Archivo sobre "huelga"

Parece que se han asustado, pero… No bajemos la guardia, son unos gansters

Parece que hemos acojonado al Gobierno. Pero ojo, subida haberla la habr√°. Por tanto no hay que bajar la guardia y pedir la nacionalizaci√≥n de las el√©ctricas. Un grupo de gansters no puede estar controlando los precios de la luz. Un grupo de capitalistas sin escr√ļpulos no pueden tener a todo el estado espa√Īol de rodillas. Un gobierno t√≠tere de las grandes compa√Ī√≠as privadas y bancos -tambi√©n propietarios de las el√©ctricas- no esta capacitado para seguir gobernando. Ahora a por la rebaja tarifaria tambi√©n y a ponerlos delante de un juez. Pero no olvid√©is: la luz y el agua no pueden ser negocios privados, o sus gestores acaban robando y extorsionando.

Lo √ļnico sensato ahora es seguir organizando apagones de luz y concentraciones, adem√°s de exigir la nacionalizaci√≥n de la electricidad en alta y en baja tal y como desde Alternativa Socialista se exige y oponernos a la maniobra contra las renovables y los medios de captaci√≥n de energ√≠a en los hogares y peque√Īas instalaciones.

Sube un 11% la luz. Feliz Navidad

Un 11% m√°s cara la luz. Son unos ladrones y unos hijos de puta. Pero nosotras y nosotros seremos unos indignos borregos si no hacemos nada. Tenemos unas tragaderas que nos hacen merecer lo que nos pasa. Ni Navidad ni leches, hay que organizarse y montarla. Hay ya llamamientos, pues vamos a hacerles caso. Pero vamos a organizarnos, FACUA, la Cumbre Social, las Mareas y todos.

Debemos manifestarnos ante las sedes de las compa√Ī√≠as el√©ctricas en cada ciudad, hacer apagones, exigir a los alcaldes y alcaldesas apagones de luces navide√Īas. No estamos para fiestas, y menos para que las el√©ctricas hagan negocio con la Navidad. Vamos a reventar ya!!!

Llamamiento a la movilización social contra los abusos de las eléctricas y las mentiras del Gobierno. Huelgas de luz

Convocatoria por una Huelga de Consumo Eléctrico

Comunicado de Construyendo la Izquierda – Alternativa Socialista

A todo el pueblo trabajador, consumidor y víctima de la crisis sistémica que padecemos. A las organizaciones sociales y populares, los partidos políticos democráticos y redistributivos, los sindicatos de clase, asociaciones y federaciones de consumidores, economía social y asociaciones de negocios familiares y pymes no controladas por la gran patronal. A las gentes que sufren los abusos de los poderosos y las injusticias y crueldades de este Gobierno:

Desde CLI-ALTERNATIVA SOCIALISTA entendemos que ante los abusos del poder protegidos por este Gobierno del PP y amparados en muchos casos por la reforma constitucional exprés del artículo 135 de nuestra Constitución, estamos soportando las clases populares de nuestros bolsillos y a costa de nuestros despidos y desempleo masivo las crisis y rescates bancarios así como de grandes empresas y grupos financieros. Todo por y para los poderosos mientras al pueblo solo los recortes y la represión.

El rechazo¬†de la moci√≥n de la Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados que propon√≠a medidas paliativas importantes contra la pobreza y la exclusi√≥n el√©ctrica,¬†por parte del PP en solitario, acompa√Īado del anuncio de la subida de la luz en Enero por parte del citado gobierno derechista, son la gota que colma en baso de la resistencia y el aguante popular. Todo para pagar una supuesta y dudosa deuda el√©ctrica de las Compa√Ī√≠as, las poderosas y grandes, ego√≠stas y mentirosas compa√Ī√≠as el√©ctricas que nos tienen de clientes cautivos a las familias, las pymes, los negocios familiares, cooperativas y aut√≥nomos.

Mientras se protegen los intereses de los consejos de administración de estas empresas en los que además de ricos y poderosos hay ex-presidentes de Gobierno y ex-ministros y ex-ministras de todos los partidos que han gobernado, se sube de forma inmisericorde la factura de la luz y se corta a personas paradas, precarias, pensionistas y familias a las que la crisis capitalista y bancaria a arrojado a la pobreza.

Mientras se defienden los intereses de una oligarqu√≠a el√©ctrica,¬†se castiga a las energ√≠as renovables¬†y limpias y se pretende poner un impuesto a las personas que disponen de medios de producci√≥n de energ√≠a propios y limpios, como si el sol o el viento fueran tambi√©n propiedad de los ricos propietarios de las compa√Ī√≠as de luz.

Ante todo esto¬†CLI-ALTERNATIVA SOCIALISTA¬†propone a todas las instancias socio-pol√≠ticas unitarias, cumbres, marchas de la dignidad, mareas y asociaciones altermundistas y de consumidores la convocatoria de unahuelga de consumo el√©ctrico generalizado, con horario parcial y tres d√≠as de duraci√≥n, al objeto de causar un da√Īo real a las empresas y exigir la revisi√≥n y bajada de los recibos y tarifas de la luz. Medidas contra la exclusi√≥n y la pobreza energ√©tica financiadas por eses ricas compa√Ī√≠as el√©ctricas y los bancos y un apoyo decidido del estado a los medios de producci√≥n el√©ctrica en los hogares, instalaciones agrarias y pymes y en peque√Īos municipios y barrios.

Solo con la resistencia y la acci√≥n decidida incluso sin salir de nuestras casas podremos vencer a tanta injusticia, crueldad y rapi√Īa.

CLI-ALTERNATIVA SOCIALISTA PROPONE:

Huelga generalizada de consumo¬†seg√ļn las masas ciudadanas unitarias acuerden.

-Programas estatales y de las CCAA al objeto de¬†apoyar renovables¬†en los hogares y centros p√ļblicos.

-Medidas urgentes¬†contra la pobreza y la exclusi√≥n energ√©tica. Ning√ļn hogar sin agua ni luz. Ninguna familia sin calefacci√≥n.

Auditoria p√ļblica de las compa√Ī√≠as energ√©ticas¬†y rebaja de las tarifas el√©ctricas.

Nacionalización de las empresas energéticas. La luz y el agua no son negocios, son derechos humanos.

Por un precio justo, ajustado y verificado por las asociaciones de consumidores y ciudadanos

No podemos seguir en nuestros sof√°s y barras de los bares quej√°ndonos mientras nos roban, extorsionan y se enriquecen gracias a la crisis.

Huelga generalizada de consumo de luz.

Si podemos

El éxito de la jornada de lucha-huelga general del 14 de Noviembre debe servir para continuar avanzando en el proceso de lucha antineoliberal y de convergencia.

La Huelga General del 14N ha tenido factores que la convierten en algo diferente, un antes y un despu√©s. En primer lugar, el ser una huelga europea -o al menos del sur de Europa, pero con actos de apoyo en Alemania, B√©lgica, Francia, Gran Breta√Īa, etc- es decir un acto internacionalista, visto adem√°s con mucha simpat√≠a en Am√©rica Latina. En segundo lugar, la convocante es la Cumbre Social, conglomerado de organizaciones sociales y sindicales muy plural y que le ha dado una impronta ciudadana a la convocatoria, a√Īadiendo los conceptos de huelga de consumo, acci√≥n c√≠vica e inclusi√≥n de amplios sectores de la ciudadan√≠a arrojados del mundo formal del trabajo por el capitalismo financiero y ex-fordista que sufrimos. En tercer lugar, la dimensi√≥n inclusiva del movimiento estudiantil, obrero y de personas paradas y pensionistas en la lucha. Se√Īalar√≠a en cuarto lugar que estos diversos factores sin embargo est√°n creando un caldo de cultivo que, al contrario de lo que pudiera parecer, est√° fomentado el esp√≠ritu de clase, la lucha de clases.

La clase de abajo, la clase no poseedora de capital financiero, la clase obrera de metal√ļrgicos, ferroviarios o dependientes con trabajo, pero hijos parados, estudiantes sin futuro o precarias y precarios, sin un contrato fijo como sus mayores, pero hermanadas y hermanados por la lucha. Los abuelos que conquistaron y consiguieron con sacrificios y c√°rcel el estado del bienestar y sus nietos que ya no lo disfrutan. Los aut√≥nomos y profesionales, proletarizados en realidad por franquicias, grandes empresas y cadenas alimenticias o comercializadoras transnacionales. Todas y todos hermanados por la guerra de clases que los ricos nos han declarado. El genocidio social que los bancos, poderosos, gobiernos conservadores y sist√©micos, as√≠ como las grandes multinacionales nos han declarado, con crueldad, rapi√Īa y violencia.

En este sentido hay que analizar la irrupci√≥n de los movimientos de indignados o el 15M, como nuevos e important√≠simos actores en lucha. Es precisamente el precariado originado entre las personas de las llamadas clases medias empobrecidas y entre los hijos de clases trabajadoras que creyeron ser clases medias. Este precariado, culto, preparado y con infancias felices aterriza ahora en un mundo cruel y ‚Äúdickensiano‚ÄĚ sin esperanzas, y con unos pol√≠ticos profesionales acomodados que les ignoran, no entienden su lenguaje y les excluyen o tratan de enga√Īarles, lo cual inexorablemente conduce a una nueva rebeld√≠a urbana, de gentes m√°s inteligentes que los integrantes de la carrera pol√≠tica, cooptados por las oligarqu√≠as pol√≠ticas en base a su nivel de sumisi√≥n, que no de preparaci√≥n. Lo importante para la resistencia social, sindical y pol√≠tica alternativa es encontrar el cemento, que facilita el encuentro entre el sindicalismo, el movimiento social y lo alternativo. El enemigo es com√ļn.

Una nueva visi√≥n del conflicto est√° traslad√°ndose a las calles de Europa esta vez, y en especial del Sur de Europa. El Sur ha sabido responder, y hoy Grecia, Portugal, Italia y el Reino de Espa√Īa est√°n dando la talla. La lucha de los pueblos del sur est√° molestando profundamente a los dirigentes econ√≥micos y pol√≠ticos conservadores, creando una gran confusi√≥n en las filas de lo que anta√Īo fue la socialdemocracia, y hoy es tan solo una facci√≥n pol√≠tica en crisis a la b√ļsqueda de un capitalismo con rostro humano. Ese es el quid de la cuesti√≥n, el capitalismo est√° en crisis y la crisis capitalista se quiere superar a espaldas de los de abajo. Para conseguirlo hay que eliminar todas las conquistas y derechos.

Lo cierto es que este 14N ha hecho ver cuestiones que hay que analizar y poner en el centro del debate, en mi opinión:

РEs necesario buscar un actor político que pueda, mediante un proceso convergente, transformar la movilización social en un sujeto político que nos haga transformar toda la marea humana que ya ha llenado avenidas y plazas y parado centros de trabajo, en una transformación seria y real que restablezca derechos y libertades perdidos, y posibilite el alcanzar una sociedad más justa y el reparto.

РCreo que la Cumbre Social y el 15M pueden -y deben- lograr puntos de encuentro y acción comunes. No estamos ya para tonterías. Los procesos ya se acompasarán o no, igual da. Lo importante ahora es encontrar una unidad de acción que el traspasar la lucha social de resistente a ofensiva, implica y exige.

– La Cumbre Social debe politizar claramente sus exigencias. De hecho una huelga general siempre es pol√≠tica. La necesidad de acabar con la reforma laboral y los recortes exige una nueva pol√≠tica, y ninguno de los que nos han tra√≠do hasta esta situaci√≥n es √ļtil. La reforma expr√©s de la Constituci√≥n del 78, adem√°s de inutilizarla, la parcializa a favor de bancos y poderosos, e impide el estado social. El problema es que no tenemos la fuerza pol√≠tica convergente capaz de alcanzar esas reivindicaciones y con voluntad de gobernar. Gobernar para cambiar, no para pactar con los poderosos o con sectores del sistema. Voluntad de ser mayor√≠a social, no parte de la sociedad. Mientras tanto tenemos la Cumbre Social, pero nos hace falta m√°s.

– La experiencia de lucha europea y de los pueblos del Sur de Europa nos obligar√° a fortalecer e integrarnos en la Alter Summit o Conferencia Alternativa europea. Es imprescindible. La CES, siendo muy importante, no es ya el √ļnico instrumento que puede impulsar la lucha de las clases populares europeas. La CES necesita de los movimientos sociales y alternativos, pues la lucha es global. Por tanto, solo una coordinaci√≥n de fuerzas sociales, sindicales y personas reconocidas, honradas, austeras y sabias, a las que leemos, estudiamos y nos fiamos, puede promover una coordinaci√≥n, conjunci√≥n y propuesta de luchas. El sindicalismo, que es muy importante y en el que yo creo, atraviesa algunas situaciones nacionales muy cr√≠ticas y ha sido debilitado por el capitalismo y la legislaci√≥n. Tambi√©n por el ultraliberal y reaccionario acerbo comunitario, es decir por la Uni√≥n Europea. Luego necesitamos nuevas fuerzas e iniciativas. La Alter Summit puede ser ese ente a nivel europeo.

– En el estado espa√Īol no hay libertad sindical. En el Reino de Espa√Īa se ha instaurado un r√©gimen autoritario que condiciona e impone a los habitantes de este estado una legislaci√≥n restrictiva, y que facilita a los grandes empresarios, bancos y a los ricos y poseedores todos los derechos, y adem√°s les protege con unas fuerzas policiales y de seguridad a su exclusivo servicio. Este r√©gimen autoritario posee unos medios de informaci√≥n a su servicio, tanto privados como p√ļblicos, que falsean datos, la realidad y la visi√≥n social y del mundo. Criminalizan todo acto de insumisi√≥n, protesta o simple reivindicaci√≥n democr√°tica. Establecen una f√©rrea censura sobre la familia real, excrecencia medieval imprescindible para mantener su dominio e imponer la falta de democracia que sufrimos. La democracia que se sufre en el Reino de Espa√Īa es de una calidad p√©sima y nos asemeja m√°s al Reino de Marruecos que al de Suecia o Noruega.

Tras estas reflexiones, creo que el 14 de Noviembre ha sido un éxito de las clases trabajadoras. La falta de libertad sindical y de democracia ha arrojado a millones de personas a las calles. Las alianzas sobre el terreno conseguidas hay que mantenerlas y conquistarlas como permanentes.

Me permito solo terminar con un ejemplo de lo que podemos hacer: Fathi Chamky, portavoz de ATTAC-CADTM de T√ļnez, compa√Īero y amigo, altermundista y marxista revolucionario y anticapitalista, encarcelado en la dictadura, en Florencia me cont√≥ lo que ahora las izquierdas plurales est√°n haciendo en T√ļnez. Hicieron la revoluci√≥n y acabaron con la dictadura de Ben Al√≠. Tras acabar con el r√©gimen mafioso de Ben Al√≠, ganaron las elecciones los islamistas y estos siguen practicando las mismas pol√≠ticas neoliberales que la dictadura pro-occidental, por lo que ahora han constituido un Frente Popular, al objeto de en la lucha ganar la confianza del pueblo y junto a los Sindicatos, la UGTT, asociaciones -ATTAC entre ellas- de derechos humanos, feministas y partidos pol√≠ticos de izquierdas, marxistas para los tunecinos, as√≠ como revolucionarios, es decir los que no apoyaron la dictadura. Todos agrupados en el Frente Popular tratan de poder cambiar el panorama pol√≠tico y aplicar medidas antineoliberales y de justicia. Ojal√°¬†aqu√≠ fu√©ramos capaces. Yo al menos, pero se que muchas personas m√°s, s√≠ nos atrevemos a hacer esta propuesta. La cuesti√≥n es sencilla: todas y todos los antineoliberales unidos frente a este estado de cosas. En Europa hace falta un gobierno de izquierdas (he dicho de izquierdas) que rompa la din√°mica liberal-autoritaria que sufrimos ¬ŅSeremos capaces?

El 14 de Noviembre es la fecha clave seg√ļn la Alter Summit de Florencia. Europa social en lucha

Hoy a las 14h, la Conferencia Social de Florencia -Alter Summit o Florence 10+10- ha comenzado a debatir sobre cómo construir un equilibrio de poderes contra la troika y la austeridad europea: una propuesta.

Rico y amplio debate con fuerzas diversas de movimientos sociales y sindicales fundamentalmente, pero también con economistas y activistas. El objetivo es construir un programa antineoliberal contra la austeridad y como frenar estas políticas.

Desde la alternativa neokeinesiana o ‚ÄúRooseveltiana‚ÄĚ a la ruptura sist√©mica pero, eso s√≠, sin sectarismo y llamando a la convergencia. Sindicalistas, activistas, miembros del 12 de Marzo portugu√©s a expertos, buscando la respuesta. Aqu√≠ se viene ya a proponer. Por lo pronto, el 14 de Noviembre es una fecha considerada clave. El 14 de Noviembre Grecia, Portugal y Espa√Īa, junto a Chipre y Malta, pero tambi√©n en Italia -la CGIL ha convocado una huelga de cuatro horas- y Francia con manifestaciones, se unen en un d√≠a de acci√≥n internacional de lucha contra los recortes, por la defensa de lo p√ļblico y los derechos sociales y laborales, contra el paro y la precariedad y por la igualdad. El 14-N ser√° un grito simb√≥lico y el inicio pr√°ctico de la respuesta continental contra las pol√≠ticas conservadoras y derechistas que la Uni√≥n Europea y sus gobiernos imponen.

El debate ha se√Īalado que, en primer lugar, es el neoliberalismo el el responsable de haber creado esta crisis. En segundo lugar, la respuesta pol√≠tica es imprescindible. Las pol√≠ticas practicadas por la Uni√≥n Europea, desde 1979 hasta la fecha, han sido nefastas para con los derechos sociales, los bienes p√ļblicos y la ciudadan√≠a, motivando con su ultraliberalismo este estado de cosas. Por tanto, liberales, conservadores y socialdemocr√°tas son responsables de la situaci√≥n actual.

Los grandes sindicatos se han incorporado con retraso a las luchas sociales antineoliberales, excepción hecha de la CGIL italiana y la CGT francesa. Pero ya están incorporados muchos de los grandes sindicatos confederales, si bien en algunos países hay importantes diferencias actualmente en el movimiento sindical y en otros una gran debilidad, como es el caso británico. Pero hemos avanzado y, a pesar de los desencuentros en la CES, es posible ya un 14 de Noviembre al menos en el sur de Europa. La buena noticia es que al menos los grandes sindicatos de tradición de clase, de origen en las izquierdas, ya están incorporándose en esta alternativa.

Desde Portugal nos han tra√≠do un mensaje claro, como es el no al sectarismo. Movilizaciones populares contra los recortes y la celebraci√≥n de un Congreso Alternativo Ciudadano, al objeto de lograr el cambio social y pol√≠tico. Por supuesto rotundo apoyo a la huelga general de 14 de Noviembre, fecha que por cierto tiene origen en el pa√≠s Luso. Sin embargo, tanto una asistente portuguesa como otra espa√Īola, representante de CCOO, han se√Īalado que en Portugal y Espa√Īa, a pesar de la situaci√≥n o por ella, muchas personas no pueden acudir a la huelga por miedo al paro, el despido y la gran inseguridad legal, pues las medidas que proteg√≠an el derecho de huelga no existen ya. En nuestro caso, el derecho de huelga en el sector privado es una entelequia. No hay -se√Īalo- derecho de Huelga y somos una dictadura ya en muchos aspectos.

Otra cuesti√≥n planteada es que debemos cambiar en Europa el paradigma pol√≠tico, muy escorado hacia las ideas conservadoras y con unos pol√≠ticos sin ideas. Como an√©cdota -por cierto muy grave- un ponente del Partido Socialista Franc√©s ha se√Īalado que Hollande le reconoci√≥ en El Eliseo que no se pod√≠a ir contra el poder financiero, hab√≠a que tranquilizar a los mercados, pues ‚Äúno ten√≠amos doctrina‚ÄĚ. ¬ŅC√≥mo que no? No la tiene ya el socioliberalismo, pero si la tenemos nosotros. Estamos forjando experiencias, estudios, an√°lisis y debates que nos est√°n llevando a hacer programas alternativos. Lo √ļnico es que las clases populares nos tienen que escuchar, hemos de lograr decir a las personas que hay ideas diferentes. Pero para ello, insisto, la convergencia es prioritaria. Nuevas formas de acci√≥n-informaci√≥n tambi√©n. Hay que buscar alternativas a las huelgas generales, sin renunciar a ellas, pero debemos idear m√©todos m√°s eficaces.

Se ha informado que se est√° trabajando ya en un amplio proceso de convergencia europeo, en el que se lleva ya un a√Īo trabajando y que en unos tres a√Īos puede estar concluido. En este asunto he intervenido y propuesto que desde el sur, desde la Europa mediterr√°nea, en tres a√Īos la mitad podemos haber muerto de hambre si no actuamos de forma convergente y contundente ya. Que no. Que es cuesti√≥n de simple supervivencia, de frenar el genocidio social ya, por lo que la convergencia en el Estado Espa√Īol y en la Europa del sur es urgente y no tiene ya demora. Es tan duro el recorte social impuesto y el que se espera r√°pidamente.

La Europa del Sur debe establecer su propio marco de alianzas sociales y un proceso de luchas superiores y m√°s decididas. Los actores sociales debemos pasar a ser actores pol√≠ticos. Los pol√≠ticos que nos apoyan deben saber que los Movimientos Sociales sabemos andar solos y nos autogestionamos solos, por tanto podemos ir juntos, acompa√Ī√°ndonos, si es que son antineoliberales. Pero la convergencia es confluencia en igualdad de condiciones.

Al final la asamblea propondr√° a la Alter Summit m√°s rapidez y tener en cuenta la tr√°gica situaci√≥n del sur, y ser por tanto mucho m√°s r√°pidos y lograr, con car√°cter urgente, la convergencia y las movilizaciones. Un genocidio social no puede esperar y la movilizaci√≥n socio-pol√≠tica antineoliberal es la √ļnica soluci√≥n, junto con una ciudadan√≠a empoderada y autoorganizada.