Homenaje a los olvidados desde un Julio de nostalgia y confusión

En memoria de los más de 500.000 soldados españoles del Ejercito Popular leal, que combatieron en una guerra que se inicio tal día como hoy en la Comandancia Militar de Melilla. Fué el 17 de Julio de 1936.

Cuando se habla de la guerra, que tal día como hoy se inicio, se olvida siempre injustamente a los miles de voluntarios murcianos, albaceteños, granadinos, vizcaínos, valencianos, asturianos o conquenses entre otros muchos de tantos pueblos y ciudades que se fueron a luchar primero en las columnas sindicales de CNT y UGT y luego en las brigadas mixtas.  Ellos eran de Ciudad Real o de Madrid o de Hospitalet o de Lorca o de El Cabañal; gracias a los sindicalistas que tomaron las Atarazanas, el cuartel de la Montaña o el cuartel de Caballería de Valencia.No habían nacido en Londres o en Paris o Nueva York, pero, fueron los que el 18 de Julio y días posteriores pararon el golpe y después los que fueron la principal carne de cañón durante tres largos años del Ejercito constitucional, cuando tras el fracaso del 18 de Julio el fascismo inició una guerra larga, dura y cruel.

Muchos eran muy jóvenes y murieron vírgenes en la toma de Teruel,  la ofensiva de Extremadura, Amorebieta, el Mazucu, la de Córdoba, la batalla de Levante o el Ebro. A ellos los injustamente olvidados, a ellos nuestros bisabuelos, abuelos y padres quiero recordar hoy.

A ellos que luego llenaron los campos de concentración, los batallones de trabajadores o fueron expulsados del magisterio nacional; a ellos los depurados. A ellos los que lograron salir de su patria y murieron luchando por la libertad de Europa, contra los nazis y fascistas. Lucharon y murieron esos excombatientes de la República Española, en las arenas de Bir Hakein frenando a Rommel, en Montecasino, los campos de Francia siendo columna de la Resistencia, tanto en las FFI como las FTP; o luego en el maquis en las serranías de España o el Valle de Aran. Quiero recordarles hoy a todos ellos y también a las combatientes de primera hora, represaliadas después y sostén indispensable del maquis.

No os debemos olvidar. Gracias inmensas a los voluntarios extranjeros, si. Pero gracias a la juventud obrera española sacrificada desde 1936 hasta casi su muerte, los que lograron sobrevivir. Gracias a los soldaditos de las Brigadas Mixtas, gracias a los miembros de las Brigadas de Carabineros, gracias a los combatientes españoles en las Brigadas Internacionales que en muchas de ellas eran hasta el 50% de sus miembros. Gracias a los regimientos y oficiales que fueron fieles a la República, gracias entre otros muchos a Don Vicente Rojo o al General Escobar. Gracias a nuestros héroes, muchos, demasiados de ellos injustamente olvidados.

Harto ya de estar harto yo me cansé… De disimular

 

Imagen, televisión, medios, marketing, redes… Y en la red. Estamos enmarañados y seguimos dando, excepto el PP, una imagen de despiste monumental. Hemos vivido un proceso electoral culminado el 26 de Junio de 2016, que se puede definir como un gran engaño o siendo más condescendientes, una gran ensoñación inducida. Una ensoñación –repito- colectiva que varias televisiones y grupos de comunicación privados han creado, aunque también intuyo la larga mano de Arriola (el estratega del PP) tras todo esto. Me dijeron que Arriola ya andaba en el asunto hace casi dos años. Me lo dijeron y no puedo revelar la fuente. La intención del gurú de la derecha de reventar el PSOE y de hacer añicos la izquierda al objeto de encumbrar el PP y garantizar su dominio.

La verdad hacerle daño a un partido como el PSOE que no ofrece ninguna novedad, ni es capaz de reinventarse, -aunque deseo que no como le presiona PRISA y el IBEX- es decir que se haciéndose todavía más de derechas; sino sabiendo encontrar donde está la mayoría social y ese es su problema. Si hace caso a PRISA y a González sencillamente desaparecerá. Las fuertes presiones para que vote en favor del Gobierno de derechas o bien “facilite” la gobernación de Rajoy, por parte de personajes que lograron que el PSOE abandonara el socialismo y la defensa de la República, olvidara el legado de Pablo Iglesias e incluso el de Besteiro y se zambullera de lleno en la “razón de estado”, en la pérdida de su independencia ante el régimen y los poderes financieros, que ahora presionan para acabar de destruirlo, acabaría cerrando el círculo previsto por Arriola.

Pero estoy muy harto de que se argumente por parte de gurús del partido PODEMOS acerca de las causas de su bajada de votos y uno de los argumentos sea los ataques recibidos –cuando en una campaña electoral todo el mundo ataca a todo el mundo y la derecha más y siempre contra toda izquierda que aparezca por más moderada que sea-, pero desde luego lo que riza el rizo ya, es que hayan quejas de ausencia en los medios, cuando no solo no ha sido así, sino que disponen de al menos dos televisiones privadas que les apoyan decididamente, más la simpatía de numerosos periodistas algunas y algunos de ellos, muy influyentes. No, las causas han sido otras y las deben analizar con seriedad y no con hooliganismo.

Lo que es impresentable y detestable es cargar contra personas mayores, es despreciable. Primero porque ese voto suele ser muy fiel a cuestiones de clase, origen y también identidad. Muchos de ellos han sido los y las conquistadoras de ese estado de bienestar que el PP y la UE están destruyendo; ex huelguistas, ex resistentes, sindicalistas, feministas; claro por supuesto muchos también de derechas. Pero muchas y muchos de izquierdas y tal vez ese es parte del problema, repito, muchos de izquierdas. Ningún partido que no tenga en cuenta los problemas de los mayores y les valore, puede ganar las elecciones en un Estado, con la pirámide de población, casi invertida.

Hemos estado ante una campaña plana, por parte de todos. Todos. Pareciera que la Unión Europea no existía. Que la burocracia de Bruselas no está esperando al próximo Gobierno para imponerle o bien negociar con él nuevos recortes. Que el Banco Central Europeo y el MEDE y la propia UE no van a imponer el pago de la deuda llamada pública a cualquier precio. Ante esto, hay que plantarle cara, con decisión a la TROIKA.

 Pareciera que no existe un keynesianismo militar en el que la OTAN con una política agresiva y violenta está tratando de imponer el dominio occidental y de paso enfrentándose indirectamente a rusos y chinos. Acciones OTAN que están provocando inseguridad y actos violentos injustificables contra ciudadanas y ciudadanos occidentales. Pareciera que no existe Palestina e Israel… Pareciera que vivíamos en un mundo feliz circunscrito tan solo a Españistan.

Así, ni auditoría de la deuda, ni la política de la UE y la propia UE, ni el BCE y que hacemos con él, cuando son asuntos de política interna, al igual que la OTAN y la paz, también.

Cierto es que se han hecho esfuerzos y ha habido mucha ilusión, pero movilizar solo sentimientos, aun siendo estos muy importantes, tiene el grave peligro de que si no se alcanza el objetivo, viene el desánimo y la frustración, o bien se dicen muchas tonterías. La cosa no iba de reformas, iba de iniciar un proceso constituyente. Tampoco iba de ser la fotocopia de nadie.

Ahora la cuestión es señalar con valor soluciones y no seguir al abanderado, porqué muchos no lo tenemos. Tampoco pertenecemos a la tradición ideológica que ha tratado sin éxito de lograr el sorpasso.

Por tanto hay que construir partido, hay que hacer política organizada y de debate, no de mercadotecnia. Hay que construir socialismo democrático y partido socialista y advierto a los hooligans que no hablo del PSOE, que ojala regrese al socialismo democrático o la socialdemocracia consecuente.

Pero mientras eso hacemos los socialistas, hay que tener al menos un objetivo claro colectivo y es acabar con el dominio del PP y de Rajoy; de ambos. Hay que regenerar el estado, limpiar las cloacas, acabar con la corrupción, los recortes, la criminalidad de los poderosos para con precarios, pobres, personas sin recursos y trabajadoras y trabajadores de sectores emergentes, nuevos así como la hostelería en todas sus facetas y oficios. Hay que situar al trabajo y al salario, a la dignidad laboral de las personas en el centro de la agenda política y hay que reconquistar la democracia y para ello expulsar al PP a donde se merece es imprescindible. Luego habrá que buscar acuerdos, pero en las antípodas de donde los poderosos y las personas del sistema quieren.

Por tanto, la democracia y la dignidad exigen que Rajoy no gobierne y para ello hace falta, entendimiento, inteligencia, generosidad, ideas y principios. Nunca nadie decente podrá pedir que gobierne el PP tras todo lo que ha hecho, robado y se sigue descubriendo.

El régimen atascado y en crisis. Hay que cambiar el sistema

Comienza a cundir la opinión de que a Rajoy le interesan unas terceras elecciones. Por eso tanta presión directa de unos y de otros, nuevos y no tan nuevos para que el PSOE se pegue otro tiro en el pie y vote o se abstenga con la investidura de Rajoy. Presión en la que coincide desde el IBEX a Podemos de una u otra forma.

También Rajoy desearía y mucho esa situación, pues sabiendo lo poco que le gusta trabajar, otras elecciones serían un incordio aunque pueda incluso mejorar resultados. Varios columnistas, politólogos y activistas políticos y sociales, ya advertimos que una repetición electoral solo favorecería al PP y así ha sido. Pero el PP no ha ganado, solo ha obtenido más escaños, por tanto hay otras fórmulas posibles. Aunque claro que Iglesias Turrión diga ahora que si aceptaría la coalición que se le propuso y negó es un sinsentido político que pagará caro de haber nuevas elecciones. Como lo sabe pues…

La verdad en la arena política española sobra teatro y falta radicalidad. Radicalidad para ir a la raíz de los problemas que afectan a las clases populares y trabajadoras. Todo se puede resumir en el incremento criminal de la desigualdad y la pobreza. Aunque haya sueldos no se sale de pobres. Vuelven a haber jornaleras y jornaleros pobres, insisto. Mujeres peor pagadas y repunte del terrorismo machista.

Falta la radicalidad para señalar que las políticas de la UE son muy dañinas y dolorosas para las clases populares y trabajadoras. Esta UE es insostenible y negativa. Pero hay que decirlo y esto en campaña electoral muy pocos nos hemos atrevido a hacerlo.

Falta radicalidad para señalar que la Constitución está moribunda y la ley electoral es nefasta para una representación más justa y proporcional.

Falta radicalidad para señalar que el keynesianismo de guerra que la OTAN ha vuelto a imponer solo ha creado inseguridad y fanatismo y que mientras inocentes han sufrido y sufren bombardeos,  personas trabajadoras en su inmensa mayoría sean asesinadas en metros y aeropuertos por bandas de fanáticos fascistas religiosos.

Por tanto, no se ha ido a la raíz. No hablamos de programas, hablamos de gobierno y de cómo llegar o hacer llegar a él a una persona, pero no que se va a hacer una vez con el BOE en la mano.

Este tablero político no sirve, no funciona. Que sean grupos privados de “comunicación” propiedad de capitalistas los que nos están imponiendo la política y que se debe votar o no a través de sus televisiones privadas, es señal de la inconsistencia de muchas de las propuestas políticas. Pero sobre todo, es señal de que quienes están triunfando, por ahora son aquellos poderes económicos que desean acabar con la política. Solo puedo pedir que no les demos ese gustazo al menos.

El triunfo de la cultura neoliberal, se manifiesta en la poca diferencia real del mensaje político y de la coincidencia de todas y todos los protagonistas políticos en lo fundamental. Cuando es imprescindible acabar ya y de una vez con tanta corrupción e impunidad de los corruptos. Pero también con el dominio de las y los poderosos que sin estar en política profesional, son los que mandan.

Hay propuestas, soluciones y alternativas, pues sí, pero esas las propongo y defiendo en mi espacio político y ese será el encargado de difundirlas y de proponer un imprescindible nuevo debate social.

Carlos Martinez

Politólogo y co-primer secretario de Alternativa Socialista/SOCIALISTAS soc

El sistema en crisis. El desgobierno en alza

Estamos ante una situación de desgobierno fruto de la crisis del bipartidismo que es la del régimen. Nadie tiene mayoría suficiente y el PP menos. Solo una gran traición permitiría su acceso al poder al menos cómodamente.

Hemos avanzado porqué hemos puesto al bipartidismo en crisis, yo diría contra las cuerdas. Pero observo con preocupación como ningún partido progresista y del cambio, se propone nada más allá que teorizar sobre si están en la oposición o deben hacer algo que no vaya más lejos de esperar cuatro años más para poder “mandar”. Con el as en la mano de un PP que no es el vencedor sino el que más escaños tiene, hemos de buscar algo nuevo.

Pero si no somos capaces ahora de “inventar” una solución imaginativa y que proponga una alternativa de cambio el PP y la derecha política,social,económica se van a reorganizar y con fuerza. En ello están. Vamos a trabajar en hallar una solución. Vamos a introducir el debate. Para eso estamos los partidos, para buscar soluciones y no para repartir sillones. Desde luego no podemos consentir que el monarca y la UE nos vuelvan a marcar la agenda política. Lo que es peor se nos imponga una solución desde los poderes fácticos españoles y centro-europeos.

Ceder todo al PP cuatro años más sería un suicidio, pero no para la clase política y he dicho clase política adrede y sabiendo lo que digo; sino para la clase obrera y las clases populares. Es por eso, por lo que no hemos de permitir la tranquilidad del PP y la imposición de su modelo de trabajo basura, precariado perpetuo y colonización de la economía del estado español. Por eso vamos a imaginar para construir, que esa es nuestra obligación.

Dicho eso, nuevamente hemos de regresar a la acción social y sindical, que dejar todo a las instituciones es hacerle otro favor al régimen y no entender nada.
Carlos Martinez

del secretariado de Alternativa Socialista/ SOCIALISTAS (SOC)

Tras las elecciones, miremos hacia delante

El lunes 27 de Junio, dos personas jóvenes muy cercanas a mí, estaban inundadas por una profunda tristeza. No se había alcanzado su ilusión de un profundo cambio político, que pensaban tocaba ya, era fácil. Pero lo que es peor, estaban hundidos porque el pueblo, la gente, le había dado la mayoría a la derecha y no lo entendían, después de tanta corrupción, crueldad y represión. No entendían por qué. Pensé, dos víctimas más de la transversalidad, del ni de derechas ni de izquierdas, de la patria nueva y altiva. Es tan sencillo como explicar y así lo hice, que es que hay gente y demasiada, que es de derechas. Hay personas de derechas, que entienden que el mundo es así, hay ricos y pobres, el capitalismo es lo natural y humano y el poder es de y para los poderosos. Por cierto, no son menos de un 30% del electorado. Pueden ser nuestros vecinos y ser gente amable, pero de derechas. Luego eso es así. Hay liberales, hay conservadores, hay reaccionarios, hay capitalistas, hay burgueses y hay ideología burguesa y conservadora.

Esas personas, jamás van a votar a nada ni nadie que no sea portador de sus valores y de su tradición y muchos son jóvenes. Se van a enfrentar a las personas y partidos progresistas, de cambio y de izquierdas y no será la corrupción la que les haga cambiar de bando. Aunque claro, eso de la corrupción aquí y en demasiados lugares del planeta, va por barrios.

Por tanto la izquierda y digo la izquierda, otros que hagan lo que quieran. La izquierda necesita rearmarse pero de principios, de valores y de ideas y ser capaz de transmitir esos valores a las personas que acceden ahora a la política y al pensamiento crítico. No es la demoscopia lo que hace triunfar. No todo lo que nos ofertan las televisiones es cierto y es el futuro, lo nuevo. Las televisiones venden, necesitan cuota de pantalla y captar clientelas. Esas mismas televisiones privadas y propiedad de capitalistas han creado una burbuja mediática e influido en otra demoscópica y las cosas al final no han resultado como nosotros queríamos, aunque seguramente si, como ellos querían.

Admiro a Corbyn y Sanders, no solo porque soy socialista, socialista antineoliberal y republicano, advierto; sino porque están transmitiendo valores y sobre todo en pleno corazón del imperio se están enfrentando a la City y a Wall Street, a la minoría capitalista que domina, al establishment londinense y de Nueva York. Por eso no hay ninguna burbuja mediática en torno a ellos y todos los medios, todos, hablan mal de ellos. Pero sin embargo, estos dos veteranos socialistas han sabido conectar con los precarios, las paradas, las pobres y contar con el apoyo, militante de cientos de miles de activistas. No de hooligans, de activistas.

Sanders perdiendo, por menos de lo esperado las primarias del Partido Demócrata USA sigue en pie y va a dar la batalla –hay que ver lo que da el socialismo democrático- y Corbyn ha sido puesto en la picota por el establishment y por la City y sus tentáculos en el laborismo, pero resiste aupado por las bases y los sindicatos. Por aquí, nadie conocido se les parece y desde luego Pedro Sánchez menos, porque ambos (Corbyn-Sanders) son socialistas democráticos, claro.

Aquí, pocos hemos escrito, que hay que cambiar el sistema. Pocos hemos vuelto a decir de seis meses a esta parte que hay que cambiar el régimen. Menos todavía que este Estado está dominado por el establishment madrileño, por su lugar de operaciones en Castellana y cercanías (no es una afirmación nacionalista, sino de clase). Un establishment radicado y operando en Madrid que es el centro financiero del Reino de España y que junto al monarca controlan todo lo que se mueve,

Por eso creo que lo principal es rearmarnos reconstruyendo un laborismo de izquierda, rescatando el socialismo y ofreciendo el socialismo democrático. No hay otra.

El PP, -que la gente no es tonta-, solo ha obtenido una minoría mayoritaria, es decir 137 escaños, con los que no puede imponer su programa ni sus presupuestos. Es más el parlamento, tras seis meses de vacaciones, se debe volver a poner a trabajar y frenar, derogar, pero sobre todo cambiar para bien e imponer al menos otras políticas diferentes. La prueba del algodón puede ser la nueva ley electoral. Pero también la derogación de la reforma laboral, la ley hipotecaria, la ley mordaza y la ley de enjuiciamiento criminal.

Por tanto Rajoy y el establishment madrileños no pueden ser felices. La gente se lo merece, la clase obrera se lo ha ganado y se lo debéis los de la Carrera de San Jerónimo. Por eso ni un voto de izquierdas, ni un voto decente puede ir por acción o por omisión a la derecha austericída.

Recordemos, hay ricos y pobres. Hay capitalismo. Hay clases. Hay lucha de clases, hay resistencia social. Que nadie la oculte, la entierre. La ilusión debe ser la reorganización de las izquierdas en torno a las movilizaciones y la construcción de partidos de clase y transformadores que provoquen el cambio y lo aguanten todo. Porqué vamos a triunfar.

Carlos Martínez

Es politólogo y del secretariado de Alternativa Socialista @CLI_AS / Socialistas @U_SOCIALISTAS