Hay que felicitar a Pedro Sánchez y lo hago. Pero sobre todo hay que darle la enhorabuena a unas gentes socialistas que ni se han amedrentado, ni dejado manipular, ni consentido que el partido que fundó Pablo Iglesias, sirviera para mantener al PP más corrupto, autoritario y claramente heredero del franquismo en el poder.

Anoche 22-5-2017 estuve con ellos en su celebración en Granada y les felicité. En Andalucía, territorio poco propicio para resistir ha habido revuelta y la prueba de la existencia de una red clientelar potente ha sido que finamente Susana ha obtenido en su tierra menos votos que avales, por lo que muchos se han manifestado contra esa red y caciques locales y provinciales con su voto. Les ví felices, pero ahora toca la política. Pero la política en las instituciones y en la calle.

Pablo Iglesias nunca lo fió todo al parlamentarismo y los ayuntamientos, para él la lucha de clases era capital y así debe seguir siendo. Echar a Rajoy, desde las instituciones y desde las calles mediante la acción social y sindical. El apoyo a las Marchas de la Dignidad, puede ser un buen ejemplo.

Gracias también a las bases porqué han demostrado que el socialismo existe, tiene musculo y es la gran esperanza de las clases trabajadoras.

El movimiento socialista debe iniciar un amplio proceso de convergencia y encuentro, tras las traiciones de dinosaurios instalados en el sistema que nos hicieron a muchos abandonar un barco varado en el neoliberalismo, pero jamás el socialismo. Ellos urdieron con las fuerzas del establishment y de los poderes fácticos del Estado una operación que las bases del PSOE han hecho fracasar. Gracias por ello.

Pero ahora debemos trabajar para echar a Rajoy, acabar con el empobrecimiento, el precariado, los recortes, los desahucios, las políticas Troika y una UE injusta por naturaleza y vocación que prohíbe las políticas socialdemócratas. No digamos las de incidir más en el reparto real de riqueza y bienestar.

Por tanto sólo una exigencia a Sánchez, que no es poca: Que no defraude a sus bases y que tampoco lo haga al movimiento socialista alternativo y republicano. Estaremos en ello. Pero por ahora más felices.

Carlos Martinez

es politólogo y co-primer secretario de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS