Hablemos de Gibraltar sin complejos y sin sumisión al Imperio, ni británico ni financiero

Dejar la reivindicación de la soberanía del Estado Español sobre este territorio al franquismo y la derecha puede ser un insulto al presidente de la primera República, Pi i Margall, o al de la segunda, Manuel Azaña, que llegó incluso a encargar la redacción de un plan de conquista militar de la colonia británica.

Gibraltar fue ocupado militarmente por una flota de británicos y holandeses durante la guerra de sucesión en 1704, es decir con un estado o corona española constituida, sin bien en guerra civil a causa de las luchas entre los Borbones y los Habsburgo por hacerse con la monarquía hispana y sus colonias americanas. Fue pues un acto de guerra de una flota que además actuaba en favor de uno de los contendientes. Otra desgracia más de nuestra triste historia monárquica.

Pero lo importante en estos días es repasar que es y que significa Gibraltar, que por cierto y en ocasiones en solitario ha sido denunciado por ATTAC Andalucía como un paraíso fiscal, que empobrece al resto del campo de Gibraltar y fomenta la corrupción, la presencia de mafias en la Costa del Sol y favorece a todo tipo de especuladores, traficantes y defraudadores fiscales.

Gibraltar, en primer lugar, es y sigue siendo en pleno siglo XXI una colonia en Europa. Es retrotraernos a tristes realidades que fueron habituales en el siglo XIX, pero no en estos momentos. Es el Hong Kong que el reino de España es incapaz de recuperar.

En segundo lugar, es una base militar imperialista, agresiva y en plena utilización, destinada a garantizar el control de la entrada del Mediterráneo a las flotas anglo-americanas. Es decir es una base subsidiaria de Rota y controladora del paso de cientos de rutas comerciales y militares de la OTAN aunque, hablando con propiedad, de los EEUU y su fiel aliado y perro faldero: los restos del Imperio Británico. Es además una amenaza para la seguridad del Norte de África y del Estado Español, en caso de que este fuera soberano y plenamente independiente.

En tercer lugar, es un paraíso fiscal. Es abrigo de miles de empresas españolas que lo utilizan para evadir impuestos y blanquear capitales. Mucha de la riqueza gibraltareña y su buen nivel de vida, muy superior al resto de su entorno andaluz, se debe a permitir el fraude, la evasión de impuestos y el control fiscal que perjudica gravemente al estado español y a los propios habitantes de la zona pues estos, a cambio de ciertas compras en sus establecimientos o el hecho de que numerosos gibraltareños tengan viviendas en la Andalucía próxima, sufren sin embargo la pobreza y carencia de servicios públicos, debido al gigantesco fraude y evasión que la Roca provoca, incluido en el paquete la delincuencia de todo tipo, en la que destaca la de cuello blanco.

La principal industria gibraltareña es la bélica. En su famoso arsenal trabajan muchos linenses y vecinos y vecinas de otros pueblos de la comarca. La supuesta opulencia de Gibraltar se basa precisamente en su pobreza. También en las bombas flotantes de combustible para buques que la roca y los británicos protegen y que es una amenaza ecológica de primer orden para ambas orillas del Mediterráneo inicial.

Así pues, el gobierno del PP y los anteriores o los próximos, si desean hacer algo por recuperar la soberanía del pueblo español en general y andaluz en particular sobre esta colonia, lo primero que deben hacer es entorpecer con medidas reales y efectivas el paraíso fiscal que es la roca aunque la Unión Europea lo niegue, y los dos partidos hasta ahora gobernantes en el estado español se lo traguen. Los británicos no lo harán -el cerrarlo-. Piensesé que la gran mayoría de los paraísos fiscales del mundo están ubicados en territorios de los que la reina de Inglaterra es jefe del estado. Los antiguos dominios británicos, la propia City de Londres albergan paraísos fiscales. Es además Gran Bretaña unos de los estados del mundo más defensores de esta delincuencia anti-social y que cercena el poder de los estados en beneficio de ricos, especuladores, grandes delincuencias y mafias, así como todo tipo de delincuentes a gran escala.

Por tanto, el esfuerzo del PP en lugar de lanzar medidas pantalla y operaciones de distracción para incrementar el furor patrio y hacer olvidar la corrupción propia, el paro e incremento de la pobreza, lo que debería hacer es perseguir con saña y denuedo el fraude fiscal y la delincuencia financiera incluida la de Gibraltar.

No entendemos pues la tibieza o el despiste de algunos con respecto a la roca, y la única explicación es que al final tropiezan con la dictadura global de los mercados y los intereses anglosajones en su conjunto. Luego no toquemos este asunto, hablemos de diálogo y traguemos cada vez con más desprecios, provocaciones y delincuencia económica, ante un pueblo con excesivos tintes racistas y militaristas que conoce perfectamente las debilidades y la falta de dignidad que imperan entre las temerosas y atemorizadas masas y autoridades del pueblo del estado español. Excepto excepciones, tanto sociales y políticas, como territoriales, pero también de sectores activos, dignos y responsables de la ciudadanía.

En el fondo lo que ocurre es que, ante un estado débil que sucumbe ante la banca, amnistía a sus defraudadores y roba los derechos sociales, con la misma saña que recorta, hace leyes que facilitan echar personas al despido, el paro y prepara rebajas de pensiones, educación y salud, tampoco se puede pedir un patriotismo que vaya más allá del terreno deportivo. Los centros de pensamiento e inteligencia anglosajones conocen esto de sobra. El PP es tan prepotente que lo ignora, y mientras los socioliberales, con sus llamadas al dialogo, solo hacen dos cosas: brindis al sol y favores a la City. Pero ni unos ni otros acometen lo importante y que asfixiaría a la roca de los piratas, cual es abortar su paraíso fiscal.

Otro gallo no menor es el de la independencia del estado español y por tanto tener el valor de implementar el cierre de las bases militares no hispanas. Bases militares que convierten además a Andalucía en objetivo militar número uno de cualquier contingencia bélica, dada la gran presencia de bases e instalaciones militares extranjeras de carácter ofensivo e imperialista -incluido Gibraltar- y que sitúan a la provincia de Cádiz en el punto central de la diana.

Así, mientras se discute y/o impide el derecho a decidir de catalanes, vascos o gallegos, se tolera o se mira hacia otro lado con un problema que sí es real y sí es una agresión contra el estado español desde muy diversos puntos de vista y con variadas consecuencias, todas ellas muy negativas.

Por tanto este autor, que no renuncia al antiimperialismo en sus propuestas políticas y que está en favor del cierre inmediato de los paraísos fiscales, no puede permanecer tampoco en silencio ante esta cuestión. El problema de este Estado es que se ha quedado sin patria. Solo la patria republicana y federal nos uniría y devolvería la dignidad.

Rajoy planta cara. Presidente por la gracia de dios. Menos mal que estaba Coscubiela

Este Pleno de la corrupción, que ha sido una concesión graciosa de Rajoy ante una amenaza de moción de censura que hace poco este autor definía como nonata, ha servido para demostrar la fría, autoritaria y cruel estrategia del Partido Popular que se muestra impávido ante las acusaciones de corrupción.

Pero vamos a ver ¿Cuándo un partido neoliberal no ha sido corrupto? me pregunto. El PP y Rajoy ya sabían a lo que iban, por tanto han pasado el trago para afirmar y confirmar que ellos van a seguir con las políticas de recortes y de poda del estado del bienestar, que es para lo que están y para lo que sus financiadores les pagaron que hicieran. Es su idea y esos son sus principios, los del liberalismo agresivo y autoritario.

Por tanto la corrupción, consustancial al régimen vigente, es lo que hay. Por eso, cuando Rubalcaba, con una cierta brillantez, les ha reprochado sus desmanes financieros, el PP y Rajoy se han frotado las manos y han sacado el “y tú más”. Lo peor es que los pueden hacer callar. Hay demasiados muertos en el armario del PSOE, y uno vivo y coleando: los ERE de Andalucía. Y en esto IU, o se espabila, o le pilla el toro, cuando encima ella no se lo ha llevado calentito. Por eso el PSOE no es ya una herramienta útil para las clases populares y trabajadoras. Por eso y porque pactó con el PP la modificación del articulo 135 de la Constitución, que es el instrumento jurídico que hace viables y legales todos los recortes, es más los hace obligatorios y eso convierte a este PSOE ya tan lejos de sus orígenes en compañero de viaje del PP y de Mariano Rajoy.

Tras el Pleno de la corrupción de la derecha, la sensación que he sentido es la de la cabeza caliente y los pies fríos. El PP es financiado por grandes empresarios. Pues claro, como todo partido conservador y de derechas. También Juan March financió el golpe de estado del general Franco el 18 de Julio de 1936. Sabido es que el capitalismo rentista español también engrasa a otros si tienen poder y pueden recalificar o contratar AVEs y autovías o nuevos cuarteles de la Guardia Civil. Pero dicho eso, también afirmo que no todos son iguales. Lo importante del Pleno son los resultados políticos y, en lo práctico, la verdad pocos. Rajoy no se ha movido ni un ápice, y dejarlo ahora todo al albur del conservador cuerpo de la judicatura española es, digamos, arriesgado.

El PP ha anunciado que seguirá haciendo recortes y “reformando”, por lo que pasado este trámite ellos a lo suyo: recortar las pensiones, seguir privatizando y acabar con la democracia municipal, convirtiendo a los Ayuntamientos en nichos de negocio privado para sus amigos, que para eso pasan por caja. De todas formas no nos equivoquemos, aquí la mayor corrupción es la privatización de los bienes públicos y de la política. Ese es el mayor atraco a la democracia y a las clases populares.

Pero allí estaba Joan Coscubiela llamándole a la cara corrupto. Nos ha representado. Si, Rajoy es corrupto y su política es corrupta. Pero como ha señalado el sindicalista catalán, también los recortes y las privatizaciones son corrupción. No se puede recortar, privatizar, y encima robar, eso ya es demasiado.

Una advertencia: si se utiliza la deuda y el déficit público para atacar a la derecha, le estamos dando armas pues aceptamos su discurso. La mayor parte de la deuda es privada, y sobre todo de los bancos y las grandes empresas. Lo corrupto es utilizar recursos públicos en beneficio de ciertos políticos, pero también para financiar bancos, las empresas del Ibex, y obras innecesarias para que todos y todas las poderosas hagan negocio.

Conclusión, o nos organizamos ya para echar al PP democráticamente tanto en elecciones como en las plazas, o el PP y Rajoy han vencido el Pleno. O frenamos las privatizaciones, los recortes y la antidemocrática contrarreforma de la legislación local, o Rajoy habrá vencido el Pleno. O somos capaces de hacer ver que queremos, podemos, sabemos y lograremos gobernar para cambiar las cosas y frenar esta situación, o el bipartidismo y el régimen habrán ganado el Pleno.

Yo, la verdad, no estoy satisfecho. Se han demostrado demasiadas carencias, y que la derecha es una pandilla de golfos ya lo sabíamos. Lo que hay que hacer es tirarlos y hacer triunfar la soberanía popular y no el poder del dinero.

Muchas y muchos recortados y privatizados les han votado a todos los “reformistas” del 135 y al PP de forma especial, luego hay mucho trabajo por hacer y mucho que se está haciendo. Por lo que aquí nada se puede dejar para otoño. Si el 15 de Agosto meten mano a las pensiones ¿Qué hacemos? No hay lujos estivales que no nos podemos permitir.

Esto no es cuestión de fechas. Esto no es la liga de fútbol: Esto es la lucha de clases.

Ante la corrupción derechista elecciones ya

Crónica a las 14´05 del 1 de Agosto

El Pleno de la corrupción del PP está dejando claras varias cosas por ahora:

– Que al PP hay que vencerlo y ya. En la calle. Pero también en elecciones, que hay que convocar ya. Además el PP y su corrupto presidente han dejado claro que van a seguir con los recortes y el autoritarismo. Como todo va bien -para ellos y los ricos- y vamos a salir de la crisis, pues adelante que ya pagan los pobres.

– Que el PSOE no es una buena herramienta para vencer al PP pues tiene demasiado que callar y esta muy amarrado al poder real (los bancos, grandes empresas etc.).

– Que la izquierda transformadora necesita un liderazgo contundente, colectivo y común. Como diría un castizo en Granada: “Un poner, alguien como Mélenchon, pero de aquí”.

– Coscubiela, el sindicalista catalán de Izquierda Plural ha sido bueno, conciso y contundente. Le ha dicho a la cara a Rajoy lo que muchas y muchos pensamos, que es un corrupto. La respuesta del PP, una amenaza velada contra la libertad, incluso parlamentaria.

-Hemos de vencerlos. Podemos vencerlos a los crueles y autoritarios del PP. Pero siendo más y con un instrumento colectivo, común y de todas y todos a los de abajo. Si no tenemos la herramienta eficaz, hay que construirla.

El PP va a seguir con sus políticas y si no damos una respuesta inminente, encima nos habrá ganado la mano, a pesar de ser un corrupto. El PP y Rajoy, chulos y faltones ya han anunciado que van a seguir igual.

Rubalcaba para acabar de arreglarlo dice que otros en el PP pueden sustituir al presidente del Gobierno, ¿Para qué, para seguir recortando y haciendo lo que manda la troika?

Ante el “y tu más” frente amplio por la victoria de las clases populares. No sea que nos acaben engañando otra vez y esto acabe como el caso Naseiro, pero con recortes contra los de abajo y destrucción del estado social.

¿A que se debe la supuesta mejora de la macroeconomía del Reino de España? El sinvergüenza de Montoro siempre miente

Dice el ministro de economía del gobierno corrupto del PP que la economía mejora. Dice el ministro Montoro que el Estado ha reducido el déficit y el paro ha bajado recientemente.

No pretendo hacer una explicación, sino para que me entiendan todas las personas sencillas, trabajadoras y humildes a las que las televisiones, las radios y los periódicos siempre engañan y tratan de confundir. Las mismas personas a las que el Gobierno les recorta servicios, pensiones y controla en el paro, aunque a los ricos y a los defraudadores en este reino no les controle nadie.

La economía del reino ha mejorado algo, según el PP, porque los ricos y los grandes empresarios, gracias a la contrarreforma laboral, pagan menos salarios. Es decir, bajan los sueldos y empeoran las condiciones de trabajo de los empleados, a los que cada vez se añade más y más gente dispuesta a trabajar por un puñado de higos.

La economía mejora porque, al recortar en sanidad, educación, servicios sociales y dependencia, congelar las pensiones y endurecer el derecho a cobrar prestaciones, el estado ahorra y perjudicando a los pobres, parados y pensionistas, así como bajando los sueldos de los funcionarios y funcionarias, tienen que pagar menos. Pero ¿A quién se dirigen estos “ahorros” criminales? Pues a los bancos, a tapar sus agujeros, y de paso a que ganen más a nuestra costa.

Las mejoras supuestas de una economía fallida y sin base productiva como la española están manchadas de sangre. Sangre de desahuciados, parados y nuevos pobres. Una clase obrera sin derechos y precaria y unas clases medias, es decir trabajadoras, empobrecidas. Menos dinero para formación universitaria, investigación y menos ayudas solidarias. Excepto para los bancos, que no pueden quejarse.

El paro desciende porque miles de jóvenes y no tan jóvenes se marchan del reino de España a una emigración forzosa y cada vez más paradas y parados de larga duración se quedan sin prestaciones y sin “paguillas”. Cada vez más gente desesperada no se apunta al paro.

Mientras tanto, los de arriba se enriquecen, los políticos del turno dinástico y monárquicos son corruptos y se tapan entre ellos. Los defraudares no son perseguidos y somos el paraíso de mafiosos y rufianes.

Están vendiendo España a intereses extranjeros, ellos que son tan patriotas y españolistas. Maldita ralea capitalista, corrupta y monárquica.

Pero todo esto pasa, porque se lo CONSENTIMOS.

Se les puede y se les debe vencer, pero para eso hay que tener más dignidad, mirar por el futuro de nuestros hijos y nietos y no dejarnos engañar. Hay que organizarse ya de una vez y organizar un Frente de la Victoria, de la victoria de las clases populares y trabajadoras frente a los de arriba, a las y los que no nos une nada. Hay que dejarse ya hacer cálculos electorales y organizarnos más y mejor.

Nota: estas lineas no deben ser reproducidas por quienes no estén por movilizar a los pobres, las victimas de la crisis y las gentes sencillas y machacadas, perdidas y temerosas en un mundo dominado por ricos corruptos.

Nos estamos dejando gobernar por corruptos y ladrones

Este estado español cada vez me decepciona más. Mientras haya cerveza y chiringuitos parece que todo funciona. Cierto que han habido protestas y manifestaciones, casi continuas, pero ya comenzamos a ser siempre los mismos y encima no demasiado coordinados.

No me siento defraudado por los que se movilizan y protestan o denuncian, sino por un pueblo que se esconde en las colas del paro y luego discute con otro pringado para colocar mejor su sombrilla en la playa. Pueblo todavía dominado por el franquismo sociológico y más miedo que vergüenza. Da igual lo que digan en las encuestas y que nos apoyen. Menos encuestas, menos redes sociales, menos simpatía y mas calle y acción. Mientras el PP, los banqueros y los especuladores tranquilos y a lo suyo, es decir a hacer dinero con los bienes públicos.

La oposición institucionalizada solo hace cosquillas. Rajoy aguanta -que para eso le pagan- y mientras tanto los salarios bajan, los contratos se acaban de hacer basura, y una pandilla de chorizos ahora nos quieren robar también los ayuntamientos.

Los sindicatos protestan levemente -la verdad es que no tienen más fuerza- y las organizaciones políticas resistentes miran a su ombligo y se lamentan por su escasa capacidad de convocatoria, en lugar de preguntarse a que se debe ese poco tirón.

Hay que ilusionar, hay que agitar, solo vamos a peor. Esto no es una crisis, es una gigantesca estafa organizada por bandas de corruptos para volver a un capitalismo del siglo XIX y liquidar todos los derechos que la clase obrera conquistó.

Juntos sí podremos. Pero claro, eso es peligroso. Peligroso para los poderosos y los corruptos que nos gobiernan y han gobernado. Pero peligroso también para tranquilos burócratas de la “rebelión” que saben les falta fuerza, pero tampoco quieren buscarla donde está.

Yo creo que no es tan difícil. Lo difícil será motivar a tanto indocumentado, desinformado, vago mental y alienado por el poder.

Mientras tanto, la privatización de la política avanza inexorablemente, los ricos cada vez son más ricos y ladrones y los pocos que todavía tienen empleo fijo cada vez más egoístas. O creamos nuestra epopeya colectiva y transformadora, aunque sea paso a paso, o nos convierten en negros e hispanos del Bronx, sin presente ni futuro y carne de cañón de sus políticas y sus negocios.

Sin embargo, sí hay dinero. Pero lo tienen los de arriba.