No se puede ser el perejil de todas las salsas

Ahora el juez Garzón y otros notables tendrán que explicar a que juegan. Me explico: su anunciada participación en la Conferencia Política del PSOE, según informa hoy El País, que además está muy lastrada de contenidos y con una participación decidida exclusivamente por los diferentes aparatos regionales -lo que le resta democracia interna hasta límites más que dudosos- se encuentra ahora con un apoyo externo en forma de balón de oxigeno que seguramente el aparato del PSOE ni se imaginaba.

Todo esto coincidiendo con la formación de un ente unitario, plural y abierto llamado por ahora CONVOCATORIA y del que, entre otros, CLI-Alternativa Socialista forma parte, además de IU y otras fuerzas sociales y políticas. Incluida Convocatoria Cívica, el llamamiento auspiciado por Garzón, Pilar de Rio, Juan Torres, Almudena Grandes, Carlos Berzosa, etc. Hecho este que necesita una pequeña aclaración -no de todos los firmantes, sino tan solo de los que “apoyan al PSOE” nada más- y la pido con respeto a la opción personal de cada cual.

Pero no se puede ser la salsa de todos los guisos. La corrupción y el latrocinio neoliberal han encontrado en el bipartidismo su caldo de cultivo. Por eso las personas antineoliberales, por el reparto y lo público, vamos a derrotar al PP y a todas las fuerzas neoliberales, decididamente monárquicas y del régimen. Sí se puede y vamos a ganar, comenzando por las elecciones europeas.

Con Ricardo Patiño

El viernes pasado un grupo de personas tuvimos la suerte de estar y luego departir con Ricardo Patiño, canciller -ministro de asuntos exteriores- de la República del Ecuador, y uno de los máximos exponentes de la Revolución Ciudadana.

Patiño, con convencimiento y fundamento realizó un discurso comprometido, socialista, antiimperialista, mediambientalista y por tanto ecosocialista, frente al crimen ecológico y contra la humanidad de la petrolera TEXACO, hoy CHEVRON. La CHEVRON -en el estado español CEPSA- ha contaminado, envenenando durante años la amazonía ecuatoriana y a sus habitantes, derramando crudo y productos tóxicos.

Hemos constituido diversas personas, yo entre ellas, así como y organizaciones y partidos ecosocialistas como CLI-Alternativa Socialista junto a otros de las izquierdas y asociaciones y redes como ATTAC Andalucía y varias más, un comité de apoyo a la causa de los pobladores amazónicos ecuatorianos en su lucha contra la multinacional CHEVRON (CEPSA).

Ricardo Patiño es una persona afable, agradable y cercana. Un socialista cabal y no como la mayoría de los y las que aquí se reclaman de ese nombre, confundiendo a la ciudadanía y manchando el buen nombre de unas ideas transformadoras, humanistas y de cambio radical de sociedad. Patiño es un ejemplo de mandatario leal a su país y denunció el neoliberalismo y las maniobras de los EE.UU. en su intervención, por lo que también demostró que sí se puede y que puede haber un gobierno y unos gobernantes que antepongan los intereses de su pueblo frente a potencias extranjeras y poderosas multinacionales.

Los procesos latinoamericanos, sobre los que tanto se miente, burla y desinforma en el estado español por todos los medios públicos y privados sin excepción, son un ejemplo a seguir. Sus alianzas políticas socialistas y transformadoras son un acicate que nos anima e inspira a muchos de nosotros en nuestra lucha. Por eso, si recaban nuestra solidaridad como Ecuador frente a CHEVRON (CEPSA en España) la tienen toda.

Da lástima que, desde un Estado en crisis, carcomido por la corrupción y aliado perruno de un imperio decadente -los EE.UU.- con unos mandatarios derechistas, mentirosos y vendidos a potencias extranjeras, nadie, ni ningún periodista o político, se atrevan a dar lecciones a nuestros hermanos de la América hispana. Dan lástima, repito, pero provocan más asco.

Acabo con una sugerencia, cuando vayáis a repostar en una gasolinera de CEPSA pasar de largo. Por la defensa de la madre tierra. Por poner un grano de arena para conseguir un mundo limpio, sostenible y justo.

La crisis socioliberal

La crisis de identidad e ideas del PSOE es muy grave. Para seguir las ideas de Pablo Iglesias, Largo Caballero o incluso Indalecio Prieto, el PSOE no es ya el instrumento adecuado. Convertido en una fuerza sistémica hace ya más de veinte y muchos años, no aporta ideas nuevas, ni puede renovarse pues tiene grandes ataduras con bancos, empresas energéticas, y el grupo PRISA entre otros. Además de un compromiso atlantista y monárquico que lastran sus iniciativas de futuro diferente y al margen de la gran crisis del sistema constitucional vigente. Esto no lo digo por atacar, es un análisis politológico, simple y de urgencia, pero irrefutable. Es pues un partido del sistema en permanente contacto con los grandes poderes. No es culpa en parte de sus afiliados, aunque claro… Ya son muchos años de aguantar lo mismo.

El problema es que en esta crisis que lo desangra hay militantes que se están marchando incluso a la extrema derecha, como es el caso de ciertas fugas a Ciutadans y para contribuir a crear nada más y nada menos que su plataforma estatal y andaluza. Es el culmen del despiste político de personas que nunca fueron de izquierdas, ni socialistas, aunque el PSOE oficial les encumbrara a parlamentarios y otros cargos públicos, laminando a socialdemócratas cabales. Pudieron ser liberal-progresistas, pero nada mas.

Las y los socialistas que hemos recuperado la lucha de clases, el análisis de clase y marxiano, así como el tránsito real del capitalismo al socialismo con democracia y libertad (ambas muy deterioradas, manipuladas y capitidisminuidas por ahora), necesitamos dotarnos de nuestro propio instrumento socialista y avanzar hacia la convergencia con las izquierdas transformadoras y antineoliberales.

Necesitamos una fuerza socialista transformadora real y consecuente que los partidos ligados a la llamada Internacional Socialista (que triste sarcasmo) ya no representan. Pero irse a Ciutadans, aunque su programa engañabobos y atrápalo todo contenga freses tan bonitas como huecas, es el síntoma de una enfermedad política y eso está pasando en Granada en estos días y al parecer en otros lugares, y que se agrava con una profunda sangría de votantes en Cataluña hacia esa formación derechista.

Eso le ocurre al socioliberalismo hegemónico en el PSOE por haber renunciado a ideas, valores, democracia interna, pero también y no de forma menor al no estar ya en la lucha social y no ser el partido de la clase obrera, de los pobres, de los humildes y las explotadas.

Por eso los socialistas que nos reclamamos del socialismo, como doctrina transformadora de la sociedad y generadora de un modelo alternativo al capitalismo, y no como una marca electoral gestora del sistema y cómplice con la corrupta monarquía que sufrimos, estamos construyendo la herramienta, un espacio, una alternativa socialista de acción política y transformación social. El camino entendemos muchos, ya, es el socialismo imbricado en el siglo XXI y en las profundas transformaciones sociales y políticas que están aconteciendo en el mundo.

“Las víctimas del terrorismo etarra se han convertido en un lobby político de presión”

En Radio San Borondón hablando de diversos temas de actualidad.

Dijo que la AVT es una asociación manipulada y fácilmente manipulable por la extrema derecha, incluida el ala más radical y reaccionaria que del PP, es decir, su sector neofalangista

ImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- Así se posicionó en La Trapera de Radio San Borondón el politólogo Carlos Martínez, miembro de ATTAC y de Construyendo la Izquierda, a la hora de hacer una valoración sobre la manifestación convocada por las víctimas del terrorismo este fin de semana en Madrid contra la sentencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos que acaba con la doctrina Parot en España.

El politólogo dijo que siendo realistas, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) es una asociación manipulada y fácilmente manipulable por la extrema derecha, incluida el ala más radical y reaccionaria que está dentro del PP, es decir, el sector neofalangista o neofranquista que se ha hecho fuerte dentro del partido que hoy gobierna en el país. Opinó que la AVT desde hace mucho tiempo viene siendo utilizada políticamente por esos sectores reaccionarios, porque si bien es cierto que en la asociación convergen familiares y víctimas del terrorismo, no es menos cierto que han sabido colarse algunos torturadores y personajes de extrema derecha que añoran la dictadura, lo cual no deja de ser paradógico.“Intentan pasar por demócratas a personajes que siempre han defendido la dictadura” señaló, al tiempo que llamó la atención sobre el hecho de que también se hagan pasar por víctimas personas que más bien fueron verdugos durante el régimen, dicho lo cual entiende que lo que se debe denunciar es el doble rasero de que no estén ahí las víctimas del terrorismo franquista.

“¿Dónde están las víctimas del terrorismo franquista? ¿Dónde están las víctimas del terrorismo falangista? ¿A cuántos requetés, miembros de pelotones de ejecución, se les ha aplicado la doctrina Parot? ¿O cuantos brigadistas torturadores han sido juzgados? ¿Qué ha pasado con los crímenes del franquismo? ¿Qué ha pasado con los cientos de miles de personas que yacen todavía en cunetas, sobre las que no se ha hecho ninguna justicia y que son víctimas del terrorismo del régimen de Franco?” cuestionó el activista social, para criticar el cinismo que ha rodeado a esta convocatoria.

“Ya está bien, porque a las familias de las víctimas de Franco ni nadie les dio un piso por ser hijos de un rojo fusilado, ni nadie les puso un psicólogo, ni nadie les resarció con ningún tipo de beneficio como sí tienen las víctimas del terrorismo ligado a ETA”, afirmó Martínez.

El problema que encuentra es que las víctimas del terrorismo etarra se han convertido en un lobby político de presión, lo cual es inaceptable, porque ellos no son quienes para condicionar el proceso de paz, ni para poner las reglas del nuevo proceso político, dijo para concluir que la AVT al final se está convirtiendo en un reducto de la extrema derecha española.

El reino de las mentiras o la marca de la vergüenza

Las cosas ya se están pasando de castaño a oscuro y eso que ya estaba todo muy negro:

1. Sale un príncipe heredero del heredero de Franco, previamente pitado y abucheado por el verdadero soberano, es decir el pueblo o al menos una parte del mismo con dignidad y habla de la España verdadera. Habla de la España animada, es decir la de los ricos, la suya y que la falsa son seguramente los millones de personas paradas, jóvenes sin futuro obligados e emigrar y clases populares cada vez más pobres, que solo han podido ir al cine cuando ha costado a 2`50 durante tres días. Esa es la España real señorito Felipe. Vergüenza, que un tipo que se dice socialista le organice ese sarao vergonzoso en Oviedo.

2. Y va y sale una que es presidenta de la AVT y habla en nombre de España y se queda tan ancha. Eso si ni una palabra contra los derechos humanos que se violan todos los días gracias a los recortes sociales y los crímenes que estos, los banqueros y las grandes empresas provocan. Es que este Reino de España, es de ellos, los terroristas sociales y recortadores, los pistoleros bancarios y los neofascistas. Solo puedo decir alto y claro, que viva la República. La AVT, no nos representa.

3. El Gobierno y Botin, también el rey están ejecutando machaconamente la técnica nazi de que a base de repetir una mentira, convertirla en verdad y es que la crisis sistémica ha finalizado. Ya hay recuperación y llueve el dinero. El problema es que mi escalera no cae. Solo en la de los ricos especuladores, pues no olvidéis “No es una crisis, es una estafa”. Pues bien la estafa sigue.

El mundo está cambiando. Los EE.UU. que nos vigilan, espían y dominan, sin embargo no merecen ni un reproche de toda esta piara de patriotas españolistas. No les reprochan nada porque los servicios de inteligencia y la policía política española viven de sus espionajes. Son los espías yanquis el “Gran Hermano” -aludo a Orwell y no a un programa de televisión basura- que nos vigilan y luego informan al gobierno, pero ojo, eso ocurre de forma ininterrumpida desde tiempos de Franco.

Hemos de cambiar esto. Para cambiarlo, les hemos de derrotar en las urnas a todos los representantes del viejo sistema y de su caduca Constitución. Pero para cambiar la Constitución, primero hemos de vencer en la calle y en las urnas. Quién no posibilite ambas soluciones, pues sencillo, está con ellos, con los mentirosos. Por un Frente Amplio.