Etiqueta: deuda (página 2 de 3)

El techo de gasto o como despistar para acabar recortando servicios públicos

Creo que debemos comenzar a ridiculizar muchas de las afirmaciones que se escuchan de boca de tertulianos, “expertos”, y de políticas y políticos profesionales. Sobre todo por que todas ellas poseen una clara intencionalidad propagandística y un objetivo último, generalmente oculto.

Repite hasta la saciedad el profesor Navarro -entre otros- que una de las causas de la repercusión de la crisis financiera sobre las personas es el adelgazamiento de los estados en Occidente, en las potencias centrales y en Europa en especial, fruto entre otras cosas de las rebajas de impuestos generalizados a las fortunas, especuladores y detentadores de la riqueza en general. Igualmente en el endeudamiento de los estados, dado el esfuerzo hecho por estos para tratar de salvar a los bancos.

Esto anterior es cierto y es una de las más claras consecuencias de la REVOLUCIÓN CONSERVADORA. El origen de esta crisis, que no son solo las hipotecas basura, es de origen político.

Las ideas ultraconservadoras de Ronald Reagan y Margaret Thatcher eran, como diríamos ahora, globales, pues contenían aspectos para casi todas las facetas de la vida del planeta, siendo las que han traído estos lodos. Sus principales enemigos a batir fueron el estado del bienestar y los sindicatos, al objeto de lograr la desregulación económica y laboral y de esta forma iniciar una nueva era de crecimiento económico para el capitalismo, llevando al extremo las ideas liberales.

Las derechas conservadoras iniciaron una exitosa ofensiva ideológica, que contaminó a la socialdemocracia y dobló el espinazo a los sindicatos de las potencias centrales, insisto.

Creo por tanto que, si no iniciamos la lucha de las ideas, caeremos en un simple debate económico y de métodos, pero no iremos a la raiz del problema. Mientras que los ideólogos y centros de pensamiento derechistas y conservadores sí que han ido a imponer su visión del mundo. Que estén triunfando es otra cosa, porque los relativos fracasos de sus cruzadas en el mundo árabe o los BIRCS -entre otros asuntos- son parte de sus fallos. Ni pueden imponer totalmente por la fuerza sus ideas, ni han podido imponer su total dominio mundial, al menos en la medida por ellos deseada.

Insisto en lo de las ideas, por que el neoliberalismo es una ideología política, de la que su gestión económica es parte. El objetivo final, era el pensamiento único y esto se traducía en la supremacía cristiana conservadora y sectaria, exportar la democracia representativa de muy baja calidad vigente y desregular los mercados. En suma el mundo era lo que era y por tanto propiedad de los imperios centrales y su visión de la vida.

Eliminada la URSS creyeron que el virus del comunismo y del socialismo y de las revueltas sociales finalizaría. Fracasado el mal llamado socialismo real -yo diría capitalismo de estado-, ya nada volvería a ser igual.

Pero los pueblos tienen capacidad de resistencia, de caer y levantarse, reorganizarse y nuevas formulas para volver a defenderse. Desde Seattle a Portalegre surgió una nueva rebeldía, con nuevos cánones, nuevas propuestas y nuevas formulas organizativas, contando además con un importante aliado (por ahora) en la Red.

La respuesta política está presente por parte de los pueblos y así del Caracazo a los piqueteros argentinos, Génova, de las revueltas del agua de Cochabamba a la defensa de las pensiones francesas, de la revolución tunecina a la egipcia, de las plazas de Catalunya, el Carmen, las setas o Sol a la plaza Sintagma, todo es parte de una lucha global frente a la agresión mundial contra las personas y la madre tierra. Todo nació en la City, la Universidad de Chicago o Wall Street. Todo comenzó a tener respuesta entre los y las oprimidas de los barrios de Caracas, Buenos Aires, o las personas con dignidad de Europa, África, Asia. Todas nos abrazamos en Portalegre y comenzamos a caminar, respetando los tiempos, las fuerzas y las posibilidades de cada cual, así como su inventiva, su propio origen, tan diverso como plural.

En mi opinión todo se contagia y el virus de la red ha sido decisivo, pero ojo, también sin él se ha reaccionado. Algunas os preguntareis a que viene esto con el titulo; pues viene a que tenemos armas mentales e ideas para rebatirles, no solo las ideas centrales, sino también lo cotidiano y que el neoliberalismo es un gran fracaso. Es la historia de una gigantesca estafa mundial.

Estos días en el estado español el debate es el gasto público, también la nueva estafa, ADVIERTO. Es la excusa de una nueva batalla entre las distintas fuerzas políticas y económicas que detentan el poder en el estado español y yo me pregunto ¿Por qué la discusión es cuanto gastan los gobiernos locales, autonómicos y el central y no cuanto y de donde ingresan fondos para mantener los servicios y prestaciones públicas? La excusa de los coches oficiales es un engañabobos. Pensad que un camión de bomberos, una ambulancia, un camión de la basura o un autobús de línea pueden ser coches oficiales (de hecho en su inmensa mayoría lo son), el problema es si se gasta bien o no, y si se recauda con justicia y de forma redistributiva o no.

La transparencia en el gasto exige democracia participativa, es su única garantía y aún así… Luego o se cambian las reglas del juego o a estas alturas ya nada es de fiar. Durante años el PP y el PSOE, desde el gobierno, han rebajado impuestos que han beneficiado a las grandes fortunas y transnacionales. Hemos participado y participamos en guerras neocoloniales costosísimas, que no nos podemos permitir y hemos vivido gobernados de facto por los bancos privados y oligarquías tradicionales en el reino de España. Ha sido el imperio del frentismo.

¿Qué es lo que se nos está inculcando?, Pues la disminución de la salud, la educación, las pensiones públicas y despidos masivos en el sector público. Esa es la traducción de todo y cuando uno de los gritos más coreados en las marchas y manifestaciones de las personas indignadas y activistas sociales ha sido “esta crisis no la pagamos” el llamado techo de gasto es la nueva fórmula, para que si la paguemos y encima a gusto. Todo con la excusa de sanear las cuentas públicas, que ciertamente hace falta, pero como y a costa de quienes.

¿Cuándo se van a exigir cuentas a los bancos y banqueros privados?¿Cuando se perseguirán a los operadores privados con operaciones en Paraísos Fiscales?¿Cuando se suprimirán las SICAV? Y finalmente ¿Quién pide un techo de gasto para tanto delincuente financiero? Los y las tertulianas no se ocupan de ellos. Que no nos engañen más.

No es deuda, es un negocio

Hace tiempo que diversos economistas, teóricos, pensadoras y personas que pretendemos informar, formar y movilizar, estamos advirtiendo sobre la deuda llamada pública, es decir la deuda de los estados, así como sus negativas consecuencias para los pueblos. La asociación CADTM lleva unos años haciendo una magnífica labor en este sentido. La deuda atenazó durante decenios a África y sigue haciéndolo, también a América Latina, mediante la aplicación de planes del FMI y del Banco Mundial. Ahora lo que significa la ruina del pueblo y el negocio de los bancos y los especuladores financieros se traslada a Europa, tras haber sido arrojados a patadas los “expertos” del FMI y neoliberales de muchas de las repúblicas de Latinoamérica a las que quisieron acabar de esquilmar.

Los fondos de “ayuda” del FMI y los tristemente famosos rescates no se establecen sino para pagar los préstamos que bancos y fondos de inversión realizan a gobiernos, empresas privadas y bancos de los países endeudados, garantizándose de esa forma el que cobrarán con intereses sus deudas, muchas veces leoninas.

El rescate para poder pagar la deuda griega es para garantizar el cobro de bancos franceses y alemanes del dinero alegremente prestado a los gobiernos de la derecha que llevaron al país a la quiebra. En el caso español, están incluidos todos los pufos de la burbuja inmobiliaria.

¿Pero quién paga las deudas? Los pueblos y ¿cómo las pagan? Pues con planes de ajuste y ahorro y mediante privatizaciones. Esto no es nuevo, y Stiglitz, que lo conocía de primera mano, lo denunció ya hace varios años. También Eric Toussaint tiene magnifica literatura al respecto.

El problema nuestro es qué propuesta sensata hacemos con respecto a la deuda del Reino de España. La Conferencia de Bruselas del 31 de mayo pasado, convocada por Attac Francia, Attac Alemania, CADTM, Transform y Solidaires, con apoyo de GUE, la izquierda del Parlamento Europeo, exige la auditoría previa, así como quitas y moratorias. Igualmente se denuncia el fabuloso negocio que la deuda produce a los prestamistas, pues gracias a las agencias de calificación -que colaboran con ellos, pues son privadas y por tanto están en el negocio-, entre otros factores, provocan sustanciosas subidas de los intereses y encarecen hasta la usura el valor de los bonos de deuda que salen a subasta.

Los gobiernos sin excepción en Europa -excepto Islandia, que además no está en la UE- garantizan los pagos y devoluciones ahorrando en servicios públicos y vendiendo el sector público, con lo que el negocio es redondo: en primer lugar los bancos garantizan sus beneficios y compran bienes y servicios públicos para hacer negocio con ellos y enriquecerse ampliando su base de negocio.

¿Cuál es pues el resultado final? Que se incrementa aún más la bestial transferencia de rentas de las clases populares a las poderosas y capitalistas. Hablando en román paladino, los trabajadores y trabajadoras, las personas paradas y pensionistas, las pequeñas empresas, garantizan el negocio de la gran banca y las grandes fortunas a base de ver reducidos sus salarios, sus pensiones y empobrecerse cada vez más, lo cual a su vez es una rueda endiablada, pues impide la salida de la crisis, pero sin embargo las y los ricos y los fondos de inversión cada vez obtienen más y más beneficios.

¿Qué entiendo debiéramos proponer ante este desaguisado? Pues que el gobierno, tanto español, como griego, que los gobiernos de Europa, hagan como hicieron algunos gobiernos latinoamericanos y se nieguen a pagar la deuda. QUE NO PAGUEN LA DEUDA.

¿Qué ocurrirá si no pagan? Pues muy sencillo, que los bancos deberán volver a negociar, introducir quitas y moratorias y mientras tanto se puede auditar, por instrumentos públicos e independientes, el monto real de la deuda pública. Pero esto debe ir acompañado de dos medidas urgentes, que ni debemos ni podemos olvidar, y son el establecimiento de las ITF, es decir impuestos sobre los movimientos de capital, y la supresión real de los Paraísos Fiscales. En esos lugares hay mucho, mucho dinero, y no hace falta que sigan robándole de la pensión a nuestros abuelos y abuelas, basta con suprimir los paraísos fiscales.

Es necesario emprender una acción política seria y decidida, una acción sindical de clase y comprometida con los intereses de las clases trabajadoras y paradas, y una constante movilización ciudadana. Por eso, el 23 de Julio, día en que llegan las marchas a Madrid, debiéramos ir todas y todos allí a recibirlos y exigir al gobierno que no pague la deuda, que se niegue y ya veremos qué pasa. Por que ni podemos estar peor, ni en mucho tiempo vamos a estar mejor. Hay que exigirles que dejen de escuchar solo a los mercados y comiencen a escuchar a la gente, al pueblo trabajador.

Las políticas neoliberales son la crisis y el desastre, es imprescindible construir ya una amplia red antineoliberal, y si no están dispuestos a hacer caso y gobernar con justicia, cosa que dudo profundamente, ¡¡que se vayan todos!!.

El fraude de la deuda “pública”

Cuando Correa llegó al poder tras vencer las elecciones en Ecuador, se encontró con el regalo de una deuda acumulada inmensa que le reclamó el FMI por cuenta del mismo y de la banca privada anglosajona. Correa y su ministro de Economía Pedro Páez- al que tengo la suerte de conocer y reclamar una cierta amistad-, no se arrugaron y exigieron una auditoria de la deuda. El resultado fue que Ecuador era el acreedor, no el deudor. El pequeño gran país latinoamericano no se arredró y comprobó que parte de esa deuda era privada, otra parte estaba hinchada y parte compensada; es decir, una estafa.

El FMI ahogó a Argentina igualmente con la deuda y también esta, si bien pagó una parte de la misma, lo hizo a su manera, impuso sus condiciones y plazos, auditando igualmente.

Ahora es Europa el blanco del negocio de la deuda, en especial el sur de Europa, aunque no únicamente. Se nos hace creer que nuestros estados están terriblemente endeudados y que se debe primero devolver aún a costa de la educación, salud y pensiones públicas, pues lo prioritario es rebajar la deuda. Se están haciendo grandes campañas de intoxicación en los medios haciendo creer que si no se rebaja la deuda -a base de apretarse el cinturón las clases populares, evidentemente- no se saldrá de la crisis económica.

Los estados europeos en general, y España en particular, están efectivamente muy endeudados, pero ¿cuánta de esta deuda es privada y cuánta pública?. ¿Cuál es la cantidad de la deuda que corresponde a los bancos y a los grandes constructores y promotores inmobiliarios privados?. También podemos preguntarnos: ¿Cuánta sería la cantidad de dinero no recaudado por el estado y las comunidades autónomas debido a irresponsables e injustas rebajas de impuestos a las clases pudientes y bancos?

Lástima que en Europa por ahora no tengamos ministros de Economía como Pedro Páez, miembro también del Consejo Científico de ATTAC España y del Foro de las Alternativas y del FSM.

Los estados europeos han hecho caja según recetas neoliberales, es decir a base del IVA e IRPF de los trabajadores por cuenta ajena y propia, de la privatización del sector público y de la externalización de servicios.

La enajenación de lo público y malvender empresas y bancos públicos, amén de las rebajas de impuestos -tal y como magníficamente han investigado y difundido economistas críticos como Vicenç Navarro y Juan Torres, entre otras y otros-, han posibilitado la aparición de estados profundamente anoréxicos y debilitados pero que, sin embargo como en el caso español, deben sostener una salud pública hasta ahora eficiente y de calidad. Esto ha conducido inexorablemente al endeudamiento, y la solución que ahora se plantea no es instituir los ITF o impuestos sobre transacciones especulativas, impuestos a grandes fortunas -suicidamente eliminados-, o la supresión de los paraísos fiscales y la persecución de la delincuencia financiera. Más al contrario, las soluciones se buscan en medidas como el copago o la reducción de servicios.

No soy economista, además hay buenos y muy didácticos economistas que entienden de esto más que yo. Mi propuesta por tanto es política, por lo que apoyo que es imprescindible una auditoria de la deuda pública, europea y del estado español.

Uno de los temas abordados en la reciente Conferencia Social Europea -organizada por Transform Europa y ATTAC Francia, entre otras muchas organizaciones sociales y sindicales en la Sede del Parlamento Europeo- fue el de la deuda y su negativo impacto sobre los pueblos de Europa, al ser la excusa más utilizada para favorecer las llamadas políticas de austeridad que están liquidando el estado del bienestar de nuestro continente. El presidente de CADTM, Eric Toussaint, fue ponente de este tema en el que llevan trabajando muchos años en África y América Latina, y que ahora se traslada a Europa.

El FMI lleva años imponiendo la misma política económica profundamente neoliberal, calcada de unos a otros países y que ahora se nos está imponiendo en Europa.

Las organizaciones sociales europeas, como la red ATTAC Europa, Transform, diversos sindicatos, foros sociales y en España, Socialismo21, ATTAC y las Mesas Ciudadanas de Convergencia, han firmado un documento en el que la lucha contra el fraude de la deuda pública y la exigencia de una auditoria sobre ella, por organismos públicos e independientes, es ahora también, junto a la lucha contra el Pacto por el Euro-plus, la prioridad en las luchas sociales a nivel europeo.

El 1 de Octubre nos reuniremos en Londres y sería muy interesante la presencia en dicha conferencia -auspiciada por la activa y bien organizada Coalition of Resistance británica- de las diversas plataformas de resistencia social de estado español (la red ATTAC, DRY, las Mesas de Convergencia, Plataforma de afectados por la Hipoteca, Ecologistas y Verdes, sindicatos y ONGs de carácter solidario y progresista), debemos coincidir y tratar de articular resistencias y convocar una Huelga General Europea de carácter socio-político.

Por ahora la única respuesta está en la movilización y la creación de conciencia ciudadana y de denuncia del gran fraude y la gran mentira con la que están atenazando y dominando a la ciudadanía. La solución, insisto, es negarse a pagar, auditar previamente, e imponer un sistema fiscal justo y redistributivo. Los gobernantes europeos debieran aprender de algunos latinoamericanos, y ojalá Elena Salgado supiera la mitad que Pedro Paez y le fuera la mitad de leal a su pueblo de lo que él le fue.

¿Ahora qué?

Tras las elecciones autonómicas y municipales del 22 de Mayo se han hecho ya análisis más que suficientes, contradictorios algunos a pesar de estar hechos en el mismo ámbito ideológico de izquierda transformadora, pero sugerentes todos.

Creo -y permítaseme afirmar- que en el reino de España hay que comenzar a distinguir de una vez entre lo que el grupo de interés e influencia PRISA, con sus medios, plumas y tertulianos denomina la izquierda -es decir el PSOE y más en concreto su cúpula e ideólogos socioliberales- y la izquierda real, mucho más amplia, veraz y que en estos tiempos responde más a actitudes y compromisos personales, que de grupo o partido.

Las elecciones municipales y autonómicas han supuesto un vuelco en el poder institucional del estado, que no tanto en el reparto de votos (si bien ha triunfado y sin paliativos el PP, el partido de la derecha, de los neofranquistas, los rentistas y las sectas cristianas conservadoras). La victoria sin embargo de las derechas apenas supera el 30% del total del censo electoral, lo que indica que ante la división de los y las progresistas, la claudicación a los mercados de su segmento mayoritario y la falta de pedagogía política de la izquierda, un tercio de la población del estado español -tercio por ahora conservador- controla y manda en el país al margen de la mayoría social.

Menos mal que llegó el 15 M. Afortunadamente, el grito de Democracia Real Ya!! prendió y la afortunada consigna de “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros” ha cuajado y logrado la movilización ciudadana más grande tras aquel “No a la guerra.”

El 15 M ha puesto en marcha un proceso no electoral ni electoralista, estableciendo un efecto que cuestiona el modelo político, construye poder ciudadano y puede acabar con el modelo impuesto tras la Transición.

La Transición la aguaron diversos factores, entre ellos la fortaleza de la oligarquía bancaria y del cemento -alimentada y cuidada por el franquismo-, los altos cuerpos administrativos, pero sobre todo el golpe de estado del 23-F, y la consolidación que gracias al mismo obtuvo “la monarquía del 18 de Julio” como garante de la democracia, nada más y nada menos.

Así pues y en estos momentos veamos cómo, en mi opinión, nos envuelve el siguiente panorama político-social:

Creo que ahora el verdadero y único motor del cambio es el Movimiento 15 M, y en él debemos estar y profundizar nuestra relación. Al igual que en Túnez, no hay que bajar la guardia, ni ceder en la presión. Reconozcamos que las vanguardias tradicionales no han sido capaces de lograr el efecto DRY, ni el movimiento posterior. De hecho, ante el hundimiento electoral del socioliberalismo y su rechazo frontal, nadie a su izquierda ha captado de forma significativa su electorado -tal vez la abstención así como un reparto en que, por cierto, se incluye el PP-, luego yo pediría humildad en los aparatos de la izquierda política a la hora de hacer valoraciones, pero también proyecciones.

Las movilizaciones sociales continúan y el espíritu combativo de los jóvenes -y no tan jóvenes- que las iniciaron, permanece no solo intacto, sino inmune a cualquier intento de control o manipulación política. Precisamente son los movimientos sociales de carácter antineoliberal y de pensamiento crítico, pero horizontales y muy participativos, los que más se han aproximado a ellos y mejor recibidos han sido por los impulsores de DRY y acampadas y acampados, incluso se les ha solicitado colaboración y han establecido una línea caliente de acción, elaboración e incluso inmersión en DRY y el Movimiento. Por tanto, mucho cuidado con sacar conclusiones políticas precipitadas e interesadas.

Existe además el peligro de que el concepto negativo de la práctica política institucional se vea incrementado con los pasteleos -algunos difícilmente explicables- que hemos vivido tras el proceso electoral. El peso de querellas localistas es difícilmente entendible por una inmensa mayoría de población urbana y juventud postmoderna.

Así pues, no es malo preguntarnos “ahora que hacemos”, ante una ofensiva todavía más fuerte del neoliberalismo, la rampante potencia de la derecha política españolista y filo-xenófoba, cada vez más berlusconizada. Ahora precisamente que el pueblo italiano comienza a reaccionar, en nuestro país un importante sector de la población, se berlusconiza al igual que su clase política conservadora. Al mismo tiempo, asistimos al suicidio político del socioliberalismo tras haber liquidado a la socialdemocracia, si es que esta realmente existió alguna vez en el reino de España.

Intuimos, comprobamos, que la solución que busca el PSOE -sus cuadros, incluido sus cuadros medios- es la derechización en pos del centro perdido, buscando seguridad y tablas de salvación. Así pues caminan hacía un neofelipismo que, a base de promesas de nuevas leyes y de libertades civiles -que no en el reparto de la riqueza y la justicia fiscal-, además de cierta sensibilidad social que permita conectar con sectores aledaños al 15M y profesionales ilustrados ante el temor del avance neo-franquista.

Los amigos verdes plantean presentarse en solitario. Yo, desde el respeto más profundo, creo que tienen más posibilidades de aportar e influir en una coalición roji-verde de ecologismo social y antineoliberal. Pienso que esta apuesta les engrandecerá.

En relación a IU, creo que debe ser más generosa y valiente, no limitándose a ofrecer su casa y una confección más o menos participativa de su programa, pues esto de la casa común ya lo inventó Alfonso Guerra hace unos años e intentó unir al eurocomunismo y guerrismo y construir una suerte de socialdemocracia de izquierdas.

Que IU juega un papel importante nadie lo discute. Tiene presencia institucional y ha crecido un 1% estas elecciones, pero esto puede parecer insuficiente para sumar apoyos con más fuerza -además la realidad es muy tozuda-. Creo pues sinceramente en un amplio frente social, antineoliberal y verde, federalista y radicalmente democrático. Los socialistas, las feministas, las personas ecologistas, sindicalistas, altermundistas y activistas sociales tienen, tenemos, mucho que decir y aportar. Aunque sobre todo yo señalaría que, si no se percibe que tras el 15 de Mayo lo que se ha puesto sobre la mesa es otra forma de hacer y entender la política, se es inquilino o inquilina de otro planeta.

Yo comenzaría por elaborar, o más bien consensuar, un programa político, tan simple como entendible. Propongo un cambio político tan radical como sencillo, ampliando la base social y, no lo olvidemos, de clase. En lo fundamental este programa existe ya y está basado en gran parte en aportaciones altermundistas y del Movimiento 15M, así como en las reflexiones de intelectuales comprometidos con la causa social y los movimientos cívicos.

Continuaría buscando convergencias sin sectarismos, incluso el borrón y cuenta nueva y la búsqueda de alianzas por encima de los partidismos y/o capillas. La unidad en la diversidad, la confianza, la amistad y tejiendo una nueva solidaridad. Hay que hacer política con sentimientos y humanidad.

Creo que un buen comienzo sería tejer una red que permita el encuentro del 29 de Septiembre y el 15 de Mayo, con lo que ello implica y significa.

La ciudadanía está haciendo política. El grito de democracia real ya! es político. La idea fuerza de ATTAC contra la dictadura de los mercados es política. En las plazas se ha hecho y se hace política. El llamamiento de las Mesas de Convergencia es político y en la búsqueda de la confluencia y la conjunción. Pero todo desde una nueva visión, tal y como el Movimiento del 15 de Mayo nos ha indicado desde la indignación, la reacción y la acción.

Hay que combatir con mucha firmeza el Pacto por el Euro, pues en ello nos va el bienestar y el derecho a una vida, a una vejez digna. Hay que enseñar los dientes a los burócratas de Bruselas, advertir seriamente al PP que no solo puede ser gobierno, sino que lo es ya en numerosas autonomías y estas serán las principales encargadas de los recortes sociales, y decirle con mucha firmeza al Gobierno Zapatero QUE NO, que no aceptamos esta nueva vuelta de tuerca a favor de los mercados y en la destrucción de la Europa Social.

En estos momentos la fuerza del pueblo se forja en la calle, y los gobernantes han de ver que, a la hora de elegir entre los bancos o la gente, el pueblo reacciona. La gran excusa de la deuda pública es una estafa gigantesca a favor de los bancos. Lo que está ocurriendo en Grecia el cruel ejemplo de lo que, a cámara lenta, nos están imponiendo.

¿Quieren una solución desde el gobierno? Dejen de pagar la supuesta deuda y en eso si les apoyaremos.

Antiguas entradas Recientes entradas

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑