Según cifras oficiales, en el mundo, desde que estalló la crisis financiera que provocaron las hipotecas basura – entre otros asuntos- se han gastado los estados y los organismos públicos económicos no menos de veinte billones de dólares en rescatar y recapitalizar bancos e instituciones financieras, en su inmensa mayoría privadas.

Solo en Europa, Durao Barroso, reconoce 4´5 Billones de Euros. Se supone que más, pues en muchos lugares como España, se han utilizado formulas disimuladas de recapitalización, mediante supuestos préstamos del FROB , exenciones fiscales etc. etc.

Lo cierto es que se ha gastado muchísimo más en apoyar la banca privada en el mundo en general, pero de forma muy especial en el llamado primer mundo, en las potencias centrales, que en los objetivos del milenio, los de 2015, según el programa aprobado por las Naciones Unidas, para acabar con el hambre en el mundo. Pero es que la ridículamente definida como comunidad internacional, es decir las potencias centrales, están liquidando a pasos agigantados los estados del bienestar y empobreciendo a sus poblaciones, que asisten tan atemorizadas como despistadas y manipuladas al cambio de un sistema-mundo que se les escapa. La reacción en Europa, es asirse a la soga conservadora, reaccionaria, derechista y aún más neoliberal que al inicio de la crisis de 2007, la misma soga que les asfixiará.

En el reino de España, los bancos como hemos escrito han recibido capital público. Las Cajas de Ahorros en serías dificultades por apoyar, como todo el mundo con algo de espíritu de lucro, la burbuja inmobiliaria, fomentada por los gobiernos Aznar y no corregida, ni evitada por los gobiernos Zapatero, han sido privatizadas por la gran coalición de facto, para temas importantes del PSOE y el PP.
Las Cajas bancarizadas, en algunos casos como Bankia, son ya auténticos bancos privados, pues cotizan en bolsa. En lugar de crear un sistema financiero público y retener para el estado y el bien común, Cajas nacionalizadas estas han sido o están siendo recapitalizadas y vendidas a posteriori. Los gurús neoliberales de la economía española que viven de fundaciones pagadas por bancos privados, están contra la banca pública, el PP está contra la banca pública, Rubalcaba está contra la banca pública. Los pueblos de España, las Pymes, la economía social, las familias necesitan la banca pública, pero a las clases populares nadie las rescata, es más financian ellas las recapitalizaciones bancarias. Por eso hay que salir con fuerza a las calles el día 15 de Octubre.

Nadie nos regala nada a las clases populares y trabajadoras. Por eso estamos reconstruyendo nuestros instrumentos de lucha de lucha y dotándonos de nuevos. La ciudadanía precaria y/o machacada sale en protesta. El sujeto colectivo camina hacía su empoderamiento, pero se nos pondrán obstáculos y fuertes, por eso en la lucha debemos forjar alianzas de resistencia y resortes de las clases subalternas, de los de abajo, los sin futuro para buscar nosotros y nosotras nuestro futuro, que en mi opinión no pasa por apoyar opciones neoliberales ya fracasadas.

El día 15 de Octubre, debemos tomar moral, saber que no estamos solas y solos y seguir reivindicando, más y mejor democracia. Soberanía popular. Poder popular. Fuerza y resistencia de las clases subalternas, de los pueblos, frente a los explotadores, chupones, especuladores, banqueros, ricos y gobernantes a su servicio, en el mundo, en Europa, en nuestro estado, región o ciudad.