Archivo sobre "altermundismo"

La Alter Summit: Impresiones políticas de la necesidad y viabilidad de una lucha conjunta contra la Europa neoliberal y autoritaria

Entre el 13 y el 16 de Diciembre, el Comit√© de la Alter Summit se ha reunido en Bruselas con el objeto de profundizar en la construcci√≥n de una Plataforma de Organizaciones y personas muy conocidas, respetadas y que elaboran doctrina antineoliberal y desmienten las patra√Īas de los economistas y dem√°s ‚Äúcient√≠ficos‚ÄĚ sociales vendidos a los bancos y a los capitalistas, y pagados por sus universidades y fundaciones.

La CUMBRE ALTERNATIVA -o Alter Summit- est√° integrada por sindicatos de varios pa√≠ses europeos, movimientos sociales, organizaciones c√≠vicas por una Europa antineoliberal, lobby por la democracia y la justicia social y nuevos movimientos surgidos en pa√≠ses en lucha como los procedentes de Grecia y Portugal, junto a las redes europeas de ATTAC, CADTM, o Transform, entre otros. Con el concurso y participaci√≥n igualmente de la CGIL y el Foro Social de Florencia, la CGT francesa, las FGTB y CVC belgas o sindicatos y el Foro Social griego. Por supuesto, ATTAC Espa√Īa como miembro, y ELA y CCOO como observadores.

La Cumbre Alternativa va a proponer una movilización europea contra la cumbre de jefes de estado de la Unión Europea a mediados de marzo, coincidiendo con la que convoca la CES, pues siendo el acuerdo de la AS convocar -se vio bien no dividir fuerzas- si bien la AS, además de estar contra la austeridad, reclama medidas frente a la gran estafa continental de la deuda y exige su auditoría. La Alter Summit desea construir un frente social por otra Europa y contra las políticas neoliberales, que están haciendo pagar a los pueblos las quiebras bancarias privadas y reflotando a su costa un capitalismo depredador y antidemocrático. La carencia de democracia en la Europa de la UE es alarmante y preocupante y frente a esta situación hay que enfrentarse.

La Alter Summit es pues ya una organización social europea que avanza ante la debilidad de las fuerzas políticas antineoliberales y el oportunismo de otras llamadas progresistas, responsables de los Tratados que nos asfixian y empobrecen. Así pues, las organizaciones sociales y sindicales y las redes de científicos sociales críticos y aterrados llamamos a organizarnos y, de aquí al mes de marzo demostrar, mediante acciones a escala continental y en la propia Bruselas, tanto a los Gobiernos como a los eurócratas, que no estamos dispuestos a aceptar sus imposiciones, al tiempo que demostramos que tenemos un programa alternativo de propuestas y de acción.

Es cierto que Grecia, Portugal, el Estado Espa√Īol e Italia, estamos m√°s avanzados y radicalizados en nuestra lucha, y para ello contamos con la simpat√≠a, solidaridad y apoyo de nuestras organizaciones hermanas europeas. Pero tambi√©n les hemos advertido de que nosotros somos el laboratorio de lo que a ellos les pasar√° si no reaccionan con contundencia.

El llamamiento de la Alter Summit es el de enfrentarse a la Troika y denunciarla, pero también el de organizar, no solo la resistencia, sino la ofensiva, pero para ello es imprescindible la unidad de acción al menos de todos y todas las antineoliberales.

Este llamamiento de autoorganizaci√≥n social se hace extensivo en el estado espa√Īol a la Cumbre Social, los movimientos y asambleas, las redes de econom√≠a cr√≠tica y a los sindicatos de clase nacionalistas o de las diferentes naciones del reino de Espa√Īa, igualmente de los de¬†car√°cter¬†estatal.

Si podemos

El éxito de la jornada de lucha-huelga general del 14 de Noviembre debe servir para continuar avanzando en el proceso de lucha antineoliberal y de convergencia.

La Huelga General del 14N ha tenido factores que la convierten en algo diferente, un antes y un despu√©s. En primer lugar, el ser una huelga europea -o al menos del sur de Europa, pero con actos de apoyo en Alemania, B√©lgica, Francia, Gran Breta√Īa, etc- es decir un acto internacionalista, visto adem√°s con mucha simpat√≠a en Am√©rica Latina. En segundo lugar, la convocante es la Cumbre Social, conglomerado de organizaciones sociales y sindicales muy plural y que le ha dado una impronta ciudadana a la convocatoria, a√Īadiendo los conceptos de huelga de consumo, acci√≥n c√≠vica e inclusi√≥n de amplios sectores de la ciudadan√≠a arrojados del mundo formal del trabajo por el capitalismo financiero y ex-fordista que sufrimos. En tercer lugar, la dimensi√≥n inclusiva del movimiento estudiantil, obrero y de personas paradas y pensionistas en la lucha. Se√Īalar√≠a en cuarto lugar que estos diversos factores sin embargo est√°n creando un caldo de cultivo que, al contrario de lo que pudiera parecer, est√° fomentado el esp√≠ritu de clase, la lucha de clases.

La clase de abajo, la clase no poseedora de capital financiero, la clase obrera de metal√ļrgicos, ferroviarios o dependientes con trabajo, pero hijos parados, estudiantes sin futuro o precarias y precarios, sin un contrato fijo como sus mayores, pero hermanadas y hermanados por la lucha. Los abuelos que conquistaron y consiguieron con sacrificios y c√°rcel el estado del bienestar y sus nietos que ya no lo disfrutan. Los aut√≥nomos y profesionales, proletarizados en realidad por franquicias, grandes empresas y cadenas alimenticias o comercializadoras transnacionales. Todas y todos hermanados por la guerra de clases que los ricos nos han declarado. El genocidio social que los bancos, poderosos, gobiernos conservadores y sist√©micos, as√≠ como las grandes multinacionales nos han declarado, con crueldad, rapi√Īa y violencia.

En este sentido hay que analizar la irrupci√≥n de los movimientos de indignados o el 15M, como nuevos e important√≠simos actores en lucha. Es precisamente el precariado originado entre las personas de las llamadas clases medias empobrecidas y entre los hijos de clases trabajadoras que creyeron ser clases medias. Este precariado, culto, preparado y con infancias felices aterriza ahora en un mundo cruel y ‚Äúdickensiano‚ÄĚ sin esperanzas, y con unos pol√≠ticos profesionales acomodados que les ignoran, no entienden su lenguaje y les excluyen o tratan de enga√Īarles, lo cual inexorablemente conduce a una nueva rebeld√≠a urbana, de gentes m√°s inteligentes que los integrantes de la carrera pol√≠tica, cooptados por las oligarqu√≠as pol√≠ticas en base a su nivel de sumisi√≥n, que no de preparaci√≥n. Lo importante para la resistencia social, sindical y pol√≠tica alternativa es encontrar el cemento, que facilita el encuentro entre el sindicalismo, el movimiento social y lo alternativo. El enemigo es com√ļn.

Una nueva visi√≥n del conflicto est√° traslad√°ndose a las calles de Europa esta vez, y en especial del Sur de Europa. El Sur ha sabido responder, y hoy Grecia, Portugal, Italia y el Reino de Espa√Īa est√°n dando la talla. La lucha de los pueblos del sur est√° molestando profundamente a los dirigentes econ√≥micos y pol√≠ticos conservadores, creando una gran confusi√≥n en las filas de lo que anta√Īo fue la socialdemocracia, y hoy es tan solo una facci√≥n pol√≠tica en crisis a la b√ļsqueda de un capitalismo con rostro humano. Ese es el quid de la cuesti√≥n, el capitalismo est√° en crisis y la crisis capitalista se quiere superar a espaldas de los de abajo. Para conseguirlo hay que eliminar todas las conquistas y derechos.

Lo cierto es que este 14N ha hecho ver cuestiones que hay que analizar y poner en el centro del debate, en mi opinión:

РEs necesario buscar un actor político que pueda, mediante un proceso convergente, transformar la movilización social en un sujeto político que nos haga transformar toda la marea humana que ya ha llenado avenidas y plazas y parado centros de trabajo, en una transformación seria y real que restablezca derechos y libertades perdidos, y posibilite el alcanzar una sociedad más justa y el reparto.

РCreo que la Cumbre Social y el 15M pueden -y deben- lograr puntos de encuentro y acción comunes. No estamos ya para tonterías. Los procesos ya se acompasarán o no, igual da. Lo importante ahora es encontrar una unidad de acción que el traspasar la lucha social de resistente a ofensiva, implica y exige.

– La Cumbre Social debe politizar claramente sus exigencias. De hecho una huelga general siempre es pol√≠tica. La necesidad de acabar con la reforma laboral y los recortes exige una nueva pol√≠tica, y ninguno de los que nos han tra√≠do hasta esta situaci√≥n es √ļtil. La reforma expr√©s de la Constituci√≥n del 78, adem√°s de inutilizarla, la parcializa a favor de bancos y poderosos, e impide el estado social. El problema es que no tenemos la fuerza pol√≠tica convergente capaz de alcanzar esas reivindicaciones y con voluntad de gobernar. Gobernar para cambiar, no para pactar con los poderosos o con sectores del sistema. Voluntad de ser mayor√≠a social, no parte de la sociedad. Mientras tanto tenemos la Cumbre Social, pero nos hace falta m√°s.

– La experiencia de lucha europea y de los pueblos del Sur de Europa nos obligar√° a fortalecer e integrarnos en la Alter Summit o Conferencia Alternativa europea. Es imprescindible. La CES, siendo muy importante, no es ya el √ļnico instrumento que puede impulsar la lucha de las clases populares europeas. La CES necesita de los movimientos sociales y alternativos, pues la lucha es global. Por tanto, solo una coordinaci√≥n de fuerzas sociales, sindicales y personas reconocidas, honradas, austeras y sabias, a las que leemos, estudiamos y nos fiamos, puede promover una coordinaci√≥n, conjunci√≥n y propuesta de luchas. El sindicalismo, que es muy importante y en el que yo creo, atraviesa algunas situaciones nacionales muy cr√≠ticas y ha sido debilitado por el capitalismo y la legislaci√≥n. Tambi√©n por el ultraliberal y reaccionario acerbo comunitario, es decir por la Uni√≥n Europea. Luego necesitamos nuevas fuerzas e iniciativas. La Alter Summit puede ser ese ente a nivel europeo.

– En el estado espa√Īol no hay libertad sindical. En el Reino de Espa√Īa se ha instaurado un r√©gimen autoritario que condiciona e impone a los habitantes de este estado una legislaci√≥n restrictiva, y que facilita a los grandes empresarios, bancos y a los ricos y poseedores todos los derechos, y adem√°s les protege con unas fuerzas policiales y de seguridad a su exclusivo servicio. Este r√©gimen autoritario posee unos medios de informaci√≥n a su servicio, tanto privados como p√ļblicos, que falsean datos, la realidad y la visi√≥n social y del mundo. Criminalizan todo acto de insumisi√≥n, protesta o simple reivindicaci√≥n democr√°tica. Establecen una f√©rrea censura sobre la familia real, excrecencia medieval imprescindible para mantener su dominio e imponer la falta de democracia que sufrimos. La democracia que se sufre en el Reino de Espa√Īa es de una calidad p√©sima y nos asemeja m√°s al Reino de Marruecos que al de Suecia o Noruega.

Tras estas reflexiones, creo que el 14 de Noviembre ha sido un éxito de las clases trabajadoras. La falta de libertad sindical y de democracia ha arrojado a millones de personas a las calles. Las alianzas sobre el terreno conseguidas hay que mantenerlas y conquistarlas como permanentes.

Me permito solo terminar con un ejemplo de lo que podemos hacer: Fathi Chamky, portavoz de ATTAC-CADTM de T√ļnez, compa√Īero y amigo, altermundista y marxista revolucionario y anticapitalista, encarcelado en la dictadura, en Florencia me cont√≥ lo que ahora las izquierdas plurales est√°n haciendo en T√ļnez. Hicieron la revoluci√≥n y acabaron con la dictadura de Ben Al√≠. Tras acabar con el r√©gimen mafioso de Ben Al√≠, ganaron las elecciones los islamistas y estos siguen practicando las mismas pol√≠ticas neoliberales que la dictadura pro-occidental, por lo que ahora han constituido un Frente Popular, al objeto de en la lucha ganar la confianza del pueblo y junto a los Sindicatos, la UGTT, asociaciones -ATTAC entre ellas- de derechos humanos, feministas y partidos pol√≠ticos de izquierdas, marxistas para los tunecinos, as√≠ como revolucionarios, es decir los que no apoyaron la dictadura. Todos agrupados en el Frente Popular tratan de poder cambiar el panorama pol√≠tico y aplicar medidas antineoliberales y de justicia. Ojal√°¬†aqu√≠ fu√©ramos capaces. Yo al menos, pero se que muchas personas m√°s, s√≠ nos atrevemos a hacer esta propuesta. La cuesti√≥n es sencilla: todas y todos los antineoliberales unidos frente a este estado de cosas. En Europa hace falta un gobierno de izquierdas (he dicho de izquierdas) que rompa la din√°mica liberal-autoritaria que sufrimos ¬ŅSeremos capaces?

El 14 de Noviembre es la fecha clave seg√ļn la Alter Summit de Florencia. Europa social en lucha

Hoy a las 14h, la Conferencia Social de Florencia -Alter Summit o Florence 10+10- ha comenzado a debatir sobre cómo construir un equilibrio de poderes contra la troika y la austeridad europea: una propuesta.

Rico y amplio debate con fuerzas diversas de movimientos sociales y sindicales fundamentalmente, pero también con economistas y activistas. El objetivo es construir un programa antineoliberal contra la austeridad y como frenar estas políticas.

Desde la alternativa neokeinesiana o ‚ÄúRooseveltiana‚ÄĚ a la ruptura sist√©mica pero, eso s√≠, sin sectarismo y llamando a la convergencia. Sindicalistas, activistas, miembros del 12 de Marzo portugu√©s a expertos, buscando la respuesta. Aqu√≠ se viene ya a proponer. Por lo pronto, el 14 de Noviembre es una fecha considerada clave. El 14 de Noviembre Grecia, Portugal y Espa√Īa, junto a Chipre y Malta, pero tambi√©n en Italia -la CGIL ha convocado una huelga de cuatro horas- y Francia con manifestaciones, se unen en un d√≠a de acci√≥n internacional de lucha contra los recortes, por la defensa de lo p√ļblico y los derechos sociales y laborales, contra el paro y la precariedad y por la igualdad. El 14-N ser√° un grito simb√≥lico y el inicio pr√°ctico de la respuesta continental contra las pol√≠ticas conservadoras y derechistas que la Uni√≥n Europea y sus gobiernos imponen.

El debate ha se√Īalado que, en primer lugar, es el neoliberalismo el el responsable de haber creado esta crisis. En segundo lugar, la respuesta pol√≠tica es imprescindible. Las pol√≠ticas practicadas por la Uni√≥n Europea, desde 1979 hasta la fecha, han sido nefastas para con los derechos sociales, los bienes p√ļblicos y la ciudadan√≠a, motivando con su ultraliberalismo este estado de cosas. Por tanto, liberales, conservadores y socialdemocr√°tas son responsables de la situaci√≥n actual.

Los grandes sindicatos se han incorporado con retraso a las luchas sociales antineoliberales, excepción hecha de la CGIL italiana y la CGT francesa. Pero ya están incorporados muchos de los grandes sindicatos confederales, si bien en algunos países hay importantes diferencias actualmente en el movimiento sindical y en otros una gran debilidad, como es el caso británico. Pero hemos avanzado y, a pesar de los desencuentros en la CES, es posible ya un 14 de Noviembre al menos en el sur de Europa. La buena noticia es que al menos los grandes sindicatos de tradición de clase, de origen en las izquierdas, ya están incorporándose en esta alternativa.

Desde Portugal nos han tra√≠do un mensaje claro, como es el no al sectarismo. Movilizaciones populares contra los recortes y la celebraci√≥n de un Congreso Alternativo Ciudadano, al objeto de lograr el cambio social y pol√≠tico. Por supuesto rotundo apoyo a la huelga general de 14 de Noviembre, fecha que por cierto tiene origen en el pa√≠s Luso. Sin embargo, tanto una asistente portuguesa como otra espa√Īola, representante de CCOO, han se√Īalado que en Portugal y Espa√Īa, a pesar de la situaci√≥n o por ella, muchas personas no pueden acudir a la huelga por miedo al paro, el despido y la gran inseguridad legal, pues las medidas que proteg√≠an el derecho de huelga no existen ya. En nuestro caso, el derecho de huelga en el sector privado es una entelequia. No hay -se√Īalo- derecho de Huelga y somos una dictadura ya en muchos aspectos.

Otra cuesti√≥n planteada es que debemos cambiar en Europa el paradigma pol√≠tico, muy escorado hacia las ideas conservadoras y con unos pol√≠ticos sin ideas. Como an√©cdota -por cierto muy grave- un ponente del Partido Socialista Franc√©s ha se√Īalado que Hollande le reconoci√≥ en El Eliseo que no se pod√≠a ir contra el poder financiero, hab√≠a que tranquilizar a los mercados, pues ‚Äúno ten√≠amos doctrina‚ÄĚ. ¬ŅC√≥mo que no? No la tiene ya el socioliberalismo, pero si la tenemos nosotros. Estamos forjando experiencias, estudios, an√°lisis y debates que nos est√°n llevando a hacer programas alternativos. Lo √ļnico es que las clases populares nos tienen que escuchar, hemos de lograr decir a las personas que hay ideas diferentes. Pero para ello, insisto, la convergencia es prioritaria. Nuevas formas de acci√≥n-informaci√≥n tambi√©n. Hay que buscar alternativas a las huelgas generales, sin renunciar a ellas, pero debemos idear m√©todos m√°s eficaces.

Se ha informado que se est√° trabajando ya en un amplio proceso de convergencia europeo, en el que se lleva ya un a√Īo trabajando y que en unos tres a√Īos puede estar concluido. En este asunto he intervenido y propuesto que desde el sur, desde la Europa mediterr√°nea, en tres a√Īos la mitad podemos haber muerto de hambre si no actuamos de forma convergente y contundente ya. Que no. Que es cuesti√≥n de simple supervivencia, de frenar el genocidio social ya, por lo que la convergencia en el Estado Espa√Īol y en la Europa del sur es urgente y no tiene ya demora. Es tan duro el recorte social impuesto y el que se espera r√°pidamente.

La Europa del Sur debe establecer su propio marco de alianzas sociales y un proceso de luchas superiores y m√°s decididas. Los actores sociales debemos pasar a ser actores pol√≠ticos. Los pol√≠ticos que nos apoyan deben saber que los Movimientos Sociales sabemos andar solos y nos autogestionamos solos, por tanto podemos ir juntos, acompa√Ī√°ndonos, si es que son antineoliberales. Pero la convergencia es confluencia en igualdad de condiciones.

Al final la asamblea propondr√° a la Alter Summit m√°s rapidez y tener en cuenta la tr√°gica situaci√≥n del sur, y ser por tanto mucho m√°s r√°pidos y lograr, con car√°cter urgente, la convergencia y las movilizaciones. Un genocidio social no puede esperar y la movilizaci√≥n socio-pol√≠tica antineoliberal es la √ļnica soluci√≥n, junto con una ciudadan√≠a empoderada y autoorganizada.

Crónicas florentinas. Desde Florencia en la Altersummit o nuevo foro antineoliberal

Escribo desde la patria de Maquiavelo, cuya sombra espero nos ayude a crear ‚Äúel Pr√≠ncipe‚ÄĚ que ahora es el pueblo harto, indignado y pre√Īado de austeridad y pobreza por el capitalismo europeo. Pueblo dividido en mil rep√ļblicas grupales que necesita unirse frente al imperio y la iglesia, que ahora representar√≠a la Europa conservadora y sumisa a los imperios, el dinero y una idea ya caduca del mundo, un mundo cambiante y diferente.

Cada vez que vengo a una reunión internacional me entristece ver como una lengua extendida por tan solo dos estados europeos se ha impuesto sobre las demás, y que gente joven y ciertamente consciente y progresista la utiliza sin meditar el asesinato de las lenguas romances, celtas o germánicas.

Desde la Europa latina, desde la toscana roja y maquiavelista, escucho la jerga anglosajona como si fuéramos una reunión de yupis de multinacionales. El imperio triunfa sobre el babel popular y el inglés, impuesto a sangre y fuego en Irlanda, triunfa en las orillas del renacimiento, la cuna de la ciencia política y entre las y los que estamos por el cambio del sistema-mundo. Con esa lógica, dentro de poco, todo en chino. Pero eso si, menos los italianos, ellos y ellas utilizan su lengua. Son un pueblo culto a pesar de Berlusconi.

Estamos nuevamente en el mismo lugar que se celebró el primer Foro Social Europeo, seguramente el más productivo. Ese Foro gestó a SYRIZA, solo por eso… Ese Foro escuchó en silencio respetuoso al gran Pietro Ingrao hablar contra la guerra y la injusticia. Ese Foro significó el principio. Solo el recuerdo del maestro Ingrao ya me emociona, eso y un millón de personas cantando en la calle Bandiera Rosa, ya bastaban.

Tras √©l, los FSE fueron languideciendo, por no decir repiti√©ndose con pocas aportaciones mientras la crisis -es decir, el triunfo del neoliberalismo- hac√≠a de la vieja Europa su principal basti√≥n. Ante la magnitud de la crisis y el genocidio social conocido como austeridad hab√≠a que reaccionar tambi√©n a escala continental. Grecia, Espa√Īa y Portugal son el ejemplo a seguir en la lucha.

La Altersummit Florence 10+10 ha sido la respuesta. Una respuesta más social, sindical, socio-politica y propositiva que los FSE contra la agresión neoliberal exige más y mejor organización, y por tanto mejor formato. Creo que esto es un avance, y hace falta crear el sujeto político europeo de carácter convergente y para la acción.

La luz de la primera huelga general de la Europa greco-latina est√° en el ambiente. Esta luz sin duda nos har√° avanzar. ATTAC Espa√Īa, presente en Florencia dentro de la red ATTAC Europa, ser√° participe e informar√° de la cruel situaci√≥n que sufren los pueblos del Reino de Espa√Īa, pero tambi√©n sus luchas y esperanzas.

Ya nada regresará al pacto social de la Europa de la postguerra. Ahora lo primero es luchar y coordinar las luchas. Construir un gran Polo Social frente a la Europa del Capital y, tras eso, ir debatiendo propuestas y soluciones. Dos fundamentales, cómo levantar otra Europa social y democrática, y también como denunciar a los verdugos, los causantes, y juzgarlos en tribunales populares, al objeto de que se conozca su naturaleza y los pueblos sepan quienes son los mercados.

En la inaguración las llamadas a la convergencia entre movimientos sociales, sindicatos y actores politicos antineoliberales, han sido constantes y recurrentes, y no hay otra. Pero convergencia, ni convocatorias, ni estratos diferenciados, ni mucho menos autoridades. CONVERGENCIA.

Pero converger y coordinarnos para ser efectivos y contundentes. La pobreza y el hambre avanzan por el sur, pero millones de alemanes sobreviven con mini-sueldos de miseria. Aquí en la Florencia roja, autoliberada por los partisanos antes de la llegada de los aliados en 1944, trataremos de forjar una nueva alianza partisana antineoliberal. Maquiavelo, tan falseado por frailes y conservadores, estoy seguro que nos inspirará.

Mientras tanto un acorde√≥n suena con la m√ļsica del Bella Ciao ¬ŅSer√° toda una¬†premonici√≥n?.

El mundo no es lo que los medios europeos y el Instituto Real Elcano nos cuentan

Llevo tiempo escribiendo y afirmando (junto a personas de m√°s alta categor√≠a intelectual que yo) que el mundo ya no es lo que era hace tan solo diez a√Īos. Plantearse cambiar el mundo, creer que otro mundo es posible y no analizar la nueva correlaci√≥n de fuerzas, o pensar que estamos todav√≠a como por ejemplo en 1998, es una simpleza que nos puede llevar a cometer errores o vivir en una depresi√≥n constante, pensando que el imperio y el capitalismo anglosaj√≥n son invencibles.

Ni una cosa ni otra. Cierto es que el poder de las potencias centrales sigue siendo fuerte y arrogante, pero menos. Como dir√≠a el castizo ‚Äúmenos lobos, Caperucita‚ÄĚ. Sin embargo, observo que a la hora de analizar estos hechos por parte de los pensadores y pensadoras europeas, y espa√Īoles en especial, no se presta a la observaci√≥n geoestrat√©gica la debida importancia de rigor y veracidad. Mientras que en nuestro Estado, por parte de la prensa empresarial del sistema, s√≠ se le otorga gran audiencia a los escritos y opiniones de voceros¬†del ‚ÄúReal Instituto Elcano‚ÄĚ, cuyos derechistas y descaradamente pro-neoliberales e imperialistas an√°lisis son ampliamente difundidos e impuestos como la verdad a pesar de sus constantes fracasos, como por ejemplo en sus predicciones y opiniones sobre Venezuela y sus elecciones. Al tiempo que se silencian y censuran otros puntos de vista contrastados, que no coinciden con la propaganda pro-imperialista.

Entre otras cosas ahí radica parte de la diferencia entre los politólogos/as pensadoras/es europeos y angloamericanos de izquierdas o de derechas, pues mientras estos analizan hasta el milímetro las evoluciones políticas y económicas de los BRICS y los estados no neoliberales -o en proceso de dejar de serlo- arrimando el ascua a sus necesidades propagandísticas, los pensadores de izquierdas europeos y europeas estamos todavía mayoritariamente abrumados por la fuerza de la dominación cultural, ideológica y económica del poder establecido en nuestro espacio vital e intelectual.

Sin embargo, muchos pensadores de izquierda latinoamericanos, asi√°ticos y africanos han adoptado ya otro visor de la realidad mundial, cierto que con reservas y prudencia, pues las dentelladas del viejo lobo imperial, a√ļn en su decadencia, pueden ser peligrosas y da√Īinas; sin embargo, s√≠ se atreven a analizar el declive imperial del norte.

El hecho es que, siguiendo a Wallerstein, podemos afirmar -y de hecho lo afirmo, bas√°ndome en su autoridad- que el sistema-mundo est√° cambiando.

La solución neoliberal

El hecho de vivir en el √°rea regional m√°s ultraliberal del mundo, la Uni√≥n Europea, no nos deja en ocasiones vislumbrar lo que ocurre a nuestro alrededor, abrumados tal vez por la met√≥dica tarea de los gobiernos europeos y la burocracia de Bruselas en desmontar, destruir y desprestigiar precisamente la mejor aportaci√≥n de la Europa contempor√°nea al mundo, seg√ļn Susan George: el estado social.

Lo que realmente est√° ocurriendo es que la receta de las oligarqu√≠as pol√≠tico-econ√≥micas europeas para competir en el nuevo mundo que llega, es precisamente desmontar todas las cargas y controles democr√°ticos de los capitales anglo-europeos, cercenando para conseguirlo los derechos sociales, y conducir a una ‚Äútercermundializaci√≥n‚ÄĚ de las clases populares y trabajadoras europeas. Es decir, ellos s√≠ saben que esto cambia, luego su receta es desmontar todo obst√°culo fiscal, social y democr√°tico que impida al capitalismo ‚Äúeuropeo‚ÄĚ el ser ‚Äúcompetitivo‚ÄĚ frente al peligro asi√°tico.

Por otra parte, los medios de comunicación de las potencias centrales siguen haciendo creer a sus clientes cautivos, a las masas narcotizadas por su desinformación, que la comunidad internacional de valores, la democracia y por tanto la cultura y la fuerza están en manos exclusivamente de angloamericanos y europeos. Para cualquier periódico o televisión de Europa occidental y del norte de América, la comunidad internacional no son más de diez estados, todos ellos blancos, cristianos y occidentales o bien aliados japoneses, israelíes, incluyendo como mucho a sátrapas a sueldo en el tercer mundo.

El racismo anti-isl√°mico, la fobia y el miedo ante el chino, el oscuro objeto de deseo del mulato o mulata -bueno para la danza o el f√ļtbol, pero incapaz para la pol√≠tica ‚Äúdemocr√°tica‚ÄĚ, adem√°s de corrupto- nos hace vivir en un mundo tan irreal como ya inexistente. Ser√° que, por estos lares, no hay corrupci√≥n y cientos de chorizos, sin oficio ni beneficio, metidos en pol√≠tica.

Se califica de dictadores a líderes electos democráticamente por porcentajes de voto que harían palidecer de envidia a cualquier dirigente europeo, y se quedan tan anchos.

¬ŅPero mientras tanto cual es la realidad y cuales los s√≠ntomas de la decadencia del Norte y su sistema mundial ante su ‚Äúexportaci√≥n de la democracia y la civilizaci√≥n‚ÄĚ, aunque sea a tiros? Empantanadas las operaciones y expediciones militares de conquista, la estrategia se les vuelve m√°s complicada. Los generales usamericanos y brit√°nicos saben que no pueden vencer y optan por la vieja t√©cnica de los ej√©rcitos coloniales de principios del siglo XX de comprar y pensionar a jefes territoriales y/o religiosos para no ser atacados, mientras sus colegas espa√Īoles le rezan a la Inmaculada -patrona de la Infanter√≠a espa√Īola- para no sufrir emboscadas en Afganist√°n. Las aventuras coloniales, desde finales del siglo XIX, siempre han acabado en fracaso a medio plazo.

As√≠ pues, al menos hay que controlar las retaguardias metropolitanas y para ello, la propaganda es clave. Los medios de comunicaci√≥n se encargan de ello, atemorizando contra los chinos, mintiendo descaradamente sobre los procesos latinoamericanos, a pesar de que ni Fidel o Ra√ļl Castro, Ch√°vez o Evo Morales tengan absolutamente nada que ver con la crisis financiera del Norte y los abusos inmorales de su banca. Al rev√©s, el √ļnico sitio donde los bancos espa√Īoles ganan algo de dinero es en Latinoam√©rica, para m√°s “INRI”.

Europa versus BRICS

Pero resumiendo mucho esa es la situaci√≥n: control sobre las clases trabajadoras y reducciones de sueldos y derechos, privatizaciones de servicios p√ļblicos, favoreciendo el negocio privado a costa de las clases subalternas, sosteniendo a los bancos subvencion√°ndolos con abundant√≠simo dinero de la Hacienda p√ļblica, lo que incrementa la deuda y, para colmo de todo, rebajas impositivas a los m√°s ricos. Justo lo contrario de lo que est√° ocurriendo en la mayor√≠a de los BRICS.

El gasto social, los paulatinos incrementos salariales, las nacionalizaciones o re-nacionalizaciones, as√≠ como la existencia en todos ellos de poderosas bancas p√ļblicas y sectores de producci√≥n estrat√©gicos en manos de las¬†Rep√ļblicas son las pol√≠ticas dominantes en los BRICS y en potencias cercanas a ellos, como Argentina, Venezuela, Turqu√≠a entre otras. No olvidemos tampoco que la Sud√°frica creada por Mandela ya es BRIC -de ah√≠ la S-.

Al igual que Brasil y China, que han hecho de la abandonada a su suerte √Āfrica sub-sahariana objetivo prioritario de inversiones y comercio, pero tambi√©n de penetraci√≥n geoestrat√©gica, no se olvide.

Se nos habla de su ausencia de democracia o la mala calidad de la misma en el resto del mundo no cristiano-occidental, cuando por ejemplo Brasil tiene un sistema electoral m√°s moderno, transparente y eficaz que los Estados Unidos de Am√©rica. Europa ha sufrido en los √ļltimos diez a√Īos la mayor restricci√≥n de derechos democr√°ticos, comenzando entre otros muchos ejemplos por la ley de partidos o la muy anterior ley electoral espa√Īolas, ejemplos tan poco edificantes como exportables. Por no decir las leyes represivas y racistas brit√°nicas o el estado autoritario que vive Italia, aunque claro, es un autoritarismo liberal y por tanto asumible por las y los poderosos judeocristianos.

Siendo justos, en todas partes cuecen habas. La democracia imperfecta y capitidisminuida campa por todo el mundo y esa es parte de nuestra lucha y denuncia.

Pero empecemos por enunciar como est√°n las cosas, al menos:

РEstamos seguramente ya en la post-globalización y la actual guerra de divisas y monedas es un ejemplo de ello.

– Los emergentes -y los chinos en especial- practican un nacional-capitalismo. El Partido Comunista Chino, como afirma mi amigo Manuel Monereo, les dio definitivamente la independencia a chinas y chinos, pero no ha construido el socialismo. Tal vez lo primero era poder ser por fin independientes.

– Las alianzas indo-rusas en el aspecto tecnol√≥gico y militar. El creciente inter√©s de Alemania por China y Rusia indican que en las oligarqu√≠as centroeuropeas algo comienza a olerse, y se sabe que Francia y la RFA se est√°n resituando al mismo tiempo que nos hunden a Espa√Īa y Grecia.

Podría ser más prolijo, pero esto pretende ser un artículo de divulgación, con algunas alternativas.

Por lo que, ante la decadencia de los EE.UU., la Uni√≥n Europea, pero tambi√©n su aliado japon√©s, est√° claro que unir nuestra suerte econ√≥mica y mundial a la santa alianza entre la City de Londres y Wall Street de Nueva York, no solo es una torpeza, es que no conduce a nada. Adem√°s de los ataques constantes que el euro sufre del d√≥lar y tambi√©n de la libra, pero sobre todo de la moneda imperial, artificialmente creada y por todo el mundo sostenida. El d√≥lar hace¬†d√©cadas¬†que lo sostenemos en el resto del mundo y los EE.UU. basan su econom√≠a exclusivamente en su potencial militar, pero eso tambi√©n comienza a estar en cuesti√≥n al menos en unos a√Īos.

Hay Alternativas

Que alternativas podemos dar desde la izquierda:

РEn primer lugar, informar correctamente y hacer saber a todas las gentes los cambios económicos y políticos que están produciéndose en el mundo.

– Hacer ver como Latinoam√©rica y √Āfrica fueron hundidas y arruinadas por imponerse planes tipo FMI, que son los que se est√°n implementando en Europa, y en Espa√Īa de forma especial. Como las privatizaciones masivas condujeron a Argentina al corralito y tambi√©n como la Rep√ļblica Argentina, haciendo lo contrario, re-nacionalizando y rescatando de la privatizaci√≥n al sistema p√ļblico de pensiones, entre otras medidas, est√° saliendo y r√°pidamente -cierto que con fallos, pero saliendo- de la postraci√≥n a la que se le condujo.

– Hay que hacer ver lo sinverg√ľenzas y mentirosos que son los ‚Äúexpertos‚ÄĚ que nos est√°n llevando como corderos al matadero. Est√°n defendiendo y vendiendo como soluciones pr√°cticas neoliberales ya fracasadas.

РHay Gobiernos amigos de las clases populares y trabajadoras del mundo, y esos Gobiernos ni son los europeos, ni los del Norte. Por eso nos mienten sobre todos aquellos que siguen políticas diferentes y que, sin ser perfectos ni mucho menos, al menos se enfrentan con gallardía a los mercados, a la banca occidental a los tratados comerciales injustos.

– El reino de Espa√Īa debe cambiar de pol√≠tica econ√≥mica y exterior. La pol√≠tica exterior espa√Īola no debe estar subordinada a una potencia decadente y econ√≥micamente en muy mala situaci√≥n, con una abundant√≠sima deuda externa como son los EE.UU., y a√ļn m√°s su fiel aliado la Gran Breta√Īa.

– Hay que buscar acuerdos con los BRICS y acercamiento a otras potencias. Hay que reivindicar en la Uni√≥n Europea un multilateralismo real. Hay que cambiar no solo el modelo econ√≥mico interno, tambi√©n el exterior y ser oposici√≥n a la Europa conservadora, nacionalista y ego√≠sta, que vive en una vejez autista. Se debe exigir a Alemania que, si est√° cambiando de alianzas y busca nuevos ejes, nos haga participes, y en √ļltima instancia no ser ‚Äúm√°s papistas que el papa‚ÄĚ con la UE, pues tanto Gran Breta√Īa en un sentido, como Alemania y Francia en otro, juegan sus cartas.

Pol√≠ticamente, las izquierdas debemos trabajar en dos sentidos: el fortalecimiento de los Foros Sociales Mundiales y buscar su impulso transformador, as√≠ como en la construcci√≥n de una V Internacional participativa, puesto que las fuerzas del capitalismo act√ļan a niveles globales, as√≠ como las fuerzas conservadoras y derechistas. Esto tambi√©n nos obliga a tejer alianzas mundiales de cara a la solidaridad, pero tambi√©n a salvar al Planeta de la esquilmaci√≥n y la destrucci√≥n. La defensa de la Madre Tierra nos obliga a actuar conjuntamente.

Las clases trabajadoras y desposeídas, los pobres del mundo, debemos buscar y de hecho ya estamos en ello, pues existen ya instrumentos comunes como la Confederación Sindical Internacional o los ya citados Foros Sociales Mundiales que tejen la necesaria complementariedad.

Sepan todas y todos que vienen tiempos convulsos, pues el cambio que se est√° produciendo -y que es m√°s r√°pido de lo que los ‚Äúexpertos‚ÄĚ (perm√≠tanme que me r√≠a cuando escribo esta palabra) occidentales reconocen- debe ser para beneficiar a la humanidad y repartir lo que hay entre todas y todos, porque un cambio puede ser a mejor o a peor. En cualquier caso, en lo malo ya estamos.

La soluci√≥n no es el crecimiento. Eso es un mito. La soluci√≥n es una vida digna y frugal, pero los que emergen ya no consentir√°n -y con raz√≥n- que nosotras y nosotros, los y las occidentales, nademos en el despilfarro a costa de su pobreza. Por tanto, la √ļnica soluci√≥n razonable es el reparto y la dignidad.