Etiqueta: dictadura

Reino corrupto. Renace la dictadura

Vivimos tiempos oscuros de involución, autoritarismo y corrupción. Corrupción es que un político se venda o a cambio de dinero para su partido le otorgue un contrato y/o una obra pública o le recalifique un terreno a un privado o empresa.

Pero también es corrupción que un grupo de capitalistas privados controle a su voluntad y de forma opaca la electricidad de un país, o que desde su banco dirija la política económica. Corrupción también es que un constructor compre un concejal de urbanismo o que un fiscal proteja a la hija del rey de que sea juzgada, o que el rey sea inviolable ante la ley siempre, porque no se somete a elecciones, y por tanto su mandato es vitalicio.

Corrupción es que un partido salpicado por la corrupción pueda ser sustituido por otro con muchos casos de corrupción a sus espaldas. Pero ojo, eso sería también corrupción social y resignación pública.

Corrupción es violar los derechos humanos en forma de desahucios y cortes de luz, de perseguir parados y sin embargo rescatar bancos y privatizar los servicios, amparados por una constitución fraudulentamente modificada. El PP ahora, el PP repito, es el nuevo tirano y frente a la tiranía si no hay corrupción social, se tiene la obligación de rebelarse. Protestar y movilizarnos frente al Gobierno, contra el sistema y este Régimen corrupto no es un acto de voluntad, es una obligación moral de las gentes honradas, trabajadoras y humildes, es la obligación de los intelectuales y de la clase obrera. Rebelarse contra tanta agresión es un acto de dignidad. Por eso hay que clamar y ya por la rebelión, por el alzamiento ciudadano y democrático.

Ayer 21 de Diciembre, cientos, miles de ciudadanas y ciudadanos nos manifestamos en todo el estado, exigiendo una ley de aborto que reconozca la libertad de las mujeres y su derecho a decidir. Ayer mismo ya hubieron movilizaciones frente a oficinas de las compañías eléctricas y hay convocado una apagón de la luz el día 30 del corriente en protesta por la mafia corrupta que es propietaria de la luz de todo un Estado. El 22 se reúne Suma (Encuentro socio-político de partidos y colectivos sociales y sindicales) y estudiará medidas y propondrá acciones o las apoyará. En Granada el 26 nos reunimos la Plataforma Social por el progreso o Cumbre Social, al objeto de movilizarnos. No hay Navidad posible cuando tanta gente tiene hambre y frío y la solución no es la caridad, es la solidaridad de clase y la lucha social y democrática.

En un contubernio público-privado mezclado y confuso, están construyendo una dictadura y lo están haciendo para repartirse el botín y poder robarnos a gusto, y el que proteste multa, despido o cárcel. Manguerazo y tentetieso, eso es lo que le espera al pueblo del corrupto y cruel Reino de España, si no nos rebelamos.

Todo tiene su sencilla explicación. Las mismas familias que constituyeron las oligarquías económicas y políticas durante el reinado de Alfonso XIII y la dictadura de Franco, siguen gobernado -con las lógicas incorporaciones- hoy en día. Su proyecto de Estado caciquil, dinástico, autoritario, mojigato y tremendamente injusto es el vigente. Sus intenciones no han variado. Se está viendo a pasos agigantados. Por eso el cinismo de los y las ministras del PP cuando hablan de libertad y democracia es asqueroso.

Todo esto a pesar de su rotundo fracaso y estar hundiendo y vendiendo España. Por eso no podemos seguir callados, ni quietos, debemos rebelarnos y ya.

Esto no puede continuar. Ya no tenemos tiempo. Antes preso que silenciado

Estamos ya en una pre-dictadura real y no somos conscientes de la gravedad de la situación. Se está atacando el derecho de huelga, las libertades de expresión y manifestación y preparando unas leyes represivas que permitan al poder y a los poderosos recortar, privatizar y despedir masivamente.

Si una huelga no produce quebranto a la patronal y no crea situaciones difíciles, no tiene sentido hacerla y solo puede conducir a la derrota y a la frustración. Hecho de menos un o una sindicalista con cargo importante en una estructura sindical de clase que, con valentía y de una vez, denuncie que el reino de España ya no hay libertad sindical. No hay libertad sindical puesto que los convenios colectivos ya no sirven, pues no obligan a la patronal. El derecho de huelga es una falacia en la inmensa mayoría de las empresas privadas, y los servicios mal llamados mínimos siempre son abusivos ¿Es que no hay nadie capaz de decir las cosas por su nombre? ¿Es que no hay nadie capaz de llamar a luchar por la libertad y contra esta dictadura conservadora que poco a poco se nos está imponiendo?

Hecho de menos un sujeto político y popular que con valentía llame a enfrentarse a tanta represión y tanta crueldad social. A tanta corrupción, a tanto negocio sucio. Nos están robando lo público para hacer negocio ellos, los de arriba, los banqueros, los ricos, los que tienen el poder. Los parlamentarios del PSOE son cómplices, pues ellos votaron e impulsaron la reforma exprés de la Constitución que sacraliza el derecho de los bancos y nos vende a la gran mentira y al gran atraco de la deuda, que si algo no es, es pública. Pero ¿Los parlamentarios de IU que hacen? Deben estar más en la calle y hablar más alto, fuerte y claro denunciando la dictadura que se está perpetrando, y dejar de participar en esa farsa haciéndola patente y declarándose en rebeldía, ellos y ellas y todas las restantes izquierdas.

Hace falta de una vez el sujeto político que nos impulse a salir más y mejor a la calle y que conecte con el pueblo soberano, pero sufriente y ninguneado. No logramos conectar con las personas víctimas de la crisis. Aunque muchas de ellas están también dormidas, asustadas, resignadas y desconfiadas. Pues bien o reaccionan, o aquí palmamos todas y todos. Si la gente no se rebela, sus hijos quedarán sin estudios, sin pensiones, sin dignidad ¿Qué le pasa a tanta y tanta gente que no se mueve ni por sus hijos? Malditos cobardes. Mientras tanto, los ricos nos están arrinconando y embruteciendo. Por eso hace falta claridad y valor.

Los poderosos mediante sus televisiones, radios, periódicos y elementos infiltrados en las luchas sociales, nos están haciendo desconfiar de la política. De esa forma son ellos -el PP, los banqueros, el rey- los que la hacen y nos someten. Por eso hace falta hacer política de una vez, POLÍTICA con mayúsculas.

Suma, la gente primero -frente amplio de fuerzas sociales y políticas populares y de izquierdas-, debe pasar también a la acción. El virus de discutir solo de método no lo debe enfermar. Hay demasiado en juego y si de verdad tiene deseos de convertirse en un nuevo sujeto político y de acción política de las clases populares para vencer al bipartidismo, la corrupción, los recortes y atracos sociales, debe ponerse a trabajar por unir, pero unir a fuerzas políticas y movimientos sociales en la acción decidida contra los ricos, los reaccionarios, las derechas y los pactistas derrotados de antemano. Agrupar fuerzas y ser el altavoz de las clases obreras y populares, de los invisibles.

Se nos esta empobreciendo tanto de forma material como cultural y se nos esta robando la democracia. Yo me pregunto ¿Pero qué nos está pasando? ¿Que le está pasando a tanta gente resignada o tan solo contemplando aunque sea complacida, como luchan otros? otros pocos. No queremos la simpatía de los humillados y explotadas, queremos la acción de las clases populares contra tanto chorizo, fascista, corrupto y también tanto pusilánime que ha abierto las puertas a este reino de mierda que nos deja sin dignidad y sin futuro.

Pero que se sepa alto y claro que tenemos alternativas, ideas y propuestas, gente preparada para implementarlas y honradez, mucha honradez.

Gritemos que sí hay dinero. Pero está mal repartido y los ricos o no pagan impuestos, o lo meten en Paraísos Fiscales con la complacencia de los gobiernos, que encima inventan figuras como las SICAV para que evadan legalmente y nos roben a su antojo, con tranquilidad. Como hay dinero y la gente lo tiene que saber, hay que levantar una fuerza política ya que se comprometa a hacer aflorar ese dinero, y ponerlo al servicio de las mayorías. Aunque eso exigirá el empoderamiento ciudadano y un fuerte apoyo popular. Si “Suma” puede contribuir a ello, pues bien. En cualquier caso los socialistas -que no socioliberales o vendidos a la banca- en cualquier caso, repito, los y las socialistas, que por serlo creemos en el reparto, la justicia, la solidaridad y la libertad, hemos de decir alto y claro, basta, hay un mundo nuevo que construir y un camino real por el que transitar hacía la igualdad, pero ya. El futuro es hoy. Mañana es la muerte.

El reino de España, de dictadura de los mercados a dictadura política

El poder está mercantilizado, la política privatizada. Los banqueros mandan. Botín comparte jefatura del estado con el Borbón. Todo eso lo sabíamos. Lo que ahora ocurre es que la dictadura mercantil en el reino de España, necesita más dureza para someter a un pueblo que puede comenzar a rebelarse. Los esclavos necesitan también el látigo, y el PP comienza a fabricarlo.

Son tantos los recortes, las amenazas sociales, el empobrecimiento generalizado y la destrucción del tejido social, que los pueblos pueden comenzar a hartarse y a rebelarse. Las huelgas sectoriales están aflorando cada vez con más fuerza y la respuesta ciudadana también, por tanto en la lógica de la derecha lo que ahora toca es represión. A más pobreza más dureza, más insulto, más dominio, más ostentación de poder.

Las reformas legales que el partido neo-falangista PP prepara son pura y simplemente dictatoriales. La ley Corcuera de “la patada en la puerta” ya no les sirve. Ya estamos hablando de palabras mayores. Se trata de blindar a una policía represora, y de oprimir a cualquier persona que ose en un acto de dignidad protestar.

No podemos ya callar. Esto no solo es un reino corrupto, injusto y neoliberal, es una dictadura. Que hayan parlamentos, ayuntamientos y cargos políticos electos no es suficiente para decir que hay democracia. La mayoría absoluta del PP y el dominio absoluto del monarca y un grupo de oligarcas, convierte en inútiles a las y los electos así como las instituciones llamadas democráticas. El PP, los banqueros y los ricos, el rey y sus tribunales no van a frenar su deriva dictatorial.

Ante la tiranía, rebelión

Nos roban, nos insultan, nos amenazan. Rebelión democrática y revolución ciudadana. La ciudadanía, la clase obrera ya no deben seguir callando. Los más jóvenes tienen ya ante ellos la misma oportunidad que sus abuelos y padres tuvimos, cual es luchar contra una dictadura.

El solo anuncio de modificar las leyes de “seguridad” y “protección ciudadana” debieran hacernos saltar como un resorte. Las palabras del ministro del interior hablando con tanto cinismo como poca vergüenza de defender la libertad, es sencillamente un insulto y demuestra su calaña.

¿Que más nos tienen que hacer? El PP debe ser arrojado del poder y el bipartidismo que nos ha traído hasta aquí, desaparecer bajo el peso de la indiferencia, la protesta y también el voto democrático.

Es la hora de la política. De la política repropiada por la ciudadanía, de la política seria y honrada en manos de personas que sufren. Hay que echar al basurero a tantas y tantas personas que se han aprovechado de nostras, nosotros y nuestra buena fe, así como de usurpar ideas nobles y buenas para medrar, hacer carrera, y a su vez hacer la carrera con los principios que ellos ni conocen, ni defienden. Pero también, y sobre todo, hay que derrotar al Partido Popular autoritario, injusto, cruel, y camino de ser también dictatorial.

¿Hay víctimas de primera y de tercera?

Cuando un grupo de generales monárquicos, reaccionarios y ultra católicos, apoyados por las derechas de la CEDA, los carlistas y las escuadras fascistas de Falange Española de las JONS dieron un golpe de estado, la Republica y el pueblo se defendieron y resistieron. ¿O es que, me pregunto, se tenían que dejar liquidar como corderos?

La guerra, fruto de una intentona militar fracasada, fue una consecuencia no deseada de la resistencia de los demócratas frente a los autoritarios que devinieron en totalitarios y acabaron tras la derrota de la democracia republicana y constitucional, fusilando y encarcelando injustamente a cientos de miles de hombres y mujeres. Condenados y ejecutados por “jueces” militares de carrera, y siguieron siendo ejecutados y encarcelados por jueces igualmente de carrera y por oposición, tras los primeros años de martirio popular. Estos jueces y militares profesionales condenaron, encarcelaron y fusilaron hasta 1975, ojo, no olvidemos ese dato.

Acabada la dictadura en la dictablanda y luego en la transición, se obligo a las victimas al silencio y el olvido. Se les obligo a perdonar –de hecho, la mayoría lo habían hecho ya– pero sobre todo se les ninguneó y jamás se les dio ningún trato de favor ni privilegio por haber sido encarceladas durante años, es decir secuestradas y metidas en zulos carcelarios contra su voluntad, o bien fusilados, es decir asesinados hasta 1975. Sus hijos, maridos, esposas, hermanas, parejas o padres no recibieron consideración pública alguna. Nada. Nadie.

Esas víctimas siguen siendo impunemente ignoradas. El asesino de Franco sigue siendo respetado por partidos políticos legales y políticos en activo. Hay quien considera que en los años cincuenta, sesenta, setenta del siglo pasado había estado de derecho en España y se queda tan pancho. Las oposiciones de la dictadura corrupta, enchufista y gris que sufrimos, no las cuestiona nadie. Jueces franquistas fueron tribunal de oposición de jueces ya en democracia. Generales de Franco mandaron en el Ejército hasta hace pocos años. La Oligarquía económica, ese capitalismo rentista y especulador que las oligarquías de la banca y el ladrillo representan al pie de la letra, son las mismas oligarquías que hoy nos dominan. Las mismas familias poderosas -más algún advenedizo- que han causado la crisis actual, nos siguen mandando hoy.

Esta situación se debe saber en las asambleas de 15M, pues no es posible una recuperación y regeneración democrática sin saberlo, sin tenerlo en cuenta.

Las viejas banderas republicanas que comienzan a ondear cada vez más en las manifestaciones de indignados e indignadas, son la expresión del periodo más limpio, participativo y culturalmente avanzado que ha habido en la historia política del estado español.

La Constitución de la II República, una de las primeras constituciones sociales del mundo.

Mientras, las víctimas del terror franquista siguen mudas, primero a culatazos, después a ostias y ahora con indiferencia y olvido. Nunca debe haber victimas por imposiciones políticas, negando los derechos del otro. Todas las victimas ni son iguales ni tienen las mismas motivaciones. Un verdugo, un torturador, un alto cargo de una dictadura criminal, por favor, no es una víctima.

La paz, la libertad y la justicia, con respeto a todas y todos es lo mejor. Pero nunca hay paz, sin justicia y nunca hay justicia sin libertad.

Que no nos roben la historia, que no nos roben la posibilidad de construir un mundo nuevo. Pero sepan las asambleas, los grupos de trabajo y las y los manifestantes del 15M, que una bandera tricolor en una manifestación es un acto de dignidad, reparación y de exaltación de la libertad. Es un sueño de un mundo mejor. Es el símbolo no de la izquierda, sino de un pueblo. Es una bandera popular que alzaron liberales de la época, socialistas, comunistas, obreros, mujeres que consiguieron el voto por primera vez y las clases populares que soñaron y que cientos de miles de ellas y ellos acabaron siendo secuestrados, asesinados, golpeados, insultados y ahora ninguneados y ninguneadas.

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑