Archivo de Artículos

No es hora de panegíricos, sino de la acción

Nos recibi√≥ en una salita repleta de libros y cuadros regalados por pintores amigos. Muy buenas firmas, destacaba alg√ļn Alberti.¬†Peri√≥dicos, papeles y un¬†orden no agobiante. Sonrisa franca y gruesas gafas. Un¬†hombre¬†alto para sus noventa y cinco a√Īos, sosegado y eterno fumador. Yo antes solo lo hab√≠a visto en m√≠tines, conferencias, hab√≠a incluso departido con √©l, pero junto a m√°s personas. Fue mi primer y √ļltimo cara a cara con Santiago Carrillo. Lo volv√≠ a ver, pero con m√°s personas.

No entraré ahora en los juicios -incluso de mal gusto algunos en estos momentos- por parte de tirios y troyanos. Para mi Santiago Carrillo siempre será la persona que regresó clandestinamente a Madrid y aquel valiente que, a pesar de las ráfagas de subfusil, no se arrojó al suelo el 23-F, dando una lección de entereza y de desobediencia ante unos golpistas fascistas.

Nos dijo en la entrevista, en la que fuimos a pedirle su apoyo y el de sus amigos y amigas para con las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción, afirmando que si nos apoyaría. Pero que no quería ser un obstáculo y que su firma restara otras, pero nos dió su firma y complicidad, con humildad. De hecho, amigos y discípulos políticos suyos han trabajado y mucho por la idea que supusieron las Mesas, en un momento en que no se oteaba en el horizonte ninguna propuesta unitaria y de convergencia socio-política.

Carrillo cre√≠a en lo imprescindible de la unidad de las izquierdas y fue muy cr√≠tico tanto con el gobierno Zapatero como con el PSOE. Eso es as√≠, fue duro y se mostr√≥ decepcionado y¬†fuimos¬†dos las personas presentes. Manifest√≥ que las¬†pol√≠ticas¬†que ya iniciaban hace unos tres a√Īos Zapatero y su partido nos llevar√≠an a todos al desastre. As√≠ ha sido. Carrillo¬†propuso¬†crear algo nuevo que agrupara a las izquierdas. Una nueva e ilusionante formaci√≥n amplia y plural, distinta de las existentes, aunque partiendo de ellas. Esa era la idea y lo sigue siendo. El tratar de aglutinar una fuerza antineoliberal que se enfrente con √©xito a las derechas cerriles, cavern√≠colas y golpistas que sufrimos y al¬†socio-liberalismo¬†convertido ya en un engranaje del¬†sistema.

Ahora, y tras su¬†muerte,¬†el panorama est√° m√°s que analizado desde la¬†√≥ptica¬†progresista y altermundista. Los l√ļcidos an√°lisis de las personas de los Comit√©s Cientificos de ATTAC son realidad, y sus causas pocas y pocos las contradicen, excepto desde posiciones radicalmente neoliberales y suicidamente conservadoras. Las Mesas de Convergencia siguen con tozudez denunciando, tratando de aglutinar, y proponiendo la uni√≥n de los diversos foros y plataformas surgidos en estos meses, curiosamente siguiendo su estructura alguno de ellos.

La Cumbre Social ha lanzado ya importantes movilizaciones, solo le falta ser más participativa, permanente y constante. Avanzando en debate interno y en propuesta de acciones de forma participada. Pero la Cumbre Social, si no fracasa, es un fermento muy importante para forjar un frente social antineoliberal.

Al socioliberalismo imperante tambi√©n le ha surgido, con fuerza y decisi√≥n, espacios criticos que reclaman la articulaci√≥n del socialismo militante y de base frente al neoliberalismo, el regimen ya caduco, y con una clara posici√≥n socialista, es decir anticapitalista. As√≠, desde Socialistas a la Izquierda, Construyendo la Izquierda, Tribuna Socialista, Iniciativa¬†Socialista de Izquierdas, y grupos de personas de base, surgen las voces empe√Īadas en rescatar el socialismo para las clases populares, las clases trabajadoras, la clase obrera. De hecho alguno de ellos como CLI rebasa ya esos objetivos.

Pero el panorama es¬†sombr√≠o todav√≠a. Si no comenzamos a¬†ponernos¬†de¬†acuerdo¬†en Noviembre, malo. Muchas organizaciones estamos pidiendo la dimisi√≥n del gobierno, pero si este¬†dimite¬†y se convocan nuevas elecciones, ahora y en esta situaci√≥n, volvemos a donde est√°bamos, con el agrabamiento de que una fuerza neoliberal, espa√Īolista, mon√°rquica y centralista, sube captando la quemaz√≥n del PP; es decir, la vieja derecha ya tiene sustituto, por si hace falta.

Así pues, frivolidades las justas y ahora menos. Pero desmoralización, tampoco. Hay que resistir, movilizar, organizar y converger. Hay que recuperar la ilusión y decir alto y claro que deseamos gobernar para hacer otra cosa, diferente. Estamos por rescatar a los y las ciudadanas y no a los bancos. Estamos por recuperar la soberanía popular. Pero hemos de darnos prisa, mucha prisa, lo advierto una vez más.

Este¬†r√©gimen¬†corrupto que sufrimos nos est√° arrastrando a otro rescate, pues el primero es el de la banca ¬ŅQu√© vamos a hacer? Pero sobre todo ¬ŅQu√© estamos haciendo?

No hemos logrado conectar de verdad con las gentes humildes y abandonadas de los barrios, que no piden discursos sino hechos. Personas envenenadas por la televisi√≥n basura y la manipulaci√≥n. Aterrorizadas por el sistema, que son millones y que no ven, descreen y que no son ni mucho menos transformadoras,¬†sino¬†supervivientes. Ese es el lugar a ocupar y donde trabajar. La clase media ilustrada de izquierdas, las minor√≠as obreras concienciadas y sindicalizadas ya est√°n, son parte de la lucha. Pero ¬ŅC√≥mo trabajamos en y con el ej√©rcito de reserva del capitalismo?

Acabo. Santiago Carrillo, que ni pretendía ser ya referente de nada, ni siquiera molestar, opinó: Hace falta una fuerza diferente en formas y métodos que agrupe a las izquierdas, los progresistas, los demócratas, los y las sindicalistas, las personas indignadas. Algo que nos agrupe a todas y todos frente al sistema y su crisis. El fascismo es un peligro real.

Las Mesas ante la detenci√≥n de Chema Ruiz y compa√Īeros as√≠ como sus propuestas de nuevas movilizaciones

Comunicado de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción
Tras la Marcha a Madrid, las detenciones arbitrarias y el futuro de las movilizaciones

 

 

 

La Promotora estatal de las Mesas protesta enérgicamente por la detención, totalmente arbitraria de su miembro Chema Ruiz Losa y varias personas más, presentes de forma pacífica en una manifestación autorizada el 15 de Septiembre, de la que las Mesas como miembro de la Cumbre Social, era convocante. Por tanto, una persona como Chema, con responsabilidad en Mesas, era igualmente convocante. Exigimos la solidaridad de la Cumbre Social, pues un miembro de la misma ha sido detenido junto a otros, mediante una provocación entendemos que buscada.

Ante la detenci√≥n de estos compa√Īeros numerosos manifestantes portando banderas de UGT y de CCOO,- a las que pertenecen dos de los detenidos-, se dirigieron solidariamente hac√≠a las fuerzas antidisturbios de la polic√≠a nacional, demostrando que no hay dos formas de ver la lucha contrapuestas, sino una sola respuesta contra las pol√≠ticas neoliberales y un solo movimiento de protesta y alternativas.

Es decir se dan las condiciones para la convergencia socio-política frente a un Gobierno mentiroso y una agresión durísima contra las clases populares. Es además este hecho, de fuerza, una palpable demostración del incremento de la represión gubernamental.

La Marcha a Madrid, fue un √©xito. Cientos de miles de personas marcharon reclamando el fin de los recortes y un refer√©ndum que cuestiona de hecho todas las pol√≠ticas ejercidas contra las clases trabajadoras y el pueblo en general desde 2010 al menos. Pero sabemos que este Gobierno,- al igual que el anterior tampoco lo hizo-, no escucharan el clamor y la protesta, pues La Dictadura de los Mercados y la Uni√≥n Europea ya tienen dise√Īado su plan y su estrategia de desmontar el estado social y providencia.

El refer√©ndum estamos convencidas y convencidos, no se convocar√°. Pero eso no debe desanimarnos, ni mucho menos ser un obst√°culo. Sabemos que hay que seguir con movilizaciones, protestas y convocar una Huelga General obrera y ciudadana, que a√ļne a todas las v√≠ctimas de la crisis, ya sean personas paradas o con trabajo, aut√≥nomos o econom√≠a social y familiar, jubilados, estudiantes y desahuciados y estafados por los bancos. Una lucha diferente y decidida, con una comunicaci√≥n diferente y m√°s agresiva en el plano comunicacional y mucho m√°s novedosa.

Hacen falta nuevos rostros y nuevos mensajes. Sabemos que la Cumbre Social es muy diversa, pero las agresiones, robos, estafas y represión exigen ya respuestas. Las detenciones e identificaciones y multas por protestas pacificas deben ser denunciadas con fuerza. La falta de respeto por las libertades, no se puede ni tolerar, ni dejar pasar.

Pero tambi√©n pedimos que no nos dividan. No podemos consentir que movimientos c√≠vicos sean criminalizados y se contin√ļe profundizando la brecha por distinguir, entre buenos y malos. Aqu√≠ los √ļnicos malos son los bancos, los poderosos, los defraudadores, los especuladores y los mercados. La estrategia del poder real, es la de que no nos entendamos, comprendamos y respetemos, nuestra pluralidad, si bi√©n esta no nos debe impidir converger. Por eso mismo las Mesas se lo pide a todas y todos los movimientos y sindicatos -a los que se creen en posesi√≥n de la verdad exclusiva y a los que consideran que es posible volver a 1998 en cuanto a legislaci√≥n social se refiere-, que mantengamos dialogo y unidad de acci√≥n. La realidad es muy terca y hoy vivimos el pueblo parado o trabajador tremendas y graves agresiones, sufri√©ndolas por igual. Por tanto exigimos ser m√°s inteligentes, consecuentes y luchadores a todas y todos.

Ante esto las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acci√≥n proponen p√ļblicamente:

-Respeto mutuo entre diversas formas de entender las movilizaciones, siempre que sean pacíficas y no sectarias ni excluyentes.

-Defensa de la libertad de expresi√≥n y denuncia de la represi√≥n que se aumenta poco a poco, no solo por las detenciones y agresiones de manifestantes, sino contra organizaciones como FACUA, el SAT y numerosas y numerosos activistas mediante multas, campa√Īas de medios de comunicaci√≥n y agresiones constantes contra la libertad sindical.

-Incremento sostenido de las campa√Īas formativas e informativas hac√≠a la poblaci√≥n con una nueva y novedosa estrategia de comunicaci√≥n.

-Resistencia c√≠vica contra tanta agresi√≥n y convocatorias de m√ļltiples manifestaciones y concentraciones, ante cualquier injusticia.

-Construcción de una Convergencia socio-política antineoliberal. Cuestionamiento de las políticas neoliberales de la Unión Europea y del cumplimiento de déficit, es decir de anteponer los bancos a las personas. Auditoria sobre la deuda, no paguemos la deuda ilegítima.

-Huelga General ya.

Por las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción

Por la Comisión Promotora estatal:

Carlos Mart√≠nez, Diosdado Toledano, Raquel Palacio, Concepci√≥n Mesa Noceda, Enrique de Santiago, Adoraci√≥n Guaman, Angels Mart√≠nez Castells, Liliana Pineda, Jos√© Coy, Jorge Garc√≠a Casta√Īo, Ram√≥n Franquesa.

Llamamiento de amigas y amigos socialistas de Izquierdas y Antineoliberales

Que contrasentido que al llamarse socialistas las personas en el Reino de Espa√Īa, deban especificar que son socialistas de izquierdas y antineoliberales. Es una demostraci√≥n palpable del profundo da√Īo que el socioliberalismo ha hecho al SOCIALISMO y la Socialdemocracia obrerista y transformadora.

Lo cierto es que el socialismo, es algo fundamental en la conciencia política de este país. Creo que hay que apoyar estos movimientos que además se producen en el seno de la lucha de las clases populares contra los recortes y las estafas del sistema en su contra.

Deseo mucho √©xito ha estos encuentros asamblearios y por la base. Deseo que todo sirva para construir la izquierda plural, participativa y antineoliberal que necesitamos y deseo que ning√ļn inter√©s mezquino trunque esta iniciativa llena de buenas intenciones,¬†generosidad¬†e incluso riesgos personales en ocasiones.

Se est√° fraguando la incorporaci√≥n del mundo socialista a las propuestas de construir la SYRIZA espa√Īola. Se est√° trabajando por rescatar el socialismo de frases huecas, enga√Īos o de la caradura impresionante de llamar a la oposici√≥n de los recortes, de pretender criticar los recortes y haber sido el PSOE el principal responsable de la reforma expr√©s de la Constituci√≥n, que intruce el neoliberalismo en la Carta Magna, sacraliza y hace obligatorios los recortes y situa a los bancos por encima de las personas.

La Constitución del 78 ha reventado, no existe ya y el pacto social de la transición, corre la misma suerte, pues el PP ya se ha encargado de ello y ha desatado una feroz y cruel guerra de clases. Por eso las y los socialistas, que lo son, es decir que ni son neoliberales, ni liberales, ni pro-capitalistas, han reaccionado. Es un rosal rojo naciente, apoyémoslo :

 

HAGAMOS SOCIALISMO
CONSTRUYAMOS NUESTRO PRESENTE INMEDIATO
Este es el momento, nuestro momento, el de ¬†nuestros hijos, padres, amigos y el de todas las personas. Es el momento de construir la alternativa plural,¬†participativa, inclusiva y antineoliberal. No queremos estar al albur de las viejas c√ļpulas socioliberales, que han laminado cualquier¬†rastro¬†de un socialismo que pretenda construir una sociedad nueva y diferente de la capitalista. Vamos a luchar contra la dictadura de los mercados y acompa√Īar en este empe√Īo a todas y todos los que¬†coincidimos¬†en esa lucha.
Vamos a luchar  no para proteger los intereses políticos y profesionales de cansinas oligarquías retroalimentadas y carentes de cualquier vínculo con las victimas de la crisis. Sino Para abrir un nuevo mundo, nuestro mundo, un mundo en nuestras manos dirigido por sus legítimos y soberanos propietarios, todos nosotros y nosotras. Solo confiamos en la respuesta de los ciudadanos y ciudadanas.
Y desde el presente estamos construyendo una alternativa política de futuro con todas y todos los socialistas que materialice nuestro presente plural con un socialismo comprometido en la construcción de la izquierda social.
¬°ESTE ES NUESTRO MUNDO Y NOSOTROS LO TOMAMOS!
Nos vemos en el Parque del Retiro, en las escaleras del lago, a las 15h, tras la concentración del 15 de Septiembre en Madrid, personas de todos los territorios, así como de expresiones ya organizadas en entes como Plataforma Socialistas de Izquierdas, Bases en Red, Construyendo la Izquierda y personas inquietas viviendo un nuevo presente.
Libertad : mano sol y cielo azul con copyspace  Libertad : Concepto del camino hacia el éxito Foto de archivo

 

Cuando lo viejo no sirve y lo nuevo no llega

Que vivimos tiempos de incertidumbre y desesperanza est√° claro. La crisis capitalista de Europa y el Reino de Espa√Īa va a m√°s, es imparable, y eso al final se traduce en que millones de personas paradas no podemos dormir pensando en qu√© haremos con la hipoteca o con que llenaremos la nevera de seguir as√≠. Pero es que tampoco tenemos ya para militar y luchar, siendo activistas, pues el dinero de la cuota social o sindical lo necesitamos para el recibo de la luz. No podemos ya viajar para acudir a reuniones o simplemente comprar el¬†peri√≥dico, la cuota mensual del internet, comprar alg√ļn libro. Debemos ahorrar para sobrevivir.

Al mismo tiempo, la cabeza de las personas activas bulle y se proponen cien iniciativas a la vez para lograr la unidad de los cabreados y cabreadas, los desahuciados del sistema y la sobre-explotaci√≥n de personas precarias. Anoche lo pensaba serenamente: hoy, todas y todos somos precarios. Si los planes de la Troika y del Gobierno se imponen y no se frenan, todos somos precarios, incluidos los funcionarios. Uno que ya¬†va¬†cumpliendo a√Īos, recuerda y contempla como inexorablemente volveremos a los tiempos del plato √ļnico, el ir andando a todos lados -cosa esta muy sana y sensata, un par de zapatos cada dos o tres a√Īos y la tortilla de patatas casi diaria. Vuelve la pobreza extrema.

Y pienso, si todas y todos, los digamos concienciados, estamos por frenar esto y por oponernos, no a una mayor austeridad y racionalidad de vida sencilla, sino al expolio y la estafa de las clases populares en beneficio de bancos y ricos ¬ŅPor qu√© nos importa m√°s se√Īalar las diferencias que buscar la unidad, al menos en lo b√°sico? Tanta plataforma unitaria y tanto referente ¬ŅNo es un contrasentido?

Siempre en las izquierdas hay¬†alguien¬†dispuesto a situarse a tu izquierda y decirte que no te enteras y que eres un vendido o un reformista, un socialdem√≥crata. Siempre hay un o una compa√Īera dispuesto a darte una lecci√≥n. Salvador Allende dec√≠a que, cuando comenz√≥¬†a militar en el Partido Socialista de Chile -que ese si era socialista-, hab√≠an amigos que lo tildaban de moderado. Con los a√Īos, los izquierdistas -refer√≠a √©l- se hicieron ricos, mientras Allende sigui√≥ siendo socialista, lo pag√≥ con la vida y fue consecuente hasta el final.

Ese es hoy nuestro triple problema, creo. Una sociedad preocupada y asustada por su futuro. Una izquierda fragmentada y, por contra, excesivas propuestas de unificarla y organizarla, incluso¬†renunciando¬†a sus valores. Y me pregunto, si todas las historias de buscar la unidad y la convergencia son para juntarnos ¬ŅPor qu√© no lo hacemos ya y dejamos de organizar m√°s foros, mesas, convocatorias…?

Lo que tengo claro es que el 15 de Septiembre a Madrid, y a seguir d√°ndole a los poderosos y peleando. La Cumbre Social es por ahora el instrumento m√°s unitario que tenemos, pero lo que no pueden hacer los dirigentes sindicales mayoritarios es que sigamos con una estructura poco participativa, o¬†dejarnos¬†en la estacada -si se diera el caso- tratando de salvar los muebles en alguna negociaci√≥n de esas infumables, como anta√Īo ocurri√≥. Digo esto yo, que estoy a tope por la Cumbre Social y por tanto, puedo exigir y advertir lealmente, pero con sinceridad.

El problema es que no tenemos una opci√≥n¬†pol√≠tica¬†clara. Ser√© todav√≠a m√°s transparente: una direcci√≥n¬†pol√≠tica participativa y novedosa, pero identificable. El PSOE ha dilapidado su herencia. Adem√°s Iglesias, Prieto, Caballero o Negr√≠n les resultan ya desconocidos. De hecho les estorban. Ya no son el partido ni siquiera de 1980. El PSOE ya no convence y ha defraudado profundamente al pueblo de izquierdas, incluso a los votantes del mal menor. Sus dirigentes no tienen credibilidad y la gente, sobre todo la m√°s activa, informada y¬†joven, los desprecia. IU no tiene fama de estar muy unida, pero ya comienza a tener tambi√©n votos de mal menor o no entusiastas. IU sube aun sin entusiasmar a muchas personas dispuestas a votarle, pero a pesar de ello no se ampl√≠a su expectativa de voto lo suficiente como para ser la alternativa y no algo subsidiario o influyente, pero no gobernante. Adem√°s muchas personas de IU no han perdido el halo sectario o la costumbre del debate bronco de las izquierdas antiguas. Lo de la refundaci√≥n debe ser la fundaci√≥n, y en ese cesto no solo est√°n ellos, los aparatos, los diputados. No lo quieren entender algunos y algunas. Un 12,4% es cierto que da de comer a bastantes ni√Īos, pero no se trata de eso y necesitamos m√°s. Es urgente avanzar m√°s.

Tambi√©n hay quien esto le sabe a poco. IU tambi√©n es parte del sistema y eso no es cierto pero… La caza del¬†pol√≠tico¬†y la pol√≠tica est√° de moda. Mientras tanto, los banqueros tranquilos, con ellos no va la cosa. Lo f√°cil es¬†exigirle¬†a un alcalde, que no a un gran empresario, a un capitalista, eso no. Da miedo enfrentarse al poder del dinero. Es m√°s f√°cil meterse con un concejal o pedir la rebaja de sueldo de un diputado, que de un banquero especulador, amo o futbolista. Esta sociedad c√≥moda y posmoderna ha encontrado ya su¬†jud√≠o, su chivo expiatorio. Los que mandan realmente ya han lo han conseguido. El malo ya no es el inmigrante solo, comienza a ser el pol√≠tico, dej√°ndose en paz al banquero, al rico defraudador, al corruptor. De hecho ellos que son los que mandan, han logrado casi ya su objetivo. Han provocado la crisis, nos est√°n robando o estafando, pero el malo es la concejala de deportes de mi pueblo. Los ricos pueden dormir tranquilos, adem√°s saben que las trifulcas y divisiones por ideas s√≥lo se dan en las izquierdas. El electorado de los partidos conservadores, derechistas y liberales, nunca falla. Vota por valores y le¬†da¬†igual todo.

El panorama no es muy alentador. Paro, empobrecimiento, más impuestos indirectos y menos libertad. Pese a ello, no aprendemos. Si se ha sido capaz de organizar la Cumbre Social ha sido porque los sindicatos mayoritarios se han visto obligados a hacerlo, pues en esto les va la vida. Pero también nos va a la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas. También al objeto de buscar complicidades imprescindibles en los nuevos tiempos y por recuperar prestigio social. Los sindicatos además nos son necesarios. Pero la Cumbre Social solo es el inicio, y los creadores pueden tener un gran fracaso social de no ver lo que viene y lo que las clases trabajadoras exigen.

Pero en el panorama político hace falta ya de la misma forma un compromiso similar. Una herramienta parecida pero política.

IU sola no puede. Su alianza gallega, con los sectores que representa Beiras y otros, demuestra el camino. Pero también la que hubo en Aragón en las elecciones generales. Es necesaria una convergencia mayor de las distintas familias y tradiciones de las izquierdas. Esto en IU muchas personas lo saben, como las de Izquierda Abierta. En el Partido de la Izquierda Europea también lo saben. Lo sabemos. Pero aquí algunos no se han enterado todavía.

El PSOE ya abandon√≥ la izquierda hace a√Īos. Sigue por la senda de la profunda crisis de la socialdemocracia europea. No representan ya los socioliberales m√°s que un capitalismo de rostro humano. Pero esa fase ya no le sirva al sistema, y por tanto el sistema capitalista prescinde de la socialdemocracia europeista tipo tercera v√≠a. Ya no le interesa. Ahora las oligarqu√≠as venden nuevamente un capitalismo duro, agresivo, feroz.

La¬†confrontaci√≥n frente¬†al capitalismo financiero internacional y al nuevo imperialismo bancario, militar y¬†neo-colonial globalizado, exige nuevas propuestas y cambios sociales. Herramientas ideol√≥gicas como el ecosocialismo y el¬†socialismo del siglo XXI, adem√°s de democracia econ√≥mica y¬†econom√≠a sostenible y sana ambientalmente. Soberan√≠a alimentaria y reparto. Ante estas √ļnicas soluciones viables hoy y la nueva reordenaci√≥n mundial, la socialdemocracia oficial¬†actual no tiene respuestas, ya no est√°n en su programa. Renunciaron al marxismo y por tanto no conocen ya ni el neomarxismo, ni el altermarxismo, ni siquiera el pensamiento cr√≠tico y alternativo. No tienen ya nada que proponer, salvo plagiar de aqu√≠ y de all√°, pero para proponer o montar programas electorales, no para gobernar de forma diferente y menos para construir el socialismo.

Pero hay socialistas. Hay personas fieles a las ideas de democracia econ√≥mica, democracia social, poder ciudadano y reparto de la riqueza. Esas personas se deben comprometer a luchar en algo diferente, √ļtil a las clases obreras y populares y transformador. Muchas de esas personas estamos ya dispuestos a¬†participar¬†en la construcci√≥n de la izquierda.

Tenemos muy poco tiempo en el Estado Espa√Īol. El mes de Noviembre hay que tener una confluencia organizativa en ciernes o en construcci√≥n. Las elecciones se pueden anticipar. Pero tambi√©n la revuelta social. La respuesta en las calles de los precarios, las desahuciadas o las victimas de tanto atropello. Ante esto hace falta una estructura convergente¬†pol√≠tico-social.

Respetuosos y reconociendo realidades, pero con los nuevos tiempos y las horizontalidades exigidas. No se trata de volver a los esquemas de Octubre de 1917 m√°s que en aquello sea¬†√ļtil, y por cierto lo hay.¬†Sino de la acci√≥n,¬†democr√°tica y coordinada, de las y los antineoliberales.

Tras el 15S, tras la marcha a Madrid hay que verse. Tras las acciones de Septiembre hay que comenzar a organizar ya la respuesta. La Cumbre Político-Social. Los poseedores de la verdad, los guardianes del fuego sagrado no les sirven a las víctimas que necesitan desesperadamente otra forma de entender la política y la economía.

La Uni√≥n Europea neoliberal, subsidiaria del imperialismo estadounidense y alejada del nuevo sistema-mundo que est√° emergiendo, tampoco es ya √ļtil para los pobres, los pensionistas, los peque√Īos¬†agricultores¬†y empresarios, las clases obreras. Hay que ser radicales frente a tanta injusticia y hacer propuestas valientes y justas. El pacto social ya no volver√° en el reino de Espa√Īa, hay que buscar otras alternativas y las tenemos.

Pero mientras lo caduco existe, y lo nuevo a√ļn no ha llegado, luchemos. En el reino de Espa√Īa, que vive bajo la dictadura de los mercados, la √ļnica¬†soluci√≥n¬†de empleo que la derecha conservadora y liberal ofrece es la prostituci√≥n, el juego, los casinos y ser sirvientes de ricos caprichosos y consumistas del imperio, de donde sea. Juego, servicio y nada de derechos. Es la nueva esclavitud. Esto hay que detenerlo y ya.

La cuesti√≥n no es so√Īar con ser SYRIZA, sino construir SYRIZA

Es ilusionante comprobar como una idea simple, sencilla y grande a la vez, se abre camino entre las izquierdas del estado espa√Īol y es la de, siguiendo el ejemplo griego, construir SYRIZA. Es decir, una agrupaci√≥n de izquierdas, unida, fuerte y con voluntad de ser gobierno, pero en la que se integran diversas fuerzas y tradiciones socialistas, eurocomunistas y radicales de izquierdas. En el caso espa√Īol es imprescindible a√Īadir los nacionalismos de izquierdas.

SYRIZA adem√°s ha tenido la suerte de encontrar un liderazgo com√ļn, una persona aceptada y adem√°s inteligente y dialogante. SYRIZA ha dado acomodo a eurocomunistas, su n√ļcleo inicial, junto a antiguos mao√≠stas, neotrostkistas y socialistas procedentes del PASOK, que hace ya tiempo se enfrentaban a las pol√≠ticas neoliberales de su partido en el Gobierno y tuvieron la gallard√≠a y honradez, en tanto que socialistas, de votar en contra de los recortes y las imposiciones de la Uni√≥n Europea.

SYRIZA es pues algo nuevo. No es SYNAPISMOS, su fuerza inicial, es SYRIZA.¬†Por tanto, construir SYRIZA en Espa√Īa, sino se quiere hacer una operaci√≥n de maquillaje, es construir algo diferente -partiendo de lo existente, claro- y reconociendo la realidad, pero buscando la credibilidad y las mismas caras y aparatos de siempre, no la dan precisamente.

Hace falta una gran dosis de generosidad, pero tambi√©n un an√°lisis social, sociol√≥gico y pol√≠tico de la realidad del reino de Espa√Īa, al objeto de estudiar el por qu√© fuerzas emergentes de la izquierda apenas alcanzar√≠an el 12% de los votos.¬†No se cambia la realidad ni siquiera con treinta diputadas y diputados, salvo que quiera construirse una fuerza de influencia y subsidiaria.

Hoy existe un discurso compartido en las izquierdas, que por cierto en gran parte ha sido construido desde los movimientos sociales y por los movimientos sociales (V√≠a Campesina, Ecologistas en Acci√≥n o ATTAC, por ejemplo), as√≠ como los movimientos feministas, antipatriarcado y por la igualdad sexual, que son f√°cilmente identificables en cualquier documento o declaraci√≥n de principios. Luego al menos preguntemos, acompa√Īemos y reconozcamos su importancia. El relato por un mundo nuevo ha sido construido por los nuevos movimientos sociales, y no hace falta citar autores y textos para dejar muy clara esta afirmaci√≥n.

El Socialismo, como camino de justicia e igualdad, reparto y justicia, democracia econ√≥mica y control p√ļblico y pol√≠tico de la econom√≠a y profundamente democr√°tico, es una aspiraci√≥n compartida, una meta a la que pongamos apellidos como del siglo 21 o no, es una meta de radical igualdad y democracia real. Socialismo no es socioliberalismo, ni mucho menos tercera v√≠a que asume el capitalismo. Socialismo es construir una sociedad nueva, con un concepto¬†econ√≥mico¬†diferente y de todos, no de unos pocos. Socialismo es adem√°s una de las grandes tradiciones de la izquierda, y por cierto en este Estado muchas personas de izquierdas, sindicalistas, altermundistas o simplemente progresistas, se identifican con √©l. Insisto, hablo de Socialismo, no de enga√Īabobos. Habr√° pues militantes y activistas que tengan algo que decir ¬ŅO no?

Creo que construir SYRIZA es para ir a por el 35% de los votos al menos. Es posible. Es imprescindible.

La crisis social y de régimen a la que está siendo sometido este Estado y las agresiones contra las clases populares, por parte de las oligarquías políticas y sobre todo las económicas, exige un esfuerzo de convergencia social de las izquierdas y los socialismos transformadores.

Hace falta reaccionar ya, con fuerza y contundencia en la calle. Pero tambi√©n en la pol√≠tica. Urge una convergencia pol√≠tica. Es imprescindible, pero seria, verdadera, participativa y amable, respetuosa, educada. Guante de terciopelo interno y pu√Īo de hierro contra el neoliberalismo.

No quememos ideas. No estropeemos el futuro. Construyamos juntos y seamos otra cosa. Una cosa, con primarias, elecciones internas locales, liderazgos sociales de base y programas profundamente antineoliberales, pero tambi√©n cogiendo el toro por los cuernos. Y eso pone encima de la mesa el problema-negocio de la deuda, la banca p√ļblica, la Uni√≥n Europea y el euro, as√≠ como el enfrentamiento a la dictadura del mercado y la dictadura olig√°rquica en la que se ha convertido el Reino de Espa√Īa.