A estas horas el gobierno del Reino de España y el monarca a la cabeza, con la tijeras de podar vidas en la mano comienzan de forma fria, sin piedad y como buenos sirvientes de los mercados su macabra traslación de sus ideales capitalistas y ultra-liberales al BOE, acompañados de la sonrisa complaciente de la Unión Europea y la banca privada, así como con la ovación de la derecha.
Nadie, ni personas paradas, jubilados enfermos crónicos ni dependientes, estarán a salvo. Truncarán proyectos vitales, desharán familias, arrojarán gente a la desesperación y serán inflexibles.
Mientras, los medios de manipulación masiva incluso criticando algo, alguna medida para disimular, sin embargo apoyarán todas en el fondo. Porqué ya se sabe, es necesario y no hay otra solución. Mentira, las hay y muy diferentes.
Hay que reaccionar y ya y para ello además de manifestaciones y concentraciones hay que hacer, en mi opinión dos cosas:
Preparar ya, una nueva huelga general, civica, global, obrera y resistente, más imaginativa y larga que las anteriores. Más contundente.
Construir la convergencia socio-política. Crear una fuerza social y politica antineoliberal en la que todas las organizaciones, partidos y personas de la IZQUIERDA coincidamos, junto a todas las personas que defiendan la justicia y la soberanía popular. Una fuerza, un Frente popular, antineoliberal y de las clases obreras y populares, frente a esta tiranía, este crimen de estado, este latrocinio contra los que no hemos causado la crisis. Mientras que sus causantes, la banca y los capitalistas, los ricos se burlan de nosotros, nos cobran impuestos abusivos y reducen nuestros derechos y prestaciones para vivir a nuestra costa.
Hay que crear el FRENTE DE LA DIGNIDAD que acabe con tanta estafa al Estado y a las personas.
Orgulloso de ser de izquierdas, rojo, creo que hay que organizarse y reaccionar ya. Rojo, si, pero no sectario, por tanto rojos y demócratas unidos contra la dictadura de los mercados.
Los mineros nos están señalando el camino.