Es la hora de la política. Es nuestra hora

No comparto en absoluto la idea de seguir y seguir influyendo desde fuera. Desde los movimientos sociales hemos salido a la calle, denunciado el latrocinio que sufrimos las clases populares, y como se nos hurtan los derechos sociales y laborales conquistados mediante luchas muy duras en los años sesenta, setenta y ochenta del siglo pasado.

Las plazas pueden soportar cuantas asambleas populares sean precisas. Con manifestaciones y huelgas podemos frenar los intentos de desmontar los derechos básicos como ha ocurrido con la ley Wert y ha sido un triunfo sectorial. Pero la enseñanza y la marea verde saben que solo ha sido eso: un frenazo y que en cualquier momento pueden volver a las andadas.

Si solo influimos y hacemos asambleas ¿qué vamos a hacer, organizar un potente movimiento de resistencia popular, pero vamos a volver a votar a los mismos políticos que nos han traído tanto sufrimiento, pero ahora arrepentidos de hacernos daño e influidos por nuestras propuestas? No. Las oligarquías políticas del régimen del 78 solo entienden un lenguaje, y es que los podamos echar. Que los echemos construyendo nuestra propia opción política, tanto en base a lo existente que sea útil para la causa de los pueblos, como con nuestras nuevas aportaciones y fuerzas sociales, así como socio-políticas.

El régimen del 78 instauró unas leyes electorales que son un pucherazo legalizado. Por eso, cuando se nos anima a organizarnos, pero no a hacer política, se puede estar llamando sin querer a votar a los que ya nos han traicionado. O lo que es peor, a en base al despiste, que muchas personas acaben votando a ese sucedáneo mixto de derecha y extrema-derecha que se llama UPyD. Por eso hay que hacer propuestas políticas, sí, pero para aplicarlas. Para poder hacer políticas antineoliberales habrá que contar con políticas y políticos antineoliberales.

Pues bien, si hacemos una convergencia entre las fuerzas sociales y políticas antineoliberales podremos vencer, gobernar y así cambiar, Que influyendo solo ya no se cambia nada. Llevo muchos años influyendo y estoy ya harto de influir, quiero contribuir a la construcción de una política diferente y social. Deseo que este Estado vuelva a ser soberano y eso exige políticas diferentes.

Pero también hay que dejar muy claro, que será difícil y duro. Las oligarquías y la plutocracia dominante se opondrán y le harán la vida imposible al gobierno del pueblo y para el pueblo. Claro, eso puede dar miedo. Porqué también hay que hacer política para zarandear a los que están muy cómodos siendo oposición y solo oposición. Se vive más tranquilo y además como una cosa es predicar y otra dar trigo, si no se gobierna uno nunca se equivoca.

A las víctimas de la crisis, las personas paradas, desahuciadas, estafadas y sin futuro, nos hace falta otro gobierno, otras fuerzas políticas nuestras -“los nuestros”- e implementar todo lo que estamos escribiendo que vamos a hacer.

Por eso hay personas que, tras años de movimientos sociales, estamos diciendo si, si no fuera por esos movimientos ahora no tendríamos discurso ni alternativas, pero ha llegado la hora de volver a hacer política. Aunque como los partidos sistémicos y dinásticos no nos dejan, pues montemos nuestras propias fuerzas socio-políticas y logremos el Frente Amplio de la gente y el espíritu nuevo que nos conduzca a la política-realidad y arrojemos a la basura a los profesionales que en estos últimos quince años nos han hundido en la miseria, por inútiles, corruptos muchos de ellos, demasiados y carentes de ideas alternativas.

Hay que construir la izquierda, en mi opinión. Yo no caeré en la confusión de que todos son iguales, no lo haré, pero tampoco en la idea falsa y postmoderna de que no hay ya clases ni diferencias ideológicas. Además, si les dejamos la política a los mismos, aunque sean sus cachorros, se reirán de nosotras y nosotros y volverán a hacer lo mismo.

Esto de alcanzar el triunfo de la causa social, más democracia y el reparto, es cosa de todas y todos, no solo de profesionales.

1 Comentario

  1. Para empezar una canción que creo que nos hace falta oír de vez en cuando.
    http://www.youtube.com/watch?v=FMyH-hvxMns
    Y para continuar un enlace como propuesta posible:
    http://www.youtube.com/watch?v=FMyH-hvxMns

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑