Carlos Martinez

Es politólogo y activista socialista republicano, del PSF

En nuestro estado español ha pasado ciertamente desapercibida en gran parte, la dura batalla de Alemania entre la Europa alemana y la defensa del bienestar, el Trabajo y el fin de la austeridad. El debate interno del SPD (partido socialdemócrata) ha sido tremendamente importante y la cuestión en debate era fortalecer a Merkel o ser su oposición.

La Gran Coalición repetida era el deseo real de Angela Merkel del Banco Central Europeo, la burocracia de Bruselas y el poder económico, los capitalistas, al objeto de seguir controlando la socialdemocracia y poder seguir imponiendo las políticas conservadoras y neoliberales, aunque eso sí, con ciertos tientes sociales en el interior de la RFA, que no en la UE.

Merkel ha presionado y chantajeado al débil y moderado Schultz que ha cedido y llevado al SPD al incumplimiento de sus promesas electorales. Pero en honor a la verdad no le ha sido fácil. El ala izquierda, los socialdemócratas más inteligentes y sobre todo las juventudes socialistas, los “JUSOS”, se han enfrentado al aparato schutzchista y a Merkel, obteniendo más del 40% de los votos de su Congreso en contra de la coalición Merkel-Schultz-BCE-poder patronal y consiguiendo que el posible pacto, deba ser ratificado por las bases, con lo que al contrario de lo que muchos grandes medios españoles han “informado”, no es verdad, pues el SPD solo ha autorizado negociar y luego votará en referéndum interno si se acepta o no el pacto. Los Jusos finalmente han obtenido una victoria política importante a pesar de afirmar que seguirán haciendo todo lo posible porque el acuerdo fracase antes del referéndum.

La realidad es que de ese refrendo interno, repercutirá y mucho en nuestro día a día en salarios, educación pública, sanidad, pensiones… Por lo que la batalla del SPD nos afecta y es imprescindible seguir apoyando a los Jusos y a los socialdemócratas coherentes y/o de izquierda. Por tanto vamos a implicarnos y seguir animando a “@jusos” en su lucha por la cuestión social y contra Merkel. Si el SPD no aprueba el acuerdo todas y todos ganaremos.

Ahora miremos hacía dentro y veamos:

Alemania es el modelo para superar la crisis capitalista europea y mundial de los neoliberales ¿Cuál ha sido su receta? Austeridad, recortes y bajadas en convenios colectivos de los sectores industriales más avanzados bajo la amenaza del empleo y sobre todo los mini-jobs, es decir salarios de miseria en Alemania que han provocado a costa de la sobre explotación de un precariado juvenil e inmigrante, acumular capital. Claro Alemania tiene una ventaja y es ser potencia industrial a costa del mediterráneo europeo, sus colonias en el este de Europa y el euro, su gran invento, su moneda impuesta al resto de Europa Unión.

Por tanto en España, tenemos lo de los recortes, el precariado con sus mini Jobs, los recortes y el sol y playa a disposición de todos los maleducados y borrachos de Europa. Pero no industria. Eso si el PP está forzando su gran coalición de facto y presiona al PSOE primero con el 155 y ahora con los presupuestos y la financiación autonómica. El PSOE y Pedro Sánchez verán. Pero el chantaje, la cara dura de los sinvergüenzas del PP implicados hasta el cuello en la corrupción presionando al PSOE o se aguanta por este partido o el camino del SPD hacía su inutilidad para el Trabajo primero y su irrelevancia después, está servido.

Por todo esto (caso alemán y chantaje PP en España) Pablo Iglesias el gran maestro del socialismo, siempre tuvo muy claro que pactos con la burguesía ninguno o los mínimos.

La socialdemocracia europea excepto en el Reino Unido y la isla laborista, anda perdida cuando no destruida como en Francia e Italia, fruto de su cobardía y de sus cesiones a los poderes fácticos y por estos lares, a la corona, que es la cúspide del conglomerado bancario-industrial.

Es por ello imprescindible construir socialismo, desde el socialismo y salvar con coherencia y decisión lo único que puede hacer avanzar los intereses de las clases trabajadoras y populares. Sin olvidar que el socialismo es internacional y por tanto la lucha de los @jusos en Alemania es nuestra lucha y estar con ellos nuestra obligación política. Más Merkel es más Rajoy y el recambio de Albert Ribera que espera agazapado la derrota de las izquierdas.