Huelga. Crónica de urgencia desde el corte de Cibeles

Cortando el tráfico de todo el centro de Madrid, en Cibeles, veo gente del 15M, juventud sin futuro, muchas y muchos trabajadores de CCOO y UGT, gente de CGT, Armando y yo allí, dicho sea de paso ambos de CCOO, las Mesas de Convergencia, Attac y vinculados al 15M y pienso ¿Porqué no nos unimos de una puta vez? Nos necesitamos, contra estos cabrones, nos necesitamos. La dictadura, el autoritarismo pepero es un realidad.

Sin los sindicatos, especialmente CCOO y UGT, NO SE PARA EL ESTADO ESPAÑOL. Pero hay que cambiar el lenguaje y las cúpulas sindicales, nos deben no solo pedir opinión, sino dar derecho de decisión. Nos lo estamos ganando a pulso.
Nos necesitamos, nos debemos unir, hacer un frente antineoliberal y duro, resistente, frente al capital. CCOO, UGT, CGT, 15M, Attac, Mesas etc. etc todas y todos juntos. Esto va a estallar. Los cabrones de los capitalistas además de chorizos son inÚtiles y esto va estallar. HUELGA GENERAL Y UNIDAD!!! PUEBLO EN MARCHA UNIDO!!! la HUELGA UN ÉXITO, PP MENTIROSOS DE MIERDA!!!

El Pueblo andaluz de IZQUIERDAS frena a la derecha

Las andaluzas y los andaluces han frenado a la derecha. El pueblo andaluz, y solo el pueblo andaluz, el sabio y viejo pueblo andaluz de izquierdas que ha sufrido como nadie la opresión de una burguesía cruel, vaga e inútil: ha frenado a la derecha. Qué orgullo ser andaluz de adopción.

Una clase empresarial, excepto las pymes y las cooperativas que, al mismo tiempo que vive de los subsidios -ellos, los grandes empresarios, no los jornaleros- critica al estado, a la Junta de Andalucía, que es la mano que a demasiados les da de comer. Unos propietarios rurales insensibles y muchos de ellos de fuera de Andalucia a los que, empezando por la duquesa de Alba, se les debe meter mano y que son la base y apoyo del PP, junto a los especuladores del ladrillo, constructores sin escrúpulos y corruptores necesarios en demasiados casos. Esa es la cúpula de la derecha extrema andaluza, mala y ruin por excelencia. La gran ventaja de los sabios y sabias andaluzas es que ellos sí saben que la derecha es mala, muy mala. Son mala gente.

Aquí a la derecha la fuerza política que la ha frenado es IU, solo IU. Es cierto que el PSOE esta vez no se ha hundido. Pero al PSOE le han salvado sus electores más de izquierdas, esos que no votan al social-liberalismo, sino al socialismo. Luego eso quiere decir que ese pueblo de izquierdas andaluz exige un giro a la izquierda.

Ahora hay que exigir al centro-izquierda socialdemócrata -y a la izquierda plural- responsabilidad. Mucha responsabilidad y sobre todo que no defrauden al pueblo, a ese pueblo trabajador sencillo y humilde, que seguramente no es activista: es simple pero sabio y ha frenado a los mercados, ha manifestado su oposición a la dictadura financiera. El PSOE debe ser humilde y pedir perdón por tanto inútil, impresentable y pretencioso pequeño-burgués subido a su chepa. De hecho, este PSOE socioliberal debe hacer muchos esfuerzos y librarse de los chorizos y los engreidos. Izquierda Unida, si hubiera sabido reaccionar a tiempo y atreverse a hacer algo más valiente, podría haber obtenido no menos de veinte diputadas y diputados, al menos.

Yo a ambos les pido que, matizándolos e incrementándolos, acepten los 10 puntos que les ha propuesto ATTAC Andalucía, como base de entendimiento. Que se enfrenten con fuerza y coraje al Gobierno de los señoritos en Madrid. Que no hagan caso a los cantos de sirena de los neoliberales que desde los medios y la academia traten desde posiciones liberales de transmitir al aparato del PSOE que no ceda ante la izquierda. Así como que sepan que entre la UE y el Gobierno de España, van a tratar de laminar y asfixiar Andalucía.

En consecuencia, el gobierno de progreso deberá ser de movilización. De acción solidaria con el resto del estado español sometido a las derechas y el PP, así como victíma de sus oligarquías y demuestre con los hechos que se puede vencer a la derecha.

Griñan, al que el aparato rubalcabista quería ver derrotado, debe desprenderse de ataduras madrileñas y ser autónomo y convocar de una vez a la Huelga General. Si Griñan quiere demostrar que puede ser el presidente del pueblo andaluz de izquierdas, el día 29 debe cerrar San Telmo y hacer la Huelga General.

Si eso no se hace y no se hacen gestos claros a la izquierda, el presidente debiera ser el más claro vencedor, Diego Valderas. En cualquier caso, por el bien de las gentes humildes y sencillas, trabajadoras y fieles a las izquierdas, entendimiento, comprensión y apoyo mutuo. Queda mucho por hacer, ahora por ejemplo, el 29 a la Huelga General.

Reflexión si. Pero acción contra el PP, ocurra lo que ocurra

Debemos reflexionar, qué hacer para que los señoritos chulos y crueles del PP no ocupen Andalucía. Lo cual incluye, si fuera posible, impulsar un acuerdo de gobierno de progreso y de defensa del bienestar y la economía social. Si los señoritos fascistas vencen por los votos y el hundimiento del PSOE -la cosa tiene culpables directos en los socioliberales- no perdamos la moral y articulemos un buen plan de resistencia.

Debemos reflexionar suceda lo que suceda, qué hace falta hacer para construir una izquierda alternativa que sea fiable, querida u compartida por los de abajo y eso obligará a muchos cambios, muchos.

Sabemos de esfuerzos que surgen ya desde el campo socialista de conformar una opción de izquierdas, que partiendo de esta tradición, construya algo nuevo en concordancia con lo hecho por el Parti de Gauche francés, e inspirada en Melenchón y en Oskar Lafontaine. También en Izquierda Unida hay personas y estructuras que están trabajando en esto. La experiencia de las Mesas Ciudadanas de Convergencia está resultando positiva e inclusiva y es un magnifico punto de encuentro. Algo se mueve.

El neoliberalismo que hoy impregna todo es muy duro y empobrece a las sociedades, pero también las embrutece. Solo eso explica que hayan personas paradas y explotadas dispuestas a votar al PP, incluso dudando si apoyar una huelga general imprescindible para salvar nuestra dignidad.

En cualquier caso, nos esperan tiempos duros y por lo que es imprescindible construir algo nuevo para enfrentarnos con garantías y con éxito al neoliberalismo, insisto. Deseo que Asturias y Andalucía no sean copados por este nuevo franquismo, ruinoso encima. Ocurra lo que ocurra, resistiremos y nos organizaremos y venceremos al sistema autoritario que el PP está imponiendo.

Tras el 29 de Marzo ¿Que?

Habría que ser conscientes no sólo de las dificultades que conlleva organizar y montar una huelga general con todo en contra, sino también de otros factores que podemos comentar a continuación.

Primero el ataque de los medios de comunicación, todos ellos en manos de grandes empresas, bancos y del gobierno, por lo que el mensaje que la población de forma mayoritaria percibe es negativo -excepto en la red- y está además contando con dos factores negativos, como son la presencia muy activa de medios virtuales de extrema derecha y liberales en la misma, y además hay que tener en cuenta la tremenda brecha digital existente, que hace que millones de personas no puedan acceder a nuestra contra-información.

En segundo lugar, la ausencia de la izquierda en muchos barrios populares, así como de estructuras organizadas de carácter social, organizativo popular o sindical. La izquierda digamos “consciente” está alejada de la gente excepto en algunos casos y encima ha abandonado la pedagogía popular. Ya no hay estructuras fijas de educación popular, excepto en casos muy concretos y no generalizados.

En tercer lugar, el miedo. El miedo al amo. El miedo al despido, con una reforma laboral ya en marcha y por tanto perfectamente aplicable el día 29 y sobre todo el 30. El miedo a los de arriba y el miedo al futuro de mentes colonizadas por la televisión basura y el fascismo cotidiano de los poderosos, de los ricos, de las autoritarias derechas del estado español.

En cuarto lugar, nuestra propia división. Nuestro ajustes de cuentas internos. Las divisiones sindicales. El derecho de algunos visionarios o mesías a decir que es correctamente de izquierdas o no. Los guardianes de la ortodoxia. También las y los pactistas a cualquier precio. Los burócratas. Sindicalistas que ya han perdido la capacidad de jugarse el tipo en un piquete o que sencillamente, a fuerza de negociarlo todo, han perdido la capacidad de saber organizar una huelga general en condiciones duras y adversas. Los desconfiados de todo. Las y los nuevos burócratas de la no burocracia. Las manías de buscar la diferencia de forma infantil y ridícula, cuando enfrente tenemos a un enemigo común, cruel y estafador, gansteril y fascista que no nos distingue y para el que todas y todos somos sus enemigos de clase.

Aquí y ahora, el bloque crítico somos todos. Todas y todos estamos contra la contra-reforma laboral, contra la fiscalidad injusta y favorable a ricos y bancos que justifica recortes sociales para los de abajo, al objeto de enrriquecerse aún más los de arriba y consolidar su poder.

Tras el 29 el éxito será que salga bien la huelga. Nos fortalezca, una, nos conozcamos mejor y seamos capaces de organizarnos mejor. También que logremos que nadie juegue a nuestra costa ni con nuestro sacrificio. Esta huelga es de todas y todos los hartos y estafados, las indignadas, paradas, despedidas y explotados.

El capitalismo financiarizado que nos domina ha roto el pacto social. Está dispuesto a liquidar el estado del bienestar. Esa es su agenda real. Los capitalistas -que esos sí son el enemigo real- y los que detentan el poder, no van a ceder. A ellos les sobra ya el estado tal y como lo conocemos. Así pues en fase de derribo el estado del bienestar sobran miles de funcionarios y funcionarias que trabajan en servicios de tipo social y de atención ciudadana. Recordad: el estado liberal solo necesita policías, soldados, jueces y recaudadores, amen de algún ujier o fedatario.

Así pues, tras el 29 lo que hay que analizar es a que nos enfrentamos y dejarnos de espejismos. Olvidarnos de lo que fue. Construir lo que será.

Por tanto, entiendo que necesitamos una amplia convergencia socio-política que se enfrente a esta situación de emergencia y logre impulsar una revolución ciudadana, como la que ahora en Francia propone Melenchón, el socialista de izquierdas, candidato de la izquierda francesa en el Front de Gauche.

Una revolución ciudadana que rescate la soberanía popular y que logre impulsar la justicia y el reparto. El reparto y una vida digna para todas y todos.

Olvidémonos del Pacto Social de la postguerra y de los 60/80 del siglo pasado, eso ya ha finiquitado y es la burguesía, el nuevo y criminal poder financiero, la derecha los que no lo quieren; los que conscientemente, en una clara y desigual lucha de clases, nos han impuesto ya esta situación para la que han contado con cómplices, si, demasiados. Pero no es la hora de las vendettas, es la hora de saber donde está cada cual, y eso el día 30 de Marzo estará más claro.

A la rebelión, a la huelga. No les votemos a los señoritos. Salgamos a la calle

Leyendo las encuestas electorales en Andalucía, he podido advertir en primer lugar el profundo rechazo del pueblo por el PSOE: sus errores, sus suficiencias suicidas, el engreimiento de algunas y algunos de sus responsables y la gran cantidad de incapaces que lo gestionan, dirigen y que son responsables con nombres, apellidos y hechos de esta situación en la que solo gana el PP y la derecha económica.

También que Izquierda Unida sigue teniendo una barrera sociológica que le impide prosperar lo que la situación les permitiría ¿Es acaso solo culpa de los demás??? No. Deberían pensarlo un ratito. Sobre todo a la hora de decidir algo el 26 de Marzo, si es que hay algo que decidir. Tal vez podrían preguntar a sus compañeros y compañeras de Asturias. En cualquier caso, hacen muy bien en exigir un programa de gobierno de izquierdas.

Esta muy claro que hay un espacio socialista y de izquierdas de “las y los de abajo” a llenar. Por supuesto antineoliberal y antisocioliberal. Ahora hay que luchar con fuerza, con mucha fuerza, para que unos señoritos y señoritas crueles, egoístas y autoritarios no dominen Andalucía y, en cualquier caso, tener un gran éxito con la huelga general.
Cuando tantas victimas pueden votar a sus verdugos en Andalucía y en toda España es hora de preguntarse ¿En que fallamos? ¿Por qué no sale ningún político o política, ninguna persona con reconocimiento social, llamando a las cosas por su nombre -cueste lo que cueste- y ofreciendo una agenda de alternativas y de ilusiones en algo distinto, mejor y participativo? ¿Por qué nadie expresa sueños ya en política? ¿Por qué hay miedo a que llamen demagogos a los que dicen la verdad e instan a los pobres, las victimas, las de abajo a rebelarse?

Me gustaría tuviéramos un Melenchón por estos lares (candidato del Frente de Izquierdas a las elecciones presidenciales francesas). También una Parti de la Guache -es decir partido de la Izquierda- capaz de muñir un frente antineoliberal. Ya se que ahora -y en estas circunstancias- algunos darían risa con ese discurso. Pero otros y otras no.

Creo que las y los socialistas de izquierdas, antineoliberales y antisocioliberales -lo propongo- debemos llamar a votar contra los ricos, contra los que nos roban y van a seguir robando. Contra los estafadores, los bancos, los que desean enviarnos al paro y robarnos nuestros derechos sociales, la salud pública y la educación pública y gratuita. Llamar alto y claro a las y los trabajadores a no dejarse embaucar y engañar y a luchar por lo nuestro y el futuro de nuestros hijos. A no consentir el gobierno de los que tanto daño y despidos van a producir (de hecho, en el estado español ya lo están haciendo). A exigir políticas que defiendan a los de abajo y cambien el sistema productivo andaluz.

Mientras tanto, votemos y votemos antineoliberal, por lo público y por un banco público andaluz que haga fluir el crédito a pymes, economía social y familias, ya que nos han robado las Cajas de Ahorros. Votemos contra el autoritarismo y los señoritos que quieren privatizar y despedir. Votemos por la dignidad y el buen nombre de Andalucía y, tras esto, el 29 a la Huelga, a la democrática, pacifica y contundente rebelión contra esta monumental estafa al pueblo trabajador.