La coalición Construyendo LA IZQUIERDA, apoya las movilizaciones populares y sindicales y llama a salir a las calles ante el golpe de estado perpetrado por el PP, los mercados y la derecha alemana.
Ayer, de forma clara y contundente, las y los ciudadanos comenzaron a salir a las calles de forma espontanea y lógica ante el atropello que ha supuesto la grave decisión del Gobierno de España impulsada por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y los gobiernos más reaccionarios de nuestro entorno. Ayer la dictadura de mercados y capitales, volvió a quedar patente.
Ante este atropello la coalición -de personas y agrupaciones socialistas, ecosocialistas, socialdemócratas obreristas y de izquierdas, altermundistas y sindicalistas, así como otras familias de la izquierda plural- Construyendo LA IZQUIERDA, desea manifestar su opinión y hacer públicas nuestras propuestas, ante una situación de excepción, que exige respuestas lúcidas, unitarias y contundentes.
Construyendo LA IZQUIERDA, entiende que el pacto de la Transición está roto. No podemos engeñarnos, ni engañar. Lo que de estado social quedaba está siendo aniquilado en la edición española de la revolución conservadora que estamos viviendo y sufriendo. No es pues la defensa del bienestar ahora, la lucha institucional y burocratizada a llevar a cabo, sino la resistencia activa, las huelgas generales y globales y el tomar las calles para defender la soberanía popular y la dignidad.
CLI piensa que las marchas mineras y manifestaciones y concentraciones posteriores han abierto un nuevo camino. Por eso los llamamientos a la “unión nacional” y pactos de estado, ahora son estériles, desmovilizadores y estúpidos. El socialismo es una idea de liberación e igualdad y no de gestión humana del capitalismo. Por tanto la rebeldía de los hombres y mujeres de la familia socialista, debe estar a la altura del momento y necesita de un nuevo instrumento político de organización y acción, junto al resto de las izquierdas y los sindicatos de clase. Junto a los movimientos sociales y junto al 15M u otras formas de contestación y regeneración democrática. El PSOE no es ya el ente que Pablo Iglesias, Francisco Largo Caballero o D. Juan Negrin utilizarían.
CLI cree que CCOO y UGT en estos momentos tienen una gran responsabilidad y no pueden dilapidar el prestigio que la lucha de sus sindicatos y secciones mineras, les han proporcionado. Pero sobre todo el hecho simbólico de la lucha de mineros y mineras, que ha vuelto a poner encima de la mesa el espíritu de clase, la conciencia de clase que las izquierdas de la escuela marxista sabemos imprescindible para acometer conquistas sociales y pergeñar un proyecto de futuro de reparto, igualdad y democracia. Es por eso que las direcciones de CCOO y UGT, deben escuchar y acompañar a las calles en un nivel de igualdad y participación, acompañando a que se cree una convergencia socio-política imprescindible ya.
Las luchas contra el golpe de estado social y político del PP y del Gobierno de España, deben ser de clase y populares. Los recortes, no solo agreden a los funcionarios, luego son un error y dividen las acciones corporativas. Los recortes-golpe del Viernes 13 de Mayo de 2012 suponen una injusticia con los funcionarios, si y gravísima. Pero son sangrantes con las personas paradas a las que se tratan como a vagos y maleantes, despreciándolos. Son criminales con jubilados y enfermos dependientes. Dejan inermes a las clases populares, privatizando de facto la salud, la educación, la sanidad pública, el transporte ferroviario y portuario y los servicios públicos municipales, provinciales y autonómicos. Incluso entes de gestión del comercio exterior van a ser privatizados.
Pero es que estas privatizaciones y supresiones de consorcios y mancomunidades, van a suponer el despido de miles y miles de trabajadoras y trabajadores del sector público.
La demagógica y fascista medida de reducir concejales, atacara la pluralidad política y significa menos democracia. No proponen los conservadores, en ningún caso, ni menos consejeros de administración privados, ni menos enchufados en la banca privada, ni rebajas de sueldos a directivos empresariales de las grandes transnacionales, que si son todos ellos los únicos causantes de esta crisis.
La subida del IVA va a empobrecer a todas las clases populares, provocará la ruina de pymes y el cierre de pequeños comercios y establecimientos. Por tanto de una u otra forma todas las clases populares van a verse afectadas. Luego respuesta social y lucha social.
Sin embargo hay alternativas. Hay formulas diferentes de gestionar la situación. Hay que frenar de una vez a la banca, los especuladores y los delincuentes fiscales. Hay que perseguir el fraude y dejar de engordar el pingüe y tramposo negocio de “la deuda”, es decir la estafa al Estado.
Ante todo esto llamamos a las personas dignas, horradas y sensibles a manifestarse y protestar. Nos sumamos a los llamamientos de salir a la calle el 19 de Julio, pero entendemos, que hace falta seguir, proseguir en la lucha. No hay vacaciones, no podemos ni debemos frenar, ni dejar para Septiembre la respuesta.
El Golpe de Estado del 13 de Julio, merece la respuesta adecuada. La democracia, es ya solo una fachada y la Constitución del 1978, ya no sirve, ha sido tan violada que es necesario abrir un proceso democrático nuevo. Hace falta una revolución ciudadana.
Construyendo LA IZQUIERDA