¿Por qué Alternativa Socialista?

El Socialismo es transformador y trasversal. Es conseguir la igualdad y el reparto de la riqueza desde la democracia, es conquistar el estado social como tránsito hacía la superación del capitalismo. El socialismo no puede convivir con la monarquía pues pone a una familia por encima de las demás y en España representa el sistema, la continuidad y la injusticia. El socialismo es ecologistas y feminista y no consiente el dominio de unas personas sobre otras. ALTERNATIVA SOCIALISTA no es un partido de ex-militantes del PSOE sino de todas las personas que quieren construir igualdad en libertad y reparto en democracia, de todas las personas que quieren construir una izquierda social y una República de las iguales. Personas que quieren construir su futuro y dejar de estar controladas por viejas y nuevas e incluso novísimas oligarquías politicas. AS es un partido socialista porque parte de la tradición socialista obrera, pero avanza hacía un futuro mejor y llama a todas y todos a tener una herramienta propia de las personas que ni renuncian a ser de izquierdas, ni renuncian a los valores de la lucha obrera y social, ni renuncian a su historia, pero que quieren levantar un mundo nuevo en democracia, pero con democracia verdadera y justa. Una formación nuestra para construir la izquierda del cambio, sin renegar de lo mejor de nuestros padres y abuelos. Somos de izquierdas, porque sabemos que hay derechas y las derechas nos oprimen y cercenan la democracia. Somos de izquierdas porqué los capitalistas son conservadores y si tienen ideología y valores -valores de derechas-. Somos de izquierdas y por ello creemos en la necesidad de una izquierda tan tranquila como consecuente.

El fuego negocio o destrucción. Por la recuperación del medio natural

Que el PP es un partido depredador, nadie sensato lo duda. Estos días con el incendio de la operación Púnica, todo está que arde. Pero también nuestros montes vuelven a quemarse y esto que es una tragedia natural, un crimen medioambiental tiene ahora un nuevo combustible y es la ley de montes, la nueva legislación sobre bosques y espacios naturales que vuelve a autorizar la construcción en zonas quemadas. Ley sobre espacios protegidos naturales aprobada muy recientemente por el PP, como no, al objeto de volver a favorecer la especulación urbanística.

Para un partido como Alternativa Socialista que tiene vocación rural e implantación rural y que gobierna  municipios rurales este asunto es capital. Está en nuestro ADN y no solo como ecosocialistas, sino como personas implicadas en la lucha contra el despoblamiento rural y la reivindicación de los derechos de las personas que habitan en nuestros pequeños pueblos.

Transferidas a las autonomías las políticas de protección forestal y de lucha contra el fuego, los años de gobiernos de la derecha en la mayor parte de ellas han sido capitales para limitar y privatizar medios contra el fuego. Pero es que autonomías con gobierno del PSOE no han ido a la zaga en los recortes. Pero donde más se ha recortado ha sido en prevención. Limpieza y conservación de montes. Los trabajos de desbroce, limpieza y clareo de bosques para protegerlos y la vez generar energías alternativas han sido olvidados y mientras tanto las comunidades rurales despoblándose por falta de empleo y jornales para vivir.

Los bosques no se pueden conservar si las personas del entorno rural no se ocupan de ellos y les suponen una fuente de ingresos y de vida como ocurría históricamente. Ya no hay necesidad de leña para cocinar, pero si para combustible y para generar energía alternativa. Finalmente al erario público le resulta más barato limpiar montes que apagar fuegos. Pero en algunos lugares apagar incendios es negocio, la regeneración es negocio, construir después del quemado es más negocio.

Los montes que arden, muchos son de las famosas repoblaciones de Franco en los” años del hambre”. Las décadas de los cuarenta y los cincuenta del siglo pasado. Monocultivo de pinos que son pólvora esperando una mecha y además sin freno natural como es lo que en algunos lugares serranos se llama el “monte negro” es decir chaparras y encinas que en centro sur del Estado Español, son el mejor de los cortafuegos.

Los montes arden porque de forma irresponsable se ha permitido construir urbanizaciones en medio de pinares en lugar de hacerlo en los núcleos urbanos de nuestras serranías. Se ha construido ilegalmente sin control y encima con permisividad. Muchas personas de las ciudades –excepto los interesados- desconocen que muchas de las viviendas que hay que proteger del fuego y salvar mientras arden nuestras selvas, son ilegales. Son un peligro. Urbanizaciones y chalets construidos sin licencia, en ocasiones fruto de corrupción o coacción contra los alcaldes –que ocurre- de personas ajenas al medio. ¿No sería mejor repoblar pueblos?, Ampliar pueblos pequeños y muy hermosos, con un crecimiento lógico, respetuoso y ordenado en lugar de depredar montes y pinadas. Me pregunto.

Los montes arden porque se ha apartado a la población rural de la gestión del monte. Por qué no existan ya casi montes comunales, municipales. Cuando comenzó la dictadura franquista, los vencedores usurparon miles de hectáreas de monte, adjudicándoselas y tales usurpaciones siguen en manos de propietarios ilegítimos. El bosque puede ser fuente de vida, riqueza y reparto, pero si es de gestión municipal, mejor. Hay un ejemplo de libro en España y es la provincia de Soria. La mayor parte de los montes sorianos son comunales y esto convierte a Soria, una provincia con grandes masas boscosas en uno de los territorios con menos incendios forestales.

Las autonomías convertidas en diecisiete entes centralistas con una burocracia ávida de acumular competencias, están siendo nefastas a la hora de gestionar la naturaleza. Por tanto doy un grito desesperado en favor de volver a los montes comunales, de menores o municipales, o como les queramos llamar y formar entidades autóctonas de gestión como la Comunidad de la Sierra de Albarracín, pero mejor y más democráticamente gestionadas, que es posible.

Lógicamente debe haber apoyo y financiación y por cierto resultará más barata. Con unos servicios forestales y de ingeniería de montes públicos, autonómicos o centrales, pero al servicio de las municipalidades serranas o con riqueza natural. Lo primero y urgente, es derogar la ley de montes y parques naturales y nacionales de la derecha.

Tras la derogación de la ley hay que ponerse a trabajar con los municipios rurales y con riqueza forestal. Educar en civismo y conservación, cuidados y gestión económica social de la naturaleza. Un socialismo comunal rural, autogestionario y solidario a la vez.

Perseguir y denunciar la especulación urbanística en nuestros montes y espacios naturales con tanta contundencia como ya se hace en ciudades y costas.

Para todo esto, Alternativa Socialista prepara en Zamora una conferencia del mundo rural y los pequeños municipios. Para presentar alternativas y exigir cambios y solidaridad con el mundo rural, que por cierto, nos fabrica algo tan importante como es el oxígeno. Entre otras muchas cosas.

¿Por qué la Alternativa Socialista?

Cuando un pequeño grupo de personas nos reunimos en el Club de Amigos de la UNESCO de Madrid en 2012, la mayor parte militantes del PSOE pero en posiciones muy críticas ya desde hacía tiempo y que algunas de ellas continuamos y acabamos iniciando CLI-AS la Alternativa Socialista. Se comenzó el proceso de romper el cordón umbilical con el PSOE por razones exclusivamente ideológicas. Había ya socialistas en pueblos y ciudades que habían iniciado el camino al enfrentarse en sus localidades a operaciones caciquiles y/o trampas al burlar decisiones democráticas sus aparatos provinciales y que ahora militan en Alternativa Socialista.

Pero si hay algo que nos decidió, fue tras mucho aguante,- excesivo-, no una cuestión menor y foránea, sino la gran traición de la revisión del artículo 135 de la Constitución para adaptarlo a las exigencias de la banca privada, la Troika y la Alemania de la CDU que impone su ley en Europa. La modificación del 135 fue un acto nada comparable con la derrota temporal del Gobierno Tsipras. No. Fue regalarle el estado español a los intereses bancarios y poner los pagos a privados, por encima de las personas. Que esto fuera ejecutado por el PSOE solo tenía una solución y era disputarle a una oligarquía liberal, profesional y sin principios que regía y rige el partido citado, la palabra y la idea socialista. Tuvimos un sueño y ese fue el rescate del socialismo democrático para las gentes, para la clase obrera, para la causa republicana, para los pobres, oprimidos y las invisibles, los ignorados.

Tuvimos un sueño que hicimos realidad, en solitario, sin apoyos, sin televisiones, sin entrevistas. Solo un pequeño grupo de amigos del PSOE y de fuera del PSOE que se dieron cuenta de la importancia simbólica y política de la operación y creyeron en nosotros. Personas como Armando Fernández Steinko, Diosdado Toledano, Manolo Monereo o Pedro Montes y los cito por proceder de otras tradiciones aunque algunos de ellos con ancestros socialistas. Casi solos y sin un céntimo. Pero la traición del 135 no nos permitía seguir manteniendo la farsa. No esperamos a Grecia. El 135 modificado fue la puntilla que legalizó el austericidio contra los pueblos del estado español. Fue lo que legalizó los recortes de Rajoy y con rango constitucional, nos sometió a la Troika ¿Para qué esperar?

Había que ofrecer desde la horizontalidad, la revocación de mandatos, limitados estos, desde un poder político compartido y sin disfraces, tapujos ni renuncias a nuestro nombre, había que ofrecer un partido socialista que brindará la posibilidad de organizarse a las personas que siendo socialistas, querían volver a sentirse orgullosas de serlo. Un partido abierto y sin clubs de fundadores que luego controlan su pureza, la suya y las ideas, las suyas. Somos una construcción colectiva y solidaria. Abiertos a nuevas incorporaciones y a dar un trato de iguales y entre iguales a las nuevas personas que se incorporan. Personas que crean en la justicia y la transformación, en las ideas fuerza de la izquierda, vengan de donde vengan.

Tuvimos antecedentes contemporáneos, pues si bien siempre aludimos a Pablo Iglesias, Largo Caballero, Negrin, Prieto, Allende u Olof Palme, había ya ejemplos y estos eran Oskar Lafontaine y Mélenchon. Oskar Lafontaine nos acompañó en nuestro primer acto público. Lafontaine ha influido e influye profundamente en nuestro pensamiento. Oskar es hoy en día una de las mentes más lúcidas que hay en Europa, en mi opinión la más lúcida con respecto a qué hacer en Europa UE, la moneda única y el partido único neoliberal europeo que engloba desde los conservadores a los ex socialdemócratas, pasando por otros partidos menores, pero aliados del poder constituido, por no hablar de la extrema derecha.

Pero somos conscientes de que crear el partido socialista no es un huevo que se hecha a freír. Alternativa Socialista ya está, existe, es, tiene incluso votantes y votos contables. Es una realidad y es un partido humilde de personas humildes, trabajadoras y bregadas en los movimientos sociales, los sindicatos, los ayuntamientos y diputaciones, la construcción de partido y la lucha, la lucha social, la lucha en las calles de la indignación, en la solidaridad con los y los más débiles. Agricultores, autónomos, funcionarios, parados o trabajadores manuales y estudiantes. Somos David, enfrentado a Goliat. Un David colectivo, que disputa el socialismo a un gigante partido socioliberal y dinástico. Un hueco donde estar no para resistir los mandobles del gigante, sino para construir la alternativa que rescate el socialismo y haga socialismo.

Pero pretendemos también recuperar la tradición unitaria del PSOE, aquel partido de Pablo Iglesias que perteneció a la Conjunción Republicano-Socialista, el de la Huelga General de 1917, el de la UHP y la Alianza Obrera y el del Frente Popular. Por eso apostamos por la izquierda mosaico y la construcción de una fuerza de izquierdas, que frene a Rajoy, pero acabe con el bipartidismo.

Por eso concluyo, escribiendo, que si construimos una fuerza en común de las izquierdas, no nos avergoncemos de serlo, de reivindicar la República y de ser conscientes que la lucha de clases existe, se ejerce y sobre todo por la derecha y contra las personas de las clases subalternas y se ejerce una violencia social conocida como explotación del hombre por el hombre, no para nuestro bien y crear empleo, sino para hacer negocio y enriquecerse a nuestra costa. Por eso existe el socialismo y para eso estamos las y los socialistas.

 

Carlos Martínez

Co-primer secretario de Alternativa Socialista

www.cli-as.org

Del espectáculo de la política a la política espectáculo

Hace tres años desde la política se nos daba un atroz espectáculo de corrupción, acomodo, aburrimiento e incluso hastío. Las Mesas de Convergencia hace ya cinco años y el propio 15M poco después fueron el revulsivo imprescindible y la ruptura de un cántaro lleno de agua podrida.

Las gentes volvimos a las calles y a las plazas y de repente algunos creativos descubrieron un nuevo filón de negocio en unos novedosos –en España- “realitys” televisivos.  Con formato tipo “salsa rosa” e imitando a la factoría Berlusconi en España, surgieron nuevos tertulianos que se han acabado convirtiendo en actores y líderes políticos. Cierto es que la brecha había que aprovecharla e hicieron bien, aquellas y aquellos a los que las empresas privadas televisivas eligieron, imagino que siguiendo unos modelos determinados de marketing comercial. Pero la elección de los líderes no la hicieron las plazas, la hicieron empleados del señor Lara.

Es lícito y correcto utilizar la rendija. Sí. Lo mismo que de lícito expresar esta opinión, por otra parte contrastada.

Tras la transición o tras los primeros años de la transición, desaparecen los liderazgos sociales y políticos forjados en las luchas, la resistencia, las huelgas y luego ya con la democracia dinástica, en los ayuntamientos o las instituciones. Personas forjadas en la brega institucional y callejera al alimón. Sindicalistas curtidas y curtidos, alcaldes fogueados y parlamentarios que lo mismo hablaban desde la tribuna que encabezaban una manifestación, son sustituidos en y sobre todo desde el bipartidismo, por cachorros de aparato y personas forjadas en la política profesional desde siempre, desde muy jóvenes conspirando en los despachos y en esta faceta el PSOE se convierte en un gran experto. Sin ir más lejos, cuando el joven Zapatero llega a presidente su curriculum, son años de pisar bancada en las Cortes, sin intervenir casi nunca ni ampliar su formación o su experiencia. Las juventudes socialistas se convierten en una magnifica escuela de obtener el poder o mantenerlo a costa de los que sea, pero jamás en lugar de experiencia en la lucha de clases vivida en primera persona.

Tras los falsos y construidos liderazgos en los que valen más diez minutos en televisión, que acumular experiencia laboral, social y sindical o en estudiar y prepararse concienzudamente, participando al mismo tiempo de forma activa del movimiento estudiantil o del movimiento antiglobalización, muy activo esos años. Aparece una nueva hornada de dirigentes. No todos, claro, -generalizar es malo-, pero si con más oportunidades. Me explico, a quien una empresa de comunicación, le ofrece entrevistas, artículos y tertulias, puede luego exigir su cuota de poder político, que siempre será superior al de un joven o una joven, dirigente estudiantil de una facultad de Albacete, que participa en la calle evitando desahucios, cortando calles en una huelga general, mal viviendo con una beca y militando activamente en política. A pesar de que su compromiso esté labrado a base de multas gubernativas, algún empujón de un guardia o la mirada de reprobación de transeúntes o conductores conservadores.

 

La política espectáculo, la dirigen empresas de entretenimiento. La política espectáculo se ha impuesto. Ya no es un timbre de orgullos ser un sindicalista que se la juega o una luchadora constante, en un barrio, por evitar el cierre de una biblioteca pública. Eso ya no importa, importa salir en la tele.

Decir y escribir esto es peligroso y requiere cierta dosis de valor, pues puede enfadar a fans y a hooligans, que ya no correligionarios, compañeros o seguidores. Se puede decir que si envidia, etc. etc. pero no es eso y me arriesgaré. Es denunciar la injusticia de que sacralicen las empresas a nuestros líderes y esto evite que miles de personas jóvenes y no tan jóvenes puedan tener la más mínima opción de demostrar su capacidad, su entrega y su esfuerzo. Claro, si habláramos de su sangre otro gallo cantaría, pero ya no estamos en eso.

Desde Attac hace unos pocos años se habló mucho de “desmercantilizar” la política. De sacarla de la esfera privada, de evitar que personas no electas democráticamente rijan nuestros destinos, como los poderes financieros. Pero ahora las izquierdas y los alternativos corren el riesgo, de que mercantiles de la comunicación, impongan a los líderes incluso anti-sistema.

Esto ¿Qué antídoto tiene? La militancia social y política. El activismo social que permita que de forma natural y democrática, desde las luchas sindical y social, Las asambleas y las primarias no trucadas aúpe a personas luchadoras, sacrificadas y abnegadas y posibilite salgan a la luz y si encima luego, también salen en la televisión mejor. Como el caso de Ada Colau, que la portavocía en luchas sociales, pero también su participación activa les haga salir a la luz.

Bueno no generalizo y pido perdón a alguien si se siente mal tratado, además tranquilo yo no salgo en la sexta. Pero uno echa de menos a líderes como Marcelino Camacho, Lula, Evo Morales, Múgica, pero también como Allende o  Tierno Galván, forjados en la adversidad, las luchas y conocidos previamente por su acción. Pablo Iglesias, nunca salió en la tele, ni en la radio siquiera. Eran otros tiempos, claro que sí y estos son mejores para la difusión de las ideas, evidente. Pero el sistema urde sus trampas. Sin un pueblo organizado en y por una izquierda política organizada y con ideas de izquierda y de transformación social, en una partido de origen eurocomunista, socialista y ecologista de izquierdas, Syriza, el pueblo griego hubiera votado si en el referéndum. Las ideas sirven para resistir, pero también para construir y para gobernar.

Izquierda Mosaico

Construyendo socialismo hacía la izquierda mosaico

Carlos Martinez @carlosmblay

rp_carlosmartinez-01.jpg

 

Rescatar para construir el socialismo en la España y la Europa actúales, puede parecer una tarea inútil e incomprensible para muchas personas, dada la crisis de las socialdemocracias oficiales y su implicación con el sistema. La ausencia de ideas de la socialdemocracia frente al neoliberalismo, al que no ha sabido ni querido enfrentarse, es más que evidente, pero también sus miedos a proponer algo diferente. La renuncia de las socialdemocracias a sus ideas clásicas, que en aspectos como la recuperación de la banca pública y el fortalecimiento de los servicios públicos, algunas nacionalizaciones de sectores estratégicos y el control gubernamental de la economía, han recuperado su plena vigencia. El estado social, es una creación incluso teórica del movimiento obrero europeo, tan solo trasladada a algunos otros estados-nación del mundo. Las derechas están destruyendo con una rapidez y empeño que hay que frenar estas conquistas, muchas de ellas ya laminadas. Pero cuando constatamos que ser socialdemócrata consecuente es hoy revolucionario, en la actual coyuntura, máxime ante la brutal ofensiva anti-socialista y social, resulta cuanto menos estimulante, animándonos estas circunstancias a disputar el espacio socialista al PSOE que no lo merece y ello a pesar de las grandes dificultades, ninguneo, silencio informativo, desprecio socioliberal, pero también de posibles aliados lo cual hace más duro el empeño.

El 27 de junio, sábado en Madrid, en unos locales de una asociación solidaría ubicados en la C/Carretas, los socialistas en torno a AS y partidos hermanos vamos a mejorar nuestra organización. Impulsaremos una estructura formativa y de apoyo técnico político a los más más de 135 concejalas y concejales, dos decenas de ellas y ellos de ellos alcaldes y alcaldesas, reivindicando la democracia local machacada por las últimas leyes al respecto del gobierno del Partido Popular. Reivindicando el mundo rural abandonado, olvidado y despoblado por nefastas políticas y la no menos nefasta PAC, pero reivindicado con energía y compromiso por parte nuestra. Siendo como somos ecosocialistas somos conscientes de que sin población en el medio rural, la naturaleza y la agricultura ecológica, autóctona los mercados de proximidad y humanos de proximidad ni siquiera pueden existir. Trabajando por recuperar para lo público y los municipios los servicios locales privatizados, usurpados en beneficio de grandes empresas.

Asamblea 27 junio 2015

Las personas socialistas del estado español, tenemos hoy dos posibilidades en la tarea de rescatar el socialismo democrático. Una dar la batalla dentro del PSOE, que a nosotros se nos antoja ya estéril, dado el compromiso y dependencia de ese partido con poderes financieros, empresariales y de ciertos grupos informativos privados o bien  construir el Partido Socialista,- la alternativa socialista-, pues el PSOE no es ya un partido de izquierdas. Sustentar esta afirmación, no requiere releer los textos de Marx, imprescindibles para definir que es el socialismo y si no que se le pregunte retoricamente a Pablo Iglesias, Jaures o Kautski. Tal vez bastará con conocer a Julián Besteiro y por supuesto, no haré ninguna referencia al gran actor ético que fue Francisco Largo Caballero. Pero también bastaría con recordar la obra política –los hechos- de Olof Palme por no hablar del más clarividente y autorizado exponente del socialismo democrático europeo del momento Oskar Lafontaine tanto en su comportamiento ético dimitiendo del Ministerio de Economía de Alemania por oponerse a la autonomía de la política del Banco Central Alemán, como en sus críticas al euro-marco que sufrimos como a la Troika. Pero no solo con escritos  o autores, hacemos tal afirmación, que tan excesiva le pueda parecer a algunos, vemos los hechos. La realidad de la mal llamada socialdemocracia europea desde hace unos años la conocida como “tercera vía” en realidad camino del socialismo al liberalismo del siglo XXI. Felipe González, Toni Blair, Mateo Renzi o Hollande por no hablar de Valls, son las realidades del espectro socioliberal, no socialdemócrata y menos todavía socialista. 

La tibia cobarde reacción del llamado Partido Socialista Europeo y del espectro de la tristemente contemporánea II Internacional en referencia el acoso a  Grecia y los injustos ataques que está sufriendo por negarse a que sus pensionistas sufran más privaciones, así como la exigencia de recortar más todavía el sector público y profundizar en el ataque a los derechos humanos en Grecia, es todo un ejemplo de que el socioliberalismo está posicionado, salvo honrosas excepciones con la Troika, bancos y poderes financieros. Incluido el PSOE que con respecto a Grecia mantiene una vergonzosa sumisión a las políticas Troika.

Por eso surge Alternativa Socialista al objeto de disputar el socialismo democrático a quien no lo representa. No solo AS (CLI-AS) sino también Ahora Decide, Socialistas por Tenerife y socialistas disidentes con direcciones y aparatos provinciales autistas ante la realidad y el cambio político, lejos ya de la socialdemocracia, cuyo nombre utilizan en vano como les rebatimos claramente los primeros párrafos. Con respeto a corrientes críticas del PSOE con las que nos unen simpatías y reconocimiento e incluso complicidad, pero no es ya el objetivo de Alternativa Socialista ser una corriente critica de opinión y menos legitimar el PSOE haciendo guiños a la “unidad de las izquierdas” en la que el partido socioliberal, ni cree ni está dispuesto a concretar más allá de pactos puntuales en territorios y municipios. Nuestra intención es situar al socialismo democrático en el seno de la izquierda mosaico, en una confluencia de la izquierda, en la unidad popular y entre las fuerzas superadoras del régimen vigente y por tanto constituyentes. Ubicar el socialismo democrático frente a las fracasadas políticas de recortes, obediencia a una Unión Europea neoliberal bajo dominio alemán. Resumiendo mucho, en oposición directa y clara a los tratados internacionales TTIP y TISA por nada democráticos y que significan la ruina de Europa en beneficio de los EE.UU. Situar el socialismo, no como freno de las movilizaciones y resistencias populares y de clase, sino como un motor de ellas.

El socialismo debe dejar de ser considerado una fuerza dinástica y sumisa a la corona. Es republicano, en lo social, lo político e ideológico. En resumen en el concepto político de democracia de reparto, justicia y ciudadanía. Laico, federalista y republicano.

Queremos ser parte del cambio que nuestro Estado alumbra y que se está organizando al objeto de superar el bipartidismo. Estamos por un proceso constituyente federalista, hacía la república y por la consolidación del estado social, la defensa de lo público y su reforzamiento.

Creemos que en la Europa de hoy también se puede avanzar hacia el socialismo en libertad. El socialismo no es una mera gestión del capitalismo “pero con rostro humano” lo cual es imposible. Es transformar la sociedad mediante el reparto de la riqueza, la economía social, la democracia económica y más democracia. Sabemos que las derechas y sus “expertos” y los medios de comunicación de su propiedad, nos dirán que eso es imposible. Por eso hay diferentes ideologías es decir derechas e izquierdas. Por eso hay socialismo y hay liberalismo. Lo cual nos lleva a rescatar la hegemonía socialista de quién no se la merece.

Finalmente, este fenómeno no es nuevo. Alemania, Holanda, Francia, Grecia han vivido y viven procesos similares al nuestro. Hay ya fuerzas políticas de izquierdas socialistas y socialdemócratas organizadas y luchando por cambiar la nefasta realidad neoliberal que sufren las clases populares y trabajadoras, junto con sindicatos, movimientos sociales y partidos de las izquierdas transformadoras y no tan solo retóricas.

El FMI, la Troika, el Banco Central Europeo, las grandes multinacionales y el TTIP y el TISA merecen respuesta y no seremos nosotras un freno a unos pueblos que sufren acoso, explotación, recortes, atentados contra su dignidad, empobrecimiento y limitaciones autoritarias de las libertades y la democracia.

Carlos Martínez co-primer secretario de Alternativa Socialista (CLI-AS)