La actualidad política o el bloqueo institucional. Recuerdo, se deben ganar el sueldo

 

La situación de bloqueo en el Congreso de los Diputados, obedece no a una película de buenos y malos, sino a la carencia de experiencia en pactos de los partidos estatales, acostumbrados en el caso de los ya no tan mayoritarios a no necesitar apoyos de otras fuerzas políticas, más que de forma muy limitada. También a la falta de voluntad política de llegar a acuerdos, el exceso de tacticismo y el interés más en debilitar al contrario que en conseguir algo positivo, claro que con algunas cesiones, pues hablamos de pactos. Todo ello como consecuencia del hartazgo social ante la corrupción, el paro y los recortes en servicios esenciales (sanidad, educación, pensiones, paro) y prestaciones sociales, que condujo el 20D a un panorama muy diferente de los anteriores así como a una profunda ruptura social, que nadie, sino la mala gestión de la crisis económica y política han provocado. Luego estamos ante una muestra de lo podrido del sistema y de la crisis subsiguiente para cambiarlo.

El PP carcomido por casos de corrupci√≥n y un ejercicio cruel de las mal llamadas reformas, es decir recortes y retrocesos en materia tanto salarial y de empleo de calidad, as√≠ como las congelaciones, copagos y sacrificios que han reca√≠do exclusivamente sobre las clases populares y humildes. Mientras que los ricos y poderosos gracias al PP y al colegio de comisarios de la UE, han visto incrementada su riqueza, lo cual lo deslegitima para gobernar -al PP-a pasar de las declaraciones sin verg√ľenza, ni pudor, ni arrepentimiento por lo robado y extorsionado, por parte de sus dirigentes. Ha sacado m√°s votos y esca√Īos que otros partidos, pero no los suficientes y por ahora, al menos, no encuentra aliados. Nadie quiere semejante compa√Ī√≠a. Tal vez solo Ciudadanos la busca.¬†

Ciudadanos la otra derecha, m√°s novedosa, pero ultra-liberal al fin y al cabo, no ha conseguido ver cumplidas sus expectativas y aunque posee un n√ļmero de diputadas y diputados significativo, no basta para cerrar el c√≠rculo. Por eso juega a varias bandas y ahora le exige al PSOE fidelidad o bien se marcha con el PP.

El PSOE ha pasar de su mal resultado, fruto de sus errores y sus traiciones y abandono de pol√≠ticas socialdem√≥cratas, transformado en un partido de la tercera v√≠a socioliberal, ha obtenido pese a ser el partido que se sit√ļa en segundo lugar, el peor resultado de su historia desde la Transici√≥n. El PSOE sin embargo, es imprescindible para cualquier opci√≥n de gobierno de ‚Äúprogreso‚ÄĚ y evidentemente en algunos aspectos es diferente del PP, pero es un partido que a pesar de tener votantes de izquierdas y algunos militantes en la izquierda, -como tal instituci√≥n pol√≠tica-, est√° vinculado a los poderes financieros, grupos empresariales y a la corona. Esto le lastra y mucho a lo hora de tomar decisiones valientes.

A pesar de esto, el resto de las izquierdas y fuerzas progresistas, a pesar de su √©xito electoral, le necesitan. Adem√°s los dirigentes del PSOE tanto federales, como regionales y provinciales siguen teniendo los esquemas mentales de las mayor√≠as sociales ya finitas y una actitud de gobernanza clientelar y auto-suficiente que las personas, sufridoras de una dura crisis capitalista ya comienzan a no consentir, afortunadamente. A pesar de ello, las fuerzas del cambio, le esperan. Eso y todo reconociendo algunas actitudes, poco amistosas y menos diplom√°ticas de algunos aspirantes al poder, aunque eso s√≠ con muchos votos y por tanto fuerza. Pero desde la formaci√≥n socioliberal se debe entender la profunda desconfianza que genera. Muchas han sido sus renuncias, enga√Īos y olvidos.

Por tanto solo un acuerdo a cuatro o a cinco incluso a seis partidos es posible. Hay nuevas fuerzas alternativas en el parlamento y estas resultan ser imprescindibles para formar gobierno. Eso o la llamada gran coalici√≥n entre el PP, el PSOE y Ciudadanos, ya sea por activa o por pasiva. Por tanto el PSOE sin ambages debe responder, o la gran coalici√≥n, o un acuerdo de progreso aunque sea a rega√Īadientes o forzar nuevas elecciones. En cualquier caso, el gobierno que se constituya o tiene muy claro lo que hay que hacer en Europa UE o ser√° una edici√≥n hispana del gobierno Tsipras. La UE a trav√©s de su Comisi√≥n, ya est√° exigiendo m√°s recortes y de la deuda, ni siquiera Podemos quiere ni hablar y mojarse. Nadie est√° preparando que hacer con la UE, excepto el PP y Albert Ribera, que es el √ļnico que ha tenido el valor de decir a pesar de su acuerdo con el PSOE que el Gobierno va a tener que hacer m√°s recortes.¬†

Alternativa Socialista ha formado parte de Unidad Popular que a pesar de tener un mill√≥n de votos solo ha obtenido dos diputadas, gracias a la fraudulenta ley electoral que sufrimos. Estamos actuando con exigencia de izquierdas, claro, somos de izquierdas no vergonzantes, ni ocultas. Somos en la coalici√≥n, ecosocialistas, socialistas, comunistas y republicanos, orgullosos de serlo. Pero sin estridencias, sin teatro, sin chistes, con racionalidad, argumentos s√≥lidos y paciencia, estamos trabajando por llegar a la √ļnica soluci√≥n posible y buena para la gente, como es constituir un gobierno progresista, de cambio que acabe con las reformas laborales, los recortes, la pobreza, el empleo basura, las privatizaciones, los copagos y las agresiones a las mujeres y a la libertad. Que restablezca la democracia y liquide la corrupci√≥n.

Alternativa Socialista que es un partido socialista independiente y republicano, no desea sino que se evite un panorama que no va a beneficiar a nadie, pero sobre todo va a perjudicar a las clases m√°s humildes, trabajadoras y populares, aunque sin caer en la demagogia y las trampas de Pedro S√°nchez, pues su acuerdo con Ciudadanos, deja demasiados cabos sueltos y demasiados asuntos sin cerrar como para hacerlo cre√≠ble y menos como para ser esa maravillosa carta a los reyes magos que S√°nchez vendi√≥ cuatro veces desde la tribuna del Congreso de los diputados. Pero sobre todo porqu√© el PP como gobierno en funciones sigue haciendo de las suyas y mandando como si tal cosa, pues encima se ve legitimado para ello, al haber obtenido el mayor n√ļmero de votos.

As√≠ que de cualquier manera las y los diputados electos, ya est√°n cobrando de nosotros y sus partidos obteniendo subvenciones electorales, liberadas y liberados as√≠ como dinero para mantener sus aparatos, al que leg√≠timamente tienen derecho, pero que si les obliga a trabajar por el bien com√ļn, al objeto de resolver este desaguisado que yo como contribuyente les exijo, pues para eso les pago.¬†

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *