Tras las elecciones ¿Que hacemos? Vienen las generales

Propuestas partiendo de los resultados. Por la consolidación de una opción socialista alternativa

 

Las recientes elecciones municipales, nos obligan a una reflexión seria y a ver que hacemos. Todas y todos en general partíamos de cero (en AS y fuerzas socialistas alternativas coaligadas) y con un camino cuesta arriba, muy duro. Escasez de medios alarmante, censura informativa de los grandes medios de información –que apuestan claramente por el cuatripartito (PP-PSOE-PODEMOS-Cs)- y tan solo ventanas abiertas en alguna prensa local. Además ausencia de un aparato engrasado para unas elecciones.

Solo la militancia, el sacrificio y el esfuerzo personal, han permitido sacar cabeza y obtener unos resultados muy decentes y que nos sitúan ya en el mapa político.

Seguimos siendo humildes y pequeños, pero estamos. Ya estábamos en las movilizaciones sociales, sobre todo en algunos territorios muy concretos, pero ahora podemos demostrar también presencia política. De partida hemos concurrido en cerca de cuatrocientas candidaturas, muchas de ellas coaliciones y también listas de Unidad Popular.

Ahora lo importante es ver que hacemos, partiendo de lo que tenemos. En total no menos de 130 concejalas y concejales y 18 alcaldías pueden ser fruto de esfuerzos compartidos y coaligados o hermanados, de forma muy especial con Ahora Decide.

¿Qué hacemos ahora?

Creo que debemos avanzar hacía una mejor y mayor organización y cohesión. Mejorar la coordinación entre las diversas coaliciones socialistas y ver claramente y de la forma más amable, participativa y compartida de continuar entre todas y todos los afiliados, federados y coaligados.

Yo me permito sugerir la continuidad, hacía la construcción de la alternativa socialista y el apoyo e información a concejales/as y alcaldesas y alcaldes electos.

PROPUESTAS

-Creación de un grupo de apoyo y de formación de electos locales.

-Iniciar le federación orgánica de todos los partidos locales y agrupaciones políticas territoriales, conservando sus nombres y estructuras tal y como los estatutos de AS ya contemplan. Haremos mucho más juntos que separados o cada cual según sus fuerzas. Además tal federación entiendo es imprescindible, si deseamos que el socialismo democrático, consecuente, real y republicano tenga futuro. Con una visión ecosocialista y participativa, ciudadana pero de la clase y con la clase obrera y las clases populares.

-Creación del Partido Socialista que recoja la ideología socialista democrática, pero también las aportaciones, verdes, feministas y ecosocialistas, hacía una nueva sociedad .

-Estudiar las posibles coaliciones y convergencias con otras fuerzas políticas y sus distintas variables.

En ese sentido, observo que:

Tras estas elecciones locales y autonómicas ha habido unos modelos de éxito en las ciudades de Barcelona, Coruña, Madrid y Zaragoza. Todas estas candidaturas excepto la de Madrid, han sido coaliciones de partidos políticos junto con Movimientos ciudadanos.

En otras ciudades Podemos ha roto finalmente la baraja y ha habido diversas coaliciones en algunas de las cuales AS ha participado.

Desde mi personal punto de vista, Zaragoza, Barcelona y Coruña junto a otras ciudades gallegas, Las Mareas, se ajustan en todo y son las que más aúnan y además son reproducibles, pues no ignoran a las Diputaciones y su nueva importancia, tras la ley contra la autonomía local. Pero son además exportables a la arena de las próximas elecciones generales.

Podemos como tal, no ha concurrido o lo ha hecho con partidos llamados instrumentales o marcas blancas. En cualquier caso ha sido en no más de 1000 de los 8600 municipios del Estado Español.

IU ha concurrido en solitario o en coaliciones, en las que en varias hemos participado, con desigual suerte y trato. IU que se hunde en Madrid, no lo hace sin embargo en otras nacionalidades y regiones, incluso gana en una capital de provincia con su marca. Pero IU presenta síntomas de grave enfermedad y un grave cáncer de continuas disputas internas. Mucho debe cambiar. En este sentido, Alberto Garzón creemos va muy bien encaminado.

El PSOE resiste. Pierde 700.000 votos, pero ante el desfondamiento del PP su caída queda disimulada. Lo cierto es y no se puede negar que el PSOE resiste y ahora en muchos lugares necesita de Podemos e IU, pero también por ejemplo Ahora Madrid necesita del PSOE.

Si Patricia Botin ya no es casta, tal vez dentro de muy poco el PSOE tampoco lo sea. En cualquier caso Podemos que tanto critico a IU en Andalucía, ahora va a perder la virginidad y lo va a hacer. Con lo cual Podemos va a legitimar al PSOE.

Eso hace que una fuerza socialista y no socioliberal aparezca y reclame la unidad de las izquierdas y la convergencia popular, pero desde el socialismo y no desde el socioliberalismo.

El avance innegable de la voluntad de cambio, puede crear sin embargo a extraños compañeros de cama. Advertimos y los que hemos sido cuadros del PSOE lo sabemos muy bien, este partido es experto en sacar tajada de los acuerdos y rehacerse tras ellos. Pero ese es un problema de Podemos, no nuestro. Dicho esto, entiendo la prioridad de echar al PP de Madrid y de otras ciudades y provincias, en las que tanto sufrimiento y dolor ha causado, ese grupo de corruptos.

Elecciones Generales ya muy próximas:

Están a la vuelta de la esquina. Apostar por un gran frente popular y/o la convergencia de las izquierdas, es muy importante y pienso lo debemos hacer.

Pero, no creo que Podemos acepte otra cosa que ser “el partido”. Ellos se desean medir. El sistema del estado español, vuelve a apostar por un cuatripartito claramente tras las elecciones-no hay más que escuchar la cadena SER y del tripartito (PP-PSOE-Cs) hemos pasado al cuatripartito- y por tanto con un juego a cuatro prepara la continuación de la monarquía y del sistema rentista, aunque con reformas y el fin de la corrupción, que a las grandes empresas contratistas y rentistas les vendrá bien pues ahorraran el dinero de los sobornos. Pero el Tribunal Constitucional acaba de dar ya dos señales de alerta a los cambios y uno ha sido la definitiva derogación del decreto contra los desahucios en Andalucía. El TC acaba de dejar claro que la propiedad privada es intocable. Ello recuerda que la reivindicación constituyente sigue siendo fundamental.

Debemos pues estudiar, pienso, dos propuestas de cara a las elecciones generales:

1 Una Unidad Popular de todas las Fuerzas transformadoras.

2 Una coalición de las izquierdas plurales, pero más amplia y real que la Izquierda Plural, si Podemos desea ir en solitario, lo cual es muy probable.

Esto es lo que deberemos debatir. Junto a otras cuestiones. En cualquier caso ALTERNATIVA SOCIALISTA es necesaria y CONSTRUYENDO LA IZQUIERDA imprescindible. El socialismo democrático es la única opción que en libertad, pero con contundencia nos puede sacar de la crisis sistémica, del capitalismo rentista y depredador y de un régimen corrupto. Poco a poco y solos hemos avanzado. Poco a poco seguiremos avanzando, además el discurso socialista democrático, vuelve a estar de moda. No podía ser de otra manera y nosotras y nosotros los de AS (CLI-AS) lo teníamos tan claro, que jamás hemos renunciado a ser socialistas y a reivindicar la socialdemocracia obrera y consecuente.

Carlos Martínez

Co-Primer Secretario de Alterativa Socialista

Reflexionando: ni renuncio a ser de izquierdas ni le doy el gustazo a la derecha

Estas elecciones pueden tener un antes y un despues, si, pero podían haber sido más decisivas, de no haber roto un puñado de inconscientes e infantiles sesentones y cuarentones, la voluntad de articular un frente popular de las izquierdas antineoliberales y transformadoras.

Los municipios son Estado y en el reino de España, nadie que no venza las municipales puede transformar, nada de nada. Pero las municipales son en todo el estado español, no solo en Barcelona o en Madrid, como un puñado de papanatas neocentralistas parce creer. Madrid es uno más de más de 8000 municipios y por cierto, ya veremos que pasa en Madrid. En Barcelona, lógicamente, confío más. El proceso de Barcelona ha sido participativo, transparente y a la vez político, tan político que Barcelona en Comú, aunque muchos por intereses y por justificar sus rupturas injustificables lo ocultan, es una coalición de partidos.

Las derechas de diverso tipo y la nueva derecha extrema de Ciudadanos tienen claro lo que son. Hay un debate ideológico muy profundo en juego y dos concepciones muy diferentes del mundo y de las personas y sus derechos. Hay izquierdas transformadoras y derechas conservadoras, con sus correspondientes adlateres. Luego renunciar a las izquierdas y a la república y lo republicano, en lugar de agachar la cabeza ante el rey, pero sabiendo que los valores republicanos son demócratas, con reparto, igualdad y justicia y no tan solo una forma jurídica de Estado.Luego finalmente creo, que se perjudica a las clases populares y trabajadoras y se las divide, incluso con buena intención. Luego pido el voto para quienes sin miedo ni verguenza afirmen ser de izquierdas y lo sean (el PSOE hace lustros no lo es).

Reivindico el voto socialista y la existencia de voto socialista, porque estamos, somos y pensamos en socialista democrático muchas personas honestas y consecuentes, pero esas personas estamos organizadas y existimos a pesar de la férrea censura que contra nosotras se ejerce. Hay socialistas de izquierdas y republicanos organizados que no renunciamos a ser socialistas, sin buscar de forma oportunista y miedosa, nuestro “futuro personal” en otras fuerzas politicas que no son de inspiración socialista y cuyos jefes desprecian al socialismo democrático y solo de forma demagógica recurren a él. No os quieren como socialistas, os quieren como simples votantes, daos cuenta y no piquéis ¿Donde nos podéis encontrar? En www.cli-as.org por ejemplo. Ayudadnos a rescatar el socialismo democrático.

Finalmente como dice este blog, en su inicio, no callaré ni renunciaré a mi libertad de opinión y expresión, ni seguiré al abanderado. No he de callar por más que con el dedo…..

Carta a mis amigas y amigos socialistas republicanos y transformadores

Conversación pública con los hermanos y hermanas de AS, Ahora Decide, SPCT, SxTf y amigas de la causa socialista transformadora:

Muchas y muchos de nosotros nos salimos del PSOE y de golpe nos encontramos con la izquierda real. Con la calle, con la posibilidad de movilizarnos en libertad y gritar por nuestros derechos libremente. También con pocos recursos, miradas por encima del hombro, incluso amenazas.

Ahora los responsables y las responsables exclusivos de nuestros actos somos nosotras. Hay que construir discurso y lo debemos hacer  solos y solas. Nadie nos dicta, nadie nos dice, nadie nos ordena. Pero construir un discurso socialista en este panorama político que algunos cursis definen como líquido tiene sus problemas. Hemos de perder el vértigo y ser valientes. Hemos de pensar en socialismo en el sentido amplio, combativo y transversal de la palabra. También en el noble e inclusivo. Hemos de abrir hueco a personas que vienen o no, de la tradición socialdemócrata, socialista pablista. Gente nueva, joven, harta de otras izquierdas más dogmáticas o engañada por supuestos experimentos “asamblearios”. O simplemente con otras ganas de hacer política de forma diferente.

¿En qué mundo nos encontramos? El neoliberalismo y sus consecuencias funestas para las personas, es la historia de un fracaso humano. Los “expertos económicos” del sistema en realidad son mercenarios a sueldo y mentirosos compulsivos o bien unos ineptos que no saben mejorar las cosas si no es haciéndole daño a la gente y a costa de su desprotección social y laboral. No son expertos, son cómplices de los negreros.

Los socioliberales han fracasado por sus miedos, su auto-limitación y sus traiciones. El socioliberalismo ha asesinado la socialdemocracia obrera y de clase, incluso al concepto de partido del pueblo. La tercera vía vigente en todo el discurso socioliberal es una bendición para los poderosos, pues predica lo que ni hace, ni piensa y luego ejecuta las políticas de la derecha cuando gobierna, en los cada vez menos lugares del mundo que lo hace.

Tenemos pues una gran responsabilidad. Las y los que hemos roto con el PSOE y estamos tratando de construir instrumentos diferentes seremos mirados con lupa. No podemos construir un PSOE bis o 2, desde Alternativa Socialista, porqué el PSOE 1 es un gran fracaso y está en peligro de extinción. Nunca segundas partes fueron buenas y si nos moderamos o renunciamos, pues nos damos de bruces con Ciudadanos y eso es la derecha. Hay que construir otra cosa y referencias teóricas, tenemos y de sobra, en Europa, América o en África. En nuestro estado español.
Veamos algo del panorama político de las fuerzas que actúan al margen del bipartidismo. Podemos es una construcción fundacional de profesores y doctorandos comunistas y trotskistas, lo cual es cierto empíricamente y no es hablar mal de ellos manifestar su origen e ideas reales. Es ajeno a la tradición socialista, aunque esconde su ideología, incluso en ocasiones hablan bien de procesos socialdemócratas del norte de Europa, olvidando que se han construido desde la izquierda y una conciencia de clase, muy desarrollada (ellos, los socialdemócratas nórdicos, se siguen considerando partidos obreros –eso sí, reformistas-, frente a la derecha burguesa) y vive (Podemos), lo que tal vez sea lo más peligroso, un proceso similar al PSOE en 1981. Bebe (Podemos) también del populismo peronista, pero sin pueblo peronista y sin clase obrera organizada tras él, como le ocurre al peronismo real. No es nuestra solución en Europa. La izquierda en Europa es una realidad, pero ojo en la mayor parte de América Latina también.
IU nos mira por encima del hombro y la verdad, no sabemos por qué y ahora menos. Tal vez por la suficiencia que el leninismo les insufla y lo digo sin maldad. Es lógico que las ideas de ser la vanguardia obrera, se traduzcan en ello y sea su consecuencia lógica, no buscada. Pero los socialistas sabemos de sobra que sin clase obrera organizada y organizaciones sociales fuertes y políticamente activas y eficientes, es muy difícil resolver nada, ni avanzar. Tal vez debieran mirar los y las compañeras de IU hacia Die Linke, pero de verdad, sin inventos no reales. Die Linke es ya un partido socialista democrático.

De Ciudadanos no hablo más que para afirmar que es la derecha. Un partido de derechas y ultra liberal, atrápalo todo y centralista.

Nos hace falta pues un análisis propio y beber en nuestras fuentes del socialismo democrático. Del socialismo. No solo de los clásicos como Marx, Engels, Jaures, Iglesias, Kautski, Rosa Luxemburgo o Iglesias y Fernando de los Ríos, sino igualmente en Salvador Allende y sus gran ejemplo ético y socialista, o en hombres y mujeres posteriores, de hoy, como los autores de los manifiestos ecosocialistas, de los muchas y muchos sabéis nos hemos alimentado o nos han abierto nuevos horizontes, para recalar, como no, en Oscar Lafontaine.

A todo esto hay que sumarle la aparición cada vez más fuerte y dominante de conceptos como la ciudadanía, o de segmentos sociales como los autónomos, la economía social y sectores profesionales, de los que hay que preocuparse, resolver sus problemas, ser solidarios con ellos y acogerlos. De hecho hace mucho que están entre nosotros. La lucha hoy está frente a los poderes financieros, la especulación, los fondos buitre y los bancos buitre. Se ha generado un nuevo pueblo obrero más cualificado, que sin embargo en muchas ocasiones, no sabe que lo es. Marx ya predijo un capitalismo futuro que sería financiero.

Radicalidad democrática y transparencia, pero con justicia, reparto y lucha por la igualdad.
El futuro es del socialismo democrático, por eso os invito a ser valientes en nuestra ruptura y construir el futuro. Estas elecciones sobre todo municipales van a ser para nosotras el superar un primer paso. Pero que nadie se equivoque desde el socialismo de izquierda y anclado en la izquierda o seremos engullidos por unos y otros. Nosotros deseamos la unidad de las izquierdas, pero siendo la imprescindible pata socialista de esa mesa y decimos imprescindible, porqué nada más hay que mirar a la realidad que nos rodea para entenderlo.
Lo nuestro no es resentimiento, no es reacción ante injusticias partidarias de unos aparatos liberales, lerdos, egoístas, traidores y confusos. Lo nuestro es construir el futuro y tener fe en el socialismo, en un mundo mejor y más humano. El socialismo tiene futuro porqué el capitalismo ni resuelve los grandes problemas de las personas, como el hambre o la pobreza, ni les garantiza per se, un vida digna, trabajo y sueldo digno, vejez digna, educación pública de calidad gratuita e igualitaria, ni salud y además pone en peligro la supervivencia del planeta tierra con el cambio climático, la destrucción de espacios naturales y el consumo de oxigeno provocando una civilización del carbono tendente a nuestra destrucción como especie.
Finalmente y volviendo a la actualidad, no concurrimos a las elecciones municipales para gestionar mejor los ayuntamientos. Concurrimos para cambiarlos. Para cambiar desde lo local, la globalidad injusta.
Carlos Martínez
co-primer secretario de AS

Nos roban el hospital de San Juan de Dios a la provincia de Granada

La noticia de que la Diputación Provincial de Granada a través de su presidente ultra- conservador, dona a una orden religiosa el Hospital de San Juan de Dios, es algo intolerable, pues dicho hospital es público desde hace más de doscientos años y además la orden que se reclama propietaria hace ya más de dos siglos que lo abandonó.
El hospital de San Juan de Dios, es un hermosos edificio del siglo XVI que fue en su origen un Monasterio de frailes Jerónimos y en el ubicó San Juan de Dios un hospital. Edificio histórico en el que la Junta de Andalucía y la propia Diputación, han invertido mucho dinero en su rehabilitación y conservación.

En aquella época (siglos XVI a inicios del XIX), era la Iglesia católica, la que atendía a través de órdenes religiosas y cofradías a los enfermos pobres -por supuesto ni a todos, ni con medios adecuados incluso para la época- , no había Estado, sino caridad y no universal. Hay que reconocer la abnegación y dedicación de muchas de esas personas, que respetamos. Pero el siglo XX trajo el bienestar y la asistencia social y pública, fruto de las luchas de las clases trabajadoras y los esfuerzos de partidos y sindicatos obreros, desde finales del siglo XIX hasta los años setenta del siglo XX, incluso despues, conquistaron el derecho a la sanidad pública y consolidaron de paso el Estado, que dejó de ser, -aunque con altibajos-,tan solo un instrumento coercitivo en favor de ricos, el trono, la iglesia y el ejército.
El PP y sus nefastos recortes crueles e injustos con el necesario apoyo de la modificación del artículo 135 de la Constitución en el gobierno Zapatero, están provocando el continuo e inexorable desmantelamiento del sistema público de protección y salud.
El regalo de San Juan de Dios a la congregación de su nombre, no es sino resultado de las politicas de la extrema derecha que nos gobierna en Granada y en el estado español. Sustituir servicio público y de calidad, por caridad confesional.
El hecho de que la Diputación, esté gobernada por el PP, ha acelerado este proceso, largos años larvado y buscado, para mayor boato de la orden hospitalaria y su circulo católico ultra conservador de influencia, ha sido decisivo, pero ha contado con la colaboración necesaria de un presidente de la Diputación, del PSOE, a pesar de resistencias anteriores que figuran en las hemerotecas. Por esa razón, desde la Coalición de IU-Alternativa Socialista Para la Gente, siempre hemos tenido en cuenta que había que preocuparse y mucho por ganar otra vez la Diputación para las clases populares de la provincia de Granada y las izquierdas. Las Diputaciones, mientras existan tienen competencias y patrimonio de la provincia y este no se puede dejar, o provocar que quede en manos de un partido confesional y que está en contra del estado del bienestar y de los intereses de las mayorías.
Por desgracia ha habido mucha actitud irresponsable que puede provocar que el gobierno local de carácter provincial granadino siga en manos del bipartidismo y del PP, incluso bajando en apoyo popular y votos. Por eso recomiendo apoyar a candidaturas de izquierda real y que sean de ámbito provincial y no a falsos partidos instrumentales locales, que rompen con la posibilidad de arrebatar la Diputación a una derecha cerril y ultramontana y de paso, parar los pies al aparato del PSOE granadino que quiere colocar de presidente de la corporación provincial al nefasto, oscuro, autoritario  y soberbio alcalde de Maracena.
El Hospital de San Juan de Dios, desde la desamortización liberal de Mendizabal, es del pueblo de la provincia de Granada y así debe seguir siendo. Estamos hablando de hechos que sucedieron en 1847 y fechas aledañas. Posee por cierto una biblioteca médica excepcional y durante unos años fue facultad de medicina de Granada.
Se pide el apoyo a los sindicatos, los movimientos sociales que creen en lo público y a las personas de bien que creen en el Estado, la salud pública y la modernidad a defender su patrimonio. Puede que San Juan de Dios ya no sirva como hospital -puede ser- aunque es más que dudoso, pues su ubicación en el centro antiguo de la ciudad y sus instalaciones de medicina preventiva, cirugía menor y centros de apoyo a enfermedades “duras”, lo convierten en un centro de salud pública inmejorable. Pero también como edificio público monumental con fines culturales y de memoria social, médica y de lo que significa la construcción del estado moderno en el estado español.
No consintamos el robo de lo que es nuestro. No nos oponemos a las ONG católicas, ni a otras instituciones religiosas que realizan labor social o misionera. Pero el Estado del siglo XXI lo es de servicios y de bienestar y tan solo se legitima sirviendo los intereses y necesidades de la población, que no fomentando la caridad.La provincia de Granada, no puede aceptar este expolio.

¿Lo de Ciudadanos os extraña? Que cada palo aguante su vela

Las modas politicas, el postmodernismo e igualmente la falta de visión y valores de muchos “clásicos” nos arrojaron a la politica espectáculo inducida, popularizada, por las televisiones privadas en dificultades económicas (la sexta y la cuatro) que necesitaban subir audiencia para dejar de perder millones sus empresarios y de paso convertir a indignadas y luchadores sociales en tele-videntes. Había un nicho de negocio. Si de paso se le daba un cauce “ordenado” a la protesta y al mismo tiempo, se creaba la sensación de que la lucha en las calles ya no era necesaria para mostrar disgusto y exigir cambios, pues mejor.

Los telpredicadores “proges y modernos” se pusieron de moda aunque la verdad, la gente estaba ávida de respuestas a algo que sufría pero que millones no entendían. La estulticia y el descrédito de los políticos profesionales del régimen del 78, así como su falta de conexión con el pueblo, su poco ejemplo vital y su desvergüenza, facilitaron mucho las cosas a una operación que seguramente estaba muy meditada por algún centro de pensamiento y control político. Si la protesta social triunfaba y la calle estallaba, el cambio del régimen estaba servido y la República aparecía en el horizonte con un rey viejo y vicioso. Había que actuar.

Es cierto que algunos personajes esclerotizados, cómodos en su minoría y unos sindicatos sistémicos y alejados de la lucha de clases, no eran ya el vehículo adecuado  para la defensa de los intereses de las clases trabajadoras y para el cambio. Es cierto que hacían falta voces nuevas y partidos frescos, diferentes, muy participativos y asamblearios. Pero el desdén por la izquierda y las ideologías, la autosuficiencia de doctorandos brillantes y el populismo radical, pero sin poso en las ideas y las tradiciones de las luchas obreras, solo nos podía conducir a Albert Ribera y a su partido engañabobos, (pues es de derecha pura y dura) Ciudadanos.

Ante el gigantesco Gatopardo o más bien gatopardismo que vive el reino de España, es la hora de la coherencia, es la hora del socialismo democrático. Es la hora de dar la espalda a quienes tanto daño le pueden acabar causando al pueblo trabajador, al haberlo desarmado de ideas y de programas en esto,sí, por un cambio radical.

Si competimos en el terreno de la nada, solo puede vencer el que más dinero y apoyo privado tenga. Quien más salga en la televisión y quién más seguridad ofrezca. La nueva politica nos ha conducido a los nuevos neoliberales.

Ante esta situación los y las socialistas coherentes, republicanos y por el reparto, hemos de situarnos a contracorriente.

No nos sirve para vencer a la nueva derecha que es la de siempre, sino demócratas convencidos, que inspiren confianza, pero al mismo tiempo generadores de un profundo cambio de las estructuras carcomidas y corruptas que nos dominan. Una diáfana posición anti-oligárquica que no induzca a confusión, que no renuncie a todo lo que nos hicieron olvidar o nos robaron. A los pueblos del estado español, nos han robado la ciudadanía, la República y con el robo de la República, los ideales republicanos de libertad y justicia, la férrea voluntad de defender lo público, lo común y un concepto del Estado, colectivo de todas y todos. Sin valores republicanos, nada es posible en democracia.

El socialismo es una herramienta con poso, tradición y voluntad de cambio social y reparto de la riqueza, que también nos robaron en la Transición. El socialismo transformador es la gran victima del regimen, pues ha sido hundido en el descrédito. La gran herencia de Pablo Iglesias, Indalecio Prieto, Fernando de los Ríos o Francisco Largo Caballero dilapidada en beneficio del Banco de Santander, del grupo PRISA y de la Caixa o de REPSOL, por ejemplo. Era una buena herramienta que un social liberalismo fracasado ha malgastado. Pero que se está volviendo a reconstruir. Se ha de volver a reconstruir y rescatar, para favorecer la confluencia con las otras escuelas de la izquierda, del tronco común, del poso común marxista y republicano. O simplemente para ayudar a construir la nueva izquierda amable y feliz, pero con ideas, programas y proyectos de futuro diferente. No se trata solo de defender los hospitales (claro que sí, también), se trata de tener fe en un mundo que puede ser cambiado y en un horizonte distinto sin clases sociales.

El principal problema que la crisis capitalista de 2008 ha generado y esta generando es la desigualdad. Una desigualdad cruel, real, destructora de la dignidad humana que está siendo impuesta en toda Europa, de forma inmisericorde y especialmente miserable en el Reino de España. Esa desigualdad solo podrá ser revertida, liquidada, superada por quienes creemos en la igualdad y hacemos de la igualdad bandera. La bandera de la igualdad es el socialismo -valga la redundancia- en libertad

Bastantes de nosotros llevamos más de cinco años advirtiendo lo que está pasando, lo que estamos sufriendo. Vimos como todo conducía a que el propio sistema buscará su recambio. Por eso haya cada cual con sus responsabilidades, dejaciones, confusiones y colaboraciones con la liquidez y la nada. Llamamos a evitar otra vez gato por liebre. No nos callaron y nos nos callarán. Nadie.

Al final, tantos esfuerzos y sacrificios para que llegue Ciudadanos. No, no puede ser. No será. Pero que cada palo aguante su vela. Nostras a contracorriente, a construir mayoría social, con la mayoría social, la clase trabajadora empobrecida, precarizada, estafada.