En el Reino de la corrupción y la exclusión social. España monarquía bananera

La Constitución de 1978 fue violada con la reforma exprés, que la convirtió en un texto neoliberal y que sitúa los derechos de los bancos y el pago de la deuda ilegítima por encima de las personas, recortando otros derechos constitucionales para ello.

Pero la Constitución monárquica del 78 es incumplida sistemáticamente de igual forma, otorgándole a la familia reinante -y digo familia y no solo el jefe del estado, pues tal y como se está demostrando no son iguales ante la ley- no solo el irresponsable del rey, sino sus vástagos e incluso cortesanos próximos. Una censura fascistoide les protege y una adulación mediática ridícula e inculta, pues los medios le otorgan a los herederos de Franco prerrogativas que la Constitución no les confiere, haciéndoles una propaganda vergonzosa.

Las corrupciones, regalos de yates por parte de empresarios, operaciones en clínicas siempre privadas, cacerías de osos borrachos y elefantes, las amantes y queridas con derecho a hacer negocios a costa de la horterada esa de la “marca España”, e incluso las múltiples operaciones de cirugía estética de la heredera Leticia Ortiz, son sufragadas a nuestra costa o bien realizadas con total impunidad ante nuestras narices.

Mientras tanto el Gobierno, el rey y los partidos dinásticos del turno -o sus colaboradores necesarios como CiU o UPyD- toman medidas de recorte social y empobrecimiento ciudadano para, a costa de pensionistas, personas paradas y excluidas, pagar la deuda de forma indiscriminada. Hace pocos días casi todo el arco parlamentario -PSOE incluido- votó contra una moción de las izquierdas plurales al objeto de auditar la deuda ¡¡Ha pasado desapercibida semejante traición a los pueblos de España!! Resulta además que solo el 30% del total de la deuda es pública, con lo que esta votación refleja el verdadero cariz del PP, PSOE, CiU, UPyD y otros. Claro que no de todos. El rey siempre ha apoyado las medidas de recorte y a las grandes empresas.

Ya el colmo, es que los medios corporativos y los empresarios, pero también las instituciones del poder, son felices porque los sueldos y salarios de las clases trabajadoras en el estado bananero español, están bajando como nunca. Se está produciendo una bestial rebaja salarial y en derechos sociolaborales como nunca y todos tan felices.

Vivimos ya en una perfecta dictadura monárquica, pues tiene la apariencia de una democracia. Con reyes con queridas y negocios familiares la mayor parte de ellos ocultos. Un heredero cuarentón, alto y ultra-conservador en la reserva del poder y en medio de un golpe de salón preparado. Un heredero militar y militarista, pro-imperio yanqui y educado para despreciar al pueblo soberano. Pero cerrando el circulo, el poder de la banca y los grandes empresarios controlándonos a todos y a todo.

Hay que reaccionar. Pero sobre todo hay que conectar con los estafados, arruinados, engañados y burlados. Mientras en los barrios la gente siga tan solo paseando sus perritos y quejándose en las barras de los bares, pero no en las calles, ellos, los de arriba, nos dominarán.

Tienen preparado un plan diabólico. Van a por nosotros y nosotras. Es la guerra de clases. A pesar de ello, todavía hay ilusos o traidores que piensan que es posible la marcha atrás, el volver a 1999. No. No será posible.

Las respuestas y las propuestas ya están hechas. Por lo pronto, sería muy bueno que este 14 de Abril fuera unitario, nada simbólico y muy activo. Un 14 de Abril contra la corrupción y por la soberanía popular. Un 14 de Abril sonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *