La cosa es así de simple

Creo que estamos condenados a buscar acuerdos. En estos momentos, hay una situación en este país que es que el PP, a pesar de lo que está robando y de estar ejecutando un programa de manera autoritaria, sigue siendo el partido más votado en todas las encuestas. El PSOE está en un estancamiento del que no sale porque no tiene ideas y no tiene la confianza de la gente. IU ha crecido de una manera espectacular en intención de voto, pero parece que ya ha llegado a su techo. Eso es una explicación de que la gente está esperando otra cosa. Tenemos que ser capaces de romper con los proyectos autónomos y acercarnos todos, incluidos los nacionalismos de izquierdas a quienes les diría que, entre la cuestión nacional y la cuestión de clase, hagan prevalecer la cuestión de clase, sin olvidar el derecho a decidir. En este momento, lo importante es defender la democracia.

Las personas que aspiramos a ser sensatas tenemos la obligación de decir lo que pensamos, al margen de aparatos, dedos señalando silencio o el buscar nuestro propio interés.

Si queremos el bien común y defender a las personas, contribuir a auto-organizarnos, resistir y vencer al autoritarismo, el fascismo, el neoliberalismo y a los vendidos al sistema capitalista, lo hemos de demostrar y estos tiempos exigen valentía y tomar iniciativas.

4 Comentarios

  1. Esa es la palabra clave, autoorganizarnos. Si fuésemos capaz de hacerlo, este país iba a dar un cambio espectacular. El problema reside en donde siempre ha estado, ¿qué líder es capaz de unir tanta diversidad? Porque sin alguien que canalice tendencias está demostrado que nunca iremos a ninguna parte. De ello se aprovechan los autoritarios.

    Interesante propuesta.

    Saludos.

  2. portuario

    28 diciembre 2013 at 10:37

    El problema es que no hay ningún líder de talla y aceptado por todos. Pero sobre todo es de esos lidercillos artificiales impulsados por aparatos políticos que impiden que nadie les haga sombra y se cargan todo lo que les estorba. El problema es que se creen que los votos son suyos.

  3. El principal problema a mi juicio radica en la imperiosa necesidad de la incorporación masiva de la juventud a la lucha social. Todos los movimientos que se están planteando se hacen desde el voluntarismo de los viejos luchadores: cincuentones, sexagenarios, septuagenarios… pero es muy poca la juventud que se moviliza. Ahí está el frente en el que hay que trabajar, aunque las dificultades son inmensas por el abotargamientos en que durante muchos años han estado sumidos los jóvenes. Y por supuesto que es fundamental unificar los movimientos y dotarlos de una cierta disciplina y una dirección que ejerza de tal. Soy consciente de que la experiencia histórica de la organización leninista está superada y es inviable, pero jamás se ha conocido nada tan práctico.

  4. Por cierto, admirado Carlos, estuve en Madrid en febrero del 2011 en el acto de costitución de las Mesas de Convergencia, en el que creo recordar tuviste un papel relevante ¿en qué ha quedado aquello?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑