Advierto: en estos momentos se está fraguando el pacto de estabilidad. Este pacto, que es una continuación de la reforma exprés de la Constitución, está siendo negociado por los partidos sistémicos, con el PP a la cabeza al tener el gobierno, pero la dirección del PSOE, CiU y Cia. están en el asunto.

Nuevamente el déficit se pone por encima de las personas, y este pacto supone una agresión más contra las clases populares y los derechos sociales.

Ayer volvimos a salir a la calle a exigir la reposición del estado del bienestar, que ya ha sido dinamitado. No tiene sentido esta lucha si tan solo es defensiva. Hay que pasar a la ofensiva. En el nuevo panorama que se abre y que el Pacto de Estabilidad PSOE-PP-CiU-PNV pueden firmar, impulsado por el Gobierno Rajoy y la UE, puede ser otra vuelta de tuerca en este disparate pro-capitalismo financiero que sufrimos.

Hace falta articular una nueva convergencia politica, que articule las clases populares y lo más progresista de las clases medias y con propuestas antineoliberales y en alianza con los sindicatos, que defienda e impulse un nuevo paradigma político-social y acabe con la dictadura del déficit y la deuda.