Vamos a quebrarles el negocio. Basta de manipulaci贸n

Lo de Ca帽ete impresentable y machista. Es de derechas y para mi todo est谩 claro, muy claro, es lo que es, el representante de la corrupci贸n, el poder de los ricos y de Alemania de Merkel. Elena Valenciano y su candidatura unos absolutos manipuladores tambi茅n vinculados mediante su candidato Schulz a la Europa alemana de Merkel. La modificaci贸n del articulo 135 de la Constituci贸n, le ha hecho mucho da帽o a las mujeres, poniendo los intereses de los bancos por encima de las mujeres y los hombres humildes y explotados o paradas. La feminizaci贸n de la pobreza es responsabilidad compartida de PSOE y PP y el 135 modificado una traici贸n a las mujeres.

La aberraci贸n de poner los intereses de los bancos extranjeros por encima de los derechos de genero y sociales que Valenciano y Ca帽ete votaron, modificando el art铆culo 135 es otro acto salvaje de machismo e injusticia.
Basta ya de manipulaci贸n y de jugar con nosotras y nosotros. El modelo de Europa para PSOE y PP en lo fundamental es el mismo. El modelo de Europa que entre ambos han construido y que no piensan cambiar. Adem谩s el apoyo de Valenciano y su partido al acuerdo comercial trasantlantico con los EE.UU es un ataque a las mujeres trabajadoras, agricultoras y aut贸nomas. Quieren vender la UE a los intereses de las grandes empresas transnacionales y eso es tambi茅n otra traici贸n al pueblo.
No nos dejemos enga帽ar y vamos a quebrar su negocio, porqu茅 lo que tienen montado es un negocio. Rescatemos a la pol铆tica, las ciudadanas y el socialismo de manos de profesionales embaucadores y que no cuestionan este injusto sistema y estado de cosas.

Europa sumisi贸n o reconstrucci贸n. Democracia o autoritarismo

POR UNA POLITICA EXTERIOR EUROPEA MUY DIFERENTE

Carlos Mart铆nez

Polit贸logo y candidato socialista al Parlamento Europeo en la lista de #LaizquierdaPlural

 

Con matices, cierto, pero el mundo vuelve a estar partido en dos. Ya no hay una muralla ideol贸gica definida m谩s all谩 de la forma de entender la mundializaci贸n y/o vivir o no la pst-globalizaci贸n o una suerte de capitalismo nacional. El autoritarismo tiene claros exponentes en ambas ubicaciones y el capitalismo con matices nacionalistas y/o 鈥済lobalizadores鈥 tiene su lugar en ambas partes. Aunque las potencias que tratan de luchar por la igualdad de sus pueblos, su independencia y al menos debilitar el neoliberalismo, se encuentran todas ellas en el bando opuesto a al partidario de la hegemon铆a militar de los EE.UU y su dominio mundial, en alianza con las antiguas potencias coloniales europeas.

 

Tambi茅n en esto, es decir un posicionamiento pol铆tico-militar, puede haber matices. Pero la arrogante posici贸n de los EE.UU y su aliada y auxiliar Uni贸n Europea, cada vez polariza m谩s las posiciones de terceros. Los pueblos del mundo, no somos sino marionetas en este juego econ贸mico, militar y energ茅tico en el que las grandes transnacionales y bancos europeos y norteamericanos tratan de salvaguardar su poder y su dominio. No est谩 en juego la democracia, esta se encuentra tan devaluada y manipulada ya en Europa /UE, que lo mismo que criticamos de otras pseudodemocracias ocurre en las nuestras. El envoltorio es diferente, los oligarcas m谩s difuminados 鈥揺scondidos en consejos de administraci贸n y clubs aristocr谩ticos de poder- e incluso menos brutos en apariencia, pero con los medios de comunicaci贸n de masas todos ellos en sus manos y las de bancos y grandes conglomerados empresariales privados, que a su vez nuestros oligarcas poseen. Al igual que varios de estos personajes 鈥渙cultos鈥 son reyes, jefes de estado, banqueros.聽 Los Gobiernos controlados por agentes y altos funcionarios defensores del sistema de injusticia, sean cuales sean los adjetivos calificativos que utilizan, as铆 como nombres e historia. Solo una profunda reacci贸n social, democr谩tica y popular puede devolver las instituciones de gobierno y control a los pueblos y a las clases trabajadoras.

 

Hagamos algo de historia sobre la izquierda y la idea federal europea. La construcci贸n europea, la idea de una Europa unida, no proviene dese luego de las izquierdas de los a帽os treinta. Ni los socialistas, ni menos los comunistas de la 茅poca est谩n entre los fundadores de la idea europea. Esta lo es de radicales burgueses, liberales y democristianos bien intencionados. Las izquierdas, todav铆a son internacionalistas, que no europe铆stas y el avance del fascismo es su principal preocupaci贸n. Adem谩s la creencia de los austro marxistas muy extendida entre las izquierdas socialistas, los socialistas espa帽oles e incluso franceses entre otros y muchos sindicalistas socialdem贸cratas, en la lucha de clases, alejaba de su imaginaci贸n la idea de un gobierno europeo burgu茅s. De hecho a Pablo Iglesias, ya fallecido en esta 茅poca, incluso le cost贸 mucho asumir la necesidad de la coalici贸n republicano-socialista ante una ley electoral injusta que favorec铆a el caciquismo y limitaba mucho el derecho a voto, durante la Monarqu铆a de Alfonso XIII. Los comunistas que comienzan a afianzarse a partir de bien iniciados los a帽os veinte y sobre todo inicio de los 30 del siglo pasado, tienen sus ojos y pensamiento en la URSS y por tanto no ven otro estado m谩s que el proletario. Ser谩n los Frentes Populares ante el avance fascista, los que permitan amplias alianzas democr谩ticas social-comunistas y peque帽o burguesas liberales o radical burguesas como ocurre con la Rep煤blica Espa帽ola. Pero Europa es para ellos una forma de entender la vida y la cultura, no una aspiraci贸n de gobernanza unitaria. Es m谩s todos ellos creen firmemente en el estado-naci贸n.

 

La idea de la Uni贸n para gobernar Europa, toma forma tal y como demuestra Joan Garc茅s en su obra 鈥淪oberanos e intervenidos鈥 en el estado mayor de las fuerzas aliadas en plena segunda guerra mundial, al trabajar dos tenientes coroneles uno brit谩nico y otro estadounidense en un proyecto sobre como gobernar Europa tras la derrota del nazismo, preocupados tambi茅n por las resistencias populares y partisanos de izquierdas que combaten al ej茅rcito alem谩n, con 茅xito en bastantes ocasiones, muchos de ellos comunistas y un ej茅rcito rojo en ofensiva.

Luego ya liberada Europa del nazismo, surgen por un lado la zona de ocupaci贸n sovi茅tica liberada por el Ej茅rcito Rojo, excepto Austria y por otro lado en la zona liberada por los aliados occidentales dos f贸rmulas de establecer s贸lidas alianzas, que en el antiguo frente occidental se materializa en un mercado com煤n, primero del carb贸n y del acero y despu茅s de m谩s mercader铆as. Pero mercado al fin y al cabo que junto a la OTAN o NATO, verdadera construcci贸n pol铆tica y alianza militar forma su entramado institucional supra-nacional, frente a lo que poco tiempo despu茅s ser谩 el Pacto de Varsovia. Es la guerra fr铆a. Es el predominio de los equilibrios militares en el mundo, entonces s铆, bipolar.

 

Es pues el origen de la Uni贸n Europea mercantil, comercial y militar en lo pol铆tico. En consecuencia, estamos ante un ente burocr谩tico con amplia influencia empresarial y sin democracia. Resulta curioso que la construcci贸n europea supranacional no tiene democracia en el interno de sus instituciones, tan solo indirecta y muy alambicada. Es pues la construcci贸n capitalista perfecta. Los bancos y grandes empresarios, mandan, una casta funcionarial controla y los gobiernos de los estados deciden y conforman el legislativo. El Parlamento Europeo tiene escasas competencias reales y no controla el gobierno ni siquiera con la capacidad de nuestros devaluados parlamentos nacionales y/o estatales. La UE es el 煤nico proto-estado o la creaci贸n por parte de estados, en el que el ejecutivo y el legislativo son lo mismo y que se rige por una serie de tratados internacionales, que en realidad son mercantiles y econ贸micos m谩s que propiamente pol铆ticos, aunque se trate de una arquitectura pol铆tica.

 

La guerra fr铆a que impregna todo durante a帽os, adem谩s, permite a las ciertamente combativas clases trabajadoras de la Europa Occidental alcanzar y conquistar el bienestar y muchos derechos sociales. Conquistados, que no regalados y en cuya consecuci贸n los sindicatos, las socialdemocracias de la 茅poca y los comunistas italianos y franceses tienen un decisivo papel. En Europa occidental, que no en el Mercado Com煤n Europeo se conquista un aceptable grado de bienestar y unos estados keynesianos que cuando las condiciones socio-pol铆ticas, mercantiles y sobre todo pol铆ticas y militares cambian comienza a ser cuestionado primero y destruido despu茅s. Con el triunfo conservador de Margaret Tatcher la correlaci贸n de fuerzas se rompe en beneficio de las clases poseedoras y los partidos conservadores arrasan con todo, incluida la ideolog铆a social y de reparto que hasta entonces ha primado. No es solo la ca铆da del muro de Berl铆n, la causa de la derrota de las clases obreras de Europa occidental, que comienza ya en los a帽os setenta, es decir antes del hundimiento de la URSS. A esta derrota se suma el abandono de las ideas al menos de control del capital de las socialdemocracias, incapaces ya de hacer otra cosa que pactar con liberales y democristianos, primero para salvar los muebles y despu茅s al objeto de sobrevivir como casta pol铆tica profesional. La UE a partir de los a帽os 70 del siglo XX, es fruto del acuerdo entre las oligarqu铆as pol铆ticas socialdem贸cratas, liberales, conservadoras y democristianas.

 

Sobre esa derrota ideol贸gica de las izquierdas y sindical de las clases trabajadoras se construye y perfila lo que hoy es la UE y si no veamos las fechas de los grandes tratados que comenzando por Maastricht y siguiendo por la nonata Constituci贸n Europea, Tratado de Lisboa etc., configuran el espacio m谩s ideol贸gicamente neoliberal y m谩s desregulador del mundo que hoy es la UE, en el que ya ni siquiera las formas sociales se mantienen. A ellos hay que a帽adirle el ingreso masivo y repentino de Rep煤blicas del Este europeo, con democracias muy d茅biles, extremas derechas y mafias en el poder y por aquello de la ley del p茅ndulo gobernadas por conservadores muy asentados como reacci贸n a reg铆menes burocr谩ticos, grises y que evidentemente fueron incapaces de cambiar la mentalidad de sus poblaciones de forma mayoritaria, pues si bien es cierto que universalizaron los servicios sociales, educativos, sanitarios y los industrializaron en muchos casos, 聽no supieron conjugar igualdad y socialismo con libertad. Claro, desde el otro lado del mundo, tampoco se consinti贸 avanzar hacia el socialismo, desde la libertad y el caso del presidente socialista de Chile Salvador Allende es paradigm谩tico. Me permito adem谩s recordar que esa intransigencia anti-igualitaria y anti-transito hac铆a el socialismo, sigue en pie. El Sistema tolera ciertas reformas, pero no avances sociales significativos y sobre todo socializantes. En Am茅rica Latina siguen habiendo ejemplos de resistencias olig谩rquicas contra pueblos que buscan su soluci贸n vital desde la democracia y en democracia. Si bien todav铆a no hay un nuevo Allende 鈥損or lo del golpe y su asesinato- hoy los m茅todos de extorsi贸n son otros, como la guerra monetaria por ejemplo. Guerra monetaria que Am茅rica Latina se traduce en devaluaciones fruto de ataques monetarios en varias rep煤blicas soberanistas y en la Uni贸n Europea se materializa con el euro y su capacidad de palo y zanahoria sobre los pueblos. Pero sobre todo de amenaza contra cualquier veleidad en pro de la soberan铆a popular y republicana.

 

Este humilde art铆culo, no es hist贸rico sino de reflexi贸n pol铆tica, por tanto me permito algunas licencias cronol贸gicas, pero todas ellas relacionadas y que tienen que ver con la primera de sus conclusiones y es que la Uni贸n Europea es una construcci贸n de inspiraci贸n liberal y democristiana, tornada en neoliberal con s贸lidas ra铆ces conservadoras y profundamente anti socialista, as铆 como unidad pol铆tica, militar y econ贸micamente ligada a los EE.UU y sus intereses. Ha destruido el estado social europeo y es un ente puramente mercantil regido por lobbies industriales y donde la democracia, est谩 en peligro. Adem谩s el Parlamento Europeo por su distribuci贸n estatal se garantiza su mayor铆a conservadora, al menos por ahora y hasta que en los estados del Este de forma generalizada sus pueblos reaccionen a tanta injusticia, privatizaciones mafiosas y oligarcas corruptos todos ellos -aunque en algunos casos sean ex dirigentes comunistas- derechistas.

 

El problema es ante este panorama que hacer:

Lo primero en mi opini贸n, ser铆a volver a hacer pedagog铆a pol铆tica y explicar a las clases populares el expolio masivo del que est谩n siendo objeto. Como se les hurtan sus conquistas sociales diciendo que son ineficientes y las culpables de la deuda. La deuda ser铆a la segunda gran explicaci贸n y no solo el que es injusta e ileg铆tima pues a ella se le suma la deuda privada de grandes bancos y corporaciones, contra铆da por ellos debido a sus juegos en la econom铆a casino y con la burbuja inmobiliaria por ellos inventada. Burbujas tras burbujas todas ellas fracasadas que nosotras pagamos a costa de nuestras vidas, educaci贸n y cultura. La deuda es adem谩s y sobre todo un instrumento de extorsi贸n y dominio sobre los pueblos. La tercera que las privatizaciones forman parte del atraco contra los bienes p煤blicos para incrementar los negocios privados de los oligarcas no solo europeos, haciendo de bienes y servicios p煤blicos negocio privado. Se nos roba lo que es de todas y todos y se le entrega a sectores privados para lucro de una minor铆a.

 

Lo siguiente ser铆a animar y acompa帽ar a los sindicatos de clase a enfrentarse con decisi贸n a las llamadas reformas laborales y pol铆ticas de austeridad. Los sindicatos son imprescindibles, pero si estos no se dan por aludidos, se ven impotentes, o bien est谩n ganados para la causa neoliberal como sucede en muchos estados europeos-no en todos, ni todos los sindicatos- en ese caso incluso a煤n con sindicatos de clase, surgir谩n y de hecho han surgido ya potentes movimientos sociales que expresar谩n el rechazo y se lanzar谩n a la lucha. De hecho esos movimientos sociales y tambi茅n en el Estado Espa帽ol ya han demostrado su capacidad de movilizaci贸n exitosa y de resistencia. Con ellos estamos.

 

Las luchas sindicales, sociales y pol铆ticas tienen el objetivo de quebrar la agenda neoliberal. La agenda que incluye m谩s austeridad, privatizaciones de lo poco que le queda al sector p煤blico e impuestos m谩s elevados para las clases populares en exclusiva, claro. Hay que frenarla 鈥搇a agenda neoliberal-, desde los sindicatos combativos, los movimientos sociales y las urnas. Mediante la acci贸n social y la pol铆tica. Implicando en pol铆tica a nuevos actores sociales. Respetando su diversidad y pluralidad, sin que esto signifique ser comparsas de buena voluntad de operaciones pol铆ticas de fuerzas del sistema, al objeto de dividir y fraccionar las respuestas a una derecha rampante y muy unida y unos colaboradores necesarios del sistema que enga帽an a costa de su nombre y su historia para ponerla al servicio de bancos y empresas energ茅ticas.

Para quebrar la agenda neoliberal, lo primero es explicar que si hay soluciones y tenemos programa, porqu茅 lo tenemos. No se teme gobernar tal y como demuestra SYRIZA en Grecia o el Partido Socialista en Holanda 鈥搉o confundir con el socioliberal Laborista- y se est谩 dispuesto a tomar las riendas democr谩ticamente, teni茅ndose capacidad para ello. Se cuenta y de sobra con mujeres y hombres capaces de asumir la gesti贸n del Estado y adem谩s hay dinero para implementar pol铆ticas diferentes, obtenido mediante una fiscalidad progresiva y soluciones para implementarlas y cambiar radicalmente de actuaciones. El paro, la exclusi贸n y el empobrecimiento se pueden y deben combatir y vencer. Somos personas de gobierno para las personas y no para los mercados. Pero tambi茅n y en el seno de Europa/Uni贸n, hay que construir una s贸lida alianza de los pueblos del sur, que transporten las izquierdas reales a los Gobiernos y se quiebre el dominio del norte plegado hoy por hoy a intereses for谩neos y a sus burgues铆as exportadoras.

 

Nada sin empoderar a los pueblos. Ser谩 imprescindible construir el sujeto pol铆tico popular y por la soberan铆a que defienda la democracia y los logros sociales. Si varios estados europeos, tan solo dos o tres se oponen a hacer frente a la deuda tan falsa como abusiva 驴Qu茅 van a hacer los dem谩s gobiernos, invadirlos? 驴Puede Alemania conservadora y su gran coalici贸n hacer algo m谩s que negociar si hay gobiernos del pueblo y para el pueblo en el sur de Europa? No est谩n Alemania, Francia y Gran Breta帽a en condiciones de invadir a Espa帽a, Gracia y Portugal por ejemplo. Nuestra ruina, ser铆a la de ellos y a tanto no se atrever铆an, adem谩s no tienen capacidad. Pero presionar谩n y como lo har谩n y mucho, el pueblo debe saber que no tiene nada que perder y solo mucho que ganar. Solo con la advertencia de que podemos construir el euro del sur e impagar la deuda ya puede ser que sea suficiente. Por tanto me pregunto, 驴Porque las izquierdas reales no contagiamos la capacidad que si tenemos de vencer?

 

Alguien puede decir, 鈥減ero si estamos en elecciones europeas鈥. Claro por eso hay que plantear esto. Porqu茅 adem谩s debemos llamar sin paliativos a la victoria en las urnas al objeto de iniciar el cacareado cambio de ciclo pol铆tico. Vencer en las elecciones europeas por parte de la izquierda plural ser谩 un serio aviso a las clases poseedoras y a los gobernantes sist茅micos ya est茅n el poder o en la oposici贸n, pero siempre en el acuerdo, en la gran coalici贸n socioliberal-conservadora que hace ya muchos a帽os gobierna Europa. Los socioliberales, no pueden seguir mintiendo al hablar de que har谩n otras pol铆ticas, pues esta Europa es su creaci贸n tambi茅n. Los socioliberales espa帽oles, presentan como candidato a presidir la Comisi贸n Europea a Martin Schulz un socio de Gobierno de la se帽ora Merkel. Un aliado a la Merkel, aliado a su vez de Elena Valenciano y su lista, por mucho que ella con la m谩s absoluta falta de pudor ataque a la socia de su candidato y por tanto su socia.

Son pues estas elecciones una oportunidad que los pueblos no pueden desperdiciar, al objeto de comenzar a construir su futuro.

Pero volvamos al inicio, la pol铆tica internacional, es clave para determinar una salida al sufrimiento de las clases populares por culpa de la crisis capitalista. El mundo no son ya las potencias centrales- la UE y los EE.UU-. El dinero y el cr茅dito se pueden obtener fuera del FMI y de los bancos privados euro-norteamericanos. Se comercia con pa铆ses muy diferentes y existen potencias que emergen ante la decadencia de la Uni贸n Europea y la colapsada econom铆a de los EE.UU que basa su cr茅dito y su fortaleza financiera en su capacidad militar y de intimidaci贸n, as铆 como en una moneda, el d贸lar, que es simplemente papel, papel en el que por fe, creemos en 茅l, por fe y por los submarinos nucleares y bases a茅reas que lo respaldan m谩s que por bienes y servicios que lo amparen.

 

La Uni贸n Europea no puede apadrinar y participar en bombardeos que liquidan Estados que despu茅s se tornan fallidos y en los que sufren inocentes que mueren por nuestro deseo de control y abastecimiento energ茅tico. La Uni贸n Europea no puede seguir con el doble rasero de medir adem谩s manchado de sangre, de proteger por ejemplo a una parte de la poblaci贸n de Ucrania y permanecer equidistante ante la cruel masacre de Odessa perpetrada por nazis pro-Uni贸n Europea alemana. No puede la UE recortar servicios, cerrar hospitales y escuelas en el sur del continente y enviar 11000 Millones de euros que se sepa, m谩s 17000 Millones el FMI a unos filo-fascistas, nazis y/o corruptos oligarcas ucranianos. Tan corruptos como sus antecesores como poco. Ante semejantes personajes 驴Qui茅n controlar谩 esos millones que se nos hurtan a los pueblos de Europa/ UE? Porqu茅 la UE no es Europa. Europa es m谩s e incluso Rusia es Europa 驴O no?

Por tanto la UE al objeto de superar las dificultades de sus pueblos y su progresivo empobrecimiento, debe equilibrar sus alianzas. Acabar con aventuras neocoloniales y diversificar su comercio. Asegurar su soberan铆a alimentaria y aprovechar su enorme capacidad investigadora en un cambio de paradigma econ贸mico, contribuyendo a salvar el medio ambiente extrayendo recursos de su propia capacidad cultural e industrial.

 

Para todo esto es imprescindible, no firmar el TIIP o tratado transatl谩ntico con los EE.UU que nos liga a sus exclusivos interese 聽en beneficio de estos y que va a ser nuestra puntilla, aniquilando nuestras pymes, agricultura familiar y liquidando lo poco que nos queda de derechos laborales y sociales, adem谩s de perjudicar nuestra ya maltrecha industria. El tratado con los EE.UU es una traici贸n a los pueblos europeos y un nuevo Parlamento Europeo, lo debe frenar, pero para ello, hemos de vencer, pues la gran coalici贸n europea lo apoya.

Controlar pol铆ticamente el BCE y que sea p煤blico de verdad, con control democr谩tico y al servicio de los pueblos. Prohibir no solo los Para铆sos Fiscales, sino acceder a la contrataci贸n p煤blica de cualquier empresa de cualquier parte del mundo que opere en ellos. Crear la banca p煤blica, all铆 donde no exista. Instaurar una rigurosa justicia fiscal progresiva. Hacer econom铆a al servicio de las personas y de la madre tierra y no de las instituciones y corporaciones privadas.

Nuevas pol铆ticas energ茅ticas. Freno del atraco el茅ctrico y apoyo a las energ铆as limpias. El sector energ茅tico debe ser p煤blico.

Hacer de la inversi贸n en lo p煤blico un motor no solo de bienestar y redistribuci贸n, que lo es, sino tambi茅n un motor econ贸mico y de empleo. Volver a la inversi贸n p煤blica. Tener muy claro, meridianamente claro que el cambio del paradigma econ贸mico solo puede materializarse de manos de la econom铆a social.

Defender la democracia y la libertad. Los bancos, las transnacionales de la industria, las grandes fortunas y grandes grupos de empresas de comunicaci贸n, no son dem贸cratas. Respetan la democracia si sus intereses no est谩n en peligro, pero si han de repartir o sufrir la expropiaci贸n de lo que previamente robaron al pueblo, ya no ser谩n dem贸cratas y les importar谩 un bledo. Confunden democracia con capitalismo, cuando ni es lo mismo, ni una democracia real ellos la consentir铆an si dentro de sus posibilidades estuviera truncarla y por ahora parece que esto es posible.

 

Sabemos que se nos silencia, se miente y manipula, se trata de dividirnos e invisibilizarnos, pero si tenemos voluntad y vocaci贸n de vencer, seremos imparables.

Por eso llevar al Parlamento Europeo la experiencia de 茅xito de Syriza que Alexis Tsipras personaliza es una garant铆a de comenzar a iniciar otras pol铆ticas y de rescatar a las personas. Hasta este momento toda la acci贸n pol铆tica de la Uni贸n Europea ha girado tan solo en torno al rescate bancario. Por eso es tambi茅n clave que se piensa con respecto a las alianzas internacionales y si se apuesta por una Europa germano-anglosajona o en una Europa que defienda la multipolaridad, la paz y un comercio justo con el resto del mundo, que por cierto es mucho m谩s que lo que se nos dice.

 

Bibliograf铆a

http://cli-as.org/?s=ideas+fuerza聽聽 de Armando Fern谩ndez Steinko

鈥淪oberanos e intervenidos鈥滼oan E. Garc茅s Siglo XXI 鈥 Madrid 2000

鈥淟a Crisis鈥 Samir Amin El Viejo Topo Barcelona 2009

鈥淒e la Crisis a la Revoluci贸n Democr谩tica鈥 Manuel Monereo El Viejo Topo Barcelona 2013

鈥淟os amos del mundo鈥 Vicen莽 Navarro y Juan Torres Lopez Espasa Madrid 2012

http://www.cli-as.org/asamblea/ponencia-ue.pdf

http://www.attac.es/2014/05/04/europa-democracia-o-imperio/

Diversos art铆culos e investigaciones del autor

La pol铆tica internacional no puede estar ausente en un debate en elecciones europeas

Las personas no son tontas y no es cuesti贸n de hacer propuestas de campa帽a electoral simplemente con lemas f谩ciles y sin sustancia. Armas arrojadizas dial茅cticas sin m谩s y sobre todo tratando de centrar el debate donde este se produce y que al igual que los diez mandamientos se resume en dos: Saber en que mundo vivimos y queremos vivir. Cual es el papel de la Uni贸n Europea en el mundo y en segundo lugar si vamos a seguir permitiendo o no que un grupo selecto de banqueros imponga su ley de hierro sobre los que nos gobiernan y los gobiernos en general o no.

La UE es en estos momentos una colonia pol铆tica y militar de los EE.UU y adem谩s est谩 vinculada a todas las operaciones agresivas y ofensivas que bajo el paraguas de la OTAN se producen. La autentica UE no es sino un negociado de la alianza militar euro-atl谩ntica. Esto en un mundo cambiante y con potencias emergentes, no solo en el plano econ贸mico, sino tambi茅n en el militar, es muy peligrosos 驴Nuestros pueblos se quieren arriesgar a guerras de dominio de los poderosos y los oligarcas, para obtener solo riesgos mientras ellos -los oligarcas-los beneficios? Pues bien esto debe quedar claro.

El mundo vive en una crisis capitalista muy profunda y no resuelta, con graves peligros de recesiones, estallidos de burbujas financieras y una moneda sobrevalorada y en crisis como es el dolar. La crisis capitalista no ha sido superada y la tentaci贸n de la salida b茅lica a la misma existe.

驴Como influye la pol铆tica internacional en el empleo? Pues mucho. Para muestra un bot贸n, al objeto de hacernos competir con China, quieren que las clases obreras europeas se equiparen a las chinas, en todo.

Pero hay m谩s. Se est谩 negociando de espaldas a las gentes un tratado comercial trasatlantico con los EE.UU el TTIP, que de aprobarse pues provocar谩 mucho m谩s paro, quiebras a nuestra agricultura, comercio, cultura y seguridad alimentaria y perdidas en derechos laborales y de soberan铆a. Luego las personas si desean vivir y que sus hijos tengan futuro deben saber que proponen los partidos y candidatas/os con respecto al TIIP, esto es clave y por tanto se debe situar en el debate electoral.

Hay solo dos posiciones y por tanto es f谩cil elegir. La primera opci贸n, es la que apoya a la OTAN, las pol铆ticas exteriores agresivas y b茅licas, un mundo inseguro y controlado por no m谩s de diez banqueros con el apoyo de nueve estados o bien la un mundo de paz, cooperaci贸n y comercio justo, sin para铆sos fiscales y con control sobre los movimientos de capital especulativo. Respeto por la Madre Tierra y lucha contra el cambio clim谩tico.

Quienes apoyan el TTIP, y quienes no. Quienes quieren reducir los derechos sociales y laborales y quienes no. Podemos luego matizar entre fuerzas pol铆ticas m谩s o menos neoliberales o m谩s o menos conservadoras. Pero en su visi贸n del mundo y el papel de la UE en el mundo, son coincidentes.

En segundo lugar quienes apoyan la extinta Constituci贸n Europea y quienes no. Eso es ya toda una declaraci贸n de principios y de apoyo o no ante las elecciones europeas a una u otra opci贸n.

Solo dos fuerzas, los del 135 y el apoyo a la monarqu铆a corrupta o los que apoyamos otra pol铆tica social y otra Constituci贸n. Otra Europa no de los mercaderes y una oposici贸n frontal a los banqueros que nos dominan y controlan el llamado digamos primer mundo o potencias centrales.

Solo nos queda apelar a la inteligencia y a los deseos de vivir en paz y con dignidad y a no dejarse enga帽ar por los medios de propaganda del sistema y de sus partidos marioneta, que hacen como que se pelean, pero en el fondo y en lo fundamental coinciden.

Como socialista, apelo a no dejarse enga帽ar por personas que afirman ser socialistas, pero que no pasan de ser liberales sist茅micos avalados por grandes grupos de comunicaci贸n y carentes de ideas para impulsar un mundo nuevo. El Socialismo, no es una forma de gestionar el capitalismo, sino de acabar con 茅l e instaurar el reparto, la igualdad, la solidaridad y los medios de producci贸n y de consumo en r茅gimen de propiedad colectiva y no individual, todo ello alcanzado de forma democr谩tica. Los dem谩s son enga帽os.

 

Los fracasos de la 鈥淚zquierda鈥 necesitan 茅xitos de la izquierda

Estas semanas est谩n siendo sonadas por los retrocesos de las 鈥渋zquierdas sist茅micas鈥. Tanto聽Renzi en Italia, como Hollande en Francia, aplican recortes, imponen la llamada austeridad y a帽adir铆a neoliberal y adem谩s sufren duros retrocesos electorales en el caso franc茅s.

El fracaso de la tercera v铆a social-liberal y la transformaci贸n real de los partidos socialistas y socialdem贸cratas en agrupaciones liberal-progresistas y en algunos casos solo liberales, que aceptan los objetivos econ贸micos de la Troika y del FMI, est谩 dejando sin referentes pol铆ticos a amplias capas populares y de la clase obrera. El avance de la extrema derecha est谩 ocupando peligrosamente su lugar. Pero 驴A qu茅 se debe esto? En primer lugar al sistema, a las grandes聽empresas y bancos que controlan los medios de comunicaci贸n y propaganda de masas, a todos聽ellos, no lo olvidemos, le interesan 鈥渋zquierdas amigas鈥, sensatas y que asumen el capitalismo, aceptan la democracia liberal y de baja calidad que sufrimos y le dan color al juego pol铆tico. Para los grandes y medianos medios de comunicaci贸n y publicidad 鈥搃nsisto, todos ellos- la izquierda es el socio liberalismo 鈥搇os partidos ex socialdem贸cratas y ex socialistas- De hecho cuando se producen avances de las izquierdas reales, los silencian y tan solo airean los triunfos y avances de la extrema derecha. Esto es una clara demostraci贸n de que prefieren a la extrema derecha, apoyan a la extrema derecha y temen m谩s los avances de una izquierda real, posible consecuentemente socialista, ecosocialista o comunista democr谩tica, es decir hablando con propiedad los nuevos socialdem贸cratas e izquierdistas posibles, pero eso si consecuentes. Espero.

En segundo lugar las personas carentes de informaci贸n correcta, sufren adem谩s fuertes campa帽as orientadas a desprestigiar la pol铆tica y estas campa帽as acaban beneficiando a las derechas y a la postre a los socialiberales, pues al final la ausencia de voto cr铆tico y popular, v铆ctima de la crisis, beneficiar谩 a las fuerzas sist茅micas, pues mata la ilusi贸n por un cambio real. Adem谩s y por si todo esto fuera poco se asusta al pueblo con despidos, paro y desahucios al objeto de que se conforme con salarios y contratos basura, recortes y congelaciones. Ellos, su corrupci贸n y su rapi帽a o el hambre y la exclusi贸n. A veces actitudes sectarias y autoritarias, a pesar de pretendidos asamblearismos y participaci贸n desde abajo, que en realidad solo una 茅lite pr谩ctica, hacen el resto y crean m谩s dudas y problemas.

Es dif铆cil enfrentarse a todo esto. En Francia por ejemplo el sistema y el liberal-capitalismo prefieren claramente a Marie Le Pen antes que a Jan Luc M茅lenchon.

Pero ese es nuestro trabajo. En primer lugar lograr conectar con el grueso de las clases populares y v铆ctimas del mercado.聽 Hablar su lenguaje y en su lengua. Tras eso dejar claro y patente que hemos llegado, estamos en esto, para triunfar y cambiar las degradantes pol铆ticas neoliberales. Hacer e implementar planes de rescate ciudadano, proyectos de empleo, reparto, nacionalizaciones de sectores estrat茅gicos y pol铆ticas de profundo reparto social, pasando por la defensa de lo p煤blico y la expansi贸n de lo p煤blico.

Por lo que acabo de decir, los grandes empresarios, los banqueros y los especuladores prefieren a la extrema derecha antes que a los socialistas consecuentes, los ecologistas por el reparto y la justicia y la democracia comunista. No est谩n dispuestos a que personas como Lafontaine, M茅lenchon y sobre todo el modelo exitoso de Alexis Txipras cambien la Europa de la crisis, la austeridad, la sumisi贸n a los EE.UU y las privatizaciones a la Europa de los pueblos, el trabajo y la justicia.

Los ex socialistas cuando llegan elecciones siempre prometen lo que nunca hacen, es m谩s desde los a帽os setenta y ochenta del siglo XX, luego deshacen. Cuentan en su haber con las luchas obreras europeas y las tradiciones socialdem贸cratas y socialistas obreristas de principios del siglo XX, de los a帽os veinte y treinta del mismo siglo y de la conquista del estado del bienestar que los socialistas y ecosocialistas asumimos 聽鈥搎ue fue una conquista, no renunciemos a los 茅xitos- as铆 como del recuerdo cultural de las d茅cadas doradas del bienestar. Pero a eso ya han renunciado totalmente, pues cuando gobiernan esos partidos, dilapidan el capital acumulado por las socialdemocracias y los comunistas franceses e italianos desde los a帽os cincuenta a mediados de los setenta, incluso principios de los ochenta en ciertos casos. Ese recuerdo, ese reflejo, se est谩 perdiendo, por la traici贸n, la renuncia, la cobard铆a y el desclasamiento. La Uni贸n Europea neoliberal, privatizadora y sierva de los mercados y los EE.UU es una construcci贸n conjunta y a la par de los llamados socialdem贸cratas y los conservadores, democristianos y liberales, que adem谩s en el Parlamento Europeo en los temas fundamentales siempre votan juntos y se reparten la presidencia.

Por eso los socio-liberales, los ex socialdem贸cratas y los socialistas de la tercera v铆a, ya no son referente, sino tan solo mal menor incapaz de levantar pasiones y ganas de cambio. Por eso las extremas derechas y los movimientos justicieros del ni de derechas ni de izquierdas avanzan y si a eso le sumamos la apat铆a pol铆tica que la corrupci贸n instalada en el sistema liberal provoca, ya est谩 el coctel servido.

Pero hay cambio. Hay izquierda, hay socialistas, hay ilusi贸n. Hay personas que no se resignan. Pero para convencer hay que mostrar que se puede y empoderar al pueblo, al objeto de que defienda la democracia y el reparto. Las derechas act煤ales no son democr谩ticas, es mentira. Al capitalismo del siglo XXI le sobra la democracia. Por eso si las izquierdas reales y con voluntad de 茅xito triunfan, ellos derechas y capitalistas, negar谩n el triunfo, presionar谩n, amenazar谩n y negar谩n el car谩cter realista de pol铆ticas que no se basen en la austeridad, el objetivo de d茅ficit y los planes troika. Cualquier m铆nima reforma ser谩 boicoteada. Por eso hay que lograr una Europa diferente, en un mundo cambiante y por supuesto hacer profundos cambios en las alianzas internacionales.

Una base de triunfo puede ser lograr importantes avances de las izquierdas plurales en el Mediterr谩neo, con s贸lidas alianzas entre los estados ribere帽os del Mare Nostrum. Hay programa y posibilidades, hay inteligencia y valent铆a. Pero, no olvidemos que para empoderar a los pueblos hay que hacerlo desde ya y las viejas formas de hacer y entender la pol铆tica no sirven, al rev茅s benefician a otras y otros y generan desconfianzas cainitas.

Hemos de vencerles, hemos de ganar. Los y las socialistas sabemos de sobra que para transformar hay que gobernar y que es posible y que hay modelos de 茅xito. Es posible hacer otras pol铆ticas y para esto, los que tan solo tienen vocaci贸n de oposici贸n, perdonad, pero no sirven.

Con las cosas de comer no se juega. Hay millones y millones de personas pas谩ndolo mal, muy mal y sin esperanzas y nosotras estamos para luchar y darlo todo por esas personas. Por eso vamos a obtener triunfos pol铆ticos y decir claramente que la tercera v铆a ha sido un rotundo fracaso, pues destruyendo lo p煤blico y aceptando un mercado sin reglas nos ha empobrecido. Que Zapatero fracas贸, Hollande est谩 fracasando. Que la derecha solo es capaz de en base a nuestra pobreza y p茅rdida de la sanidad y la educaci贸n p煤blica hacer m谩s ricos a los ricos y fracasar con el pueblo. Son unos fracasados todos ellos, por eso hacen falta nuevas gentes en las que se conf铆e.

Historias de Semana Santa. 鈥淟as Penas 鈥渄e 鈥淕ran谩鈥

La semana de pasi贸n la estamos pasando millones de personas, paradas, precarias, pobres incluso son sub-empleos. Desahuciados en espera del embargo cual nazarenos que saben que su cruz es la muerte de sus esperanzas vitales en manos de banqueros sayones y soldados que van a asestar la lanza que acabe con la ilusi贸n vital y el esfuerzo de a帽os en una obra, una oficina, un aula o limpiando para otros.

La semana de pasi贸n la sufrimos los que tenemos que ir a las procesiones a distraernos porque en la 鈥渢ribunas de los pobres鈥 o las calles de los barrios, todav铆a son gratis y hacen pasar la tarde, sentir la emoci贸n de las saetas o le energ铆a de las cornetas que tocan personas tan desgraciadas como nosotros. Los sin playa, a no ser que vivamos en la Malvarrosa, el Huelin o la Caleta, nos apretujamos en una ilusi贸n tan falsa y vana como el oropel de los tronos o los anhelos y necesidades expresados en forma de promesa. Estos d铆as miles de personas han pedido empleo detr谩s de un anda. Hace tres semanas m谩s de un mill贸n lo exigimos en las carreteras y las calles del centro del poder financiero y cruel que nos despoja de nuestras vestiduras, en Madrid. Ese es en mi opini贸n el camino.

Semana de pasi贸n de cientos de miles de camareras y camareros precarios que sirven a destajo, mal pagados y contando los d铆as que aquedan de desfiles cat贸licos, no por devoci贸n cofrade, sino por lo que va a durar su empleo. El turismo se basa en la precariedad, el subempleo y la explotaci贸n pura y dura en la inmensa mayor铆a de los caos. Europa, el Gobierno del PP, la gran patronal ya han decidido que el 煤nico oficio con futuro en el Reino de Espa帽a es el de camarero o camarera. Somos eso, un centro de vacaciones de ricos, j贸venes borrachos de los barrios de clase media brit谩nicos y de rusos y chinos emergentes. La industria 驴Para qu茅? La investigaci贸n 隆隆Que inventen ellos!! Vuelve con rotundidad la alabanza de la ignorancia y el fin de las becas. Total para servir copas o hacer camas de hotel, los t铆tulos no hacen falta y si estudiamos aunque sea primaria, nos podemos sublevar.

Siempre en esta semana conocida en los pa铆ses de tradici贸n cat贸lica como santa, recuerdo que siendo diputado provincial de Granada, delegado del 谩rea de cultura, la Cofrad铆a de 鈥淟as Penas鈥 de la ciudad del Darro, me vino con un conflicto y que consist铆a seg煤n me expreso su hermano mayor el profesor de Derecho Mercantil Se帽or Perez Serrabona, con mucha educaci贸n, respeto por la laicidad y por m铆, en que una imagen de un Jes煤s, atado a la columna de Pablo de Rojas del siglo XVI hab铆a sido restaurada y los t茅cnicos de 鈥渃ultura鈥 de la Junta de Andaluc铆a y la Diputaci贸n Provincial, no la dejaban procesionar. Yo agn贸stico convencido y ateo militante, lo reconozco, hab铆a sido educado de adolescente en un seminario menor de la Orden de las Escuelas P铆as y guardaba buen recuerdo de mis profesores, varios de ellos amigos la teolog铆a de la liberaci贸n, de formaci贸n teol贸gica de la escuela jesu铆tica y progresista y que me ayudaron a descubrir la justicia social, el antifranquismo e incluso la introducci贸n del marxismo. Guardo pues grato recuerdo de aquellos escolapios valencianos, que me dieron una vasta cultura human铆stica. Pues bien, aunque descre铆do, las cosas de la religi贸n, no me resultan lejanas. Atend铆 pues con atenci贸n a P茅rez Serrabona y confieso que con suspicacia a los t茅cnicos. Las Diputaciones Provinciales, muchas de ellas, poseen un curioso patrimonio muy interesante y adem谩s fruto de la desamortizaci贸n de Mendizabal a madiados del siglo XIX, muchas poseen capillas, iglesias e im谩genes, incluso antiguos conventos. Pues bien la de Granada es la propietaria del Cristo columnario de Pablo de Rojas y por tanto decid铆 yo y no siendo desautorizado por mi amigo el tambi茅n socialista descreido Antonio India, que la imagen estuviera en las calles de Granada. Pens茅 que el pueblo, no tanto los cofrades, el pueblo, gozar谩 en la calle de una obra del siglo XVI joya de la imaginer铆a barroca, hecha para procesionar, s铆, pero que tambi茅n transforma los mi茅rcoles santos, las calles de Granada en un Museo. En agradecimiento me hicieron hermano honorario y me atendieron con sus oraciones y una 鈥渓evant谩鈥 de honor. Por eso muchos mi茅rcoles santos, incluido este 煤ltimo me apretujo entre la gente para ver salir a 鈥渓as Penas鈥 de San Mat铆as y sentir que algo he podido hacer por la cultura popular 聽y es que esa imagen todo el a帽o en un altar, pueda ser contemplada en su hermosura barroca por quienes como yo, este a帽o no hemos tenido para ir de vacaciones. Eso s铆, la propiedad de la imagen es y sigue siendo p煤blica, de la Diputaci贸n, eso lo deje muy claro y documentado, de hecho no pod铆a ser de otra manera. Pues bien, esa acci贸n cultural por Granada no la ha posibilitado sino un socialista marxista y republicano, laico y no creyente y ahora me apetece que la derechona falangista y reaccionaria que domina Granada, se enter茅, o al menos no lo oculte.

La Semana de pasi贸n la hace m谩s dura todav铆a la beata rociera F谩tima Ba帽ez con sus mentiras insultantes sobre el fin de la crisis y la recuperaci贸n, as铆 como las torpes y soeces mentiras del jefe del estado afirmando en los Emiratos 脕rabes Unidos lo bien que est谩 su reino. Estos cat贸licos mienten como bellacos e imagino se habr谩n confesado ya. La verdad es que el ligero repunte en las cifras de la econom铆a espa帽ola, en primer lugar es temporal, pues vienen m谩s crisis y repuntan los problemas y en segundo lugar se debe a que estos 鈥減atriotas鈥 est谩n vendiendo el Reino de Espa帽a a los fondos buitre a precio de saldo. Est谩n cual comerciales sin escr煤pulos vendiendo 鈥渟u patria, su reino y su hacienda鈥 a comisi贸n seguramente a fondos especulativos internacionales.

Hemos de acabar con tanta mentira, con tanto recorte, con la troika y con el objetivo de d茅ficit, para que dejen de abusar cruelmente de nosotras y nosotros, seguir luchando en las calles y en las urnas frente a los que nos roban la vida, pero tambi茅n frente a los que nos enga帽an. Los del 135, los mismos que crean nuestra pobreza y nuestros recortes y ahora tratan de volver a tomarnos por imb茅ciles. Pronto habr谩 una oportunidad en las urnas. Ni el caduco r茅gimen del 78, ni el bipartidismo corrupto har谩n nada porque volvamos a poder ir de vacaciones. Pero si hay algo muy ilusionante y es que nuestra Pascua de Resurrecci贸n ya ha sido y fue un s谩bado, el 22 de Marzo. las personas dignas apuntamos el camino y marchamos, no al son de trompetas y tambores, sino de cantos de justicia, libertad, pan, techo, trabajo y contra la troika. Sin disfraces, la Troika es nuestra cruz y la deuda nuestro l谩tigo. A por ellos.

Carlos Mart铆nez

Polit贸logo y activista social y pol铆tico