Análisis sobre las elecciones municipales venezolanas en Radio San Borondon

Capriles ha fracasado en su idea de convertir las elecciones municipales en un plebiscito contra el gobierno de Maduro, dijo

ImageImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- El politólogo Carlos Martínez, miembro de Construyendo la Izquierda, realizó un análisis de los resultados electorales venezolanos que han deparado la amplia victoria del chavismo y aseguró que el imperialismo ha vuelto a fracasar en su intentona de acabar con el gobierno socialista del pueblo en Venezuela.

Martínez opinó que la campaña criminal de la derecha oligárquica venezolana, apoyada en la prensa imperialista internacional, para tratar de poner al pueblo de Venezuela contra del socialismo que lidera Nicolás Maduro ha fracasado estrepitosamente, porque lejos de acercarse a su propósito, ha obtenido una derrota amplia y significativa.Los resultados electorales, escrutado un 98% de los votos emitidos, pone de manifiesto que el PSUV ha crecido, superando incluso las expectativas, lo cual demuestra que el socialismo y el chavismo siguen muy vivos en Venezuela, explicó el experto en política latinoamericana, para quien hay que felicitar a los socialistas venezolanos que lucharon voto a voto en una campaña muy dura, hay que felicitar a todo el Gran Pueblo Patriótico, pero especialmente al pueblo de Venezuela que se ha levantado contra el golpe de estado económico que la derecha y la oligarquía estaban dando en el país para tratar de derrocar al gobierno de Maduro.

Desde su punto de vista, la derecha venezolana ha recibido un duro golpe por parte del pueblo, que le ha dicho en estas elecciones del domingo que la revolución bolivariana sigue adelante, tras lo que recordó que en los momentos más duros para el gobierno de Maduro, el presidente ha defendido que ese proceso iniciado por Chávez estaba muy vivo, lo que le llevó a tomar medidas drásticas, criticadas por la prensa internacional del sistema a través de la manipulación intencionada, que paradógicamente son las que han hecho avanzar al chavismo con respecto a las pasadas elecciones generales, hasta superar a la MUD por más de 6 puntos.

Hablamos de medidas que básicamente se han centrado en la lucha contra la corrupción política, actuando contra todo aquel político o funcionario que violara las normas, sin distinción ideológica, pero sobre todo centradas contra la corrupción empresarial que llevó a la oligarquía a esconder productos de primera necesidad, para especular con los precios, con el objetivo de llevar al pueblo en contra del gobierno.

Carlos Martínez puso en valor varios aspectos de estos comicios. Aunque normalmente es difícil hacer una comparativa entre elecciones municipales y presidenciales, destacó que en Venezuela hablamos de municipios que acogen a millones de votantes, por lo que la victoria del PSUV y sus partidos pequeños en 257 de los 335 municipios se puede considerar de abrumadora, pero es que además se trató de unos comicios con una participación más elevada de los acostumbrado, lo que pone de manifiesto que el pueblo de Venezuela ha comprendido el enorme valor de estos comicios.

Tras recordar que a Henrique Capriles, lìder de la oposición, lo asesora entre otros Felipe González, dijo que la derecha y la extrema derecha de Venezuela han pretendido convertir estas elecciones en un plebiscito contra el gobierno de Maduro, pero esa estrategia de dura confrontación les salió mal porque no solo no ganaron, como pensaban, sino que han perdido feudos importantes, pero sobre todo han perdido muchos votos en los que consiguieron la victoria.

Lo peor para Capriles y la derecha venezolana es que no aprenden de sus errores, dijo el politólogo, quien recuerda que mientras los dirigentes del PSUV han reconocido las derrotas en los municipios ganados por la MUD, por escasas diferencias que fueran (algunas por debajo de un punto), la derecha no acepta que ha perdido y salen en la prensa sus dirigentes hablando de un país dividido.

Carlos Martínez recuerda que Venezuela es de los países que más elecciones celebra en el mundo (casi una cada año) y en todos los comicios celebrados en los últimos catorce años, salvo en uno, el chavismo ha ganado, la mayoría de las ocasiones holgadamente, por lo que afirma que esa oligarquía venezolana, que es capaz de esconder productos de primera necesidad para colocar al pueblo en contra del Gobierno, carece de credibilidad, como ha puesto de manifiesto el pueblo dándoles la espalda.