman ser todavía mayoritarios hay que exigirles más lucha, compromiso, activismo y pedagogía social y de clase. Si no saben hacerlo –es humano, pues llevaban años sin movilizar- que pregunten. Los nuevos movimientos sociales deben ser conscientes de sus limitaciones, pero también de que las cosas no se solucionan con manifestaciones limitadas y pequeñas concentraciones y desconfianza, mucha desconfianza. Hace falta fraternidad, educación popular y convergencia. Menos cálculos y más sacrificios. Más ejemplo personal y más decisión. Cuando hace años se renunció a la lucha de clases, se dejó el camino abonado a los ladrones que ahora nos dominan y los banqueros que nos atracan. Cuando se dejó de hablar claro, las clases populares, el pueblo, se quedó huérfano y se sintió solo muy solo.

La maldita modernidad que sustituyó a las ideas y le fe en un mundo nuevo fueron sustituidas por la gestión eficiente. Que resultó ser muy eficiente, pero para banqueros, poderosos, grandes industriales, grandes comerciales y grandes mafiosos que no pagan impuestos y encima tienen la desvergüenza de afirmar que el estado social es inviable y no puede mantenerse.

Hay que ir a los barrios y a los pueblos y decir alto y claro que mienten como bellacos y nos confunden para robarnos. Que sí hay dinero, hay de sobra, pero lo tienen ellos y para ellos, para sus yates, sus fincas, sus putas, sus queridos, sus chalets de lujo, sus múltiples vacaciones, sus reyes inútiles y vagos.

Solo les frenaremos si nos temen. Basta de paños calientes. Somos más, muchas más. Pero nos tienen aborregados frente al televisor que cuenta mentiras, nos engaña y nos divide.

Solo acciones valientes, decididas y la preparación ya de una huelga general indefinida con el correspondiente trabajo de educación previo imprescindible nos pueden sacer de encima a esa piara de chorizos que nos gobierna. Pero sin sectarismos, sin recetas grupusculares, sin dirigentes de café. Unión, acción y valor. Decisión para el cambio.

Hay derrotistas que dicen: mirad a Grecia, múltiples huelgas generales y nada. Mentirosos cobardes, en Gracia están levantando una fuerte resistencia y tienen alternativa política propia y construida en las luchas y la confluencia. Aquí todavía NO HAY NADA SEMEJANTE. Pero debemos construirlo y es urgente el hacerlo.

Este otoño no debe ser caliente, debe ser ardiente.

Congelan y bajan las pensiones. Nos roban las becas. Nos hacen pagar las medicinas en las camas de los hospitales. Nos despiden cuando les da la gana aún ganando dinero ¿Y qué pasa? Nada. Encima las compañías eléctricas nos suben la luz a pesar de sus ganancias, y este invierno mucha gente pasará frío en sus casas y volverán los braseros de picón y nada de nada. Ya ha llegado la hora de plantar cara. Ha llegado la hora de la dignidad. Ha llegado la hora de que paradas, parados, pensionistas, que no tenemos nada que perder, nos rebelemos.

Gentes pobres, humildes, no les hagáis caso. No os creáis sus patrañas, solo os quieren, nos quieren robar.

Pero sabed, gentes esquilmadas y engañadas, que sí tenemos alternativas, sí sabemos lo que hay que hacer, sí tenemos esperanza en el reparto y, sobre todo, que sí es posible vencerlos.

¡¡Pero que más nos tienen que hacer!!

Nos suben la luz y pagamos el recibo: comeremos menos pollo.

Nos bajan y/o congelan la pensión y callamos: solo comeremos verdura hervida y pescado congelado una vez a la semana.

Nos congelan los sueldos por cuarta vez consecutiva: No haremos huelga, porque nos descuentan encima 80 euros y claro…

Nos roban, echan al paro, les quitan las becas a nuestros hijos: pero… es que con la de crisis que hay y el poco dinero público que tienen los gobiernos, pues claro…

Nos imponen el copago sanitario: pero claro, es que es para darle el dinero a los bancos y pagar su deuda con Alemania, y las deudas hay que pagarlas.

Pueblo de borregos, desinformados, triperos ante el televisor, sumisos con mente de esclavos: Esa es la mayor parte del pueblo español. Mucho protestar de boquilla pero luego solo ver la tele-basura y comentar lo guapa que se está poniendo Leticia poco a poco, gracias a nuestra pobreza.

Ya lo dijo Franco, todo atado y bien atado. Nos asesinaron a los y las valientes. Nos metieron en el consumo y la hipoteca y acabaron con la resistencia.

Nos dijeron que la política era mala y en lugar de acabar con los malos políticos traidores y servidores de los amos o crear nuevos sujetos políticos nuestros y con los nuestros, nos quedamos en casa, no votamos o lo peor votamos a nuestros enemigos.

Nos dijeron que la lucha de clases era una antigualla y Marx estaba pasado de moda. Nos robaron las ideas y la fé en un mundo nuevo con reparto, justicia, igualdad y socialismo y ahora somos eso, sus esclavos.

Hay tanto que recuperar, comenzando por los barrios pobres y de los y las desheredadas. Hay tanto que hacer…

Volvamos a recuperar la dignidad, la política, la esperanza en que el mundo, debe cambiar y dejemos de creer en los profesionales de la banca, la academia, la gran empresa, la política y volvamos a ser militantes. Comencemos a ser activistas. A los trabajadores y trabajadoras nunca nadie nos ha regalado nada.

Por ahora nos parecemos más al pueblo que, dominado por frailes y aristócratas, gritaba “viva las caenas” en 1808, que al heroico pueblo de nuestros padres, abuelos y bisabuelos que gritó “Viva La República” o “No pasarán”.

Exijamos que los ricos y los bancos y las grandes empresas paguen impuestos, y que la reforma laboral sea abolida. No a los recortes y sí a la vida. Exijamos la república justa de las y los iguales y echemos a la morralla criminal que nos atraca y nos domina. La lucha de clases es nuestra única fuerza, pero la nuestra frente a ellos y comencemos a organizar una HUELGA GENERAL INDEFINIDA.

Manifiesto por un sistema público de pensiones o desmontado las mentiras de los “sabios” neoliberales

Manifiesto en Defensa de un Sistema Público de Pensiones

“Descuélgalo” y firma, difunde y lucha. Pensionistas y futuros pensionistas a la calle y a la movilización.

O nos temen o nos aplastarán.

Esto no es una crisis, es la guerra de clases de los ricos y poderosos contra las clases populares, para recuperar los espacios que el capitalismo perdió desde el siglo XIX.

La convocatoria a un encuentro popular, amplio y convergente. El pacto de los y las iguales

Tras varios meses de contactos, propuestas diversas y alguna que otra frustración, por fin el día 5 de Septiembre una serie de colectivos, partidos y movimientos ciudadanos nos volvimos a ver en Madrid, convocados tras una reunión celebrada también en el Consejo de la Juventud a finales de Julio. Fue pues el encuentro auto-convocado, aunque el digital “Publico” de Roures y cia le otorgara a IU la exclusiva de la iniciativa, no sé si confusión inducida o por tratar de crear un mal ambiente previo que dificultara la reunión.

Tras una serie de iniciativas diversas, como la impulsada por Izquierda Anticapitalista y otros grupos, así como por las propias de IU o de CLI-Alternativa Socialista, el 24 de Julio se lograba la cita y el 5 de Septiembre se constituye de forma provisional CONVOCATORIA.

Hay un informe de Ana Barba, de CLI-AS, muy correcto y perfectamente resumido y que se puede leer entre otros sitios en la web de CLI-AS por lo que no hace falta repetirlo, sino tan solo extraer reflexiones y proponer acciones. Me atrevo a sacar las siguientes conclusiones políticas:

1. El acuerdo de Convocatoria debe ser un pacto político y social entre iguales. Sabemos que entre los actuales actores del encuentro Izquierda Unida es, sin duda, el más implantado, y que encuestas electorales recientes le dan entre un 11,5 % de la intención de voto y un 15%, lo cual es importante y por tanto su realidad y presencia contrastada es incuestionable. Pero en el terreno político y si Convocatoria -o lo que surja- cuaja, no es situarse bajo el paraguas 15% de los votos el objetivo, sino el doblarlos como mínimo. De no se así, el bipartidismo se volverá a imponer y la gran coalición a gobernar. Por tanto, IU ya aporta mucho, pero la suma debe aportar más, mucho más y con una amplitud de miras e inclusividad política mayor. Es decir, se trata de hacer confluir a las víctimas de la crisis, personas paradas, sectores que se consideran de clase media empobrecida y tanto a obreras y obreros como a autónomos, pequeños empresarios y cooperativistas. Personas que hayan votado lo que hayan votado anteriormente, ahora apuesten por un programa de reparto, justicia fiscal, más social y con otro modelo financiero. Sin olvidar mayor calidad democrática y profundas reformas electorales y legales que posibiliten una nueva reordenación del Estado a todos sus niveles. Un programa profundamente social y redistributivo, así como de regeneración democrática.

2. El acuerdo provisional en cuanto al nombre de CONVOCATORIA, así como sus fines, deben ser no solo políticos sino igualmente sociales. En consecuencia, faltan muchos e importantes activos, tales como los sindicatos de clase -sin ninguna exclusión- asociaciones altermundistas, y movimientos sociales y ciudadanos. Muchas iniciativas de carácter local y autonómico que luchan contra la exclusión, la precariedad o los recortes y por tanto generar una movilización social de forma que la actual política de crueldad social que el PP y la Troika generan provocando miedo, sufrimiento, mal nutrición y exclusión social, tengan la contundente respuesta que se merecen. Pero debemos aclarar antes dos cuestiones y son en primer lugar que la Cumbre Social y la Convocatoria, ni son excluyentes, ni son antitéticas, pues la segunda añade lo que a la primera le falta, es decir voluntad política para generar un profundo cambio en las políticas antisociales que sufrimos y que solo mediante un vuelco político, valga la redundancia, serán resueltas. Aunque también solo incrementando la movilización social y sindical tendremos fuerza para implementar medidas antineoliberales, aunque para ello es necesario previamente vencer. En segundo lugar, además de sindicatos e iniciativas sociales, faltan los partidos nacionalistas antineoliberales y sociales. Estas fuerzas políticas, de carácter nacional o independentista, deben ser parte fundamental de este entramado de progreso y anteponer los intereses de clase y los del sufrimiento de los humildes, al objeto de poder crear un frente muy amplio que permita torcer la deriva neoliberal, acabar con la contra-reforma laboral y eliminar el artículo 135 bis de la Constitución aprobado precisamente por estas fechas en 2011 entre el PSOE gobernante y el Partido Popular. Articulo este que es el origen y la justificación de todos estos criminales recortes que soportamos los de abajo, junto a las instrucciones del Banco Central Europeo y la Unión Europea, excusa y coartada perfecta de tanto sufrimiento.

3. Solo en la ampliación de Convocatoria está la garantía tanto de su éxito como de su no sumisión ante ningún aparato político o sindical concreto. A más actores, más posibilidad de lograr los objetivos y de lograr una victoria electoral, con unas listas tanto participativas y democráticamente elaboradas, como consensuadas y plurales. No se trataría de crear una fuerte oposición parlamentaria, sino de tratar de invertir la situación y favorecer un nuevo bloque de poder cívico y antineoliberal de la Europa del Sur y aliado con el Sur.

4. No es momento de maximalismos, ni de sectarismos, ni de que nadie lance las campanas al vuelo. Es el momento de buscar alianzas antineoliberales que nos permitan ganar. Pero necesitamos estímulos y éxitos parciales previos al objeto de lograr tanto reagrupar fuerzas como animar y animarnos, siendo las elecciones europeas un momento clave para hacerlo. En las elecciones europeas, si somos inteligentes y generosos, CONVOCATORIA –nombre provisional- puede vencer al bipartidismo. Pero para eso también necesita previamente demostrar a la ciudadanía, descreída y harta de corrupción y de oligarcas políticos sin talla ni carisma, que es otra cosa, otra forma de hacer y entender la política. De cualquier manera, es imprescindible construir un nuevo sujeto político con una nueva visión y voluntad que haga recuperar la ilusión por la política a un pueblo mil veces engañado y sin referentes claros, sacando a su vez a millones de votos de una abstención que solo favorece a las derechas políticas y económicas.

5. Programa y movilizaciones son imprescindibles y en la unidad de acción esta la respuesta a desconfianzas y desconocimientos. Ahora lo que hay que hacer son propuestas concretas y trabajar. También una labor de mediación entre quienes no tenemos espinas clavadas o posiciones enfrentadas en el terreno sindical, ni posiciones ultimatistas en lo ideológico. Tampoco tenemos voluntad de confrontación electoral, sino de convergencia. Solo si se nos obliga iremos a elecciones y en este caso, también buscaremos la confluencia con diversos actores que sabemos la están buscando. Pero no es ese de principio nuestro objetivo. Si bien, no desechamos auto-exclusiones. Serán malas para todos. Al objeto de propiciar no solo la credibilidad, sino también la efectividad, sería muy bueno ir con las cartas boca arriba y en todo momento conocer los intereses reales de cada cual, legítimos sí, pero siendo muy claros, la situación económica, social y el deterioro político es tan grave que no podemos perder el tiempo, ni distraernos. Tampoco que nadie nos lo haga perder.

6. La situación es esperanzadora. Por lo menos nos hemos visto y estamos en marcha. Queda un arduo trabajo por delante y unas circunstancias difíciles en lo que a la política partidaria se refiere, pero sin embargo muy ilusionantes en lo que a la POLÍTICA en general y con un sentido amplio. En los primeros días de Octubre hemos vuelto a convocar. Mientras tanto se van a apoyar y participar en diversas movilizaciones, convocadas por diversos sindicatos y movimientos, tanto de carácter sectorial como general. Desde el 28 de Septiembre a los movimientos de resistencia de la enseñanza pública, pasando por la marcha hacía Madrid, contra la precariedad, el paro y por un trabajo digno y el impago de la deuda mal llamada pública. La crisis y los recortes, siguen, el paro no se detiene y la pobreza se incrementa de forma exponencial, generándose un nuevo sector de jóvenes y no tan jóvenes precarios y precarias con malos sueldos, nulos derechos o simplemente nuevos excluidos con titulación universitaria sin más salida que la emigración. Esa es la realidad que nos debe juntar y el superarla el programa de acción y político.

Lograr la dimisión del gobierno y proponer una alternativa popular es el objetivo. No podemos esperar, insisto. Lo que nos están haciendo es demasiado grave y si no reaccionamos a tiempo y en convergencia, mediante el mosaico resistente y proactivo que define Armando Fernandez Steinko, no podremos seguir avanzando. Si nos derrotan, la crisis capitalista en el estado español, tendrá la salida y/o solución que el PP, la gran patronal y los neoliberales buscan: privatización de lo público y de la política. Recortes en educación, sanidad y pensiones para ahorrar y sostener la banca y las exenciones de impuestos de las grandes fortunas, pero al mismo tiempo, generar el desprestigio de lo público y favorecer los negocios privados de las aseguradoras, los grupos y sectas de la enseñanza privada y los bancos. Salarios de hambre, sin derechos ni libertad sindical. Dictadura de los mercados y una democracia sin contenido con un barniz liberal-autoritario que justifique el dominio de los poderosos. La vuelta al capitalismo del siglo XIX y al más puro darwinismo social ¿Eso es lo que queremos para nosotras y nuestros hijos?

Las olimpiadas de la miseria y la corrupción no serán posibles

El PP cree que en el mundo no saben que es un partido corrupto, que además roba a pensionistas y personas paradas, cierra hospitales y quita las becas de estudios e investigación, pero que en cambio quiere organizar unos juegos olímpicos para derrochar.

Estos ladrones derechistas confunden a Madrid con todo el estado español, sus intereses y los de sus amigos con los de los pueblos de España, incluido el pueblo madrileño, al que le están cerrando y privatizando la sanidad.

Vaya, que hasta en el COI lleno de pajaritos de cuentas y tipos también corruptos o millonarios sin escrúpulos y familias reales, se han dado cuenta de que el PP tiene sitios mejores para gastar su dinero -es decir, el nuestro, el de los pobres- porque en esta monarquía bananera y de risa los ricos no pagan impuestos.

Ha quedado claro, que ni el principito y la hiperoperada de estética -a nuestra cuenta- princesita venden ni un alfiler, y el miserable de Rajoy y su Botella, menos.