¿Desbandada socialista? ¿Hacía donde?

Las y los socialistas debiéramos comenzar a ser conscientes de nuestras posibilidades y capacidades en la construcción del frente amplio de las izquierdas transformadoras. La crisis profunda y que a pesar de la “operación Pedro Sánchez” sufre el ex PSOE o precisamente por su implementación y resultado final, no solo no ha tocado fondo, sino que se está profundizando. Ante esto todos quieren sacar tajada del ex PSOE, pues este PSOE ya no representa los valores del socialismo.

La socialdemocracia socioliberal vigente principalmente en Europa y en el Reino de España, no aporta, además no quiere aportar nuevas ideas y soluciones alternativas al mercado, a la sociedad capitalista y por tanto es parte del sistema. Ni tan siquiera se propone ejecutar medidas socialdemócratas, si llegara a gobernar. La prueba es la gran coalición alemana, el gobierno de Valls en Francia o los acuerdos en el Parlamento Europeo, por más que Pedro Sánchez con buenos reflejos ordenara no votar a Joncker. Perece que la moda ahora es Renzi, pero el renzismo es otra modalidad de socioliberalismo, incluso a la derecha de la teoría francesa -otra cosa es la practica del PSF- pero nada más.

Por tanto los socialistas debemos auto-organizarnos como socialistas y actuar como tales y conforme a nuestra tradición. Pero también a las nuevas aportaciones teóricas del socialismo actual, como el ecosocialismo o el socialismo del siglo XXI. Uno de los principales inconvenientes que tenemos en el Reino de España para eso, es que el PSOE hace más de treinta años que no ofrece ningún marco de formación ni de reflexión teórica. Los y las militantes del PSOE o son autodidactas o no tienen ni idea de que es el socialismo y lo confunden con una suerte de gestión del sistema, pero más social y con más derechos civiles. Nada más. Ni idea no diré ya de Marx, Pablo Iglesias, Julian Besteiro, Fernando de los Rios, Largo Caballero o Jaures, o el socialdemócrata Bersteín, no, ni siquiera Olof Palme. Claro Allende, Morales o Correa, tabú. Ante esto o bien se acomodan o bien la respuesta a sus rebeldías y frustraciones, la buscan fuera del socialismo transformador y al menos marxiano en nuevas formaciones o en el nacionalismo pequeño-burgués, que nada tienen en común al menos en origen con el socialismo.

Nada de esto lo digo por provocar, tan solo por tratar de reflexionar sobre porqué no se es capaz de apostar fuerte, muy fuerte, por una regeneración y recuperación del socialismo, que solo puede darse ya al margen del PSOE oficial y socioliberal.

Construir un polo socialista antineoliberal, republicano y transformador de la realidad, es la solución. Además participativo, horizontal y con liderazgos compartidos, esa es la respuesta. Con debate, con dudas, sin certezas absolutas y sin dogmas. Pero conscientes de que una parte muy importante de la historia del movimiento obrero español no puede ser arrojada a la basura. Pero sobre todo porque el socialismo democrático es la garantía más real de transformar la sociedad financiarizada y mercantilista que vivimos en una sociedad solidaria, libre e igualitaria. También real y radicalmente federal y federalista.

Es muy difícil y hay que trabajar mucho. Pero el desgaste y el desprestigio social del ex PSOE solo lo podemos superar las y los socialistas, construyendo socialismo y la fuerza política socialista, amable, tranquila y radical a la vez que contribuya a la creación del frente popular que transforme el régimen podrido del 78 e impulse un pacto constituyente, la solidaridad y la creación del estado social, en principio.

 

Desde Granada

Comunicado de Alternativa Socialista de Granada: Ante las elecciones municipales

 

Alternativa Socialista de Granada trabajará ante las próximas elecciones municipales, tanto en nuestra provincia como impulsará junto con el resto de compañeras y compañeros de Andalucía la creación de candidaturas de confluencia y convergencia de todas las fuerzas políticas de las izquierdas transformadoras y sociales. Candidaturas confluyentes y constituyentes en todos los lugares donde esto sea posible y en el máximo de poblaciones.

 

El objetivo es triple. Por un lado vencer para impulsar desde los municipios políticas de solidaridad, participación y empleo. Por otro defender la democracia local y unos ayuntamientos abiertos, transparentes y controlados por sus vecinos, que sean parte esencial de los mismos a la hora de decidir prioridades, inversiones y proyectos de futuro, reconquistando la gestión social e igualitaria y democratizando el urbanismo. Así como constituyentes pues en el estado español en momentos claves y de cambio de su historia, los municipios –entes políticos y muy politizados en el correcto sentido de la expresión- siempre han supuesto una herramienta de cambio fundamental. Es por ello, por lo que desde estas candidaturas se votará no solo gestión local, sino el impulso constituyente al objeto de que el pueblo tome en sus manos la decisión de que quiere hacer con este estado, su forma de jefatura del estado y sus reglas y ordenamiento constitucional. Señalando lo caduco y frustrante del actual aparato de estado y el profundo agotamiento del régimen vigente.

 

Las elecciones municipales son tan importantes y el Partido Popular las contempla con tal temor que ya está inventando fórmulas para evitar la aparición de ayuntamientos con mayorías de izquierdas o bien al objeto dar la sensación de que el pueblo no ansía cambios políticos, honradez en la gestión, transparencia presupuestaria y fin del amiguismo y la corrupción. Así como que el pueblo alcance el poder local en sus manos y pueda ejecutar políticas de igualdad y de reparto. Pero hemos igualmente de denunciar que lo que subyace tras esto es liquidar la autonomía local y con ello la democracia en pueblos y ciudades.

 

Las candidaturas partirán de asambleas ciudadanas programáticas y acuerdos políticos, entre fuerzas de las izquierdas reales y los movimientos sociales. Acuerdo para cambiar y rescatar el poder popular a través de la institución más próxima y cercana a la ciudadanía. Candidaturas de la gente que sufre el paro, la crisis, la pobreza, la quiebra de sus pequeñas empresas y cooperativas. Candidaturas que recojan las necesidades reales de las vecinas y los vecinos.

Anunciamos que en Granada, así como en otras zonas de Andalucía, a escala comarcal, local y provincial, ya estamos teniendo encuentros de reflexión e impulso, al objeto de que lo aquí expresado sea una realidad. 

ALTERNATIVA SOCIALISTA

www.cli-as.org

 

Llamamiento a la reflexión y la auto-organización socialista. Socialistas, republicanas/os y antineoliberles, por un frente de izquierdas

Las y los socialistas hemos de comenzar a confluir y levantar un movimiento de rescate y reconstrucción socialista.
Socialistas somos personas que estamos por una sociedad diferente es decir post-capitalista. El mercado no es la panacea, ni tiene nada que ver con la sociedad a la que aspiramos. El capitalismo, además de maltratar y explotar a las personas, maltrata la naturaleza y la está explotando hasta su destrucción. Luego ecología y lucha de clases para una persona socialista, tienen muchos puntos en común.
El PSOE sufre un merecido y gran desprestigio para las gentes normales y es un tren cuesta abajo y sin frenos por culpa de sus oligarquías internas, aliadas con el sistema. Por tanto perder el tiempo en él, es -dicho sea con todo el respeto para las personas que de buena fé y con entereza lo hacen- una pérdida de tiempo.
Pablo Iglesias, ni siquiera “flipó” con eses siglas, de hecho le quiso llamar Partido Obrero a secas. Luego las siglas no son la lucha, la lucha y valga la redundancia, son las ideas.

Las gentes están buscando a otros instrumentos y otras personas para organizarse y votarles.
Mientras tanto, las y los socialistas que si lo somos (socialdemocrátas de clase y de izquierdas, socialistas republicanos y federalistas. Ecosocialistas y socialistas anticapitalistas) estamos desorganizados o en cien frentes diferentes -incluso con desconfianzas mutuas-. Algo dañino para las clases populares.
Mientras estamos en si son galgos o podencos, el PP construye un régimen autoritario y restringe libertades. Las oligarquías roban a las clases populares y a través de su influencia en el Gobierno, la corona y el bipartito ejecutan sus políticas de desposesión.
Esa es la realidad y la realidad solo se puede encarar con decisión y valentía.

Ya hay serios intentos como Alternativa Socialista y otros y personas muy interesadas en construir algo juntas y juntos. El PSOE ya nada peor puede hacer. Pero el socialismo pablista, de clase, antipatriarcal y ecológico si puede ser salvado, reconstuido y puesto nuevamente a disposición de las clases populares y obreras. Al servicio de la gente para salvar y consolidar el maltrecho estado del bienestar, salvar los servicios públicos y el sector público, derogar las contrareformas y asaltos a la democracia y la justicia y buscar la amplia alianza de las izquierdas plurales y diversas, la izquierda social, transformadora y real que apoyamos un proceso constituyente.
Por eso dejemos de trabajar para el inglés y auto-organicémonos.
Nos conocemos.
Carlos Martinez

La cuestión republicana en el centro del discurso destituyente ¿Proceso constituyente o reforma?

 

No se puede comenzar a asumir ya sin más como inevitable el golpe de salón monárquico, producido con motivo de la abdicación del jefe del estado anterior. Tampoco olvidar situar en cabeza de la agenda política la reivindicación republicana, como algo prioritario. En el estado español democracia y república son lo mismo. La monarquía es la herencia del dictador y la cúspide del sistema oligárquico y rentista españolista que en franquismo consolidó y cuyo poder ilegitimo el régimen del 78 no ha sido capaz de desmontar, ni siquiera controlar.

La abdicación ha pasado, y la proclamación del nuevo rey se ha consumado y mientras tanto, él y su esposa se pasean tranquilamente, reparten sonrisas y medallas mientras que el régimen les hace una campaña publicitaria sin precedentes dirigida a las clases más humildes y populares, al objeto de hacerles tragar un cuento de hadas de reyes y princesas. A más millones de personas paradas, pobres y desahuciadas, piensan los propagandistas monárquicos –todos los grandes medios de comunicación empresariales y públicos, sin excepción alguna- que unos reyes jóvenes y nuevos harán soñar con palacios a pobre gente que ve con envidia y simpatía a la lozana pareja que piensa en ellos y les brida su misericordia y tal vez su caridad. “Vivan las caenas”. Ese es el objetivo. No se olvide, desposesión popular y recortes han tenido y tienen en la monarquía una muleta capital. El rey ha bendecido todos los recortes y ha sido propagandista de las políticas Troika.

Históricamente y si la historia es la maestra de la vida, está más que demostrado que mientras la dinastía cleptómana de los Borbones reine sobre las “Españas” ni la libertad, ni el federalismo, mucho menos de carácter plurinacional, ni las aspiraciones de justicia y amplios resortes de solidaridad, igualación y reparto, serán posibles.

Los Borbones representan e impusieron a sangre y fuego el estado centralista. Son profundamente reaccionarios y confesionalmente católicos y tienen una larga tradición militarista y de convivencia con estados autoritarios, dictaduras, “dictablandas” y de colaboracionismo con el asesino general Franco.

Pero los Borbones  también forman parte de la alianza de sangre con una oligarquía rentista y bancaria que apoyó la restauración de Alfonso XII. Al inútil del Alfonso XIII le sirvieron dejando a su reino en la miseria y la incultura, para tras 1931 terminar maquinando contra la República y financiando el golpe de estado militar, ultramontano y falangista. Finalmente sosteniendo la monarquía nuevamente restaurada por Franco. Son por tanto, los Borbones, parte del problema. Representando la monarquía, no solo de una forma de estado, sino la imposibilidad de establecer una democracia real y un estado social.

La monarquía es la encarnación de la prohibición neoliberal de caminar hacia el socialismo en democracia y libertad, pues encarna la propiedad inamovible de los recursos públicos en manos privadas. La corrupción institucionalizada y el poder de las grandes empresas y poderosas familias.  La preeminencia de la Iglesia Católica y la quintaesencia de un capitalismo egoísta, especulador, usurero y rentista.

Las clases populares y la gente pobre, ha visto como han robado miembros de la familia real. Como viven a su costa estas personas y como se despilfarra en batallones de la guardia y “multioperaciones” de cirugía estética. Clínicas privadas, para cuidar su salud o parir. Coches y palacios públicos para vivir. Escandalosas vacaciones y una fortuna no justificada. Pero mientras tanto sufren las personas en sus carnes y contemplan como el estado oligárquico español, cada vez representa un papel más injusto para ellos y sus hijos, pero más cómodo para las oligarquías. Cada vez es el reino más miserable, al tiempo que carente de expectativas fiables para las clases populares. Mientras tanto los ricos son más ricos que nunca y pagan menos impuestos que las clases populares.

La monarquía y su Constitución, como mucho permitirán algunas mejores sociales, algunas subidas en pensiones, algunas becas más. Pero jamás consentirán el reparto de la riqueza. La nacionalización de sectores estratégicos,  además de proteger intereses privados basados en el dominio de elementos y medios que son de todos y todas, pero que solo algunos usurpan y disfrutan.

La monarquía es un obstáculo para la justicia social y la libertad, pues su origen no se encuentra en la ciudadanía, sino en los súbditos y el hurto, -aunque sea nominal- de la soberanía al pueblo. Finalmente, la monarquía y el rey son el último eslabón para “legitimar” un posible golpe de estado oligárquico frente a veleidades socializantes, democráticamente alcanzadas o para los derechos de los pueblos sin estado, que comparten por fuerza un monarca.

Por tanto, este asunto, no se puede tomar como cuestión menor. En el estado español, no se puede diferenciar democracia de República.

El estado social y redistribuidor al menos en principio con una educación pública, de calidad y generalizada, solo será posible si se consigue iniciar un proceso constituyente que cambie las reglas del juego y le quite el poder a los oligarcas, para actuar en beneficio del pueblo. Por tanto, sin República, tampoco habrá igualdad.

Plantear solo democracia, es quedarse en la reforma de lo que hay. Es coincidir con muchos grandes partidos del sistema y es no ver que las clases subalternas y dentro de ellas sus segmentos más pobres, no recibirán nada de un régimen medieval que en el caso español se asienta en un capitalismo torpe, cortoplacista y que vive de vampirizar fondos públicos, que ya en varias ocasiones a los largo de los siglos XX y XXI lo han salvado y rescatado de sus quiebras.

Pero es que además la monarquía es la satrapía de un imperio más poderoso con dos cabezas o una doble dependencia colonial: La económica de Alemania y la militar y también económica de los EE.UU. Es decir tampoco habrá independencia  con monarquía, fuertemente ligada a intereses empresariales alemanes, de los EE.UU y de las monarquías reaccionarias del Golfo Pérsico. El jefe del estado es un simple comercial, al servicio de grandes intereses económicos y financieros ¿Hemos pues de dejar en un segundo plano la cuestión monárquica? ¿Hablamos simplemente de una forma de gobierno diferente? No. Hablamos de justicia, de libertad y de lucha contundente contra la pobreza.

Las Marchas de la Dignidad han vuelto a poner el dedo en la llaga, convocando marchas y manifestaciones con motivo de la entrega de los premios Príncipe de Asturias en Oviedo, al objeto de señalar a los enemigos de los pobres, el próximo 24 de Octubre. Los partidos firmantes del Manifiesto del Ateneo preparan una hoja de ruta constituyente y republicana para este otoño próximo. Vamos allá.

 

 

Nota de Alternativa Socialista

Nota de prensa

 

Reunión del Comité Federal de Coordinación de Alternativa Socialista en Santa Fe (Granada) el 5 de Julio de 2010  (Comité Ordinario)

Reunidos en Santa Fe más de cincuenta delegados y delegas de todo el Estado español y tras haber estudiado la situación política, así como los avances de nuestra organización , su consolidación y programa de trabajo, han acordado entre otras cuestiones:

1.-Profundizar nuestra actividad de cara a consolidar una fuerza de carácter socialista, antineoliberal, federalista, republicana, enraizada en los movimientos sociales y defensora de los derechos y libertades sociales, sindicales y de manifestación, así como profundizar nuestros trabajos y propuestas en contra de la exclusión social, la pobreza y el desempleo.

2.-Constituir dos comités que van a trabajar en la preparación de las próximas elecciones municipales. Uno trabajará propuestas programáticas y propondrá medidas económicas, sociales y políticas, al objeto de elaborar programas sólidos y que tengan en cuenta las necesidades reales de los municipios y sus habitantes: lucha local contra el paro, transporte público, aguas, residuos, educación, salud y rescate de servicios municipales privatizados y hurtados, por tanto, al pueblo y a su control democrático. Estas elecciones van a ser de una importancia política capital en todo lo referente a los servicios públicos y su defensa. El segundo Comité acordado tendrá la misión de coordinar las candidaturas e impulsarlas: estudiar su distribución territorial, posibilidades, organización y acuerdos con otras fuerzas políticas y sociales. A tal efecto, el próximo mes de octubre en Cartagena, Alternativa Socialista celebrará una Conferencia Municipal abierta.

3.-Hacer un llamamiento a todas las izquierdas sociales reales, transformadoras y democráticas para construir candidaturas de unidad popular, al objeto de vencer a las derechas, las fuerzas neoliberales y exigir un cambio profundo y constituyente en el Estado español. También en defensa de la autonomía local y la democracia municipal, puesta en grave riesgo por el gobierno central. Somos conscientes de que es imprescindible construir la unidad de todas y todos.

Alternativa Socialista actuará siempre tratando de defender, según cada circunstancia local, los derechos vecinales, e impulsar el bien común y público en igualdad, poniendo los intereses de las ciudades y pueblos por encima de intereses particulares y especulativos.

Alternativa Socialista llama a todas y todos los socialistas a organizarnos y trabajar al margen de las oligarquías y las cúpulas que han hurtado el socialismo a las clases populares y a construir una alternativa que coadyuve a la construcción de un frente amplio de las izquierdas transformadoras. Con ese objetivo, Alternativa Socialista, prepara un encuentro europeo de los socialistas transformadores y comprometidos con superar la sociedad capitalista y mientras tanto superar las profundas injusticias y desigualdades del mercado.