Archivo de octubre, 2015

Grito contra la “austeridad” basta de incrementar la pobreza

 

Ante estas próximas elecciones generales, todos los partidos preparan sus planes a favor del empleo y por el crecimiento económico. Unos desde posiciones liberales, otros desde posturas “medio-pensionistas” o neo-blairistas y otros desde posiciones cercanas a la socialdemocracia. Pero ninguno afirma con veracidad a los pueblos del estado español la realidad con la que se van a encontrar.

Hay proyectos de la derecha liberal de más “reformas” es decir nuevos recortes encubiertos. Proyectos de contrato único y por tanto seguir cargando la recuperación capitalista sobre las malas condiciones salariales y la contratación basura de por vida, que si son realizables, pues es lo que impone desde la oligarquía española, el capitalismo alemán, la City, el banco central europeo y la Unión Europea. Proyectos de recuperación de las ayudas e inversiones públicas y sociales, así como un ligero repunte del sector público y banca pública (En Alemania, Francia e Italia etc. hay banca pública) como panacea, así como no dejar tiradas a las personas sin prestación alguna, cada vez más numerosas.

La derecha advierte, que esos proyectos solo serán realizables en una pequeña parte, incluso perdiendo ellos las elecciones, lo cual no solo es de desear, sino de esperar ¿Por Qué? Pues porque saben que el estado español carece de moneda propia y por tanto de la capacidad de emitir moneda además de un banco central (Banco de España) dependiente de los poderes financieros, que ellos controlan y que encima no está ligado al control político y por tanto popular y democrático.

Por eso todos engañan, unos porque disimulan sus recortes y hablan de crear empleo como el PP pero sin decir que será empleo basura, con sueldos de hambre y que incrementará las personas trabajadoras pobres. Un empleo digno del de los años sesenta del siglo pasado en la España franquista, desea imponer la derecha política y económica, a pesar de que ya los derechos laborales son papel mojado. Ciudadanos el partido liberal-españolista, la derecha liberal disimulada y fraudulenta, apoya el despido libre por medio del contrato único, el copago sanitario, pero ojo, también el TTIP. La ex socialdemocracia y la pre socialdemocracia nueva y novedosa, apoyan medidas distintas, lógicamente más sociales y más o menos radicales, pero en el caso del PSOE acepta partes importantes del TTIP así como todas las directivas y reglamentos neoliberales de la Unión; los tratados europeos y eso hace ver que no cumplirán sus promesas. Los tratados de la Unión que ellos han apoyado, reman en dirección contraria y además prohíben las políticas socialdemócratas. Otra fuerza emergente con un programa ciertamente más social y con más nervio, tampoco pone el dedo en la llaga. Hay en la izquierda, quien ha inventado una suerte de macro-PER que en este caso si es una medida realizable al igual que fórmulas de salario social que PSOE y PODEMOS también proponen y la verdad eso es mejor que seguir como estamos. Salario social en sus variantes, planes de empleo, incluido el de empleo garantizado y que Bankia siga siendo pública y la banca pública haga llegar el crédito a pymes, autónomos y familias. Además de medidas de regeneración democrática.

Pero ¿Qué es primero? la palanca que conecte con las clases populares, al objeto lograr el apoyo a las víctimas de la crisis o simplemente construir una maquinaria electoral para vencer elecciones en plan atrápalo todo  y después ver como lo hacemos, que recetas utilizamos para curar el cáncer austeridad-paro-pobreza-salarios de vergüenza y encima corrupción-autoritarismo y democracia de nula calidad. Mis reflexiones me inducen a proponer:

-En primer lugar no engañar. Mientras el Banco Central Europeo no esté sujeto a control político y los Tratados de la Unión no sean al menos revisados, solo pondremos tiritas y aspirinas para combatir el cáncer.

-En segundo lugar denunciar con claridad a los verdaderos responsables de la pobreza y la austeridad, que son la cutre pero insaciable oligarquía española que ha sacado sus garras de forma inmisericorde y sin embargo ya casi nadie denuncia. Esta, incluye las familias banqueras que controlan los resortes de poder; a una gran patronal que vive al albur de las subvenciones y contratas públicas, pero predica el liberalismo decimonónico o a “los inversores extranjeros” que imponen la desaparición de las condiciones laborales y que no son sino fondos de inversión capitalista o millonarios estrafalarios y endiosados, cuando no mafiosas reconvertidos, que creen ser los amos y muchas veces ciertamente lo son.

Pero a las personas empobrecidas y excluidas los nuevos radicalismos, que no izquierdas, les han hablado tan solo mal de los políticos, de la casta y cierto hay políticos corruptos, inútiles, chorizos y autoritarios, cierto. Pero mientras tanto, la oligarquía olvidada ha vuelto a tomar posiciones gracias a la crisis de 2008 y las grandes familias capitalistas, vuelven a ser intocables e insaciables. Tal vez, para que no se asusten, se puede tener la tentación de pactar con ellos alguna subidilla de impuestos, alguna vuelta atrás en ciertos recortes, alguna medida social, así como ligeros incrementos de inversión en sanidad y educación públicas. Esa tentación, solo puede acabar en desastre para las clases populares. Por tanto al pan, pan y a las grandes fortunas ponerlas en su sitio.

-En tercer lugar mientras no construyamos otra Europa, nos enfrentemos a la Europa alemana y a los jerarcas financieros que controlan de forma autoritaria y mafiosa el Banco Central Europeo. Mientras el Banco Central Europeo no sea controlado por la democracia y los gobiernos, poco, muy poco de lo prometido, se cumplirá.

Por tanto o hay otra Europa muy diferente, más social y regida por elementos de control popular y democrático en lugar de por una eurocracia ni electa ni democrática y profundamente antisocial o ningún programa de centro-izquierda, se puede cumplir.

Los socialistas democráticos europeos –una vez más aclaro que cuando hablo de socialistas y socialdemócratas, no estoy hablando del socioliberalismo de la “tercera vía” blairista- estamos alzando la voz contra la austeridad y eso es lo que ha llevado a Jeremy Corbyn a vencer las elecciones internas del Partido Laborista, o a Oskar Lafontaine -que es la persona con unas posiciones más clarividentes hoy en la izquierda mundial- a hacer un claro y duro discurso contra el Banco Central Europeo y denunciar la moneda única, por mal construida y por ser un factor de desigualdad y estar hecha tan solo a la medida del marco alemán. O eso, o tan solo nos quedarán las soluciones del mal menor, como en Grecia o Portugal, aun siendo avances claros.

Pero es que Corbyn en Gran Bretaña, tiene moneda propia y banco central propio y puede emitir deuda o moneda, si es necesario y Lafontaine vive en una Alemania que al fin y al cabo, es como si la tuviera, pues el euro baila a su favor. Por tanto serían posibles programas anti-austeridad en Gran Bretaña y Alemania (muy difícil dada su posición económica más favorable a costa nuestra) de vencer la izquierda y ojalá así ocurra por el bien de Europa. Pero en el sur de Europa, el dogal, la bota, la dictadura de los mercados es más dura todavía. No tenemos soberanía económica y a este paso tampoco la tendremos popular. Por eso desde el socialismo democrático lo más claro que podemos decir para no engañar a nadie, es que hay otra Europa o hay muy poco margen. Hemos de conseguir otra Europa. Porqué la culpa no es Europa, es la excusa. La construcción europea se basa en el dogma liberal. No es democrática en sus instituciones y tiene un parlamento que es un puro teatro.

¿Quiere decir esto que hay que estar contra la Unión Europea?… Pues contra de esta Unión, sí. La UE solo tiene un objetivo y es destruir el estado social y el bienestar y transformar la Europa de la Unión en un mercado “competitivo” en el mundo a costa de acabar con las conquistas sociales europeas, o mejor dicho de las clases obreras europeas y de sus sindicatos y partidos, conseguidas tras más de cincuenta años de lucha. Un neoliberalismo rampante es la única doctrina autoritaria que el sistema consiente. Por eso las izquierdas europeas, nos hemos de unir y crear frentes de los pueblos, o cualquier elección democrática en Europa es ya papel mojado. La clave del éxito de la extrema derecha en Europa, que ellos si se atreven contra Alemania y el BCE aunque el problema es que son la cara de otro capitalismo duro y cruel aunque lo disimulen y para ello impulsan posturas xenófobas y racistas que imponen ante el abandono de las clases pobres que olvidadas y humilladas por la austeridad, deben competir en prestaciones con extranjeros de otras culturas y otro color.

Los derechistas, liberales y ex socialdemócratas han destruido el estado social y la democracia europea. Han introducido las privatizaciones obligatorias y están regalando la Unión y sus estados a las multinacionales privadas extranjeras preferentemente. Es toda una estrategia a largo plazo para destruir las izquierdas y acabar con la cultura obrera, la cultura de clases y la solidaridad popular. Con trabajadores semi-esclavos que solo pueden pensar en su supervivencia y en no reivindicar para no ser despedidos. Es la privatización del estado y de la política. Por eso si al menos no denunciamos esta situación, no podremos avanzar.

Si no rescatamos el orgullo de las clases trabajadoras, si no impulsamos la lucha de clases, desde la democracia y las movilizaciones, el discurso y la ilusión, si no volvemos a recuperar el orgullo de ser obreros, trabajadores, la gente que produce y crea, las personas que inventan o trabajan, no podremos organizar a un pueblo consciente, un pueblo de izquierdas y el orgullo de clase, no se construye desde el victimismo.

Por eso hemos de llamar a combatir la austeridad criminal que se nos impone. Por eso hemos de rescatar y reescribir el socialismo democrático. Por eso hemos de refundar el socialismo para que vuelva a estar inmerso en la lucha de clases. La lucha de las personas pobres ante tanto atropello y humillación. Un socialismo enraizado en el pueblo y con las víctimas de la crisis. Un socialismo que forma parte de la historia de Europa y que realizó tantas conquistas, hasta que cayó en manos de oligarquías cómplices y colaboracionistas de los bancos, los EE.UU y los oligarcas económicos, las grandes empresas multinacionales. Y así sin ideas ni capacidad de ilusionar se conforma con gestionar, lo que le permiten. Un socialismo que desde la democracia impulse el cambio y el reparto de la riqueza, la cultura y la libertad. Que conecte con jóvenes precarizados y sin expectativas vitales, que se está criando ya sin las ventajas sociales y los avances laborales de sus padres y de sus abuelos. Que sea capaz de vencer unas ideas tan anticuadas e injustas como las conservadoras y liberales. Que se reconozca ese precariado juvenil como lo que es, el nuevo proletariado mal pagado y sin derechos, que debe volver a conquistar su dignidad.

Carlos Martínez

Alternativa Socialista

Las vacas socialistas

Cuando se habla de la gestión municipal y de cómo los ayuntamientos surgidos en estas últimas elecciones municipales, están cambiando las cosas en los municipios, pocas veces se piensa en aquellos que gobiernan el 90% de territorio del estado español.
Los municipios rurales, son los grandes ignorados. No solo sufren envejecimiento y discriminación –pues sus vecinas y vecinos reciben proporcionalmente menos servicios públicos que los urbanos- sino que además están sufriendo un proceso de despoblación, peligroso, muy peligroso para la defensa del ecosistema y la soberanía alimentaria. La industrialización agraria a gran escala, junto a la invención de una nueva agricultura transgénica, química infectada de productos híbridos artificiales y cancerígenos que en ganadería bate tristes records. Está agro-ganadería artificial que muchas personas deben cultivar, al objeto de sobrevivir, junto con la nefasta PAC o política agraria común de la Unión Europea, destruyen nuestro modo natural de vida y alimentación. Una PAC que ni es agraria, ni es común, ni menos europea, pues está al servicio de las grandes multinacionales del sector. Toda esta mezcla acaba con nuestros pueblos.
A pesar de ello, hay otros modelos de gestión agraria, como el de Carcaboso en Extremadura, uno de los municipios pioneros en ser libre de productos transgénicos, gobernado por una joven alcaldesa Lorena Rodríguez ecosocialista y extremeñista, que tuvo un gran maestro en el arte de luchar por la tierra y la agricultura ecológica y natural.
Hay vacas socialistas. Sí. En Almaraz de Duero, José Martin alcalde por Ahora Decide/Alternativa Socialista ha impulsado una ganadería comunal y pública, socializada y de propiedad municipal, que crea poco a poco empleo, limpia los terrenos comunales, mantiene el equilibrio ecológico de tierras públicas y de paso comienza a crear recursos para un pequeño municipio rural zamorano, evitando su muerte. Las vacas socialistas son toda una metáfora del intento heroico, pero posible de pequeños pueblos que se niegan a desaparecer. A veces las vacas socialistas (pues es un impulso de un socialista, enfrentado al bipartidismo y a un lerdo aparato provinciano socio-liberal) pueden ser un ganado público o pueden ser dotar de servicios públicos y cuidados municipalizados, que no privatizados, para atender a una población muy envejecida de la Castilla y León profundos, que todavía crean más empleo.
Así, con la tranquilidad y la dureza de pedernal leonesa, alcaldes y alcaldesas socialistas, crean en Zamora o en Extremadura o en otras regiones, ejemplos de defensa de lo público y de expansión y extensión del sector público o bien de apoyo público a pequeños labradores locales, al objeto de garantizar la vida. Muchas veces la solución pueden ser las vacas socialistas o tierras sin transgénicos o el cuidado de ancianos que lo dieron todo, por parte de jóvenes que de paso tienen futuro.
El apoyo a la economía social y alternativa, la iniciativa de pequeños agricultores creando calidad, frente a la mierda alimentaria con la que nos inundan las multinacionales. Mierda que está siendo engullida por las clases populares, por la clase obrera empobrecida, que solo tiene acceso a productos baratos y/o de baja calidad, debido a los recortes salariales, los empleos basura, la precariedad y el paro. Un estado desigual, en una Europa más desigual. Una opción de clase. Ya que las clases trabajadoras son catalogadas de consumidores baratos por las grandes superficies, pues creemos productos baratos semi-elaborados y hagamos negocio engordado e inyectando colesterol a los pobres. Total. Esa es la máxima de un gran negocio aliado de empresas químicas, farmacéuticas y comercializadoras-distribuidoras.
El mundo también se cambia a base de pequeñas cosas. Pero todo eso puede desaparecer si el TTIP, arrasa a las vacas socialistas en beneficio de vacas capitalistas engordadas a base de piensos transgénicos, hormonas y vitaminas artificiales. Las vacas capitalistas son un gran problema para la salud, pero también para la democracia y la posibilidad de construir una sociedad más justa. Por eso es imprescindible volver a luchar por la soberanía alimentaria. Pero para que exista la soberanía alimentaria y dejemos de alimentarnos con productos veneno y falsos, hace falta que existan agricultoras, ganaderas, agricultores y pueblos.
La apuesta pública por una agricultura y ganadería que sea social, libre de transgénicos y fitosanitarios venenosos, es imprescindible, pues de lo contrario el mundo agrario, se ve obligado a cultivar lo que le ordenan y encima a cambio de tan solo supervivencia, en el mejor de los casos. Agricultores pobres, creando frutos inventados en laboratorios para pobres, haciendo ricos a los comercializadores y a los propietarios de las grandes empresas de abonos o “semillas seleccionadas”. La agricultura también se ha convertido en una suerte de nueva esclavitud. El campesino ha pasado de ser el aparcero del cacique o del señorito, a serlo de la gran superficie.
Por eso se deben defender con uñas y dientes a las vacas socialistas de Almaraz de Duero. Por eso personas como José Martín, deben marcar el camino de una nueva sociedad. Ojala hayan muchas y muchos Lorena Rodríguez y Pepe Martín.

¿Que ocurre en Siria? Nos venden un mundo que ya no existe. Mentiras occidentales

Se desvanece la huella de EU en Medio Oriente, según The Wall Street Journal

Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada  ( México )
miércoles, 14.10.2015
Foto
Cubierto con la bandera de su país, un soldado sirio observa las ruinas de una casa en Achan, provincia de Hama. Rusia intensificó el lunes pasado ataques contra terroristas del Estado IslámicoFoto Ap
La intervención militar rusa, que avanza sus líneas defensivas desde el Transcáucaso y el mar Negro hasta la costa de Siria y el mar Caspio, ha tenido mayor éxito en sólo dos semanas contra los yihadistas sunitas que todo un año de estériles bombardeos hollywoodenses de la coalición nominal de 62 (sic) países encabezada por EU –que incluye en forma demencial al “México neoliberal itamita (http://goo.gl/xLVNl9)”–, lo cual ha desnudado el diabólico doble juego de la estrategia subrepticia de Washington en el gran Medio Oriente, cuyo objetivo verdadero, a mi juicio, consiste en desestabilizar, sino demoler, al RIC (Rusia/India/China) en sus entrañas mediante la demográfica “carta islámica (https://goo.gl/OBmoZl)”, según el axioma Brzezinski, continuador de la geopolítica británica de sir Halford McKinder (http://goo.gl/IieRVO).

¿Es posible que la naciente coalición del creciente chiíta del C4+1 –Irán/Irak/alawitas sirios/Hezbolá libanés, más Rusia– sea más eficiente que la bombástica coalición mercadológica de “62 países (incluido el ‘México neoliberal itamita’)” que lidera EU? ¡Qué bufonada!

La intervención rusa en Siria lleva dos semanas y van dos pasmosos game changers (puntos de quiebre) a su cuenta: 1. la consolidación de su presencia costera en Latakia, principal puerto sirio, y en su añeja base naval en Tartús (http://goo.gl/Nuga52) que reconfigura la cartografía del gran Medio Oriente, y 2. el asombroso lanzamiento de 26 misiles letales crucero del sistema Kalibr desde el mar Caspio que al día siguiente obligó a la retirada del último portaviones de EU en el golfo Pérsico, el USS Roosevelt (http://goo.gl/knjOMT), que para los hermeneutas geoestratégicos de China representa un prominente mensaje de Moscú a Washington.

Yaroslav Trofimov, del Wall Street Journal (WSJ), juzga que el papel especial de EU –principal poder en Medio Oriente durante décadas proveyendo a sus aliados guía (sic) y protección– parece “estar derritiéndose (http://goo.gl/NGbDSn)”.

Cita a Ryan Crocker –diplomático de carrera y anterior embajador de EU en Irak, Siria, Líbano, Pakistán y Afganistán– quien considera que lainfluencia y compromiso de EU en la región se encuentra en su más bajo nivel desde la Segunda Guerra Mundial.

Crocker, ahora decano de la Escuela Bush (sic) de Gobierno y Servicio Público en la Universidad Texas A&M, sentencia que EU se ha ido ahora, y en nuestro lugar tenemos a los aliados chiítas de Irán, al Estado Islámico y a los rusos.

Yaroslav Trofimov aduce que hoy el vacío creado por el retiro de EU está siendo ocupado por los mismos poderes que la política estadunidense había buscado contener.

Evalúa que todavía EU guarda una relevante presencia a lo largo del gran Medio Oriente, con 45 mil soldados y profundos lazos con servicios de espionaje amigables y socios del poder desde Pakistán hasta Marruecos y aún después de las retiradas de EU en Irak y Afganistán, su poder militar en la región empequeñece el reciente despliegue ruso en Siria que solamente tiene una docena de aviones y mil soldados.

No obstante, a juicio de Trofimov, la habilidad de EU para influir en la región ha sido socavada por una convicción creciente de que Washington, repelente al riesgo, enfocado a una política externa pivote a Asia (léase: contener a China) no desea ejercer más (sic) su liderazgo tradicional en Medio Oriente.

Pues sí: hoy el enemigo de EU a vencer es China, más que Rusia, con la cual todavía anhela componer.

En una reciente entrevista Henry Kissinger sentenció que el acuerdo de EU con China en los años 70 sacó a la URSS de Medio Oriente (http://goo.gl/Bg9Obm).

¿Se puede decir que 40 años más tarde la nueva asociación estratégica de Rusia y China saca a EU de Medio Oriente?

Trofimov arguye que la percepción de que EU evita riesgos en Medio Oriente ha cobrado vigencia cuando “sus aliados tradicionales –notablemente Israel y las monarquías del golfo– se sienten abandonados tras el acuerdo nuclear de la administración Obama con Irán”.

Desde 2001, EU dilapidó 1.6 billones de dólares (trillones, en anglosajón) y sacrificó a casi 7 mil soldados en la región y, a juicio del israelí-estadunidense Jeremy Shapiro, becario del Brookings Institution y anterior funcionario del Departamento de Estado, la política estadunidenseen Irak no funcionó y ha empeorado las cosas, por lo que mediante la disminución de sus compromisos en Medio Oriente, laadministración Obama reconoce en forma correcta las limitaciones del poder estadunidense en una región turbulenta en forma perenne (sic).

Trofimov aduce que hoy EU no ha sufrido un mayor ataque terrorista en su suelo desde 2001, los precios del petróleo permanecen bajos (sic) y los millones de refugiados de Siria e Irak inundan Europa lejos de EU, mientras con la “revolución del petróleo esquisto (shale oil) EU ya no es más dependiente del petróleo medioriental”, cuando Obama ha dictaminado que no habrá una guerra entre EU y Rusia, ya que no se trata de una competencia de superpotencias en el tablero de ajedrez.

Trofimov cita a Camille Grand, director de la Fundación para la Investigación Estratégica: Putin desea establecer un género de condominio (¡supersic!) con EU para supervisar a Medio Oriente en lo que hasta ahora ha casi tenido éxito.

Alastair Crooke (http://goo.gl/Nuga52) –ex espía del MI6, ex-diplomático británico y hoy analista conocedor de los intríngulis de la OTAN– aporta luz sobre la intervención rusa cuando toda la cacofonía estéril “quizá provenga también del significado de que (…) puede marcar el advenimiento de algo más serio –de la Organización de Cooperación de Shanghái (nota: el Grupo de Shanghái) como una alianza militar putativa”. Evidentemente “la alianza 4+1 –Rusia, Irán, Siria e Irak, más Hezbolá– no es denominada como Grupo de Shanghái (y los socios de la coalición no se traslapan con la membresía del grupo), pero la asociación del 4+1 puede muy bien todavía probar ser un ‘piloto’ para los no occidentales, una coalición operativa exitosa”.

Más aún: “su objetivo es precisamente prevenir los proyectos de cambio de régimen estilo OTAN –una preocupación primaria del Grupo de Shanghái” cuando “este prospecto seguramente irritará al establishment de seguridad occidental– y cambiaría potencialmente muchos de los cálculos existentes de la OTAN”, por lo que “en varios cuarteles de occidente es ampliamente importante promover una narrativa de fracaso para la alianza 4+1, y así denigrar cualquier significado de que su ejemplo militar pudiera tener importancia estratégica para el mundo no occidental (http://goo.gl/0hEIF2)”.

A mi juicio, si la intervención rusa en Siria, más el mensaje a EU desde el mar Caspio, ambos representan dos game changers simultáneos, el pasmoso teorema de AC –el C4+1 incrustado al Grupo de Shanghai– constituiría un “ game changer euroasiático” que aniquilaría la teoría geoestratégica del británico sir Halford McKinder y su aplicación contemporánea por Brzezinski que prevaleció un siglo en Occidente.

http://alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Como estoy por la confluencia monto otra plataforma

 

Confluencia es la palabra mágica. Por eso todas y todos queremos confluir, luego, cada cual tiene su fórmula y sabe lo que hacer. Por eso nos tiramos los trastos buscando la unidad. Eso sí, todo por altruismo. Tanto altruismo, que no nos importa lo que opine o el despiste del pueblo soberano que puede acabar como en L´Hospitalet –feudo de la izquierda clásica- votando al partido ultra-liberal Ciudadanos, pero nítidamente opuesto a la independencia de Cataluña. Confusión de ideas, mensajes, plataformas y al final… Los Neoliberales todos, frotándose las manos.

El bipartidismo, tranquilo y además el nuevo juguete derechista, confuso, reaccionario pero populista en el horizonte-Ciudadanos- presto a ser el perejil de todas las salsas.

La confluencia conduce a otro concepto mágico, la unidad popular. La unidad de las izquierdas. La unidad de… ¿Qué hay de lo mío?

Dice Podemos que la unidad popular soy yo. El problema es que en el Baix Llobregat no les han creído, tampoco en el Báges, ni… Ni en Nou Barris. Pensemos. Podemos pensar que tal vez nos hemos equivocado y que no somos ni siquiera insustituibles, o que tal vez el PSC-PSOE-PSOE-PSC no está tan débil ¿Y por qué? No será que mareamos y no estamos pensando que como llegar a las y los humildes.

Ahora en Común sigue en su jaula de grillos. Pero claro todo proceso asambleario tiene mucho de jaula de grillos. No nos asustemos.

 ¿Que los partidos desean influir?, Pues para eso están o estamos, sino ¿Qué objetivo tenemos? No es malo, lo que hay que hacerlo es por derecho y a las claras. Yo siempre que voy a una reunión política digo que soy de Alternativa Socialista y no me escondo tras una asociación u ONG, sino que difundo y defiendo mis ideas.

 El sarampión anti-partidos lo han provocado ellos mismos, es cierto, por culpa de sus oligarquías de hierro y su burocracia profesional. Pero librados de cargas personalistas y sectarias, son la única garantía de un trabajo sistemático y diario, antes, durante y después de las elecciones. Además no me gusta coincidir con José Antonio Primo de Ribera, ni en eso, ni en nada, aunque sea de forma total y absolutamente involuntaria.

 Los partidos son una conquista de las clases trabajadoras, como partidos de masas y no como cuadros oligárquicos burgueses. Si uno es anarquista, pues ya es otra cuestión y en ese caso, no solo no participa en política institucional, sino que es duro y crítico con ella. Pero claro, como yo entiendo que un anarquista, no participa de plataformas políticas electorales, pues entiendo que no es el objetivo de este artículo. Además crear partidos y difundir ideas políticas es un derecho humano.

Lo único sensato que ahora se puede hacer es llamar a la madurez y la cordura. En estos momentos, la izquierda transformadora se encuentra dividida en tres plataformas o partidos, al menos. A saber, el partido Podemos, Ahora en Común y la nueva plataforma de la Izquierda que lideran Gaspar Llamazares, Baltasar Garzón y Tasio Oliver. Tres esfuerzos unitarios. Fuego cruzado entre IU y sectores de IU, más Podemos y sus críticos con algún acompañamiento estrella. A eso hay que sumarle las plataformas también unitarias de varios territorios y nacionalidades.

Creo que la sensatez obliga a decir que esto es una locura y que la gente normal, trabajadora o empobrecida y pobre, no va a entender nada o bien a rio revuelto ganancia de pescadores. Pescadores de derecha radical, pero con propuestas “sociales”. La realidad es que creo que a la gran mayoría de las víctimas de la crisis y la austeridad, no les interesan estos bailes de salón.

Pienso, que lo más sensato hubiera sido desde el principio un acuerdo político incluyendo a movimientos sociales, una amplia coalición de las izquierdas, constituyentes y republicanas o al menos opuestas a la corrupción y al régimen corrupto. Haber conformado un acuerdo de las fuerzas opuestas a la austeridad, el 135 y la Troika, pero con amplias bases participativas, ciudadanas y con votaciones previas al objeto de poder elegir sus listas con participación y tratar de ilusionar mediante ello a gran parte del despistado e ignorado pueblo soberano.

Tenemos derecho a elegir nuestra cabeza de cartel y futuro presidenta/e de gobierno y tenemos derecho a elegir en las circunscripciones las personas que nos van a representar.

Tiene derecho la izquierda y los partidos de izquierda a impulsar la unidad popular, de las izquierdas y de las clases subalternas.

Finalizaré diciendo que respeto Madrid y a muchas personas de Madrid. Pero el espectáculo que se está dando en la Villa y Corte al resto del Estado, días antes de las elecciones, es digamos caótico. Los mensajes que nos llegan son de confusión, conspiración y personalismos desatados.

Esto en un Estado en el que de grado o por fuerza, conviven varias naciones y lenguas. Grandes ciudades costeras y con puertos de mar y que no dependen de la capital, al contrario. Grandes comunidades autónomas con mayor población que la central y toda una red de ciudades medias con vida propia y experiencias propias. El neo centralismo de las izquierdas, resulta decimonónico. Esto no es Uruguay, tampoco Francia. Por lo que escuchar a activistas de ciudades de doscientos mil, cuatrocientos mil, un millón de habitantes decir “haber que dicen en Madrid” resulta pobre y ridículo. Madrid dirá lo que quiera. Pero esto o lo levantamos de forma federal y democrática o del centro… No sé pero lo que es ahora poco bueno. En cualquier caso, seguimos respondiendo a una configuración borbónica de Estado, de un Estado borbónico y regido por un Borbón, que sigue colonizando nuestras mentes.

Basta de cenáculos madrileños y más trabajo de base y en la base. Recuerdo, una victoria de las izquierdas o anti-austeridad y recortes, solo se puede dar venciendo no solo en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. No, hay que vencer o sacar buenos resultados en Albacete, Zamora, Las Palmas, Teruel o Ciudad Real etc. etc. siento, lo pero o hablamos claro o no nos entendemos.

Carlos Martínez es co-primer secretario de Alternativa Socialista