El legado de un “Mélenchon” colectivo. Por una nueva forma de hacer política

En caliente podemos pensar que los resultados del Front de Gauche en Francia han sido más cortos que las expectativas que tanto encuestas como los multitudinarios mítines hacían prever. Su avance, si bien es moderado, sin embargo es muy digno y significativo, pues hace avanzar a las izquierdas del PCF desde el 2,6% en las últimas presidenciales a un 11,3%. Las y los simpatizantes del “melenchonismo” podemos ponernos los cilicios, flagelarnos y sufrir, o bien auto-animarnos y engañarnos. Tratemos pues de encuadrar el tema y sacar conclusiones para el estado español. Yo me volveré a mojar dando mi opinión.

La izquierda europea clásica, con respecto al poder, tiene normalmente dos tentaciones y/o aspiraciones, a saber: la de querer ser solo eterna oposición y moverse en ella, o bien la de querer ser parte del poder o al menos compartirlo.

En ambos casos han habido degeneraciones, como son las sectas, el dogmatismo y el pensamiento de “todos se equivocan menos yo” que, además de ser minoritario, soy el único y verdadero intérprete del pueblo obrero. O la otra degeneración, y es la de convertirse en partidos atrápalo-todo, interclasistas y del sistema. Malos resultados en general con ambas posiciones, en mi humilde opinión. En un caso somos felices en nuestra minoría, en el otro nos vendemos. También hay experiencias positivas, sobre todo en América Latina.

La dificultad está no solo en acertar el camino, sino en cómo interpretar la voluntad y anhelos reales de las gentes sencillas y las clases populares. Hay, claro está, una tercera tentación, y es simplificando mucho la de la cabra y el monte. Yo no me apunto a ninguna de las tres, excepto claro está en ejemplos americanos.

Hay que analizar la situación actual de Europa, con datos actúales y ver las distintas experiencias y posibilidades, y sobre todo analizar el mundo en el que nos movemos y qué tipo de sociedad ha generado la cultura neoliberal.

Mélenchon ha hecho subir en votos y porcentajes la izquierda real y captar además el voto verde más comprometido. Pero Mélenchon ha sufrido el acoso del poder y de los medios “informativos” del poder, no lo olvidemos. Medios muy poderosos. Aunque también ha sido erosionado por “toques” a su “izquierda”, e incluso en su propia coalición. Mélenchon pertenece a la tradición con voluntad de gobierno y de poder -poder ciudadano en su caso- si bien ya ha dejado claro que no a cualquier precio. Mélenchon ha logrado aunar, junto con mucha más gente y otros partidos, a la izquierda opositora y no sistémica. Al núcleo duro del movimiento con el que aspira a gobernar si alcanzara una mayoría suficiente. Por eso, este experto y veterano político -si le dejan- es consciente de que el asunto, es decir las opciones reales, están en las próximas elecciones legislativas.

Con ocasión de las presidenciales solo podía ser un ciclón, el inicio de una esperanza, la revelación de algo nuevo. Una nueva forma de hacer política mediante la educación popular. Mélenchon, en la linea Jaures -imitada y seguida aquí por Pablo Iglesias, su coetáneo- se ha convertido en un moderno educador de multitudes. Ha llegado donde ha podido y le han dejado. Si bien ha sembrado su semilla, y además puede obligar a los socioliberales y socialdemócratas aliados con Hollande a girar al menos al centro-izquierda. No nos precipitemos pues y menos con análisis catastrofistas.

Para el sistema, la izquierda radical puede resultarle incluso muy cómoda, pues nunca le hará daño (en el contexto europeo, claro), pero si -y mucho- las izquierdas reales posibles. Lo que ha sufrido el Front de Gauche es que, al igual que Die Linke en Alemania, está siendo acosado por “la pinza” entre socioliberalismo-verdes y la derecha cristiano-demócrata y liberal. Eso dificulta la arrancada. Las fuerzas del Sistema, aliadas contra la izquierda. Además como, valga la redundancia, el Sistema ya se ha fabricado su propia “izquierda tranquila”, la otra le sobra, la ignora o desprecia.

El Front de Gauche y Die Linke -y hablando desde el estado español- no se pueden comparar con Izquierda Unida, ni tienen nada que ver con ella en cuanto a su origen orgánico, pues IU solo representa una pata de la izquierda clásica, mientras que Front de Gauche y la Linke en ambos casos aúnan las tradiciones socialista y comunista. Pero a los dos entes, además, se les han sumado otras fuerzas y, en el caso francés, los eco-socialistas tienen un peso destacado junto a socialistas muy radicalizados y a neo-trotskistas o antiguos trotskistas ya con el ex delante.

No siendo los procesos formales de constitución de ambas fuerzas políticas centro-europeas semejantes, pues en un caso es una coalición y el otro, el alemán, es un partido unificado, si bien es cierto que todos sus componentes mayoritarios pertenecen al igual que Izquierda Unida de España al Partido de Izquierda Europeo, hecho este en el que sí coinciden, al igual que en muchos planteamientos políticos.

LA RESPUESTA EN EL ESTADO ESPAÑOL. INTERROGANTES

El problema nuestro, es decir en el estado español, sería el encontrar el equipo perfecto o siendo más humildes, la fórmula que nos permita en una sociedad como la española, desvertebrada y desideologizada, con una gran incultura política y además muy pocos buenos ejemplos de politicos que llevarse a la boca por parte de las clases populares, en estos últimos tiempos. Lo curioso es que en Febrero de 2011 algunos creímos haber encontramos el instrumento, pero se siguen teniendo ciertas dificultades para que se crea en él, y eran Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción, que pretendían -y siguen pretendiendo- aglutinar bajo un manifiesto simplemente, nada más y nada menos que antineoliberal -sin más- el objeto de unir las víctimas de la crisis capitalista sin etiquetas y con un mensaje sencillo y concreto.

El nacimiento del 15M, muy preocupado por el método, pues era novedoso y fruto de la llamada a una manifestación, surgía hace un año tan solo como algo total y absolutamente horizontal, nuevo, radicalmente democrático y apartidista. Pero seamos claros, aunque alguien se moleste conmigo, hoy en día representa a sus miembros al igual que otros movimientos sociales existentes y con mucha respetabilidad como ATTAC o Ecologistas en Acción. Con un no se si agravante o atenuante y es que todas y todos -al menos las o los que hemos estado en las plazas o en las asambleas algunas veces- podemos afirmar que somos del 15M. El movimiento que iniciara la convocatoria de DRY, que con todas sus muy valiosas aportaciones -entre otras su caudal de personas nuevas y jóvenes a la lucha social- no avanza en lo que dice representar en su conjunto, el pueblo indignado. Este pueblo, las clases populares, poseen diversas fórmulas de articulación y resistencia, que siguen funcionando, actuando y movilizando.

Se da pues el caso, y se ha demostrado que el 29M pasado en la convocatoria y ejecución de la Huelga General, se volvió a demostrar que, nos guste o no, para paralizar este país los sindicatos siguen siendo IMPRESCINDIBLES. Por ser inclusivo, afirmaré que todos los sindicatos de clase y por tanto hay que contar con ellos. De hecho, en las Mesas Ciudadanas de Convergencia hemos luchado mucho por una convergencia real y no siempre con comprensión. Al final podemos observar con agrado como los sindicatos mayoritarios apoyan las manifestaciones del 12 de Mayo. Espero pues que avancemos.

Además situaciones recientes desagradables en el seno de Democracia Real Ya ponen de manifiesto el que, para articular una dura resistencia y lucha social como la que nos espera, hace falta un mínimo entendimiento y objetivos claros. A la hora de hecho de proponer una estrategia antineoliberal han tenido serias disensiones, y además ahora comienzan a vislumbrarse intereses y finalidades no siempre claras.

PROPUESTAS DE ACCIÓN

El PIE -Partido de Izquierda Europeo- en la última reunión de Bruselas el 30 de Marzo convocada por su fundación Transform, llamó a una amplia convergencia político-social-sindical, es decir partidos de izquierdas, movimientos sociales nuevos y sindicatos de clase al objeto de enfrentarse a la crisis, pero también a la cada vez más debilitada democracia a su vez en crisis.

Las aportaciones de militantes, sindicalistas y activistas en este encuentro fueron muy importantes, pero también las de ex miembros de partidos socialdemócratas  o escindidos de estos partidos por su izquierda, en Grecia y Bélgica así como de ex trostquistas, por decirlo de una forma burda y con perdón, a la hora de analizar. Yo creo que fue una reunión muy importante, de hecho lo fue tanto, que en España, nadie ha hablado de ella y sus resultados. Nadie con algo de poder fáctico aunque sea, en el seno de la izquierda.

Yo propongo y pido que comencemos a buscar de forma efectiva la convergencia socio-política. Vivimos una situación de emergencia económica-política- social y cultural. No hay ya tiempo de pensar en si son galgos o podencos, sino de auto-organizarnos para combatir el latrocinio liberal al que nos estamos enfrentando y a la represión social y política que ya estamos comenzando a sufrir al objeto de consolidar por parte de los poderes financieros y los que los sustentan la estafa de la deuda y el robo de lo público.

Pero hay algo que deseo dejar muy claro y que ya es sabido por muchas personas: El Pacto Social de la post guerra en Europa y de la Transición en el Reino de España, se han roto. No hay vuelta atrás. Tampoco sirven ya pues los instrumentos políticos que alumbraron la transición, es decir su Constitución y su sistema oligárquico de partidos-sistema y el turno político imperante. Hay pues que crear nuevos instrumentos que sean creíbles y útiles. Una nueva Constitución y unas nuevas herramientas políticas que se puedan enfrentar con éxito a la extrema derecha gobernante por medio de la coalición PP-CEOE-Banca, pero también de otras fuerzas políticas nacionalistas y socioliberales, si estas, deciden seguir apuntalando el Sistema, pues este hace aguas, pero hace falta trabajar mucho, para construir un nuevo panorama democrático, justo, igualitario y participativo.

El Front de Gauche francés, proponía y Jan Luc Mélenchon defiende, una nueva Constitución, una revolución ciudadana y una Europa radicalmente diferente y solidaria y no este engendro mercantilista y monetarista ultra-neoliberal que nos está arruinando y/o empobreciendo. Ese es el legado “Mélenchon” colectivo claro está. Así pues con el pacto social roto y los tahúres en el poder, solo podemos construir nuevas herramientas, formulas e instancias de acción política popular.

Andalucía debe ser el bastión frente a la agresión neoliberal contra el estado del bienestar… A propuesta de Attac Andalucía

Asamblea de socios de ATTAC AndalucíaATTAC Andalucía celebró su Asamblea General de socios.

La Asamblea General de socios de ATTAC Andalucía, reunida esta semana en Sevilla, hizo un balance de las actividades realizadas durante el pasado año, así como una reflexión conjunta de la situación económica y política actual, tanto a nivel global como en el ámbito puramente andaluz.

El resultado de las elecciones del 25M y la movilización en la huelga general del 29M nos muestra que la sociedad andaluza ha sido capaz de reaccionar contra la ola conservadora y ha expresado su rechazo a los recortes. A este respecto, ATTAC Andalucía espera que, frente a las órdenes de la UE, el Gobierno andaluz -con el apoyo del pueblo andaluz- se enfrente con decisión y se haga respetar en la fortaleza neoliberal europea. Por su parte, ATTAC Andalucía contribuirá con sus fuerzas y su relato a sostener la batalla contra las agresiones y recortes en todos los aspectos sociales y democráticos del Estatuto de Andalucía.

En este sentido, la Asamblea aprobó el programa de actividades para el presente año, un programa orientado a generar el discurso que haga comprensible los acontecimientos y poner en marcha las alternativas en relación a varias prioridades fundamentales:

  1. Fortalecer el Bloque Social de Progreso para Andalucía
  2. Apoyar las movilizaciones globales del 15M en mayo (día 1, 12-15, 17-19)
  3. Organizar la Jornada sobre la Economía del Bien Común, uniéndola con la Declaración del Bien Común de la Humanidad en la ONU, y con el desarrollo de la economía social.
  4. Contribuir al impulso de una Banca Pública y la auditoria de la deuda, como prioridad de los siete puntos de ATTAC Europa
  5. Ayudar a consolidar una unidad de la izquierda política en Andalucía.
  6. Solicitar la declaración al Parlamento andaluz sobre el ITF en la línea de otra política económica posible.
  7. Apoyar la insumisión ciudadana y exigir procesos constituyentes para Andalucía, España y la Humanidad.

Carlos Martínez, nuevo presidente de ATTAC Andalucía

Asimismo, la asamblea procedió a la renovación de su Junta Directiva, siendo elegido Carlos Martínez García como nuevo presidente de ATTAC Andalucía. Carlos Martínez es politólogo experto en urbanismo y ha sido presidente de ATTAC España.

El nuevo presidente declaró que la situación que la ciudadanía padece es terrible, y los recortes sociales que se anuncian serán despiadados y solo producirán pobreza y más paro, por lo que “la acción y la calle nos esperan, pues no podemos consentir tamaña agresión y deriva autoritaria”.

Según Martínez García, ATTAC contribuirá al Compromiso Social de Andalucía, a la economía social y del bien común, y a la reconstrucción de un espacio bancario andaluz público y ético. Por ello, ATTAC Andalucía piensa exigir a las fuerzas sociales y de la izquierda andaluza coherencia, unidad y valores para enfrentar la dura situación que vivimos, brindando su apoyo y colaboración para hacer más transparente y justo el gobierno y la acción social.

El grito de la esperanza

Dice Rajoy que no hay dinero. Mentira, hay de sobra, pero lo han defraudado los ricos, los mismos que lo ocultan en paraísos fiscales o a los que EL GOBIERNO amnistía, a pesar de ser grandes defraudadores a Hacienda, con impunidad, pues nadie persigue las grandes fortunas.

Mentira, porque a los bancos se les ingresan pingües subvenciones e inyecciones de dinero público, mientras que los banqueros no dan créditos y hacen negocio con la llamada deuda pública, recibiendo dinero del BCE al 1% y prestando a los Estados europeos al 5%, de forma usurera e indecente.

Dice Rajoy que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Pues habrá sido él y los ricos. Las clases populares viven de su trabajo y además con sus impuestos -que ellas si pagan- financian el estado, para que este garantice servicios públicos y protección social, y no para regalar dinero a la banca y posteriormente sufrir recortes y permitir que se amnistíe a los delincuentes fiscales. Todo esto merece una respuesta: La socio-política. El pueblo del estado español debe tomar la política en sus manos y enfrentarse a este atropello. Pero ¿como? En muchas ocasiones los partidos políticos secuestran la acción política y la ciudadanía se despreocupa o se aburre.

Creo que en estos momentos se está formando en nuestro Estado un magma aún inconexo de malestar, indignación, protesta, pero también de desesperanza e incluso resignación. Encima el Gobierno PP-CEOE-Banca que nos domina está propiciando, con apoyo de todos los medios de comunicación públicos y privados, una magna campaña al objeto de culpabilizar a la ciudadanía y hacerla sentirse corresponsable de un supuesto despilfarro. Mentirosos.

Opino por tanto que hay que articular con más ímpetu y espíritu de convergencia a la ciudadanía y a las clases populares, sabiendo que todas y todos los de abajo nos necesitamos mutuamente. Incluso en el campo de la izquierda hay que reconocer nuestras limitaciones y posibilidades. La izquierda es amplia, y la izquierda social y alternativa aún no está articulada, ni unida, ni ha convergido más que en situaciones muy puntuales…

Los sindicatos mayoritarios deben saber que, si bien es cierto que son las organizaciones más fuertes de resistencia y de la izquierda social, han perdido la confianza de mucha gente de entre los de abajo, y por tanto no solo deben hacer algo de autocrítica (que no viene nunca mal), sino también deben escuchar más y saber que, dado que ahora ellos están en la diana del neoliberalismo, deben converger de forma decidida e incluso más humilde con el resto del movimiento social.

Por tanto ¿qué podríamos hacer? Pues las y los que creemos que la POLÍTICA con mayusculas puede ser un elemento de liberación, reconociendo los problemas y nuestras debilidades comenzar por articular un Frente.

La Plataforma en defensa de lo Público y el Estado del Bienestar debe converger con Activos contra la Crisis. Si alguien no quiere, será su problema. Pero las y los demás no debemos detenernos. La agresión antipopular es tal que exige una respuesta contundente ya.

Hay que retomar un discurso claro, contundente de compresión muy amplia, sencillo y muy claro. No podemos seguir siendo solo militantes virtuales. Hay que recuperar la ética, el sacrificio y la épica.

Hay que ilusionar con un programa tan sencillo como rompedor. El régimen juancarlista está podrido.

Necesitamos converger en un Frente socio-político, insisto, de los y las de abajo por una república social e igualitaria.

Hemos de saber que el pacto de la transición se ha roto. Lo ha roto la derecha y los grandes partidos del sistema. Ya no valen las soluciones del consenso, porque nos están machacando y lanzando a la miseria. Nos están engañando y mintiendo. Nos han tomado el pelo.

Pero en este nuevo pacto por los de abajo, la única exclusión será la de no atreverse a romper cadenas. Ya no hay nada que perder. Solo la dignidad y la soberanía popular que reconquistar.

Estos días nos vamos a volver a encontrar en la acción. El 29 de Abril, el 1 de Mayo, el 12 de Mayo… A la nueva Huelga General. En este camino de lucha vamos a coincidir y tener que trabajar mucho. Tal vez eso propicie aún más nuestro encuentro político, así lo espero y así lo deseo.

La convergencia antineoliberal de las fuerzas sociales, sindicales y políticas, es lo único que nos puede ayudar a levantar el Frente. El frente de la esperanza y de la justicia. El frente de la soberanía popular. Mientras tanto, mientras nos organizamos mejor y con voluntad de enfrentarnos a tanto robo y tanta estafa, muchos y muchas soñaremos con que podemos votar a Mélenchon.

Ya hay un calendario de movilizaciones, TODAS Y TODOS A LA CALLE!!! GOBIERNO MENTIROSO, GRANDES FORTUNAS LADRONAS!!!

¡¡Que nos roban REPSOL!! Será a vosotros los banqueros

Los únicos que están contra España son el Gobierno PP-CEOE-Banca que nos domina y roba a las clases populares españolas, al objeto de subvencionar a los bancos y los fondos de inversión, y no la soberana República Argentina, defendiendo y recuperando sus recursos naturales.

Afirmar que un acto de soberanía es un acto contra España, por parte del Gobierno y los poderes que están arruinando el estado español y sus habitantes, además de ridículo, no es verdad. Entre otras cosas porque REPSOL es una multinacional que no es española más que en su origen. Por cierto, REPSOL era una empresa pública que fue privatizada por Felipe Gonzalez y rematada por Aznar. Es decir, eso, la privatización, sí que fue un acto contra España y un saqueo de lo público.

Mientras aquí se reformó a toda bulla la Constitución para tranquilidad de los mercados y anteponer la deuda a los derechos sociales y humanos. Mientras el gobierno PP-CEOE-Banca recorta en salud, educación y en servicios públicos y sociales para beneficiar a los mercados, los ricos y los bancos, en Argentina expropian a una empresa privada extranjera y le plantan cara al mercado privado de hidrocarburos. Recordemos que YPF se privatizó y malvendió en épocas del corrupto y delincuente convicto que fue Carlos Menem, presidente argentino y máximo exponente de las políticas neoliberales que provocaron el corralito argentino.

Ahora en el Reino de España se crea un terrible y antiespañol corralito social, acabando con el estado social -o lo que de él había- en nuestro país. Se hace lo mismo que se hizo en la Argentina de la dictadura militar y del menemismo, hundiéndonos en la miseria.

Argentina, ya reflotada del corralito y sin crisis galopante como el Reino de España, salió del abismo, haciendo lo contrario que aquí y, entre otras cosas, lleva unos años re-nacionalizando lo que se privatizó (REPSOL YPF es solo un caso más) e implementando políticas sociales. Por supuesto, ni es todo un cuento de hadas ni maravilloso, pero aquí con un 50% de paro juvenil, nuestros jóvenes vuelven a emigrar a Argentina a millares. Un poquito pues de menos humos por parte de la derecha cerril patriotera, y espero que los socio-liberales no apoyen a REPSOL, aunque me temo que lo hagan y se sigan retratando y hundiéndose poco a poco.

Habría que exigir que REPSOL sea re-nacionalizado en España. Lo que los dirigentes europeos en general, y españoles en particular, nos hacen ignorar es que Europa y el Reino de España, en profunda crisis económica, tecnológica, social y política, ya no pueden exigir nada y deben comenzar a reconocer que el cambio del sistema-mundo obliga a cooperar y practicar otra economía.

El tal Soria, ministro de Rajoy, pobrecillo, ha vuelto a provocar tanta risa. Para acabar de rematar, lo podrido del régimen monárquico español, su rey, mata elefantes cual un nuevo rico del ladrillo a costa de Marbella. Con ese personal se pide respeto. Por favor, salgamos a la calle y con fuerza otra vez y que no nos distraigan.

El camino hacia la izquierda. Reunión de un grupo de socialistas que exigen una voz antineoliberal

El pasado sábado 14 de Abril, en el Club de amigos de la UNESCO de Madrid, tuvo lugar la reunión de un grupo de personas socialistas, llegadas de diversos puntos del territorio estatal como Andalucía, País Valenciano, Catalunya, Extremadura, Madrid y otras qué, aún no pudiendo asistir, se manifiestan interesados y demandantes de información y contactos.

En la reunión, si bien con una preocupación central como es la falta de un espacio socialista enraizado en las luchas sociales y de democracia interna del PSOE -así como sus políticas y “errores” según alguna asistente-, manifestó sin embargo diversidad de situaciones y procesos personales, llegándose a alcanzar acuerdos comunes que señalan un camino, lo que hace vislumbrar con claridad el que se levante una voz socialista ubicada en la izquierda y antineoliberal. Algún asistente señaló lo chusco de que un socialista tenga que explicar que es de izquierdas y que lucha contra el neoliberalismo, lo cual explica el divorcio de los dirigentes socialdemócratas españoles con los principios e ideales que alumbraron al movimiento socialista en su nacimiento, pero también en décadas posteriores.

La asamblea fue informada también de las dificultades que tienen las personas que desde el interior del partido luchan por cambiarlo a través de grupos de base creados a la sombra de la libertad que da la red. El hecho es que en las redes sociales últimamente se mueven toda una serie de grupos críticos socialistas, que van desde los que reclaman la laicidad y la República, los que se definen marxistas, los que se proclaman bases autónomas en la red y exigen medidas de radical cambio democrático en el seno del PSOE, junto a los que llaman a la construcción de una Plataforma que agrupe a las personas socialistas antineoliberales a seguir la estela de otros socialistas de Europa, construyendo agrupaciones políticas similares a el Parti de la Gauche o a los orígenes de Die Linke, haciendo de Lafontaine y Mélenchon sus referentes políticos, como es el caso de la Plataforma Socialista de Izquierdas.

A esta situación aún confusa, pero que indica un profundo malestar en personas más comprometidas -casi ninguna de ellas cargo público, excepto algún concejal-, hay que añadir los grupos de socialistas ya existentes al margen del PSOE, que en partidos locales, regionales o estatales, hace algún tiempo se separaron. Se reclaman, se sienten y actúan como socialistas, entre los que destacan los y las que provienen del PASOC, que abandonaron posteriormente IU constituyendo ISI –Iniciativa Socialista de Izquierdas- que, en condiciones difíciles y con gran coherencia, siguen buscando la construcción de un eje socialista organizado, con voz propia y fuera del oficialismo socioliberal.

Hay quien afirma que al aparato esta situación no le preocupa. Que pasa del movimiento cívico-social auto organizado como el 15M y otros movimientos sociales de referencia y con prestigio justamente ganado, así como que estos grupos socialistas críticos no lo preocupan. Algún asistente pensaba lo contrario: estos grupos son seguidos con cierta preocupación e interés, de hecho alguna muy confusa intervención en esta reunión, que sí tenía unos objetivos tan claros -como anteriormente definidos-, demuestra que el aparato sí está pendiente de lo que se mueve. Y si no veamos su manifiesto de convocatoria http://socialistasalaizquierda.org/quienes-somos/manifiesto/ mayor concreción y claridad, imposibles.

Analizando con toda la ecuanimidad de la que sea capaz como asistente, lo cierto es que es un camino muy difícil. Además esto se complica más si, desde otros sectores de la izquierda -incluida principalmente su coalición mayoritaria-, no se es capaz de comprender que el socialismo a la izquierda necesita su propia voz y expresión. La prueba principal puede estar en un análisis serio y desapasionado de los resultados electorales recientes, estatales y autonómicos, al igual en como tantos votos críticos del PSOE caminan hacia la abstención y no hacia otros rumbos de la izquierda, más que en cantidades relativamente pequeñas. O cómo tanta gente vota PSOE como “mal menor” y sin entusiasmo. Esto junto a la imposibilidad de borrar de un plumazo a una rica tradición y legado ideológico del movimiento socialista, enraizado en sectores sociales, militantes y ex militantes socialistas y en muchas y muchos sindicalistas. Algo que simplificando señalaría como un caballerismo o un pablismo –de Pablo Iglesias- latente que existe, una de cuyas diversas manifestaciones es la recuperación de la figura de Juan Negrín o las relecturas de los clásicos socialistas. Por ejemplo en Francia, la atracción que vuelve a suscitar Jaures.

Lo cierto es que sin prácticamente apoyos, medios, ni audiencia, sin personajes de relumbrón, ni figuras conocidas y respetadas del actual panorama socialista, pagándose de sus bolsillos hasta el alquiler del local y con más ilusión y esperanzas de futuro que medios, pero sobre todo el deseo de levantar un espacio antineoliberal, republicano y republicanista, constituyente y ligado a las luchas sociales, un grupo de socialistas han creado una coordinadora provisional, una web interactiva y participativa, y desean constituir una asociación que sea el inicio de conjuntar diversas percepciones y situaciones que creen este espacio socialista enraizado en la acción y las luchas ciudadanas y de clase, así como a la búsqueda de la convergencia política de las izquierdas. Convergencia en la que la pata socialista es imprescindible.

También en este llamamiento a la ilusión y la esperanza incluyo a los sindicatos, especialmente a CC.OO. y UGT, que amenazados y de hecho ya cercenados en sus derechos y actividades en las empresas, y limitada de forma autoritaria la libertad sindical, necesitan pensar en la actuación política y en la conformación de una resistencia socio-política sería, eficaz y antineoliberal. Pero que a su vez ya saben lo que da de sí el socioliberalismo, tan distinto en la oposición de lo que ejecuta desde el poder, y a las pruebas de lo realizado por su último gobierno me remito.

Para culminar, la última encuesta publicada por “El País” de la empresa Metroscopia el 15 de Abril, señala como el PP -y ya era hora- baja en votos y el liderazgo de Rajoy se hunde. Pero el PSOE también. Esto obliga a que las izquierdas y los movimientos sindicales y sociales se pongan las pilas. Tal vez deban mirar a este grupo de “locas y locos” del 14 de Abril con más interés y sobre todo que se reaccione con inteligencia y audacia ante una situación que lo es de emergencia extrema en lo económico, que anuncia una terrible crisis de proporciones aún no conocidas, y amenaza democrática que se manifiesta ya con dureza. Yo al menos invito a leer los documentos de “Socialistas a la Izquierda” -aun en fase de discusión- y su manifiesto de convocatoria. Sobre todo a las y los que se sientan o crean ser socialistas. Porque sus llamamientos a un ecosocialismo y ecofemiminismo militante, así como a la convergencia antineoliberal al margen de exclusiones, indican que algo se mueve en la tradición socialista, en medio de grandes dificultades y que como es positivo para la causa antineoliberal, se procurará ahogar y eliminar. Un error, creo, si lo permitimos.