Vivimos tiempos oscuros de involución, autoritarismo y corrupción. Corrupción es que un político se venda o a cambio de dinero para su partido le otorgue un contrato y/o una obra pública o le recalifique un terreno a un privado o empresa.

Pero también es corrupción que un grupo de capitalistas privados controle a su voluntad y de forma opaca la electricidad de un país, o que desde su banco dirija la política económica. Corrupción también es que un constructor compre un concejal de urbanismo o que un fiscal proteja a la hija del rey de que sea juzgada, o que el rey sea inviolable ante la ley siempre, porque no se somete a elecciones, y por tanto su mandato es vitalicio.

Corrupción es que un partido salpicado por la corrupción pueda ser sustituido por otro con muchos casos de corrupción a sus espaldas. Pero ojo, eso sería también corrupción social y resignación pública.

Corrupción es violar los derechos humanos en forma de desahucios y cortes de luz, de perseguir parados y sin embargo rescatar bancos y privatizar los servicios, amparados por una constitución fraudulentamente modificada. El PP ahora, el PP repito, es el nuevo tirano y frente a la tiranía si no hay corrupción social, se tiene la obligación de rebelarse. Protestar y movilizarnos frente al Gobierno, contra el sistema y este Régimen corrupto no es un acto de voluntad, es una obligación moral de las gentes honradas, trabajadoras y humildes, es la obligación de los intelectuales y de la clase obrera. Rebelarse contra tanta agresión es un acto de dignidad. Por eso hay que clamar y ya por la rebelión, por el alzamiento ciudadano y democrático.

Ayer 21 de Diciembre, cientos, miles de ciudadanas y ciudadanos nos manifestamos en todo el estado, exigiendo una ley de aborto que reconozca la libertad de las mujeres y su derecho a decidir. Ayer mismo ya hubieron movilizaciones frente a oficinas de las compañías eléctricas y hay convocado una apagón de la luz el día 30 del corriente en protesta por la mafia corrupta que es propietaria de la luz de todo un Estado. El 22 se reúne Suma (Encuentro socio-político de partidos y colectivos sociales y sindicales) y estudiará medidas y propondrá acciones o las apoyará. En Granada el 26 nos reunimos la Plataforma Social por el progreso o Cumbre Social, al objeto de movilizarnos. No hay Navidad posible cuando tanta gente tiene hambre y frío y la solución no es la caridad, es la solidaridad de clase y la lucha social y democrática.

En un contubernio público-privado mezclado y confuso, están construyendo una dictadura y lo están haciendo para repartirse el botín y poder robarnos a gusto, y el que proteste multa, despido o cárcel. Manguerazo y tentetieso, eso es lo que le espera al pueblo del corrupto y cruel Reino de España, si no nos rebelamos.

Todo tiene su sencilla explicación. Las mismas familias que constituyeron las oligarquías económicas y políticas durante el reinado de Alfonso XIII y la dictadura de Franco, siguen gobernado -con las lógicas incorporaciones- hoy en día. Su proyecto de Estado caciquil, dinástico, autoritario, mojigato y tremendamente injusto es el vigente. Sus intenciones no han variado. Se está viendo a pasos agigantados. Por eso el cinismo de los y las ministras del PP cuando hablan de libertad y democracia es asqueroso.

Todo esto a pesar de su rotundo fracaso y estar hundiendo y vendiendo España. Por eso no podemos seguir callados, ni quietos, debemos rebelarnos y ya.