Esto no puede continuar. Ya no tenemos tiempo. Antes preso que silenciado

Estamos ya en una pre-dictadura real y no somos conscientes de la gravedad de la situación. Se está atacando el derecho de huelga, las libertades de expresión y manifestación y preparando unas leyes represivas que permitan al poder y a los poderosos recortar, privatizar y despedir masivamente.

Si una huelga no produce quebranto a la patronal y no crea situaciones difíciles, no tiene sentido hacerla y solo puede conducir a la derrota y a la frustración. Hecho de menos un o una sindicalista con cargo importante en una estructura sindical de clase que, con valentía y de una vez, denuncie que el reino de España ya no hay libertad sindical. No hay libertad sindical puesto que los convenios colectivos ya no sirven, pues no obligan a la patronal. El derecho de huelga es una falacia en la inmensa mayoría de las empresas privadas, y los servicios mal llamados mínimos siempre son abusivos ¿Es que no hay nadie capaz de decir las cosas por su nombre? ¿Es que no hay nadie capaz de llamar a luchar por la libertad y contra esta dictadura conservadora que poco a poco se nos está imponiendo?

Hecho de menos un sujeto político y popular que con valentía llame a enfrentarse a tanta represión y tanta crueldad social. A tanta corrupción, a tanto negocio sucio. Nos están robando lo público para hacer negocio ellos, los de arriba, los banqueros, los ricos, los que tienen el poder. Los parlamentarios del PSOE son cómplices, pues ellos votaron e impulsaron la reforma exprés de la Constitución que sacraliza el derecho de los bancos y nos vende a la gran mentira y al gran atraco de la deuda, que si algo no es, es pública. Pero ¿Los parlamentarios de IU que hacen? Deben estar más en la calle y hablar más alto, fuerte y claro denunciando la dictadura que se está perpetrando, y dejar de participar en esa farsa haciéndola patente y declarándose en rebeldía, ellos y ellas y todas las restantes izquierdas.

Hace falta de una vez el sujeto político que nos impulse a salir más y mejor a la calle y que conecte con el pueblo soberano, pero sufriente y ninguneado. No logramos conectar con las personas víctimas de la crisis. Aunque muchas de ellas están también dormidas, asustadas, resignadas y desconfiadas. Pues bien o reaccionan, o aquí palmamos todas y todos. Si la gente no se rebela, sus hijos quedarán sin estudios, sin pensiones, sin dignidad ¿Qué le pasa a tanta y tanta gente que no se mueve ni por sus hijos? Malditos cobardes. Mientras tanto, los ricos nos están arrinconando y embruteciendo. Por eso hace falta claridad y valor.

Los poderosos mediante sus televisiones, radios, periódicos y elementos infiltrados en las luchas sociales, nos están haciendo desconfiar de la política. De esa forma son ellos -el PP, los banqueros, el rey- los que la hacen y nos someten. Por eso hace falta hacer política de una vez, POLÍTICA con mayúsculas.

Suma, la gente primero -frente amplio de fuerzas sociales y políticas populares y de izquierdas-, debe pasar también a la acción. El virus de discutir solo de método no lo debe enfermar. Hay demasiado en juego y si de verdad tiene deseos de convertirse en un nuevo sujeto político y de acción política de las clases populares para vencer al bipartidismo, la corrupción, los recortes y atracos sociales, debe ponerse a trabajar por unir, pero unir a fuerzas políticas y movimientos sociales en la acción decidida contra los ricos, los reaccionarios, las derechas y los pactistas derrotados de antemano. Agrupar fuerzas y ser el altavoz de las clases obreras y populares, de los invisibles.

Se nos esta empobreciendo tanto de forma material como cultural y se nos esta robando la democracia. Yo me pregunto ¿Pero qué nos está pasando? ¿Que le está pasando a tanta gente resignada o tan solo contemplando aunque sea complacida, como luchan otros? otros pocos. No queremos la simpatía de los humillados y explotadas, queremos la acción de las clases populares contra tanto chorizo, fascista, corrupto y también tanto pusilánime que ha abierto las puertas a este reino de mierda que nos deja sin dignidad y sin futuro.

Pero que se sepa alto y claro que tenemos alternativas, ideas y propuestas, gente preparada para implementarlas y honradez, mucha honradez.

Gritemos que sí hay dinero. Pero está mal repartido y los ricos o no pagan impuestos, o lo meten en Paraísos Fiscales con la complacencia de los gobiernos, que encima inventan figuras como las SICAV para que evadan legalmente y nos roben a su antojo, con tranquilidad. Como hay dinero y la gente lo tiene que saber, hay que levantar una fuerza política ya que se comprometa a hacer aflorar ese dinero, y ponerlo al servicio de las mayorías. Aunque eso exigirá el empoderamiento ciudadano y un fuerte apoyo popular. Si “Suma” puede contribuir a ello, pues bien. En cualquier caso los socialistas -que no socioliberales o vendidos a la banca- en cualquier caso, repito, los y las socialistas, que por serlo creemos en el reparto, la justicia, la solidaridad y la libertad, hemos de decir alto y claro, basta, hay un mundo nuevo que construir y un camino real por el que transitar hacía la igualdad, pero ya. El futuro es hoy. Mañana es la muerte.

1 Comentario

  1. Carlos, es hora de hacer alianzas con las otras izquierdas como el anarquismo, si no es así no nos vamos a comer una rosca. Solo de esa forma fue posible derrotar a las derechas en el 36 y ahora pasa exactamente lo mismo.
    El anarquismo puede que sea el único movimiento que ha sido fiel a sus ideales y no se le puede discutir la ética de su ideario y la valentía por la radicalidad en la lucha por la emancipación de la clase obrera, por lo tanto es hora de ir todos a una en defensa de nuestros intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑