Archivo de noviembre, 2016

In memoriam: Fidel

Para juzgar los grandes hombres, que no dejan indiferente a nadie, no vale ni la adulaci贸n, ni el desprecio simple. Fidel encabez贸 una revoluci贸n que derroc贸 una cruel y corrupta dictadura apoyada por los EE.UU y la mafia norteamericana que ten铆a grandes intereses y negocios en la isla.

Los EE.UU nunca permitieron la revoluci贸n y trataron de asfixiarla, no solo por la guerra fr铆a y anticomunismo, sino porqu茅 para los yankis, Cuba ha sido siempre una asunto de pol铆tica interior, no exterior. Los EE.UU apoyaron al final de su guerra de liberaci贸n en 1898, a los rebeldes que luchaban por la independencia de Espa帽a, no con el objetivo de facilitar su libertad, sino por constituir un gobierno t铆tere y un estado vinculado a los intereses de la rep煤blica americana del norte.

Fidel comenz贸 con un programa socialdem贸crata de los a帽os cincuenta y emancipador, pero se vio obligado a declararse marxista-leninista ante el acoso del imperio y por supervivencia. Necesitaba de la URSS y fue pues, comunista por inter茅s -el no perteneci贸 nunca al partido comunista cubano anterior a la revoluci贸n y que se llamaba Partido Socialista Popular- pero acab贸 siendo comunista de convicci贸n y por convicci贸n. Fue un te贸rico del marxismo-leninismo en un solo pa铆s y un faro revolucionario para toda una Am茅rica Latina, sometida, saqueada, expoliada y teledirigida por los EE.UU a los que se enfrent贸 con 茅xito sin duda, aunque a costa de la democracia en Cuba.

La carencia de libertades en Cuba no da ni 茅tica, ni moralmente, alas y menos la raz贸n a la mafia cubana de Miami, al exilio honorable de Miami o al anticastrismo visceral de Miami. Esas personas quieren destruir no ya el castrismo, lo cual es legitimo, sino la propiedad p煤blica, la igualdad existente, la sanidad universal y los servicios a la ciudadan铆a inspirados en un socialismo autoritario caribe帽o, pero igualitario y m谩s justo que lo que el capitalismo feroz yanki, puede proporcionar. Por tanto como me dijo un j贸ven cubano en la Habana “yo quiero las conquistas de la revoluci贸n, solo que con m谩s libertad. Yo quiero el socialismo, pero m谩s como en Europa”, se refer铆a a un socialismo democr谩tico ideal que ni en Europa existe, pero el imaginaba. Es decir socialismo y democracia y eso los que hoy bailan en Miami en el d铆a de la muerte de Fidel, lo quieren sencillamente destruir.

Dicho eso y desde el respeto a Fidel e incluso la admiraci贸n: Sin libertad, no hay socialismo. Todos los socialismos autoritarios han acabado fracasando o teniendo serios problemas o convirti茅ndose en capitalismo de estado, pero capitalismo,聽como en China, aunque con control estatal y del Partido Comunista. Pero ese es otro debate. Lo que ahora toca es recordar a Fidel Castro y darle el p茅same a los suyos.

 

La huelga de hambre m谩s silenciada

 

Carlos Mart铆nez de Alternativa Socialista

Paco Vega de Alternativa Socialista

Ya en septiembre Paco Vega activista social malague帽o, ex secretario general provincial del SAT, y militante de Alternativa Socialista/SOCIALISTAS, co-autor de este art铆culo, comenz贸 a preparar su acci贸n reivindicativa demandando el cumplimiento del Estatuto de Autonom铆a de Andaluc铆a en su articulado que reconoce la existencia y necesidad de una renta b谩sica. Cierto es que no hablamos de la renta b谩sica universal, sino de un salario social de integraci贸n y soluci贸n a la dignidad vital, de personas paradas sin prestaciones, mujeres maltratadas sin recursos y en general de gentes en situaci贸n de pobreza extrema o pobreza por causas ajenas a su voluntad. Una renta eso si general e intemporal, mientras el afectado est茅 en situaci贸n de pobreza y sin otras prestaciones. Andaluc铆a con nada menos que un聽 38% de paro, (en algunas comarcas supera el 48%) necesita de esa medida de forma perentoria y tras diez a帽os de aprobado el nuevo Estatuto de Autonom铆a, ya era hora de que alguien reclamara su cumplimiento y puesta en marcha de la correspondiente ley que regule dicha renta.

Antes de iniciar su acci贸n Paco Vega, dirigi贸 sendos escritos al Defensor del Pueblo Andaluz y a la Presidenta de la Junta de Andaluc铆a Susana D铆az comunicando su reivindicaci贸n y solicitando聽 el cumplimiento de lo recogido en聽 el Estatuto. Francisco Vega, se帽alaba un l铆mite en el 2 de Noviembre al objeto de obtener una respuesta convincente, o un compromiso pol铆tico serio. Tras recibir una contestaci贸n 鈥渢茅cnica鈥 de la聽 Consejer铆a de Presidencia sin ning煤n compromiso pol铆tico serio, inici贸 la huelga de hambre el d铆a anunciado, con la intenci贸n de llamar la atenci贸n sobre la necesidad de apoyar a personas sin recursos y mal viviendo en comedores sociales o gracias a las pensiones de聽 abuelos y/o abuelas, o simplemente sin nada, m谩xime cuando en Andaluc铆a solo la dejadez y otras prioridades se llevaban el presupuesto. Es cierto que existen variadas pagas y 鈥減aguillas鈥 en el argot popular, pero todas son temporales, muy peque帽as y dependen de variados organismos con rigidez burocr谩tica, lentitud en los pagos o simplemente clientelares en ocasiones. Todo esto hay que regularlo, sistematizarlo e incluso fruto de ello abaratar y hacer m谩s eficaz su gesti贸n. Nada mejor para ello que la ley de renta b谩sica.

La diputada del Parlamento Andaluz, Carmen Lizarraga, presidenta del grupo parlamentario de Podemos, se acerc贸 al huelguista, le apoy贸 y present贸 una iniciativa para crear la renta citada en la comisi贸n de econom铆a de la que es portavoz por Podemos, facilitando una rueda de prensa en sede parlamentaria a una huelga que no recib铆a mucha atenci贸n informativa, por ser educados. Por otro lado Izquierda Unida tambi茅n ha presentado una enmienda al presupuesto andaluz con valoraci贸n y consignaci贸n presupuestaria incluida. Por ahora nada m谩s.

Alternativa Socialista, nuestro partido, SOCIALISTAS (ISI-AS) uni贸n a la que pertenecemos, ha presentado la solicitud de una entrevista con la mesa del Parlamento Andaluz pues se debe impulsar e implementar una ley, sin la cual la renta b谩sica no se puede aplicar. Por otra parte AS/SOCIALISTAS han mantenido contactos con el gobierno andaluz a trav茅s de personas mediadoras, habiendo recibido puntual informaci贸n de la huelga y las exigencias. Estos contactos por ahora no han dado resultado tangible y la respuesta esperada. Sabemos en SOCIALISTAS que la cuesti贸n est谩 en el tejado del PSOE y del gobierno andaluz, por lo que no vamos a dejar, ni olvidar la cuesti贸n.

Tras 22 d铆as de huelga de hambre, un desvanecimiento y un ingreso urgente en el Hospital Regional de M谩laga (antiguo Carlos Haya), Paco 鈥搚o- decido abandonar la huelga de hambre. La huelga se deja porqu茅 el debate ya est谩 en sede parlamentaria, se ha logrado romper el olvido. El PSOE ya sabe que se est谩 reivindicando y que AS y SOCIALISTAS, no van a olvidar ni dejar su reivindicaci贸n y sus exigencias justas. Pero conscientes que lo m谩s eficaz es la existencia de una renta b谩sica que garantice, no los m铆nimos vitales, sino la dignidad de sus perceptores, en lugar de ayudas dispersas e ineficaces que, adem谩s no permiten a sus usuarios o demandantes, reconstruir sus vidas. En toda Espa帽a es necesaria una soluci贸n frente a la desigualdad y la injusticia. En Andaluc铆a es imprescindible. Es posible y los n煤meros est谩n hechos, solo falta compromiso, voluntad pol铆tica y sensibilidad social, dejando de paso de hacer favores a las rentas del capital y las grandes fortunas.

驴Cu谩l es la lecci贸n?

Los cimientos del sistema andan removidos. El establishment preocupado y todo porqu茅 un tipo surgido del sistema, empresario que mal paga a sus trabajadores, machista y fanfarr贸n ha ganado las elecciones con un discurso de extrema derecha, pero populista.

El problema ser铆a donde estaba la izquierda. En los EE.UU est谩 muy claro, con Sanders. Bernie Sanders un socialista democr谩tico logr贸 ilusionar e hilar discurso, por cierto, menos semejante al de Trump que el de Clinton. Sanders si arm贸 un sue帽o diferente al del sistema y al de Trump/Clinton. Un socialista en los EE.UU hace solo una d茅cada hubiera sido imposible que llegar谩 donde lleg贸, pero la globalizaci贸n neoliberal, la desigualdad creciente, la riqueza insultante de los m谩s ricos y la destrucci贸n del medio ambiente, hicieron posible un discurso que adem谩s puso en el centro del debate el salario m铆nimo, es decir la reivindicaci贸n de clase en un Estado tremendamente clasista. Sanders es un socialista similar a Corbyn por ejemplo, que no a otros que no son socialistas, aclaremos.

Pero 驴Que hizo la izquierda moderada? Y la II Internacional. Pues en lugar de apoyar a su partido miembro en los EE.UU el DSA que apoyaba a Sanders y con 茅l que Sanders mantiene v铆nculos, apoyaron a Clinton. De la misma forma que ahora vergonzantes y miedosos, todos incluido Pedro S谩nchez, se inclinan por Clinton en detrimento del socialista estadounidense e ignoran al laborista de izquierda brit谩nico.

El partido socialista al que pertenezco, Alternativa Socialista, @CLI_AS, @U_SOCIALISTAS apoy贸 con toda humildad a Sanders, lanzando una campa帽a de recogida de firmas en su favor: enhttps://socialistasxsanders.wordpress.com/manifiesto-de-apoyo-a-bernie-sanders/ y a trav茅s de twitter en @socialistasxsanders, y lo hicimos primero por ser fieles a la tradici贸n socialista internacionalista y en segundo lugar por poner nuestro grano de arena para que la primera potencia militar mundial no fuera gobernada por un patriota de extrema derecha, as铆 como por contribuir a construir un mundo mejor y m谩s justo con paz y libertad.

Ahora no es cuesti贸n ya de lamentarse, sino de construir. Pues bien, reivindicar a Sanders es una forma de comenzar a reconstruir y para ello dejar bien claro que sin discurso con principios y de principios no hay nada que hacer. Luego, ser coherente con las ideas y aplicar pol铆ticas de reparto, bienestar e igualdad.

聽El sistema realmente no creo que est茅 tan preocupado con Trump, pues al fin y al cabo de es de los suyos. El problema es que los socioliberales europeos y espa帽oles en particular no cuenten con quienes son socialistas y laboristas de izquierda. Est茅n temerosos y asustados de aplicar pol铆ticas reales de defensa y promoci贸n de lo p煤blico, pero sobre todo sean tan inconscientes que permitan que el establishment los utilice y luego los destruya. Por eso hay que salvar y construir socialismo democr谩tico para evitar que tipos como Trump controlen los EE.UU, Europa, el mundo. Para construir algo nuevo, desde las ense帽anzas y tradiciones de quienes si pelearon por la igualdad y el estado social. La igualdad republicana y la democracia del reparto.

EE.UU lo que har谩 a trav茅s de Trump es alejar el peligro Sanders, pintar las paredes del sistema de otro color y seguramente algunos cambios en pol铆tica exterior y de defensa. Pero ojo, en Rusia y Putin en especial est谩n felices con la victoria de Trump. Solo lo indico.

驴Y AHORA QU脡?

Lo que a los dirigentes con poder territorial y en el engranaje del Estado del PSOE, les ha preocupado, -excepto en el caso de la presidenta balear-, no ha sido ni su partido, ni mucho menos la idea de cambiar las pol铆ticas reaccionarias y de retroceso social del PP, defendiendo el estado del bienestar. Lo que les ha preocupado ha sido en aras de la raz贸n de estado, seguir manteniendo un r茅gimen de las oligarqu铆as, el IBEX y las grandes familias que desde el franquismo controlan Espa帽a. La prueba es que han aupado al poder a un presidente corrupto y a un partido corrupto y antisocial. Pero es que, para m谩s INRI, el mismo Rajoy en su 鈥渆xamen de Septiembre鈥 para obtener la investidura, ha dicho alto y claro que sus pol铆ticas econ贸micas no van a cambiar y que sus 鈥渞eformas鈥 es decir sus ataques a la dignidad, la libertad de las personas y sus derechos laborales, van a seguir perseguidos y pisoteados como hasta ahora. A pesar de ello, la Gestora ha tratado de mantener la abstenci贸n con mano de hierro.

Quince diputadas y diputados socialistas han salvado su honor oponi茅ndose a enga帽ar y vulnerar el programa electoral de su partido, sus promesas y con aplomo y valent铆a han dicho no. Las y los 15 del no, entre los cuales, de forma inexplicable y dif铆cil de entender, no estaba Pedro S谩nchez a pesar de su renuncia al esca帽o, han resultado ser un soplo de aire fresco y la primera revuelta parlamentaria seria -con alguna honrosa excepci贸n, pero muy limitada- de un pa铆s con nuestra cultura parlamentaria, que los 鈥渘uevos鈥 aplican igualmente, cual es la de prohibir los derechos pol铆ticos de sus parlamentarias y parlamentarios. El partido Laborista por ejemplo a sufrido numerosas desobediencias y Blair lleg贸 a tener hasta cincuenta parlamentarios laboristas votando contra sus ani-laboristas pol铆ticas. Tambi茅n en la Francia de Hollande se ha dado esto con motivo de su reforma laboral. Pero aqu铆 es toda una novedad que diputadas y diputados pongan su coherencia por encima de los intereses de un aparato, miope y entregado a favorecer la investidura de la corrupci贸n. Por cierto, Jeremy Corbyn antes de ser el l铆der del Trabajo, fue uno de los cincuenta rebeldes contra en blairismo y aguant贸 en la C谩mara de los Comunes dando la cara.

Los 15 del no son ahora la verdadera oposici贸n. Son las personas a las que muchas muchos vamos a escrutar y seguir, pues 驴Qu茅 har谩n si el PSOE decide a trav茅s de la imposici贸n de su gestora y de la fracci贸n felipista decide apoyar los presupuestos que la Troika impone y Rajoy dispone?

Estamos pues ante una coyuntura pol铆tica que exige un nuevo programa pol铆tico para el rearme del socialismo democr谩tico y por tanto el fin de la austeridad y los recortes, el fin de los ataques a la dignidad de trabajadoras y trabajadores, de los j贸venes sin futuro y sobre todo sin pensiones. Personas de 18 a帽os ahora que de seguir estas pol铆ticas y el r茅gimen que las impone, cuando tengan sesenta y cinco a帽os envidiar谩n profundamente a sus abuelos, incluso algunos a sus padres. Solo un programa laborista de izquierda y democr谩tico lograr谩 acabar con las pol铆ticas de austeridad. Pero el PSOE hace mucho tiempo que es un partido del r茅gimen, est谩 atado a el de manos y pies, adem谩s acabamos de vivir un caso que lo recuerda descarnadamente. Por eso si el socialismo desea pervivir y en ello estamos (puesto que no confundo socialismo y PSOE o Partido Socialista y PSOE), o se convierte en la aut茅ntica oposici贸n, en fuerza constituyente y se aproxima a las personas desahuciadas del sistema que suman muchos millones, o desaparecer谩, pero el peligro no es que sea sustituido por otra 鈥渋zquierda鈥 sino por la nada, por la propia derecha.

El r茅gimen del 78 est谩 en crisis. Las descalificaciones que se nos hacen de demagogos, radicales y ut贸picos de las personas biempensantes y sobre todo de los medios de comunicaci贸n corporativos que son casi todos, no cambiar谩n la crisis del r茅gimen. La incapacidad del sistema para salir adelante de forma democr谩tica.

Por tanto, si Rajoy ni va a derogar la reforma laboral, ni la ley mordaza, ni la LOMCE rev谩lidas aparte -su tal贸n de Aquiles es que es una ley clasista y profundamente reaccionaria-, ni la ley mordaza, ni la legislaci贸n restrictiva del aborto, ni el IVA cultural, ni鈥 驴Entonces qu茅 hacemos? Por cierto ahora les guste o no CC.OO y UGT pasan a primera l铆nea y se les deben acabar las vacaciones de una vez.

Desde el d铆a pasado 28 de octubre de 2016, en Sol las movilizaciones han vuelto. El 29 qued贸 confirmado en una manifestaci贸n que se intent贸 criminalizar y que fue un 茅xito. A pesar de miedos de propios y extra帽os fue un triunfo en el que muchos de sus impulsores ahora somos silenciados y censurados nuevamente. Pero quejas aparte, ahora la calle vuelve a ser otra forma democr谩tica de hacer oposici贸n.

驴Qu茅 hacer pues los socialistas democr谩ticos? En primer lugar, reorganizarnos de forma aut贸noma e independiente de la raz贸n de estado y del IBEX, lejos de la larga mano de Felipe. En segundo lugar, reivindicar con fuerza el legado de Pablo Iglesias y nuestros cl谩sicos, pero tambi茅n tomar ejemplo para el impulso de Sanders y de Corbyn que demuestran que en dos naciones capitalistas y en pleno coraz贸n del imperio, se puede hablar de socialismo, se puede construir fuerza socialista. En tercer lugar, hacer programa y partido, un Partido Socialista, pues el oficial que hay, no lo es. Esto no es ni ser谩 una operaci贸n personalista que en el fondo no propone cambiar nada. Para ser cre铆ble como socialistas hemos de debatir y proponer un programa de izquierdas y reclamar lo p煤blico, renacionalizar, dar el alto a la Troika. Un programa constituyente, que no de reforma constitucional. La corona ha participado en todo lo que hemos sufrido.

聽Lo que si va a resultar insufrible van a ser para las gentes humildes, pobres, empobrecidas, sin futuro cuatro a帽os m谩s de Rajoy, creando empleo dicen, a costa de sueldos de miseria, contratos leoninos, nulos derechos sociales y una operaci贸n de dominaci贸n y alienaci贸n cultural de envergadura. Como ha hecho Sanders, la reivindicaci贸n del salario m铆nimo ha de pasar a ser algo important铆simo y prioritario. Hasta eso hemos llegado.