https://twitter.com/jeremycorbyn/status/879765512292626433

https://twitter.com/JeremyCorbyn4PM/status/878994487145398272

Estos twitts emocionan. Sus vídeos que contienen el reflejo del apoyo juvenil a Corbyn y de como este se ha constituido en el líder del cambio en Gran Bretaña. Es curioso, dos viejos socialistas, Corbyn y Sanders ha salvado la piel de la socialdemocracia y del socialismo en libertad. Lo que sigue en crisis es el socioliberalismo y el liberalismo que afirma ser socialista, no el socialismo.

Corbyn ha logrado dos cuestiones muy importantes, la primera que el Trabajo, el Partido Laborista, vuelva a ser el partido de las clases trabajadoras y de las personas jóvenes muy duramente golpeadas por la crisis del 2008 y en segundo lugar que el Trabajo vuelva a su esencia de partido socialista de cambio y a las raíces socialistas democráticas, con un programa que incluye nacionalizaciones y recuperación de servicios privatizados para revertirlos al sector público. Igualmente una gran inversión social y más impuestos para las grandes fortunas y las grandes empresas. Corbyn es hoy la principal bandera en Europa de la lucha contra la austeridad.

¿Pero es el movimiento de recuperación laborista un fenómeno tan solo británico? No solo. Tiene trascendencia europea e internacional y en esto confluye con Sanders y los activistas negros más a la izquierda del Partido Demócrata de los EE.UU que también vive una convulsión interna. Otros partidos socialistas también están comenzando a vivir debates y transformaciones internas al objeto de recuperar su papel en la sociedad. No tienen porqué buscarlo fuera, simplemente con que vuelvan al socialismo, hay suficiente. Tal vez se debiera trabajar como hacen los británicos en construir movimiento socialista de diversas fuerzas y corrientes socialistas en lucha contra la austeridad.

Cuando Corbyn emerge el establishment organiza una fuerte campaña en toda Europa contra él. Los capitalistas y los medios de comunicación de su propiedad lanzan toda suerte de descalificaciones en su contra y lo presentan como un populista perdedor, en lugar de presentarlo como lo que es, un socialista fabiano ligado a la clase trabajadora y los sindicatos británicos. Algo parecido le ocurre a Hamond el candidato francés del PSF aunque, en este caso si logran los poderes financieros destruir al socialismo francés pues desean instalar a un neoliberal ortodoxo, Macron, en la presidencia de Francia y para ello han de destrozar el socialismo heredero de Jaures.

En España la operación anti-Pedro Sánchez, fracasa y las bases socialistas logran evitar el golpe de estado neoliberal en el PSOE y el viejo aparato felipista, el PP y la corona son derrotados. Pero Sánchez tiene que demostrar muchas cosas que Corbyn ya ha demostrado. Entre otras que los laboristas han logrado unir toda la izquierda británica en torno a ellos. Es cierto que lo tienen más fácil por la propia idiosincrasia política británica y la propia estructura del Trabajo, pero si el PSOE desea consolidarse como lo que fue, el partido de la clase trabajadora y del cambio social, deberá estudiar muy de cerca lo que ha hecho y hace su partido hermano laborista y por qué no, también el renacido socialismo democrático de los EE.UU dentro y fuera del Partido Demócrata.

Ambos por cierto son modelos de éxito. Si bien en los EE.UU el establishment si logró finalmente imponer a una candidata salpicada de corrupción, antipática y clasista que fue incapaz de derrotar a Trump.

Pero el peligro para el capitalismo occidental es que el modelo de los socialistas Corbyn y Sanders triunfe. Ambos cuestionan las instituciones económicas supranacionales y la mayor parte de los tratados de libre comercio, porqué en realidad tan solo favorecen a las multinacionales y acrecientan el cambio climático pues se basan en la economía extractivista y del carbono. Son depredadores.

Todo tiene pues una traslación internacional porque nunca las empresas y corporaciones privadas habían tenido tanto poder político -son los amos- nunca han ganado tanto, a la vez que la clase trabajadora en todo el mundo se está empobreciendo, perdiendo salud, derechos y alimentándose mal. Avanzan los totalitarismos, los fanatismos religiosos y el peligro de guerras cada vez más crueles y extensas se materializa.

Es por eso que se viven migraciones convulsas de aquí hacia allá. Los jóvenes españoles huyen del paro y la precariedad al mismo tiempo que jóvenes negros y magrebíes así como refugiados de las guerras huyen hacía nuestros lares y todos con una causa común y es que ni unos ni otros pueden tener una expectativa de vida digna en sus lugares de origen.

Mundo mal construido que necesita líderes hechos y maduros, con las ideas claras. Por cierto los debates parlamentarios británicos que son muy fluidos y rápidos están mostrando la contundencia de Corbyn sin pelos en la lengua y que ataca diariamente y sin piedad a una Teresa May conservadora, sin ideas ni programa más allá de la austeridad y de buscar el beneficio para las corporaciones así como el colaboracionismo con Trump. Pero Corbyn cuando sale del parlamente de zurrar a May, recorre barrios, pisa la calle y es vitoreado en conciertos de rock como si fuera una estrella y de hecho lo es, la estrella roja del cambio. Aconsejo mirar hacia el TRABAJO. La clase trabajadora del estado español necesita organizarse y una referencia política obrera y trabajadora, del precariado, que no existe todavía.

Carlos Martinez

Es co-primer secretario de Alternativa Socialista y de Socialistas, fue trabajador portuario.