Volvamos a recuperar el orgullo de ser de izquierdas

Vamos ha hablar claro y sin miedo. Las personas de izquierdas hemos luchado y sufrido mucho. Vamos a ser honestos con nosotros y con los demás. No escondamos nuestras ideas y además SYRIZA va a demostrar que llamándose Izquierda Radical, siendo su color el rojo y llevando comunistas y socialistas en sus listas, se puede ganar. Orgullosos de nuestras ideas, lucha e historia, no vamos ahora a tirar la toalla. No. Vamos reorganizar la izquierda mosaico y plural, de clase y republicana, realmente socialista transformadora.

Llevamos muchos años las izquierdas y los Frentes Populares, soportando insultos y descalificaciones, asesinatos y prisiones, pero hemos resistido. Gracias a personas como Pablo Iglesias, Largo Caballero, Garcia Oliver, Dolores Ibarrurir, Margarita Nelken, Lenin, Rosa Luxemburgo, Jaurés, Salvador Allende, Olof Palme, Lumunba, Sankara, Nasser, Togliatti, Marcelino Camacho, Luis Gomez LLorente, Oskar Lafontaine, Hugo Chavez, Evo Morales, Pepe Múgica etc. etc. la humanidad y este Estado Español han avanzado a pesar de fracasos y derrotas temporales. Pero siempre nos hemos levantado y el sistema no ha podido con nosotras y nosotros.

El sistema teme a la lucha de clases y a las conquistas democráticas y sociales. La revolución conservadora de Margaret Tatcher y Ronald Reagan se organizó para liquidar el estado social y el estado del bienestar y destruir o comprar las organizaciones de clase. Pero a pesar de esa gran derrota nos hemos vuelto a poner en pie una y otra vez. Ahora el ecologismo, el feminismo y el ciudadanismo han sido incorporados a nuestro acerbo. Pero el secreto de tanta resistencia es que llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones: el socialismo.

La situación en el estado español es extrema. La crisis neoliberal y financiera del 2008 la comenzamos a combatir ya en el mismo año 2008 y desde “Activos contra la Crisis” la plataforma colectiva de los inicios de la crisis que Attac España impulso junto a cincuenta organizaciones, las huelgas generales tanto en el Gobierno Zapatero como en el de Rajoy, las Mesas de Convergencia, el 15M o las Marchas de la Dignidad, hemos estado y hemos luchado. Contra los desahucios, las reformas laborales o las privatizaciones. Hemos tenido éxitos también. Tras las elecciones europeas con los buenos resultados de la Izquierda Plural -que podían haber sido mejores- y que fue la izquierda real con más votos, así como la irrupción de PODEMOS y los resultados de las izquierdas nacionalistas, el bipartidismo se quiebra, el rey debe abdicar y varios ministros quemados deben ser cesados.

Ahora surgen nuevas formas de hacer y entender la politica. Las izquierdas también hemos de cambiar y reconocer que la izquierda es mosaico, tan mosaico como lo es SYRIZA o tan consistente y bien armada ideológicamente como Die LINKE.

PODEMOS ha nacido como respuesta de sectores de clase media indignados y en paro o precariedad. Ha sabido conectar con amplias capas populares y eso es bueno e interesante. Pero PODEMOS, tras su movimientismo inicial, acaba de demostrar al conformar sus órganos dirigentes, que es un partido más. Un partido normal, con su líder, su grupo dirigente en Madrid, su aparato y sus mayorías y minorías. Normal. Muy normal.Está buscando su hueco. Normal. Esta utilizando un nuevo lenguaje propio. Todo normal, nada nuevo. Pero lo cierto es que ha conectado, que esta muy apollado por varios medios de comunicación incluidas televisiones privadas. Que deberemos conectar y tratar de buscar puntos de encuentro y confluencias. Pero para ello PODEMOS también debe abandonar el sectarismo ante la izquierda de bastantes de sus dirigentes locales y estatales y su dificultad de encajar criticas, incluso las constructivas.

Las izquierdas tenemos nuestro espacio y las izquierdas hemos sido mayorías sociales muchas veces. Nada nos lo impide el que lo volvamos a ser, es más debemos tener el empuje para volver a serlo. Solo viejos tics y viejos aparatos nos han lastrado y no sirve la excusa de que PODEMOS ha construido su nuevo aparato, por cierto muy sólido y contundente.

Las izquierdas tenemos tres ventajas. Primera nuestro acervo de ideas, experiencias y de ejemplos y modelos donde elegir, sin robárselos a nadie.Una base marxista y un poso ideológico muy importante. Segundo una militancia plural y diferente, pero sacrificada y entregada que sabe encajar criticas y además es autocrítica. En tercer lugar, muchas y muchos compañeros en Europa y en el mundo. Somos internacionalistas y solidarios y por tanto podemos dar solidaridad, pero también recibirla. Siendo prácticos, las izquierdas estamos más acompañadas.

Ahora lo más importante desde las izquierdas plurales y mosaico, pienso, puede ser 1 ser solidarias con el pueblo griego y Syriza volcándonos en esa oportunidad histórica. 2 Ganar en los ayuntamientos. Consolidarnos y hacernos fuertes en los ayuntamientos y demostrar que se puede y debe hacer otra gestión y otra politica. 3 Reorganizar a toda prisa la Izquierda, las izquierdas plurales, orgullosos de ser de izquierdas y republicanas y republicanos. Orgullosos de ser clase trabajadora y de estar en y con la lucha obrera, en la lucha de clases.

Nosotros las izquierdas reales y transformadoras, no somos el sistema, ni parte del sistema y es el sistema con quien quiere acabar es nosotras ¿No os dais cuenta?

Dicho esto, exigir libertad de expresión de critica y de autocritica. No ceder ante acusaciones intencionadas que tratan de dar lecciones intencionadas que luego… Y estar muy orgullosas de quienes somos y de donde venimos. Sabemos que en nuestra historia hay muchos errores. Pues a no repetirlos.

No se trata en estas letras de atacar a nadie. Simplemente de situar el papel de la izquierda no dispuesta a renunciar a sus ideas. No por nada, sino por que esas ideas son las que alumbran el mundo. Os invito a leer cualquier programa transformador y lo veréis cuajado de ideas que desde Marx a nuestros días sostienen los avances humanos.

Las izquierdas hemos logrado a través de las Organizaciones de clase sindicales y políticas, grandes avances en la construcción de la democracia, apoyado cuando no conseguido el voto de la mujer. Luchado por la independencia de pueblos de África y Asia. Mejoras y el estado del bienestar en Europa, la construcción del estado del bienestar en Latinoamérica. Revoluciones triunfantes que han influido positivamente en toda la humanidad. También cometido errores, dejaciones y claudicaciones. Pero sin el Movimiento Obrero estaríamos muchísimo peor, sin libertades y sin esperanza. Hemos logrado mucho y hemos evitado muchos males. Pero todos nuestros logros, ahora están siendo liquidados por el neoliberaqlismo que es la ideología dominante hoy en el capitalismo. Las derechas nos quieren llevar nuevamente al mundo dikensiano y sin derechos. Sustituir el bienestar y el estado social por la caridad y la privatización de servicios sociales y públicos. Ir dejando sin contenido real la democracia.

Hay pues mucho trabajo que hacer y las izquierdas plurales y luchadoras sabemos mucho de reemprender los caminos. Tras el triunfo neoliberal y derechista de los años noventa del siglo XX Comenzamos en América Latina y vamos a seguir por Grecia. Tras Grecia, el estado español.

Ah, la derecha existe, domina, manda en la mayor parte del mundo a pesar de su fracaso humano incapaz de acabar con el hambre, la pobreza, las injusticias y las guerras. Pero es que el ADN de las derechas es defender el imperialismo, el capitalismo, el dominio de los y las poderosas. Las derechas no renuncian a sus ideas. Por eso entre otras cosas, incluido lo antes argumentado, las izquierdas transformadoras y superadoras del capitalismo, seguimos en la brecha.

Suscribe manifiesto de apoyo al pueblo griego y a Syriza

«Con los griegos: cambiar a Europa –todos unidos»

rp_alexis-tsipras-syriza1-300x167.jpgLa posible victoria de Syriza en las próximas elecciones en Grecia constituye un gran interés para todas aquellas y aquellos que desean que Europa cambie de rumbo. Una victoria semejante representaría la expresión de la exigencia de dignidad y de justicia, de la esperanza. Las amenazas y presiones ejercidas por los dirigentes de la UE, la troica y los medios financieros, que buscan influir el movimiento social y laelección de los votantes griegos, son inadmisibles.En toda Europa, defenderemos el derecho de los griegos de elegir libremente, de cortar con la austeridad, de decir no a la crisis humanitaria que causa estragos en el país, de dar paso a un método radicalmente diferente, a una reorientación social y democrática, a una nueva perspectiva para Grecia.

Mientras la mayoría de las fuerzas políticas griegas decidieron doblegarse ante la troika, Alexis Tsipras y Syriza al tomar la dirección contraria supieron crear, en estrecha cooperación con los numerosos movimientos sociales, una amplia concentración, una dinámica que podría convertirse en mayoritaria. Así pues, se propuso afrontar inmediatamente la crisis humanitaria, restaurar los convenios colectivos y la ley de trabajo, instaurar un sistema fiscal justo y democratizar el sistema político. Un futuro gobierno de Syriza quiere convertir a Grecia en un interlocutor con credibilidad, que abrirá las negociaciones estableciendo como condición previa la sobrevivencia del país y del pueblo.  Este futuro gobierno quiere llevar al país haciauna nueva dirección, lejos de la corrupción  y del clientelismo, a favor de un nuevo tipo de desarrollo para todos. Este propondrá una conferencia europea sobre la deuda con el fin de que la eliminación de una parte de la deuda y las modalidades de pago de lo que reste de la misma puedan permitir una reactivación de la economía a través de un programa de inversión pública (que no deberá contabilizarse mediante el Pacto de estabilidad y crecimiento), así como de dar una respuesta a las necesidades sociales más urgentes. También propondrá a nivel europeo un «Nuevo Trato Europeo» para el desarrollo humano y la transición ecológica. En toda Europa, necesitamos romper con la lógica que destruye el común europeo y favorece una influencia peligrosa hacia el nacionalismo y el populismo de derecha.Necesitamos un nuevo proyecto llamado desarrollo solidario, cooperación, democracia.

En toda Europa, consideramos que con un semejante cambio en Grecia no solo se pondrá en juego el futuro del pueblo griego. Una victoria de Syriza le permitirá a Grecia salir de la situación catastrófica actual, pero además esta constituirá el inicio del cambio en Europa. Romper con las políticas de austeridad dirigidas por las instituciones europeas y los gobiernos sería una señal, una esperanza para los pueblos que buscan alzar de nuevo la cabeza. Al mismo tiempo, si las urnas le otorgan a Syriza las responsabilidades del poder, el futuro gobierno griego requerirá el apoyo masivo de los europeospara así poder combatir todas las presiones de los mercados financieros y de las fuerzas políticas que temen una ruptura de los marcos en desuso de la mundialización capitalista.

Los actores políticos y sociales, sindicalistas y asociativos, los intelectuales, investigadores, artistas mujeres y hombres de la cultura, rechazamos las presiones que intentan impedir que el pueblo griego elija libremente. Aquellos que ejercen dicha presión hoy en día, y que desean a cualquier costo continuar con la nefasta terapia de choque, son igualmente responsables de las acciones de la troika, de las elecciones del gobierno actual y del mantenimiento de las estructuras de poder criticadas con toda razón.

Es en toda Europa que asumiremos responsabilidades, apoyaremos las fuerzas que luchan, modificaremos las relaciones de fuerza, emprenderemos la batalla de las ideas, uniremos a todas aquellas y aquellos que quieren construir junto con el pueblo griego una Europa social, ecológica y democrática. Nos colocaremos al lado del pueblo griego porque su combatetambién es el nuestro.

Yo signe.

Nom, nombre de pila:………………………….. calidad:………………………………… país:…………………………………. correo electrónico:…………………………………

Contacto: Elisabeth Gauthier –  elgauthi@internatif.org

Con la victoria de SYRIZA vencemos los pueblos de Europa

 

Apoyo decididamente a SYRIZA en estas próximas elecciones anticipadas en Grecia. Pero deseo argumentar tanto por qué, como muy brevemente el camino transitado para llegar a un paso de su victoria electoral. Para que la Coalición de la Izquierda Radical griega SYRIZA según sus siglas en la lengua de Platón, haya llegado a tener la posibilidad de vencer las próximas elecciones, han transcurrido años de trabajo y esfuerzos de unidad y esperanza de un importante sector de las izquierdas helenas. No nacen en los platós de televisiones privadas, ni en gabinetes técnicos, ni en seminarios intelectuales, sino en las calles y las luchas sociales, sindicales y por la paz. SYRIZA es el fruto de el tesón de los eurocomunistas griegos de SINAPISMOS, la confluencia de movimientos sociales tras el primer Foro Social Europeo de Florencia(2002) y la construcción de la unidad en las luchas de diversas izquierdas de carácter ecologista, orígenes maoístas y trotskistas, así como de la aportación de socialdemócratas cabales y socialistas levantados frente a la claudicación de su partido de origen el PASOK ante los recortes y las políticas impuestas por la Troika y la Unión Europea.

SYRIZA lleva ya unos pocos años, construyendo un programa electoral de gobierno, serio y responsable pero transformador y diferente al duro austericidio impuesto al pueblo griego, con una crueldad y racismo anti-mediterráneo, digno de potencias coloniales e invasoras. El pueblo griego ha sido el primer laboratorio de las políticas troika inmediatamente exportadas a Portugal, Chipre, España e Italia. Pero que SYRIZA ha sabido enfrentar con éxito político y desde la izquierda y la lucha de clases y popular. Ellos han propuesto la reestructuración de la deuda llamada pública y la Conferencia Europea sobre la deuda, al objeto de revisar las nefastas “políticas deuda” y acabar con ese magnífico negocio de bancos y especuladores. Por eso SYRIZA puede ser ahora el faro que guíe al resto de los pueblos de Europa y de las izquierdas europeas al objeto de exigir e implementar otras políticas diferentes y demostrar que estas pueden y deben ser una realidad. Pero no solo eso, sino también con un camino de transformación social y no una simple regeneración política.

Por todo lo anterior, el FMI, la Troika, los llamados mercados, es decir el poder del capital especulador y los fondos financieros, junto a los poderes conservadores y las derechas europeas que forman un conglomerado de dominio, han comenzado ya su campaña electoral dura, con amenazas e intimidación contra la voluntad del pueblo griego, pero también contra las esperanzas del resto de los pueblos de Europa.

Los poderes financieros y las derechas, no reconocen jamás la democracia, si no son ellos los vencedores –ellos o sus aliados-. Estamos ante un capitalismo del siglo XXI al que la democracia, incluso liberal, ya no le es útil si no se gobierna según sus dictados.

Por eso debemos volcarnos ya en el apoyo a SYRIZA y al pueblo griego. Si vencen y lo harán, van a tener inmensas dificultades y presiones. Hemos pues de estar con ellos, que será lo mismo que estar con nosotros y nosotras.

 

Pero SYRIZA puede lograr algo más difícil todavía y por tanto más peligroso para el sistema como es que sin renunciar a sus esencias de izquierdas, a la izquierda y a un programa socialdemócrata real y cabal, de izquierdas, poder vencer y trabajar por el reparto de la riqueza y contra las políticas de destrucción del bienestar y de expropiación de lo público. No esconden su bandera roja, no renuncian al discurso de la igualdad, no ceden al chantaje de negar de sus esencias para vencer a los que desahucian a los pueblos y a las clases trabajadoras. No esconden sus símbolos. Por eso su sonrisa y su discurso suenan sinceros y cálidos. Suenan a cambio verdadero y por tanto, nadie, nadie desde el sector de medios privados o públicos les ha apoyado jamás. La izquierda siempre nos las hemos de apañar solos, es decir con los pobres, los y las humildes, las clases obreras y trabajadoras, a las que solo por nuestros propios medios llegamos.

Por tanto, gracias al pueblo griego. Gracias a la clase obrera griega por hacernos vislumbrar un 2015 con esperanzas.

 

Pero al pueblo griego el valor y la capacidad de decisión frente a las dificultades, no le son ajenas. En 1940-41, veintidós divisiones del ejército alemán, varias de ellas blindadas y alpinas  encuadradas en tres cuerpos de ejército, con apoyo de tropas y logística búlgara, rumana e italiana, estados todos ellos aliados de Hitler invaden Grecia. Tras el previo fracaso de invasión italiana. Los comunistas son la columna vertebral de la mejor resistencia europea y tras vencer a los aliados del eje, estalla una guerra civil para evitar la implantación de la monarquía. Una invasión británica logra imponer al rey y tras una dura guerra civil las derechas monárquicas, con tropas invasoras nuevamente, esta vez de Gran Bretaña, derrotan a la resistencia de izquierdas. Una frágil democracia y controlada durante la guerra fría y tras ella un golpe de estado y una dura dictadura conocida como la de los coroneles, -que precisamente y con la complicidad del rey Constantino, hermano de la madre del monarca español-, se impone para impedir un gobierno de centro-izquierda.

 

Tras la dictadura y ya con República y democracia, el PSOK inicial, es profundamente antiimperialista y nacionalista, además de pan-helénico. En su primer programa electoral figuraba la expulsión de las bases militares de los EE.UU que sustituyen a los británicos en su misión de controlar al pueblo griego de sus veleidades izquierdistas. A diferencia de España, no hay tiempo para las derechas, de crear una mentalidad anti-partidos y anti-sindical, anticomunista y anti-izquierdas, que el franquismo si pudo crear en no menos de tres generaciones, tras asesinar en masa a la izquierda obrera que no se pudo exiliar. Se amedrentó al pueblo a sangre y fuego. Se creó una profunda desafección política imbuida desde el falangismo y el nacional catolicismo, que subsiste y ha calado. Las desilusiones de la transición, la deslegitimación de la misma que la crisis y los recortes austericidas, el paro y el empobrecimiento de la clase media y la deslocalización y desaparición de industrias y de la clase obrera más concienciada, han logrado crear un caldo de cultivo generalizado anti-político, del que la derecha española, que nunca ha sido democrática, se beneficia o al menos despista y confunde. Por eso en Grecia, es una coalición de izquierdas la que en mayor fuerza –aunque no es la única estructura antineoliberal- capitaliza las luchas sociales y organiza y se organiza. A los Griegos les ha fallado el PSOK, el KKE no ha sabido vislumbrar los nuevos tiempos, pero han construido una nueva izquierda plural, con profundas raíces en la resistencia popular, en el comunismo griego resistente y duro y en las personas rebeldes del PASOK que no se han resignado a ser una minoría de izquierdas en un partido liberal, como si ocurre en el PSOE. Pero todo eso se ha producido en el seno de SYRIZA y en SIRYZA se reconocen las izquierdas.

 

Dicho esto, ahora hay que ver que vamos a hacer. Yo propongo:

 

En primer lugar el PIE –Partido de Izquierda Europea- al que SYRIZA pertenece deberá volcarse en apoyo de sus hermanos griegos y establecer en toda Europa una corriente de simpatía y solidaridad. Pero también proteger a los gobernantes griegos –si son la coalición de izquierdas- y defender sus políticas. Denunciar con contundencia el golpe de estado de los mercados financieros y defender la voluntad democrática del pueblo griego.

 

En segundo lugar, servirse de esa situación para que se caiga el velo de muchas personas del pueblo sencillo y vean que otra política se puede hacer y que por tanto se puede gobernar desde una izquierda transformadora y real y superar a una socialdemocracia oficial que tras la tercera vía, el blairismo y el felipismo, ya ni es lo que fue, ni tiene alternativas frente a las derechas y los poderes financieros.

 

En tercer lugar informar y combatir las campañas que los medios de “información” liberales y derechistas harán contra el futuro gobierno de SYRIZA, resaltando sus fallos y ocultando las zancadillas y ataques del capitalismo contra la democracia griega. Ya gobierne SYRIZA en solitario o como mayoría de una coalición anti-troika, esos ataques se producirán y si la Unión Europea es democrática o no, quedará demostrado. Yo creo que la UE carece de estructuras democráticas y es una institución neoliberal, pero el pueblo griego, le puede plantar cara.

 

El pueblo griego le puede plantar cara, insisto, y todos los pueblos de izquierdas de Europa con él. Construyendo una solidaridad activa que nos sirva a todas y todos para cambiar la faz de Europa. SYRIZA puede comenzar el futuro y sobre todo poner en crisis la estructura neoliberal de hierro de la Europa alemana. Sin embargo será un duro camino y para cambiar las sociedades hacen falta ideas, ideales, no solo programas.

 

Considero finalmente que SYRIZA es la legitima representante del socialismo democrático en Grecia.

 

Carlos Martinez

Primer secretario de Alternativa Socialista

www.cli-as.org

Si no hay justicia fiscal y persecución del fraude, no puede haber inversiones públicas

“Si no hay justicia fiscal y persecución del fraude, no puede haber inversiones públicas adecuadas a las necesidades sociales”, Carlos Martínez, integrante de ATTAC

Publicado por By  at 22 diciembre, at 13 : 19 PMImprimir

“Si no hay justicia fiscal y persecución del fraude, no puede haber inversiones públicas adecuadas a las necesidades sociales”, Carlos Martínez, integrante de ATTAC

Vm
DE ESTE A OESTE – CARLOS MARTÍNEZ – ATTAC Andalucía

00:00
P

d

Es la denuncia de Carlos Martínez, integrante de ATTAC en Andalucía, asociación por una economía diferente. Critica a las instituciones públicas por su tibieza y dejadez a la hora de perseguir y condenar a los verdaderos corruptos. Carlos Martínez cree que si ese extremo se cumpliera, comunidades autónomas como la nuestra, podrían gozar de mayor nivel de bienestar. Además, incide en que los grandes defraudadores proceden del sector privado que, además de actuar con impunidad, disfrutan de mecanismos de evasión materializados en paraísos fiscales y deslocalizaciones.El integrante de ATTAC aprovecha para denunciar la precaria situación de Andalucía y el maltrato recibido por parte del Gobierno del PP. Carlos Martínez sostiene que los populares, desde Madrid, sostienen una posición cruel a la vez que hipócrita cuando hablan del panorama económico y laboral de nuestra región porque, dice, los principales causantes, son ellos con la desviación de impuestos que deberían tributar aquí.

ENTREVISTAS

Discrepancia leal pero clara con Alberto Garzón y la socialdemocracia. Democracia económica es socialismo

Alberto Garzón en su afán lógico de reivindicar el carácter de izquierda nítida y comprometida de su formación, ha hecho unas declaraciones a “Europapress” con las que en una parte, discrepamos. No puede al objeto de diferenciarse de otra fuerza emergente que se define ni de izquierdas ni de derechas y habla con una calculada ambigüedad electoralista, descalificar a la socialdemocracia. Primero porque el PSOE no es socialdemócrata hace años, pero Podemos tampoco lo es, pues la socialdemocracia consecuente y obrera es de izquierdas y sus presupuestos efectivamente en la UE son ilegales. Hoy en día llevar adelante un programa socialdemócrata coherente y verdadero en la Unión Europea es imposible, si se aceptan sus reglas del juego y esa es la gran traición de los partidos que un día fueron socialdemócratas -se llamean como se llamen ahora. Además por eso se rebelaron Oskar Lafontaine o Mélanchon entre otros o ha tomado tanta fuerza el Partido Socialistas de los Países Bajos-.

 En segundo lugar porque los partidos comunistas europeos hace años que tienen programas socialdemócratas. No confundamos socialismo democrático con socioliberalismo. No otorguemos a otras fuerzas emergentes categorías ideológicas que no tienen, ni se plantean tener y además no les corresponden.

El socialismo democrático en estos momentos es revolucionario y nitidamente de izquierdas. Los socialdemócratas cuando eran partidos obreros, nacionalizaron empresas, crearon poderosos sectores públicos y banca pública y controlaron la economía y si bien es cierto, no “remataron” muchas veces sus programas, hicieron mejorar y mucho las condiciones de vida de varias clases trabajadoras nacionales, fundamentalmente en el centro-norte de Europa.

El socialismo democrático, es patrimonio de los socialistas y los socialistas, nos organizamos en partidos socialistas e impulsamos programas socialistas en democracia y a partir de la democracia y no escondemos, ni nuestras ideas, ni nuestros colores. Ese patrimonio ideológico, se lo ofrecemos a las clases populares y trabajadoras para construir colectivamente el bienestar y la igualdad, el reparto de la riqueza y la democracia económica pues es un bien común.

Pero también somos conscientes de que la situación actual de emergencia social, económica y politica exige la unidad de las izquierdas y de los antineoliberales en su conjunto. Por eso los socialistas republicanos, en las izquierdas y la lucha de clases exigimos unidad y coherencia de las fuerzas populares para derribar al bipartidismo. Basta pues de calculos y de jugar al despiste de algunos, pero también de descalificaciones o de equivocaciones. Estoy convencido cada día más de que la única esperanza es el socialismo democrático y ruego que desde posiciones sectarias, no se confunda socialismo democrático con tercera vía, felipismo o blairismo. Tampoco con nacionalismo popular o justicialismo.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-iu-acusa-podemos-ambiguedad-ideologica-virar-socialdemocracia-sacrificando-principios-izquierda-20141221124246.html