Al final Rajoy se raja en Granada. Ante la fuerte movilización social que se estaba organizando y el ambiente caldeado -que se palpaba en las redes sociales y entre sindicalistas y activistas sociales- preparando una concentración que se esperaba muy numerosa, Rajoy ha adelantado su presencia un día, y se ha adelantado la clausura del Congreso pepero andaluz, prevista para el Domingo a las 11 de la mañana.

La concentración prevista no era solo de funcionarios, como falázmente desinforma alguna prensa, sino también de trabajadores de Mercasevilla y de otras empresas que venían incluso en autobuses. Así como numerosos parados, jóvenes y precarios, que deseaban expresar su protesta. A esto hay que sumar los llamamientos de CCOO y UGT muy movilizadas, así como del Compromiso Social de Andalucía, con Attac, las Mesas de Convergencia, el 15M, etc.

El PP ha clausurado de prisa y corriendo, y con más miedo que vergüenza, su congreso de Andalucía. Sin embargo, la fuerte movilización social contra los recortes ha permitido convocar en menos de 45 minutos a unas 300 personas, tan solo a través de las redes sociales, y que nos hemos manifestado ante el Congreso de los derechistas.

La manifestación, convocada de urgencia por diversos colectivos y sindicatos, además de IU y otras fuerzas, ha permitido manifestar el rechazo del pueblo trabajador de Granada a los recortes y al golpe de estado perpetrado por el PP desde el Gobierno.

Las calles deben ser nuestras, debemos mostrarles nuestro fuerte rechazo.