Etiqueta: estado del bienestar (página 1 de 2)

Construyendo la izquierda desde la recuperación del socialismo

El Socialismo es un concepto amplio y emancipador que no es propiedad de ningún partido en concreto, sino de sus seguidores y seguidoras y de las y los que defienden sus principios de igualdad, democracia también económica y una nueva sociedad no capitalista y con propiedad pública y/o colectiva de los medios de producción y de consumo. Para ello, la lucha de clases contra los poseedores y dominadores es esencial, tanto como defensa de los logros y derechos sociales, como su consecución y lograr el reparto de la riqueza.

El Socialismo tiene en Marx uno de sus principales y más lúcidos pensadores, pero también hay otros muchos que han elaborado, difundido y propuesto. Así como muchas personas socialistas que han dedicado su vida a la lucha social y emancipatoria. Si bien igualmente sufre usurpadores de esta idea en beneficio de la banca, los capitales y las doctrinas liberales. En el Reino de España han abundado y abundan este tipo de piratas políticos. Han robado una hermosa palabra, llena de esperanza para regalársela a los poderosos, a los explotadores e incluso a un rey desprestigiado, decrépito y heredero de Franco.

El Socialismo tiene en Europa y Latinoamérica una rica tradición y ha logrado éxitos parciales innegables, tanto en su escuela socialdemócrata como socialista, como comunista. Actualmente surge con fuerza el eco-socialismo ante la destrucción del planeta que de forma constante significa el capitalismo, y por tanto no podrá defenderse la madre tierra sin otra forma de sociedad igualitaria, frugal y sustentable, lejos de consumismo criminal.

Por tanto, conscientes de la necesidad de aportar una visión socialista amplia e integradora y recuperar para las clases trabajadoras y populares, ese socialismo de origen obrero e implicado actualmente y a fondo en la Revolución ciudadana que comenzamos a vivir unos y unas cuantas socialistas y personas de izquierdas, que no nos resignamos a ver como se dilapida una tradición que tanto ha aportado y puede aportar y una visión de la vida antineoliberal y de reparto y justicia que es la verdadera libertad real y no la puramente formal que liberales y socioliberales propugnan. Organizados en diversas plataformas abiertas y participativas, trabajamos dentro de esta corriente de acción y pensamiento. Un núcleo de nosotras y nosotros agrupados en Construyendo La Izquierda, estamos trabajando en un próximo encuentro europeo de personas reconocidas de la izquierda del continente que han dado pasos decididos tanto de favor de la convergencia de las izquierdas, como de recuperación de la dignidad del socialismo.

Así pues, desde Construyendo la Izquierda vamos a trabajar al objeto de ayudar a clarificar y construir la alternativa socialista, para buscar la convergencia, la coalición, la alianza de las izquierdas. Somos unos más en este intento ilusionante. No somos, mejores, ni peores que nadie, solo somos personas que creemos que la política necesita revitalizarse con nuevas formas de participación reflexión y trabajo, diferentes de de viejos tics y dogmatismos superados y que las personas jóvenes desprecian. Sabemos además que sin el concurso de los movimientos sociales y los sindicatos de clase, nada será posible, de forma que tanto auto-organizada como contundentemente, frenemos los recortes genocidas que sufrimos, así como las privatizaciones gansteriles y con trampa que de forma miserable y ladrona ponen los servicios públicos al servicio de intereses y negocios privados de los amigos del poder, es decir del poder y esto desde el caso Cisneros hasta Güelmes y la verdad de la privatización de la sanidad madrileña, pasando por las privatizaciones bancarias y el expolio de las Cajas de Ahorros, se repite constantemente desde que en los años noventa del siglo pasado en Consenso de Washington decidió acabar con el estado del bienestar e impedir el estado social a sangre y fuego.

Es por eso que vamos a pedir que personas reconocidas venga, nos apoyen, den aliento y ayuden, pero también nosotras e ellos, intercambiando experiencias y proponiendo formas de acción conjunta.

Cumbre de la UE. Todos tranquilos, los bancos se salvarán. Las personas del pueblo tendrán… “Reformas”

Rajoy tranquilo. Monti un héroe. Holland el gran conseguidor, demostrando en la práctica a Rubalcaba (PRISA) las grandes ventajas de la unión nacional con Mariano (PP-CEOE). Mientras Merkel, aparentemente derrotada, advertía: “No hay acuerdo sin letra pequeña”. Es decir, en román paladino, nadie da duros a cuatro pesetas. Ah perdón, ya son euros.

La UE ha mostrado claramente que solo le interesan dos cosas: salvar a los bancos y al euro. La UE no es sino un tinglado mercantil, liberal, monetarista y ortodoxo en la aplicación unica y exclusivamente de medidas neoliberales, al objeto de salvar la crisis financiera desde esas recetas conservadoras.

Nada por la Europa social, nada por las clases populares europeas, nada por defender el estado del bienestar. Nada que rescate a las personas de los sufrimientos que esta crisis esta provocando.

Los bancos del Reino de España -e insisto con la idea- debieran ser públicos ya. Toda la liquidez, es decir el dinero público que se les está inyectando desde hace ya varios años, los convierte de hecho en bancos públicos. Por tanto, el no nacionalizarlos es una parte más de la gran estafa que se está perpetrando delante de nuestras narices.

El sistema aplica sus recetas y las personas no le importamos. Los partidos sistémicos se muestran contentos, pues su objetivo no es cambiar nada, tan solo salir del paso, salvar a sus protectores y padrinos y como mucho, si llegaran tiempos mejores, dar alguna migaja. La gran traición contra las clases populares se escribe día a día por personas aupadas en el poder por las mismas gentes a las que les priva de su derecho a ser felices, a tener un proyecto vital, a disfrutar de lo que ellas y solo ellas financian, porque los ricos y los bancos no pagan impuestos, y si tienen algún problema, los rescatamos.

Todo lo enunciado anteriormente es la causa de la aplicación del neoliberalismo, es decir la doctrina derechista, liberal, que sitúa a los poderosos por encima de los demás. Porque sí hay ideas. Sí existen las ideologías y unas, las derechas, las conservadoras y las socio-liberales y liberales, defienden a los de arriba y otras, las transformadoras, las criticas, las sociales y sindicales, las de izquierdas consecuentes y las socialistas, defienden una nueva sociedad justa, diferente y con medios y servicios públicos al servicio de la mayoría. En este sentido, la banca ejerce un servicio público, luego…

¿Que como distinguimos en la practica, que es hoy la derecha y la izquierda?:

Muy sencillo. Si se está por la nacionalización de la banca o no. Si se está por la auditoria de la deuda estatal y su depuración o no, o simplemente no se habla de esa propuesta. Si se está o no por la defensa de los derechos laborales, sociales, sanitarios y educativos, o en cambio se aprueban medidas de contención del déficit al objeto de garantizar el pago de la deuda a los bancos privados o no. Si se tiene o no la valentía de plantarle cara a la banca y los mercados y exigir el no pago a la deuda, puesto que es decir que no se acepta el chantaje de los poderosos. Estas sencillas propuestas son la frontera entre estar a favor de los de abajo, o trabajar para los de arriba.

Hemos invertido en Europa y en el Reino de España ya tantos billones en salvar de su ruina a los bancos privados y los fondos financieros, y hemos dejado de cobrar ya tantos impuestos a las y los ricos y las grandes empresas transnacionales, que deberíamos estar ya en tránsito hacía el socialismo.

A los sindicatos les pido que comiencen ya a tener claro que deben hacer política. No hay ya defensa posible del estado del bienestar, pues se lo han cargado. No. Solo es posible luchar por una nueva situación de reparto, democracia y justicia. Hay que volver a luchar ya por recuperar lo básico y volver a lograr la libertad sindical real, y no la puramente formal que nos han impuesto.

A ATTAC y otros movimientos sociales, les insto a llamar a la movilización, pues el sistema y su doctrina neoliberal no admiten más que privatizaciones, fraude fiscal y destrucción del territorio y el medio ambiente. No necesitamos ya más estudios, necesitamos activistas y acción, no disquisiciones. Ya lo sabemos todo y hay alternativas. Ahora lo que toca es ir a los barrios, a los y las paradas sin esperanza y dársela, ofrecérsela, pues ya no tienen nada que perder y mucho que ganar.

A la izquierda transformadora, republicana y ecológica, que se una. Se funde. Se coaligue y converja. Que no pierda su dignidad de años de lucha y sacrificio. Que no sea dogmática y se entere de que el único adversario ahora es el adversario neoliberal y la derecha reaccionaria. Que las personas adviertan, se enteren de qué propuestas claras y concretas se hacen para mejorar su vida y acabar con la doctrina del miedo imperante.

Stop al Pacto de Estabilidad

Advierto: en estos momentos se está fraguando el pacto de estabilidad. Este pacto, que es una continuación de la reforma exprés de la Constitución, está siendo negociado por los partidos sistémicos, con el PP a la cabeza al tener el gobierno, pero la dirección del PSOE, CiU y Cia. están en el asunto.

Nuevamente el déficit se pone por encima de las personas, y este pacto supone una agresión más contra las clases populares y los derechos sociales.

Ayer volvimos a salir a la calle a exigir la reposición del estado del bienestar, que ya ha sido dinamitado. No tiene sentido esta lucha si tan solo es defensiva. Hay que pasar a la ofensiva. En el nuevo panorama que se abre y que el Pacto de Estabilidad PSOE-PP-CiU-PNV pueden firmar, impulsado por el Gobierno Rajoy y la UE, puede ser otra vuelta de tuerca en este disparate pro-capitalismo financiero que sufrimos.

Hace falta articular una nueva convergencia politica, que articule las clases populares y lo más progresista de las clases medias y con propuestas antineoliberales y en alianza con los sindicatos, que defienda e impulse un nuevo paradigma político-social y acabe con la dictadura del déficit y la deuda.

Tras el 29 de Marzo ¿Que?

Habría que ser conscientes no sólo de las dificultades que conlleva organizar y montar una huelga general con todo en contra, sino también de otros factores que podemos comentar a continuación.

Primero el ataque de los medios de comunicación, todos ellos en manos de grandes empresas, bancos y del gobierno, por lo que el mensaje que la población de forma mayoritaria percibe es negativo -excepto en la red- y está además contando con dos factores negativos, como son la presencia muy activa de medios virtuales de extrema derecha y liberales en la misma, y además hay que tener en cuenta la tremenda brecha digital existente, que hace que millones de personas no puedan acceder a nuestra contra-información.

En segundo lugar, la ausencia de la izquierda en muchos barrios populares, así como de estructuras organizadas de carácter social, organizativo popular o sindical. La izquierda digamos “consciente” está alejada de la gente excepto en algunos casos y encima ha abandonado la pedagogía popular. Ya no hay estructuras fijas de educación popular, excepto en casos muy concretos y no generalizados.

En tercer lugar, el miedo. El miedo al amo. El miedo al despido, con una reforma laboral ya en marcha y por tanto perfectamente aplicable el día 29 y sobre todo el 30. El miedo a los de arriba y el miedo al futuro de mentes colonizadas por la televisión basura y el fascismo cotidiano de los poderosos, de los ricos, de las autoritarias derechas del estado español.

En cuarto lugar, nuestra propia división. Nuestro ajustes de cuentas internos. Las divisiones sindicales. El derecho de algunos visionarios o mesías a decir que es correctamente de izquierdas o no. Los guardianes de la ortodoxia. También las y los pactistas a cualquier precio. Los burócratas. Sindicalistas que ya han perdido la capacidad de jugarse el tipo en un piquete o que sencillamente, a fuerza de negociarlo todo, han perdido la capacidad de saber organizar una huelga general en condiciones duras y adversas. Los desconfiados de todo. Las y los nuevos burócratas de la no burocracia. Las manías de buscar la diferencia de forma infantil y ridícula, cuando enfrente tenemos a un enemigo común, cruel y estafador, gansteril y fascista que no nos distingue y para el que todas y todos somos sus enemigos de clase.

Aquí y ahora, el bloque crítico somos todos. Todas y todos estamos contra la contra-reforma laboral, contra la fiscalidad injusta y favorable a ricos y bancos que justifica recortes sociales para los de abajo, al objeto de enrriquecerse aún más los de arriba y consolidar su poder.

Tras el 29 el éxito será que salga bien la huelga. Nos fortalezca, una, nos conozcamos mejor y seamos capaces de organizarnos mejor. También que logremos que nadie juegue a nuestra costa ni con nuestro sacrificio. Esta huelga es de todas y todos los hartos y estafados, las indignadas, paradas, despedidas y explotados.

El capitalismo financiarizado que nos domina ha roto el pacto social. Está dispuesto a liquidar el estado del bienestar. Esa es su agenda real. Los capitalistas -que esos sí son el enemigo real- y los que detentan el poder, no van a ceder. A ellos les sobra ya el estado tal y como lo conocemos. Así pues en fase de derribo el estado del bienestar sobran miles de funcionarios y funcionarias que trabajan en servicios de tipo social y de atención ciudadana. Recordad: el estado liberal solo necesita policías, soldados, jueces y recaudadores, amen de algún ujier o fedatario.

Así pues, tras el 29 lo que hay que analizar es a que nos enfrentamos y dejarnos de espejismos. Olvidarnos de lo que fue. Construir lo que será.

Por tanto, entiendo que necesitamos una amplia convergencia socio-política que se enfrente a esta situación de emergencia y logre impulsar una revolución ciudadana, como la que ahora en Francia propone Melenchón, el socialista de izquierdas, candidato de la izquierda francesa en el Front de Gauche.

Una revolución ciudadana que rescate la soberanía popular y que logre impulsar la justicia y el reparto. El reparto y una vida digna para todas y todos.

Olvidémonos del Pacto Social de la postguerra y de los 60/80 del siglo pasado, eso ya ha finiquitado y es la burguesía, el nuevo y criminal poder financiero, la derecha los que no lo quieren; los que conscientemente, en una clara y desigual lucha de clases, nos han impuesto ya esta situación para la que han contado con cómplices, si, demasiados. Pero no es la hora de las vendettas, es la hora de saber donde está cada cual, y eso el día 30 de Marzo estará más claro.

Antiguas entradas

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑