lA SOLIDARIDAD NO SE CONDICIONA Y LO ESTÁN HACIENDO

La solidaridad no es condicional. Los estibadores defienden algo más que lo suyo: La dignidad de clase

 

La Europa UE, los EE.UU y todas las potencias del hemisferio norte, llevan años desmantelando todas las conquistas sociales y sindicales, así como el estado del bienestar allí donde existe. No es algo nuevo. Es un trabajo de décadas que iniciaron Margaret Tatcher y Ronald Reagan tras su “revolución” conservadora en los años noventa del siglo pasado.

El primer acto del triunfo del capitalismo neoliberal y financiero sobre la clase obrera consistió en eliminar a dos potentes sindicatos obreros: El de los mineros británicos y el de los controladores aéreos estadounidenses (ningún parecido con los españoles). Aviso a estibadores y en general, primero destruir el sindicato o los sindicatos y después imponer sus condiciones de privatizar los servicios y las minas y tras ello, despidos masivos. Eso fue lo que ocurrió. Tras eso toda la clase obrera occidental comienza su “edad de plomo” con reducciones salariales y desregulación laboral, recortes, congelaciones y abaratamiento del despido que iniciado entonces no solo continua, sino que se incrementa en beneficio patronal.

Pero como en el estado español queda todavía un foco de trabajo sindicalizado y con salarios decentes en los puertos, hay que destruirlo. Esto se puede disfrazar, disimular, desmentir, pero es así.

Hemos de advertirlo pues nos llegan informaciones alarmantes: el conflicto de las estibas, se puede apoyar por partidos institucionales y sindicatos de dos formas, ante la sentencia del TJUE sobre la gestión de las estibas. Bien condicionando el apoyo a finalmente acabar cumpliendo una norma europea UE, que puede romper los derechos laborales adquiridos por los estibadores, al dictado de las fuerzas neoliberales sean jurídicas o políticas que dominan en La Unión Europea, fórmula que acabará favoreciendo los intereses de las empresas multinacionales, el Banco J.P Morgan y las mafias rusas y chinas. O bien defendiendo un sector regulado, censado, público y con derechos laborales y salariales dignos y decentes. Al final solo caben esas dos posiciones y no hay camino intermedio, aun reconociendo que nos gustaría equivocarnos.

Si en el estado español el conjunto de sus gobiernos y fuerzas parlamentarias se distinguen por algo, es por su cobardía y constante cesión a intereses extranjeros y no lo digo por patriotismo, eso es una patraña interclasista, que igual sirve para un roto que para un descosido. Lo afirmo porqué los intereses que siempre salen perjudicados son los de las clases trabajadoras en favor de intereses capitalistas sin patria, aunque también con inversores españoles. Por cierto.

El decreto del PP debe ser tumbado sin más en el parlamento, porqué es injusto y privatiza los puertos. Favoreciendo no a la “economía española” sino a un puñado de multinacionales. Los partidos institucionales deben apoyar a los estibadores, porque entre otras muchas cosas lo que está haciendo daño a los puertos españoles es el decreto del PP y no los estibadores. Por cierto, el transporte marítimo, no es un sector en crisis ni mucho menos.

Los trabajadores el principal instrumento de defensa que tenemos es la huelga. Gracias a las huelgas se han conseguido los grandes avances que tuvimos desde el siglo XIX, por eso es un instrumento con el que no hay que jugar. Si hay huelga de estibadores contrá con nuestro incondicional apoyo y será el Gobierno el único responsable por querer echar al paro a más de 6.500 familias en este caso.

 

Carlos Martínez

Co-primer secretario de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS

Ex trabajador portuario

El Gobierno la lía en los puertos

AVISO URGENTE A LOS SINDICATOS DE ESTIBADORES PORTUARIOS y amigas y amigos de la estiba-

Gran parte de los argumentos para defender posiciones en el conflicto de los puertos de España, se basa sobre una sentencia del TJUE de Diciembre de 2014, que olvida directivas de la propia Unión Europea y una torpe alegación del Gobierno a la sentencia. LA DIRECTIVA 2006/123 sobre servicios de mercado interior, regula la actividad económica y laboral del sector servicios de la Unión Europea, en el más amplio contenido de la expresión y en el cual se incluyen los transportes de todo tipo. Esta directiva fue muy combatida por los sindicatos, asociaciones altermundistas como Attac y partidos de las izquierdas y numerosas/os eurodiputados.Pues en esta directiva se autoriza a las empresas a practicar el “dumpig” social al consentir intrusismo laboral y profesional con sueldos y precios de países de origen, pero… Deja fuera sin embargo a los puertos.No obstante considero, MUY POSITIVO para nuestra reivindicación portuaria algo que recoge y es favorable a los intereses del colectivo estibador portuario. En ella se dice textualmente en el artículo 2 d:

“Los servicios de transporte, incluido el transporte urbano, los taxis y ambulancias, así como los servicios portuarios, deben quedar excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva.”
 
Esto debiera haber sido tenido en cuenta en la sentencia del TJUE de diciembre de 2014 caso C-576/13 pero no ha sido así. De forma torticera y parcial el tribunal de la Unión Europea no recoge una directiva es decir ley, de la UE. De ello se deduce que también además de los tratados de la OIT se omite un apartado en este caso positivo de la citada directiva. Es sangrante que se ignore a la OIT, pues claro, no les interesa. Pero tampoco tienen en cuenta sus propias leyes.
Sabemos que ante esto los tribunales de la UE en este caso de parte de las multinacionales y los gobiernos europeos muchos de ellos convertidos en aliados suyos, harán “milagros jurídicos” al objeto de imponer la “liberalización” por eso lo más honrado es instar a continuar con las movilizaciones y la justa presión sobre el Congreso de los Diputados, que para eso les hemos votado a diputadas y diputados, para que nos defiendan a nosotras y no a J.P. Morgan u otras poderosas navieras y estibadoras transnacionales, con capitales muchos de ellos, de origen muy, muy oscuro votando en contra del decreto. Pero me pregunto ¿Porqué no se habla en ningún sitio oficial de las navieras rusas y chinas que desean hacerse con nuestros puertos? Además de la citada multinacional de los EE.UU, lo que indica que hay toda una trama tras este decreto y el deseo de hacerse con la infraestructura portuaria de un Estado, España,(por parte de grandes empresas privadas de estibas) estratégicamente situada y con tres magníficos puertos en el Mediterráneo construidos con fondos públicos, que han necesitado una cuantiosa inversión de las administraciones, además de puertos atlánticos e insulares que ahora desean conseguir a precio de saldo los aludidos y de paso liquidar a las y los estibadores y sustituirlos por trabajadores precarios.
Pero el Gobierno del PP de forma cobarde sigue sin atreverse a asumir su responsabilidad política. El gobierno ha liado la situación, pero ahora de forma cobarde le hecha el asunto a otros, con la trasnochada y mentirosa excusa liberal de que esto es una cuestión entre empresas y trabajadores, en unas infraestructuras públicas, que además son frontera estatal e imprescindibles para nuestra economía. La actitud mentirosa del gobierno es además irresponsable y está generando una tensión de la que culpa a otras y otros.
Carlos Martínez
Politólogo y ex portuario
Del Consejo Científico de Attac y de Alternativa Socialista/SOCIALISTAS

Aviso importante amigas y amigos estibadores

AVISO URGENTE A LOS SINDICATOS DE ESTIBADORES PORTUARIOS y amigas y amigos de la estiba

LA DIRECTIVA 2006/123 sobre servicios de mercado interior, regula la actividad económica y laboral del sector servicios de la Unión Europea, en el más amplio contenido de la expresión y en el cual se incluyen los transportes de todo tipo. Esta directiva fue muy combatida por los sindicatos, asociaciones altermundistas como Attac y partidos de las izquierdas y numerosas/os eurodiputados.Pues en esta directiva se autoriza a las empresas a practicar el “dumpig” social al consentir intrusismo laboral y profesional con sueldos y precios de países de origen, pero… Deja fuera sin embargo a los puertos.No obstante considero, MUY POSITIVO para nuestra reivindicación portuaria algo que recoge y es favorable a los intereses del colectivo estibador portuario. En ella se dice textualmente:
“Los servicios de transporte, incluido el transporte urbano, los taxis y ambulancias, así como los servicios portuarios, deben quedar excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva.”
Esto debiera haber sido tenido en cuenta en la sentencia del TJUE de diciembre de 2014 caso C-576/13 pero no ha sido así. De forma torticera y parcial el tribunal de la Unión Europea no recoge una directiva es decir ley, de la UE. De ello se deduce que también además de los tratados de la OIT se omite un apartado en este caso positivo de la citada directiva. Es sangrante que se ignore a la OIT, pues claro, no les interesa. Pero tampoco tienen en cuenta sus propias leyes. Sabemos que ante esto los tribunales, vendidos a las multinacionales y los gobiernos europeos muchos de ellos convertidos en lacayos suyos, harán “milagros jurídicos” por eso lo más honrado es instar a continuar con las movilizaciones y la justa presión sobre el Congreso de los Diputados, que para eso les hemos votado, para que nos defiendan a nosotras y no a J.P. Morgan u otras poderosas navieras y estibadoras transnacionales, con capitales muchos de ellos, de origen muy, muy oscuro.
Carlos Martinez
 
un abrazo.

UNA PROPUESTA CONSTRUCTIVA PARA APOYAR LA SOLUCIÓN DEL CONFLICTO DE LAS ESTIBAS PORTUARIAS: a dios rogando y con el mazo dando.

 

En primer lugar, si los estibadores no hubieran convocado huelgas, concentraciones y asambleas, así como hubieran hecho ya diversas demostraciones de su capacidad de parar el comercio marítimo en España y dañar mucho el de Europa, ni la ola de solidaridad –a pesar de críticas e infundios lanzados- para con ellos existiría y la presión sobre el Congreso de los Diputados, no estaría siendo tan efectiva. De tal forma que el gobierno del PP en este asunto vuelve a estar solo o al menos nadie se atreve a acompañarlo en su operación de enviar al paro a 6.500 trabajadores y trabajadoras, favoreciendo exclusivamente a multinacionales, norteamericanas en especial J.P Morgan, pero también rusas y chinas.

En segundo lugar los estibadores también sienten sobre sus cabezas la presión de parar o no un país y sus consecuencias y manifiestan voluntad de negociar, con dos desconvocatorias de la huelga, al objeto de cargarse de razón. Pero nosotros que les hemos apoyado con resolución y sin otra voluntad que defender la dignidad obrera y combatir el precariado y las privatizaciones, hemos de señalar, que la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia es un eslabón muy débil para negociar, pues se posiciona claramente contra el registro de estibadores y exige el establecimiento de empresas internacionales de estiba.

Decían los grandes socialistas y sindicalistas Pablo Iglesias y Francisco Largo Caballero que cuando se inicia una huelga hay que estudiar o tener preparadas también las salidas. En el sindicalismo moderno, aunque sea de clase y combativo, pesan mucho las cuestiones jurídicas –demasiado- pues es un terreno que nunca es propicio a la lucha de clases, aunque se puede utilizar con resultados en ocasiones positivos. Lo cierto es que predomina un sindicalismo de consenso y de pacto social tripartito en absolutamente todos los sindicatos del estado español. Con matices, pero en todos. Sin embargo la organización, unidad y combatividad que las y los estibadores han demostrado ha influido y mucho para con parlamentarias, eurodiputadas, presidentas de comunidad autónoma e incluso empresas de origen nacional o nacionales de tamaño mediano y pequeño.

Partiendo de esa realidad y tan solo como socialista alternativo e independiente de los poderes y la corona, como sindicalista y ex trabajador portuario, si creo que mi obligación, dada nuestra implicación y apoyo a la huelga portuaria es proponer:

-La huelga ha sido y es la herramienta esencial. La lucha de clases es la única forma de defender los intereses obreros en este y en todos los sectores.

-La Unión Europea lleva años luchando contra los derechos y autoregulación de los trabajadores y trabajadoras portuarias de toda Europa y en el caso de Bélgica y España, con especial saña e implicación. La UE que jamás le exige nada a ninguna multinacional o gran empresa, más que medidas cosméticas y para quedar bien, en este caso desde 2011 está maniobrando contra la clase trabajadora estibadora –claro, no solo- y exige sin más el fin de todo monopolio –laboral claro- pues nunca entra en los oligopolios empresariales.

-La famosa sentencia del TJE no adopta como resolución jurídica la Directiva 20016/123 de Servicios en la que los puertos quedan excluidos, sino tan solo el Tratado de la Unión. Luego está coja y advertimos lealmente a los sindicatos de estibadores, es de parte. Es asquerosamente parcial. No podría ser de otra manera. Esto también se lo advertimos a partidos institucionalizados.

-La sentencia entra además en contradicción con otros tratados internacionales y son los de la OIT, pues estos tratados obligan al estado soberano firmante y aquí nos encontramos con una grave contradicción jurídica. Vulnera los acuerdos de la OIT y esto no solo es muy grave, sino que deja en franca indefensión a trabajadoras y trabajadores, además de ser motivo de otra causa judicial en este de caso de estibadoras y estibadores contra la UE, el TJE y el Gobierno de España.

– los acuerdos firmados por España en 1975 del Convenio 137 de la OIT, son vulnerados. Los apartados 2.1, 3.1, 3.2, y el 4.2 aunque este último es el que menos deseo reivindicar, pero hemos de señalarlo del citado convenio. No pretendemos descubrir el Mediterráneo, seguramente esto ya se conoce, pero la OIT señala a los puertos como centros de trabajo especializados, con especiales medidas de seguridad y defiende y reconoce la existencia de registros de trabajadores estibadores y estibadoras.

Conclusión, nadie nos ha regalado nunca nada a las clases trabajadoras. Solo la lucha de clases logró conquistas y la lucha de clases de los grandes empresarios, los lobby empresariales y patronales, los poderes financieros y las grandes fortunas, nos los están arrebatando. Solo con huelgas convocadas y seguramente realizadas conseguirán las estibas que se les escuche y se negocie con ellas. Pero invitamos a abrir la vía de la OIT, que también son tratados internacionales y que por cierto forma parte del consenso tripartito quede al descubierto que la UE y el PP están de parte y tan solo trabajan para que las grandes empresas y multinacionales obtengan más benéficos a costa de precarizar el trabajo del mar, de los puertos, de las estibas marítimas y terrestres.

Carlos Martinez politólogo y ex portuario

Co-primer secretario de Alternativa Socialista/Unión Socialistas

Escrito para el Semanario Socialista Nº 12

El GOBIERNO CEDE ANTE LA TROIKA Y BRUSELAS, APOYANDO A LAS PATRONALES NAVIERAS MULTINACIONALES

 

La privatización de los puertos y la usurpación de los derechos laborales de los obreros portuarios eran un objetivo largamente añorado por la patronal del sector, el gobierno PP de España y la Unión Europea; ese invento –laUE- que al final tan solo funciona para perjudicar al pueblo trabajador en beneficio del “mercado”.

Los estibadores en huelga. La respuesta obrera ante la laminación de sus conquistas históricas, sus derechos y salarios, solo puede ser una: LA HUELGA.

El deseo de precarizar los puertos y expulsar de los mismos a los estibadores, con la excusa de una sentencia de Bruselas, es muestra de la sumisión a las políticas Troika del gobierno Rajoy, pero con el mandato también de las empresas consignatarias.

Desde aquí nuestra solidaridad, pero también nuestro llamamiento a extender el conflicto en apoyo de los portuarios y portuarias. Esta huelga es por defender la dignidad de la clase en uno de los últimos reductos en los que se respeta el derecho a un salario digno y el trabajo decente, aunque sea duro, pero decente.

El decreto del gobierno del PP, no puede ser refrendado en el Parlamento. Ningún grupo parlamentario decente puede ratificar el desaguisado legal del gobierno. Exigimos al parlamento que frene el robo de los puertos y el crimen social contra los estibadores.

Los y las portuarias tienen el apoyo internacional de los dockers del mundo, pero deben tener también la solidaridad activa de los sindicatos de clase del estado español en justa correspondencia con la solidaridad que los estibadores han demostrado en todas las huelgas generales de este país, parando siempre al 100%.

Es la hora de la lucha de clases y del sindicalismo militante y valiente. Un estado con sus trabajadores empobrecidos, precarizados y sin derechos, solo tiene una respuesta posible: la huelga general.

Por eso es imprescindible decir alto y claro que todas y todos somos estibadores. Es nuestra huelga.

Carlos Martinez

Ex portuario, es el co-primer secretario de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS/SOC