Ningún 18 de Julio en el olvido. Los nuestros siguen en la memoria

IN MEMORIAM:
Valero Martinez Blay brigada de complemento del Regimiento de Infantería Otumba de Valencia fiel a la República y que no se sublevó el 18 de Julio. Combatió en los frentes de Teruel, Granada, Córdoba y Madrid. Teniente del Batallón Otumba agregado a la XIII Brigada Mixta Internacional ( la mitad de sus componentes en esa y otras BI eran españoles, en este caso la mayoría procedentes de Valencia) tras haber participado en los combates de Córdoba y promovido a capitán pagador de la citada brigada mixta fue enviado al frente de Madrid. Desaparecido en combate en la Batalla de Brunete cuando la XIII rompió el frente en el ataque inicial, perdiendo en los combates cerca del 70% de sus efectivos. Valero Martinez recién licenciado en Derecho murió como militar profesional, oficial del Ejercito leal que el 18 de Julio siguió defendiendo la Constitución Republicana. Honor y gloria a él y a todos los caídos por culpa del golpe de estado de Julio del 1936 y sus consecuencias.

Cuando desde la nada se pretende inventar lo nuevo

Las olas de calor siempre llevan aparejado el sopor y la somnolencia. Pareciera que la fuerza de una canícula sofocante ha contagiado la política profesional a pesar del aire acondicionado que la mitiga en las instituciones así como en los departamentos universitarios o las redacciones.

La paz del verano reina. No es malo descansar y desconectar y no lo es si sirve para reflexionar y reemprender el camino, aquellos que nos podemos permitir el lujo de tener vaciones. Lo único que sacude el ambiente es la operación independentista catalana, a veces popular, siempre pequeño-burguesa, que purga a las y los tibios de espíritu y llama a arrebato sin fisuras y a seguir al abanderado, aunque no está claro cuál es. El PDeCAT es ya una marioneta de ERC y la CUP presta izquierdismo gratis a la burguesía catalana que gobierna desde los postulados Troika. Pero a pesar de los pesares son por ahora los únicos que le dan preocupaciones a la derecha y la corona. Pero fuera de eso los partidos del arco parlamentario nada nuevo proponen.

El PP cada vez más corrupto y chirlero busca con una descarada utilización de ciertas víctimas de ETA, esconder su mierda y sus vergüenzas, pero niega a las víctimas de Franco –por cierto muchos de cientos de miles más- cualquier homenaje digno y de Estado.

Podemos recoge el guante que le ofrece el susanista García Page en Castilla la Mancha para gobernar y poco más. Porqué las comisiones de investigación de la corrupción van a ser tan inútiles como necesarias son. Al PP ni agua y lo que hay que hacer es echarlo y esa debe ser la primera ocupación tras la ola de calor. Eso o la nada.

El PSOE de Pedro Sánchez debe aclararse y ya y prepararse para hacer lo de Portugal, pero de verdad y mientras tanto seguir el ejemplo Corbyn.

El socialismo dentro y fuera del PSOE creo debe hacer un serio intento de reagruparse y de aglutinar las clases trabajadoras al objeto de construir un frente electoral o no, -mejor no-, con el objeto prioritario, ahora, de re-movilizar al Trabajo y dar la cara ante la pobreza salarial, el precariado, la ofensiva contra las y los trabajadores jóvenes, los nuevos jornaleros jóvenes y el futuro o mejor dicho el no futuro de las pensiones públicas si los sinvergüenzas del PP siguen gobernando. Si los capitalistas y grandes familias poderosas y las multinacionales siguen imponiendo sus condiciones y chantajeando al Estado en beneficio propio peor para nosotros y lo malo se pueden afianzar, con una nueva operación keynesiana de Rajoy al objeto de inyectar más dinero público para favorecer al cemento y al conglomerado de las grandes constructoras de obra pública.

El pacto PP-Cs de reducción de impuestos, además de falaz es otro ataque al bienestar, lo público y las pensiones. Es imprescindible reaccionar ya y dejar de estar en este limbo que tan solo favorece a la corona y los banqueros.

Dirá alguien, este tipo es de ultra-izquierda, vaya ataques al sentido común y lo establecido. Pues bien este tipo es un laborista, un socialista democrático que pretende ser coherente y afirma que o le plantamos cara al sistema injusto que solo trabaja para beneficiar los intereses de capitalistas y gestores multinacionales o bien ni futuro para nuestros hijos, ni pensiones para nuestros mayores ni empleo digno para los trabajadores ni llegar a fin de mes nadie, bueno, casi nadie.

La reagrupación del socialismo en base a las ideas de clase y de cambio de régimen es imprescindible y luego juntar nuestra lucha con la de Corbyn, los socialistas portugueses o Sanders, imprescindible. Eso o tres cuatro veranos más y la próxima ola de calor nos pueden llevar al asadero final.

Pero para el cambio hacen falta ideas y propuestas políticas. Ideales y esperanzas en un futuro diferente porque si no creemos en un mundo nuevo socialista y libre, ¿Cómo vamos a poder enfrentarnos a la corrupción, la mafia política y los interese de los poderosos? De la nada no se puede construir algo nuevo y la cuestión no es defender, procurar, desear, es intervenir y conseguir.

Carlos Martínez co-primer secretario de Alternativa Socialista

La solución a la crisis del PP: El caso de la estiba portuaria u otro triunfo obrero

Estos meses desde el inicio de 2017 han estado marcados por un rebrote de la conflictividad de la clase trabajadora como defensa ante la austeridad y los ataques de la desregulación de la economía que la Unión Europea, los tratados internacionales de comercio y el Gobierno del PP están imponiendo.

Muy brevemente pues es conocida de sobra, la solución a la crisis financiera y económica de 2008 se está buscando a base de reducir salarios, estado del bienestar e incrementando el poder de los negocios privados y las grandes corporaciones, privatizando Estado y apartando a la política de la esfera de dirección económica. Es decir, menos salarios y derechos laborales, austeridad social y en lo social y transferencia de lo público a las grandes en presas y grupos financieros. Transferencia de capital y de propiedad de bienes y servicios.

Ante esta ofensiva patronal y de los neoliberales, no caben medias tintas. Es tan dura, tan cruel y tan corrupta que solo la lucha de clases, los trabajadores y trabajadoras que no quieren ver como se siguen arruinando sus vidas han comenzado a responder. Hace falta una visión política de conjunto del problema que nadie parece tener.

Contratas de hostelería, fábricas de alimentación, subcontratas al sector público y los portuarios entre otros, pero también nuevos sectores como tele-operadores y hasta el taxi se movilizan por defender su derecho una vida digna. Los taxistas, hartos de ver como los cuecen a impuestos y regulan mientras en cambio un sector pirata como las multinacionales de la “nueva economía” de internet a base de contratos de falsos autónomos y que no pagan impuestos en España, les ponen en peligro sus vidas, estallan.

Pero tenía que llegar un hueso duro de roer y ese han sido una vez más los puertos. Los estibadores y estibadoras portuarias han irrumpido con una lucha desigual contra multinacionales, grandes bancos interesados en el control del sector y mafias del transporte internacional. Con la ultra-liberal Unión Europea en contra y su tribunal “de justicia” actuando de parte. Con el gobierno del PP trabajando para los intereses de J.P Morgan y China y que además les ha montado un bestial campaña de desprestigio. Sin embargo la estiba ha logrado demostrar que unidos, con sindicatos potentes y una férrea voluntad podían vencer y defender su empleo, enfrentándose a la precarización.

El conflicto era en sí muy grave y difícil pero tienen los trabajadores y trabajadoras una cosa en su favor y es la importancia estratégica de su sector, su especialización y su organización. También su profesionalidad. Los puertos ya no funcionan a base de peonaje con ganchos, sino que están muy mecanizados y las nuevas tecnologías ayudan a mover miles de toneladas diarias. Además el transporte marítimo está en auge y cada vez es más importante. Tenían pues los estibadores muchas armas en la mano, sí, pero enemigos mucho más poderosos que han tratado de poner a las clases trabajadoras en su contra utilizando para ello un vicio tan nacional como la envidia. La mentira ha sido una constante todo este tiempo tratando una vez más de dividir a la clase trabajadora.

La estrategia de los sindicatos ha sido sencilla, saber utilizar la presión pero de forma dosificada, hacer ver que son imprescindibles al menos por ahora y tratar siempre de negociar con una patronal muy potente y que mueve inmensas cantidades de dinero, pero que necesita de la urgencia en sus operaciones, mucha urgencia, con una infraestructura muy cara entre las manos y la necesidad de cumplir una maraña de contratos a la vez. Incluido el caro mantenimiento de los buques, que para ser rentables no puede ya parar. Pero ha habido lucha, riesgo y decisión.

Los portuarios con ingenio pronto, muy pronto, vieron como los medios de “información “corporativos les eran hostiles y nunca o casi nunca daban su versión de los hechos, por lo que han convertido las redes sociales en su grito y su forma de contrarrestar, convirtiendo el twitter en un arma más de su lucha sindical. Ha resultado todo un éxito.

Tenían fama de ser un sector muy corporativo lo cual es falso, pues en todas las huelgas generales de la democracia siempre han parado al 100% y han sido solidarios. Sin embargo han incrementado su presencia en las reivindicaciones generales de la clase trabajadora y sus diversas expresiones como las Marchas de la Dignidad y su acercamiento a sectores emergentes en lucha como taxistas, camioneros y las Kellys o camareras de piso de los hoteles.

En cuanto a la política se refiere lograron la primera gran derrota parlamentaria del corrupto gobierno del PP, frenando un decreto contra la estiba portuaria. Esto obligó al PP a replantear su estrategia, negociar con el bloque burgués del parlamento y tras arduas “negociaciones” convencer a Ciudadanos, PDCAT antigua CiU y PNV al objeto de que votarán o se abstuvieran en favor de un nuevo real decreto de la estiba.

El nuevo decreto del ministro de Fomento del Gobierno Rajoy, es en realidad una reconversión del sector, una especie de ERE y tan solo tiene consignación presupuestaria para despidos, bajas incentivadas, prejubilaciones y algo para formación, pero… formación para conseguir ¿Qué? Pues el objetivo de la brutal reconversión laboral que estamos sufriendo, es sustituir trabajadores cualificados, expertos y dignamente pagados por personas formadas, sí, pero mal pagadas y sin derechos. Deja el Real Decreto Serna, los aspectos laborales a la negociación de ambas partes, pero está dentro de la ortodoxia neoliberal de la UE no reconociendo la existencia de un censo cerrado de estibadoras y estibadores. Da además cabida a las ETT en los puertos de hecho convierte a las actuales sociedades de estiba en una ETT más.

La reacción sindical ante el decreto validado en el Parlamento, fue la de convocar nuevas huelgas parciales y una de 48 horas, pues la patronal envalentonada se negó a seguir negociando. Pero como los paros son totales y el colectivo portuario responde como una sola persona, las grandes navieras y consignatarias transnacionales acaban cediendo y negociando al margen de ANESCO la patronal, la cual se rompe. En estos momentos tres empresas se han separado la nueva ANESCO, la patronal, son ALGEPOSA, BERGE, ERSHIP y el bufete que las asesora, el de Garrigues. Pero la patronal en su conjunto, cede, acepta la subrogación del trabajo –principal reivindicación- que en el fondo consiste en que sigue haciendo el trabajo el censo portuario garantizando los empleos, así como la negociación de un nuevo convenio del sector.

Esto resulta ser un triunfo de la clase obrera portuaria, estibadora en concreto y les hace vencedores de este tiempo del partido.

Durante la negociación no exenta de sobresaltos hay un momento en que grandes navieras transnacionales rompen y firman con los sindicatos locales de los grandes puertos “containeros”, pero dejan al margen a los pequeños puertos. Pues bien, este obstáculo también es superado. Ahora el acuerdo es de todas y todos, es total. Por tanto hemos de felicitar a las personas de la estiba y sus sindicatos.

Dicho esto, quedan flecos y el conflicto no se puede dar por cerrado. En primer lugar existe la posible amenaza de que las empresas que rompen con ANESCO denuncien el acuerdo a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia. En segundo lugar y esto es lo más peligroso el real decreto del gobierno sigue vigente y aunque en el mismo se decía que empresas y trabajadores debían negociar esta negociación en teoría no puede vulnerar el decreto, tampoco la Reforma Laboral, por lo que habrá que estar vigilantes.

Para mayor seguridad de las y los trabajadores del sector, lo mejor es exigir la derogación del decreto y que toda la oposición se comprometa a derogarlo o al menos un futuro gobierno de progreso e izquierdas lo haga. La derogación de la cruel reforma laboral también sería muy importante. En tercer lugar habría que denunciar ante la OIT el incumplimiento de sus acuerdos y tratados firmados por España, que tanto la UE, el tribunal de justicia de la UE como el Gobierno español incumplen.

En resumen el PP está actuando como siempre hace cuando privatiza sectores públicos. Hay un ejemplo muy claro en los ayuntamientos y el ministro de Fomento ha sido alcalde, advierto. La cuestión es que se privatiza a amiguetes particulares o a “Florentino y su tinglado”, con contratos leoninos para el ayuntamiento; los empresarios privados empeoran las condiciones laborales; estallan las huelgas y los ediles del PP y otros, se lavan las manos diciendo que es un asunto de empresa y trabajadores y no de ellos, cuando la empresa aunque sea privada ejerce una concesión pública y se beneficia de la privatización. Eso ha hecho también el PP en este asunto. Ha favorecido a las transnacionales y grandes consignatarias, ha perjudicado los derechos laborales, ha creado el enfrentamiento y luego se ha lavado las manos diciendo que no era su problema.

He de felicitar pues a mis compañeros portuarios de la estiba por su éxito y a su vez he de advertirles que cuidado y atención. Tal vez lo complicado comience ahora y para los más jóvenes especialmente.

Carlos Martínez

Ex trabajador portuario. Primer secretario de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS

El efecto Corbyn o el pánico del sistema a que el socialismo vuelva a sus raíces

https://twitter.com/jeremycorbyn/status/879765512292626433

https://twitter.com/JeremyCorbyn4PM/status/878994487145398272

Estos twitts emocionan. Sus vídeos que contienen el reflejo del apoyo juvenil a Corbyn y de como este se ha constituido en el líder del cambio en Gran Bretaña. Es curioso, dos viejos socialistas, Corbyn y Sanders ha salvado la piel de la socialdemocracia y del socialismo en libertad. Lo que sigue en crisis es el socioliberalismo y el liberalismo que afirma ser socialista, no el socialismo.

Corbyn ha logrado dos cuestiones muy importantes, la primera que el Trabajo, el Partido Laborista, vuelva a ser el partido de las clases trabajadoras y de las personas jóvenes muy duramente golpeadas por la crisis del 2008 y en segundo lugar que el Trabajo vuelva a su esencia de partido socialista de cambio y a las raíces socialistas democráticas, con un programa que incluye nacionalizaciones y recuperación de servicios privatizados para revertirlos al sector público. Igualmente una gran inversión social y más impuestos para las grandes fortunas y las grandes empresas. Corbyn es hoy la principal bandera en Europa de la lucha contra la austeridad.

¿Pero es el movimiento de recuperación laborista un fenómeno tan solo británico? No solo. Tiene trascendencia europea e internacional y en esto confluye con Sanders y los activistas negros más a la izquierda del Partido Demócrata de los EE.UU que también vive una convulsión interna. Otros partidos socialistas también están comenzando a vivir debates y transformaciones internas al objeto de recuperar su papel en la sociedad. No tienen porqué buscarlo fuera, simplemente con que vuelvan al socialismo, hay suficiente. Tal vez se debiera trabajar como hacen los británicos en construir movimiento socialista de diversas fuerzas y corrientes socialistas en lucha contra la austeridad.

Cuando Corbyn emerge el establishment organiza una fuerte campaña en toda Europa contra él. Los capitalistas y los medios de comunicación de su propiedad lanzan toda suerte de descalificaciones en su contra y lo presentan como un populista perdedor, en lugar de presentarlo como lo que es, un socialista fabiano ligado a la clase trabajadora y los sindicatos británicos. Algo parecido le ocurre a Hamond el candidato francés del PSF aunque, en este caso si logran los poderes financieros destruir al socialismo francés pues desean instalar a un neoliberal ortodoxo, Macron, en la presidencia de Francia y para ello han de destrozar el socialismo heredero de Jaures.

En España la operación anti-Pedro Sánchez, fracasa y las bases socialistas logran evitar el golpe de estado neoliberal en el PSOE y el viejo aparato felipista, el PP y la corona son derrotados. Pero Sánchez tiene que demostrar muchas cosas que Corbyn ya ha demostrado. Entre otras que los laboristas han logrado unir toda la izquierda británica en torno a ellos. Es cierto que lo tienen más fácil por la propia idiosincrasia política británica y la propia estructura del Trabajo, pero si el PSOE desea consolidarse como lo que fue, el partido de la clase trabajadora y del cambio social, deberá estudiar muy de cerca lo que ha hecho y hace su partido hermano laborista y por qué no, también el renacido socialismo democrático de los EE.UU dentro y fuera del Partido Demócrata.

Ambos por cierto son modelos de éxito. Si bien en los EE.UU el establishment si logró finalmente imponer a una candidata salpicada de corrupción, antipática y clasista que fue incapaz de derrotar a Trump.

Pero el peligro para el capitalismo occidental es que el modelo de los socialistas Corbyn y Sanders triunfe. Ambos cuestionan las instituciones económicas supranacionales y la mayor parte de los tratados de libre comercio, porqué en realidad tan solo favorecen a las multinacionales y acrecientan el cambio climático pues se basan en la economía extractivista y del carbono. Son depredadores.

Todo tiene pues una traslación internacional porque nunca las empresas y corporaciones privadas habían tenido tanto poder político -son los amos- nunca han ganado tanto, a la vez que la clase trabajadora en todo el mundo se está empobreciendo, perdiendo salud, derechos y alimentándose mal. Avanzan los totalitarismos, los fanatismos religiosos y el peligro de guerras cada vez más crueles y extensas se materializa.

Es por eso que se viven migraciones convulsas de aquí hacia allá. Los jóvenes españoles huyen del paro y la precariedad al mismo tiempo que jóvenes negros y magrebíes así como refugiados de las guerras huyen hacía nuestros lares y todos con una causa común y es que ni unos ni otros pueden tener una expectativa de vida digna en sus lugares de origen.

Mundo mal construido que necesita líderes hechos y maduros, con las ideas claras. Por cierto los debates parlamentarios británicos que son muy fluidos y rápidos están mostrando la contundencia de Corbyn sin pelos en la lengua y que ataca diariamente y sin piedad a una Teresa May conservadora, sin ideas ni programa más allá de la austeridad y de buscar el beneficio para las corporaciones así como el colaboracionismo con Trump. Pero Corbyn cuando sale del parlamente de zurrar a May, recorre barrios, pisa la calle y es vitoreado en conciertos de rock como si fuera una estrella y de hecho lo es, la estrella roja del cambio. Aconsejo mirar hacia el TRABAJO. La clase trabajadora del estado español necesita organizarse y una referencia política obrera y trabajadora, del precariado, que no existe todavía.

Carlos Martinez

Es co-primer secretario de Alternativa Socialista y de Socialistas, fue trabajador portuario.

Salvemos de una vez el bosque. Pero con cabeza y decisión

Que el PP es un partido depredador, nadie sensato lo duda y la ley de montes que aprobó en 2015 lo corrobora. Estos días con el incendio de su financiación ilegal, sus procesamientos y comparecencia en el banquillo muy próxima de Rajoy todo está que arde. Pero también nuestros montes y bosques de costa, vuelven a quemarse y esto que es una tragedia natural, un crimen medioambiental tiene ahora un nuevo combustible y es la ley de montes, la nueva legislación sobre bosques y espacios naturales que vuelve a autorizar la construcción en zonas quemadas, así que ojo en el entorno de Doñana, pues precisamente el fuego se inició en la zona de parque natural que la Junta de Andalucía amplió recientemente. Ley sobre espacios protegidos naturales aprobada hace dos años por el PP, como no, al objeto de volver a favorecer la especulación urbanística es un lanzallamas contra los bosques.

Para un partido como Alternativa Socialista que tiene vocación rural e implantación rural y que gobierna  municipios rurales este asunto es capital. Está en nuestro ADN y no solo como socialistas con conciencia ecologista, sino como personas implicadas en la lucha contra el despoblamiento rural y la reivindicación de los derechos de las personas que habitan en nuestros pequeños pueblos.

Transferidas a las autonomías las políticas de protección forestal y de lucha contra el fuego, los años de gobiernos de la derecha en la mayor parte de ellas han sido capitales para limitar y privatizar medios contra el fuego. Pero es que en autonomías con gobierno del PSOE también hubo recortes. Pero donde más se ha recortado ha sido en prevención. Limpieza y conservación de montes. Los trabajos de desbroce, limpieza y clareo de bosques para protegerlos y la vez generar energías alternativas han sido olvidados y mientras tanto las comunidades rurales despoblándose por falta de empleo y jornales para vivir.

Los bosques no se pueden conservar si las personas del entorno rural no se ocupan de ellos y les suponen una fuente de ingresos y de vida como ocurría históricamente. Ya no hay necesidad de leña para cocinar, pero si para combustible y para generar energía alternativa. Finalmente al erario público le resulta más barato limpiar montes que apagar fuegos. Pero en algunos lugares apagar incendios es negocio, la regeneración es negocio, construir después del quemado es más negocio.

Otro problema es la expansión del ladrillo y del turismo de masas en zonas cercanas a los bosques o la tolerancia con casas particulares e incluso urbanizaciones en medios del bosque, en la que tanto la complacencia municipal como la irresponsabilidad y el egoísmo de muchos ciudadanos y constructores privados contribuyen a crear posibles focos de fuego; desde luego de contaminación.

Los montes que arden, muchos son de las famosas repoblaciones de Franco en los” años del hambre”. Las décadas de los cuarenta y los cincuenta del siglo pasado. Monocultivo de pinos que son pólvora esperando una mecha y además sin freno natural como es lo que en algunos lugares serranos se llama el “monte negro” es decir chaparras y encinas que en centro sur del Estado Español, son el mejor de los cortafuegos. Los ganados también eran y pueden volver a ser otro cortafuego natural.

Los montes arden porque de forma irresponsable se ha permitido construir urbanizaciones e invernaderos de plástico, en medio de pinares, en lugar de hacerlo en los núcleos urbanos de nuestras serranías o controlar la agricultura industrial. Se ha construido ilegalmente casas sin control y encima con permisividad. Muchas personas de las ciudades –excepto los interesados- desconocen que muchas de las viviendas que hay que proteger del fuego y salvar mientras arden nuestras selvas, son ilegales. Son un peligro. Urbanizaciones y chalets construidos sin licencia, en ocasiones fruto de corrupción o coacción contra los alcaldes –que ocurre- de personas ajenas al medio. ¿No sería mejor repoblar pueblos?, Ampliar pueblos pequeños y muy hermosos, con un crecimiento lógico, respetuoso y ordenado en lugar de depredar montes y pinadas. Me pregunto. Por otra parte en casos de quemados, la urgencia de proteger esas viviendas –no sé por qué- resta energías para evitar que los fuegos se extiendan y se dedica demasiado esfuerzo en proteger construcción ilegal. De acuerdo que lo primero es salvar personas y garantizar su seguridad. Pero hecho esto, lo prioritario, nuestras selvas y zonas de monte bajo que sí que son de todas y todos. Cosa muy diferente son los núcleos rurales ubicados históricamente en medio de bosques y serranías así como los cortijos y masías serranas, pero esas construcciones históricas muchas de ellas están abandonadas o en fase de despoblación, lo cual es malo para la conservación del medio natural.

Los montes arden porque se ha apartado a la población rural de la gestión del monte. Por qué no existan ya casi montes comunales, municipales. Cuando comenzó la dictadura franquista, los vencedores usurparon miles de hectáreas de monte, adjudicándoselas y tales usurpaciones siguen en manos de propietarios ilegítimos. El bosque puede ser fuente de vida, riqueza y reparto, pero si es de gestión municipal, mejor. Hay un ejemplo de libro en España y es la provincia de Soria. La mayor parte de los montes sorianos son comunales y esto convierte a Soria, una provincia con grandes masas boscosas en uno de los territorios con menos incendios forestales.

Las autonomías convertidas en diecisiete entes centralistas con una burocracia ávida de acumular competencias, están siendo en ocasiones muy ineficaces a la hora de gestionar la naturaleza. Por tanto doy un grito desesperado en favor de volver a los montes comunales, de menores o municipales, o como les queramos llamar y formar entidades autóctonas de gestión como la Comunidad de la Sierra de Albarracín, pero mejor y más democráticamente gestionadas, que es posible.

Lógicamente debe haber apoyo y financiación a las poblaciones rurales y por cierto resultará más barata que apagar fuegos y contratar helicópteros ucranianos y rusos. Con unos servicios forestales y de ingeniería de montes públicos, autonómicos o centrales, pero al servicio de las municipalidades serranas o con riqueza natural. Lo primero y urgente, es derogar la ley de montes y parques naturales y nacionales de la derecha. También mejorar las dotaciones de bomberos forestales y hacerlos fijos de una vez, pues pueden hacer múltiples labores de vigilancia, conservación y limpieza que garantiza su labor todo el año, así como dotar de más autoridad a los guardias forestales y devolverles competencias que algunas autonomías como Madrid les han hurtado al objeto de favorecer a los infractores privados.

Tras la derogación de la ley hay que ponerse a trabajar con los municipios rurales y con riqueza forestal. Educar en civismo y conservación, cuidados y gestión económica social de la naturaleza. Un socialismo comunal rural, autogestionario y solidario a la vez.

Perseguir y denunciar la especulación urbanística en nuestros montes y espacios naturales con tanta contundencia como ya se hace en ciudades y costas. Prohibir de una vez la urbanización del monte. También está haciendo mucho daño una concepción del turismo depredadora. Otra cuestión sería recuperar las guías de tránsito al menos en zonas de alto valor ecológico y de alta peligrosidad como todo el este y sureste del estado español. Pues encontrar latas de cerveza y refrescos o plásticos en medio del monte indica  que hay salvajes irresponsables que no merecen pisarlo mientras no se eduquen, pues metales, bolsas de pvc, vidrios rotos y papel aluminio son posibles antorchas en medio de un bosque recalentado y seco, así al menos habría control en una sociedad egoísta, mercantilizada e infantilizada y por tanto se podrían exigir responsabilidades. Dicho todo esto en caso de incendio, de acuerdo que lo primero es salvar personas y garantizar su seguridad. Pero hecho esto, lo prioritario, nuestras selvas y zonas de monte bajo.

Para todo esto humildemente, Alternativa Socialista realizó en Zamora una conferencia del mundo rural y los pequeños municipios. Para presentar alternativas y exigir cambios y solidaridad con el mundo rural, que por cierto, nos fabrica algo tan importante como es el oxígeno. Entre otras muchas cosas.

Carlos Martínez

Politólogo co-primer secretario de Alternativa Socialista