Los ladrones nos gobiernan ¿A qué esperamos?

Cuando el PP venció las elecciones pasadas gracias a los errores, miedos y traiciones de Rodríguez Zapatero, muchas y muchos sí sabíamos lo que acabaría ocurriendo. Y entre ellos la cúpula del PSOE que, con el cambio constitucional del artículo 135 bis, dejó el camino expedito a los recortes y los copagos varios. El 135 bis sitúa el pago de la deuda por encima de los derechos humanos ¿Luego de qué nos extrañamos?

El PP tenía un programa falso y un Plan B que ha resultado ser un Plan A. Pero eso ya se sabía, el problema es que faltaban los instrumentos políticos para frenarlos -y la autoridad moral para callarlos- por parte de otro partido. Ahora estamos solos y solas en la arena y delante del toro derechista. Es pues nuestra responsabilidad y coraje.

Hemos de decir alto y claro que la crisis del 2008 no ha sido sino una oportunidad para destruir todos los avances logrados por el movimiento obrero, por la lucha de clases desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Es la reconquista del capitalismo, de lo que perdió ante las luchas sindicales y políticas obreras, ya fueran reformistas o revolucionarias. Es su reacción ante lo que tuvieron que ceder tras la derrota del fascismo europeo. Es el rearme de los ricos para ser más ricos y tener el poder. El poder absoluto.

En el mundo, la llamada “comunidad internacional”, es decir las potencias centrales capitalistas, están en retirada. Hay una guerra monetaria y comercial, y el Occidente judeo-cristiano la está perdiendo. Por eso ahora sus nuevos esclavos somos otra vez las clases populares occidentales, europeas, blancas y cristianas. Los obreros y obreras del Occidente, de Europa, de España, somos sus nuevos criados sin derechos para que ellos puedan competir y seguir enriqueciéndose en un mundo que se les escapa.

No son sino vulgares ladrones que nos roban nuestra salud, educación, jubilación, trabajo digno, para mantener sus bancos, saldar sus deudas, las suyas. No la deuda pública, eso es mentira, sino la deuda que han generado ellos.

El PP es el partido de los ricos. Pero todavía no ha surgido con fuerza el partido de los pobres. Los pobres somos nosotras, las clases trabajadoras, las y los que creen fatuamente ser de “clase media”. Pero mientras tanto tenemos los movimientos sociales, las plataformas de resistencia y los sindicatos. A pesar de todos los pesares.

A los sindicatos que afirman ser todavía mayoritarios hay que exigirles más lucha, compromiso, activismo y pedagogía social y de clase. Si no saben hacerlo –es humano, pues llevaban años sin movilizar- que pregunten. Los nuevos movimientos sociales deben ser conscientes de sus limitaciones, pero también de que las cosas no se solucionan con manifestaciones limitadas y pequeñas concentraciones y desconfianza, mucha desconfianza. Hace falta fraternidad, educación popular y convergencia. Menos cálculos y más sacrificios. Más ejemplo personal y más decisión. Cuando hace años se renunció a la lucha de clases, se dejó el camino abonado a los ladrones que ahora nos dominan y los banqueros que nos atracan. Cuando se dejó de hablar claro, las clases populares, el pueblo, se quedó huérfano y se sintió solo muy solo.

La maldita modernidad que sustituyó a las ideas y le fe en un mundo nuevo fueron sustituidas por la gestión eficiente. Que resultó ser muy eficiente, pero para banqueros, poderosos, grandes industriales, grandes comerciales y grandes mafiosos que no pagan impuestos y encima tienen la desvergüenza de afirmar que el estado social es inviable y no puede mantenerse.

Hay que ir a los barrios y a los pueblos y decir alto y claro que mienten como bellacos y nos confunden para robarnos. Que sí hay dinero, hay de sobra, pero lo tienen ellos y para ellos, para sus yates, sus fincas, sus putas, sus queridos, sus chalets de lujo, sus múltiples vacaciones, sus reyes inútiles y vagos.

Solo les frenaremos si nos temen. Basta de paños calientes. Somos más, muchas más. Pero nos tienen aborregados frente al televisor que cuenta mentiras, nos engaña y nos divide.

Solo acciones valientes, decididas y la preparación ya de una huelga general indefinida con el correspondiente trabajo de educación previo imprescindible nos pueden sacer de encima a esa piara de chorizos que nos gobierna. Pero sin sectarismos, sin recetas grupusculares, sin dirigentes de café. Unión, acción y valor. Decisión para el cambio.

Hay derrotistas que dicen: mirad a Grecia, múltiples huelgas generales y nada. Mentirosos cobardes, en Gracia están levantando una fuerte resistencia y tienen alternativa política propia y construida en las luchas y la confluencia. Aquí todavía NO HAY NADA SEMEJANTE. Pero debemos construirlo y es urgente el hacerlo.

Este otoño no debe ser caliente, debe ser ardiente.

Congelan y bajan las pensiones. Nos roban las becas. Nos hacen pagar las medicinas en las camas de los hospitales. Nos despiden cuando les da la gana aún ganando dinero ¿Y qué pasa? Nada. Encima las compañías eléctricas nos suben la luz a pesar de sus ganancias, y este invierno mucha gente pasará frío en sus casas y volverán los braseros de picón y nada de nada. Ya ha llegado la hora de plantar cara. Ha llegado la hora de la dignidad. Ha llegado la hora de que paradas, parados, pensionistas, que no tenemos nada que perder, nos rebelemos.

Gentes pobres, humildes, no les hagáis caso. No os creáis sus patrañas, solo os quieren, nos quieren robar.

Pero sabed, gentes esquilmadas y engañadas, que sí tenemos alternativas, sí sabemos lo que hay que hacer, sí tenemos esperanza en el reparto y, sobre todo, que sí es posible vencerlos.

¡¡Pero que más nos tienen que hacer!!

Nos suben la luz y pagamos el recibo: comeremos menos pollo.

Nos bajan y/o congelan la pensión y callamos: solo comeremos verdura hervida y pescado congelado una vez a la semana.

Nos congelan los sueldos por cuarta vez consecutiva: No haremos huelga, porque nos descuentan encima 80 euros y claro…

Nos roban, echan al paro, les quitan las becas a nuestros hijos: pero… es que con la de crisis que hay y el poco dinero público que tienen los gobiernos, pues claro…

Nos imponen el copago sanitario: pero claro, es que es para darle el dinero a los bancos y pagar su deuda con Alemania, y las deudas hay que pagarlas.

Pueblo de borregos, desinformados, triperos ante el televisor, sumisos con mente de esclavos: Esa es la mayor parte del pueblo español. Mucho protestar de boquilla pero luego solo ver la tele-basura y comentar lo guapa que se está poniendo Leticia poco a poco, gracias a nuestra pobreza.

Ya lo dijo Franco, todo atado y bien atado. Nos asesinaron a los y las valientes. Nos metieron en el consumo y la hipoteca y acabaron con la resistencia.

Nos dijeron que la política era mala y en lugar de acabar con los malos políticos traidores y servidores de los amos o crear nuevos sujetos políticos nuestros y con los nuestros, nos quedamos en casa, no votamos o lo peor votamos a nuestros enemigos.

Nos dijeron que la lucha de clases era una antigualla y Marx estaba pasado de moda. Nos robaron las ideas y la fé en un mundo nuevo con reparto, justicia, igualdad y socialismo y ahora somos eso, sus esclavos.

Hay tanto que recuperar, comenzando por los barrios pobres y de los y las desheredadas. Hay tanto que hacer…

Volvamos a recuperar la dignidad, la política, la esperanza en que el mundo, debe cambiar y dejemos de creer en los profesionales de la banca, la academia, la gran empresa, la política y volvamos a ser militantes. Comencemos a ser activistas. A los trabajadores y trabajadoras nunca nadie nos ha regalado nada.

Por ahora nos parecemos más al pueblo que, dominado por frailes y aristócratas, gritaba “viva las caenas” en 1808, que al heroico pueblo de nuestros padres, abuelos y bisabuelos que gritó “Viva La República” o “No pasarán”.

Exijamos que los ricos y los bancos y las grandes empresas paguen impuestos, y que la reforma laboral sea abolida. No a los recortes y sí a la vida. Exijamos la república justa de las y los iguales y echemos a la morralla criminal que nos atraca y nos domina. La lucha de clases es nuestra única fuerza, pero la nuestra frente a ellos y comencemos a organizar una HUELGA GENERAL INDEFINIDA.

Manifiesto por un sistema público de pensiones o desmontado las mentiras de los “sabios” neoliberales

Manifiesto en Defensa de un Sistema Público de Pensiones

“Descuélgalo” y firma, difunde y lucha. Pensionistas y futuros pensionistas a la calle y a la movilización.

O nos temen o nos aplastarán.

Esto no es una crisis, es la guerra de clases de los ricos y poderosos contra las clases populares, para recuperar los espacios que el capitalismo perdió desde el siglo XIX.

“Hay un sector de IU que todavía cree en los Reyes Magos”

Análisis de urgencia sobre las elecciones alemanas y hablando sobre Convocatoria en radio San Borondón

Afirma que ni dirigencia actual del PSOE ni los poderes económicos que influyen en ese partido consentirán un pacto con IU

ImageAudio de las declaraciones

SB-Noticias.- “No digo que se pudiera dar un pacto con el PSOE si IU fuera indispensable para ocupar el Gobierno, pero realmente lo veo improbable”. De esta forma se posiciono el politólogo Carlos Martínez, portavoz de Construyendo la Izquierda y presidente de ATTAC Andalucía, a la hora de analizar el trabajo que se está haciendo por parte de un nutrido grupo de colectivos y organizaciones de la izquierda alternativa para construir un frente común.

Martínez afirmó que lamentablemente en Izquierda Unida hay un sector que todavía cree en los Reyes Magos, pensando que es importante seguir creciendo, aunque no les dé para hacerse con el poder, pensando que eso les daría para que el PSOE gobernara con ellos, lo cual se debe a varias cuestiones, la primera porque no saben cómo las gastan quienes dirigen a los socialistas, pero también porque se han hecho una composición de lugar totalmente equivocada, entre otras cosas de la situación actual que hay en Europa.

Aclara en este sentido, que las cúpulas del PSOE no desean gobernar con una formación real de izquierdas, pero es que además las fuerzas económicas que inciden en ese partido, desde Endesa, pasando por el Banco Santander, hasta el Grupo Prisa, no van a consentir un pacto con IU bajo ningún concepto.

“No digo que se pudiera dar un pacto con el PSOE si IU fuera indispensable para ocupar el Gobierno, pero realmente lo veo improbable”, insistió el politólogo, tras lo que añadió que las personas de IU que se oponen “aunque sea de forma disimulada” a construir un Frente Amplio, a una convocatoria popular lo más amplia posible, son aquellas que creen posible un gobierno de coalición siguiendo el modelo andaluz.

“Creo que están equivocados porque el modelo andaluz se da en esa comunidad autónoma, pero es prácticamente imposible que pudiera darse para el gobierno del Estado, porque es otra cosa muy distinta”, afirmó Carlos Martínez, quien entiende que IU debería apostar por construir un frente amplio y popular de izquierdas, con el que combatir a las fuerzas del neoliberalismo, entre las que está el PSOE.

El portavoz de Construyendo la Izquierda espera que en IU se den cuenta de cómo es la situación, pero sobre todo “dejar de escribir la carta a los Reyes Magos, para pasar a trabajar todos juntos”.

“Es necesario construir una gran coalición de izquierdas a nivel estatal para derrotar al debilitado bipartidismo”

Con Cesar en radio San Borondón y sin morderme los labios

Los repuntes de las alternativas de la izquierda no son para tirar cohetes, por lo que cada vez es más clara la necesidad de poner en marcha de un nuevo sujeto político alternativo, dijo

ImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- Carlos Martínez, presidente de ATTAC Andalucía y miembro de Construyendo la Izquierda, reflexionó en los micrófonos de La Trapera de Radio San Borondón sobre el momento político y la trascendencia que desde su punto de vista tiene la configuración de un frente amplio de izquierdas a nivel estatal para tratar de acabar con el bipartidismo que nos ha conducido al abismo actual.

Martínez dijo que hemos llegado a un momento histórico en el que es necesario no solo reflexionar, sino de luchar por cambiar un sistema que nos ha llevado al abismo social y político. “No hay más remedio que seguir apretando” dijo el activista social, quien recuerda que según los últimos sondeos publicados el bipartidismo se debilita, pero no se hunde, ya que sigue siendo mayoritario.

El politólogo entiende que hay muchos signos que apuntan a una gran coalición de las fuerzas del bipartidismo, no en vano cada vez son más ruidosos los rumores que señalan el intercambio de “Bárcenas” por “EREs”, un intercambio de cromos de corrupción que afectan a PP y PSOE para taparse un partido a otro con el claro objetivo de seguir alternando en el poder. Para él, el hecho de que la jueza Alaya haya realizado un auto tan confuso y tan mal hecho sobre el caso de los ERE en Andalucía, apuntando directamente a dos pesos pesados del PSOE como Chaves y Griñán, así como el hecho de que la Fiscalía, que está controlada por el Gobierno, haya recurrido ese auto, esgrimiendo que está mal hecho, hace que se vislumbren posibles entendimientos.

Al respecto, sostiene que tanto PP como PSOE están muy preocupados con los resultados que puedan obtener ambas fuerzas en las próximas elecciones europeas, bien porque pueda producirse un aumento de la abstención hasta llegar a niveles astronómicos (lo que no les hace temer demasiado porque entienden que de esta forma los pocos que votan lo hacen a ellos), pero lo que sí que temen es que se dé la circunstancia de que haya otras fuerzas que repunten y se hagan con una importante parte del electorado, como apuntan los sondeos demoscópicos.

Para el portavoz de CLI, siendo realistas, esos repuntes de las alternativas de la izquierda tampoco son para tirar cohetes, por lo que entiende que cada vez debería estar más claro la necesidad de la aparición y la puesta en marcha de un nuevo sujeto político. “Esa es la idea fundamental que se extrae de las reuniones producidas el pasado 5 (de septiembre)” entre numerosas organizaciones de la izquierda española, explicó.

Carlos Martínez ve clave es aparición y puesta en marcha de ese nuevo sujeto político alternativo a nivel estatal, con la concreción de un plan de trabajo realista. De hecho, informó de que se está consensuando un manifiesto muy amplio, de forma que pueda ser asumido por mucha gente, texto que se ha distribuido a los participantes en esa reunión de Madrid de principios de mes.

El activista cree que este movimiento emergente tiene que reivindicar la palabra popular, por emana del pueblo, y porque esa palabra hay que arrebatársela a la derecha, al partido neofalangista español que se hace llamar Partido Popular, porque no cree en el pueblo, sino que se sustenta en el pueblo para atacarlo, como prueban las políticas consumadas desde la llegada al poder del equipo de Rajoy.

El politólogo da mucha importancia al llamamiento que ha hecho en los últimos días Anova para la construcción de un frente amplio, tras lo que explicó que desde su organización se están llevando a cabo contactos con IU, así como sondeos con la alternativa gallega unida en Anova, con el objetivo de encontrar máximas coincidencias, sin olvidar que es muy importante lograr la mayor unidad, en la que entren las fuerzas nacionalistas de izquierdas.

Otro punto importante, que encontró mucho debate en el seno de las reuniones de Madrid, tuvo que ver con la necesidad de crear un bosquejo de programa electoral de cara a las elecciones europeas, para lo que hay un compromiso de trabajar en ello, en el que trabajarán grupos de personas que representan la pluralidad de la izquierda española, representados desde Izquierda Anticapitalista, IU, pasando por CLI y otros movimientos sociales.