AVISO URGENTE A LOS SINDICATOS DE ESTIBADORES PORTUARIOS y amigas y amigos de la estiba

LA DIRECTIVA 2006/123 sobre servicios de mercado interior, regula la actividad económica y laboral del sector servicios de la Unión Europea, en el más amplio contenido de la expresión y en el cual se incluyen los transportes de todo tipo. Esta directiva fue muy combatida por los sindicatos, asociaciones altermundistas como Attac y partidos de las izquierdas y numerosas/os eurodiputados.Pues en esta directiva se autoriza a las empresas a practicar el “dumpig” social al consentir intrusismo laboral y profesional con sueldos y precios de países de origen, pero… Deja fuera sin embargo a los puertos.No obstante considero, MUY POSITIVO para nuestra reivindicación portuaria algo que recoge y es favorable a los intereses del colectivo estibador portuario. En ella se dice textualmente:
“Los servicios de transporte, incluido el transporte urbano, los taxis y ambulancias, así como los servicios portuarios, deben quedar excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva.”
Esto debiera haber sido tenido en cuenta en la sentencia del TJUE de diciembre de 2014 caso C-576/13 pero no ha sido así. De forma torticera y parcial el tribunal de la Unión Europea no recoge una directiva es decir ley, de la UE. De ello se deduce que también además de los tratados de la OIT se omite un apartado en este caso positivo de la citada directiva. Es sangrante que se ignore a la OIT, pues claro, no les interesa. Pero tampoco tienen en cuenta sus propias leyes. Sabemos que ante esto los tribunales, vendidos a las multinacionales y los gobiernos europeos muchos de ellos convertidos en lacayos suyos, harán “milagros jurídicos” por eso lo más honrado es instar a continuar con las movilizaciones y la justa presión sobre el Congreso de los Diputados, que para eso les hemos votado, para que nos defiendan a nosotras y no a J.P. Morgan u otras poderosas navieras y estibadoras transnacionales, con capitales muchos de ellos, de origen muy, muy oscuro.
Carlos Martinez
 
un abrazo.