Archivo sobre "Latinoamérica"

“La derecha venezolana, como la española, solo es democrática si gana las elecciones”

Análisis sobre las elecciones municipales venezolanas en Radio San Borondon

Capriles ha fracasado en su idea de convertir las elecciones municipales en un plebiscito contra el gobierno de Maduro, dijo

ImageImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- El politólogo Carlos Martínez, miembro de Construyendo la Izquierda, realizó un análisis de los resultados electorales venezolanos que han deparado la amplia victoria del chavismo y aseguró que el imperialismo ha vuelto a fracasar en su intentona de acabar con el gobierno socialista del pueblo en Venezuela.

Martínez opinó que la campaña criminal de la derecha oligárquica venezolana, apoyada en la prensa imperialista internacional, para tratar de poner al pueblo de Venezuela contra del socialismo que lidera Nicolás Maduro ha fracasado estrepitosamente, porque lejos de acercarse a su propósito, ha obtenido una derrota amplia y significativa.Los resultados electorales, escrutado un 98% de los votos emitidos, pone de manifiesto que el PSUV ha crecido, superando incluso las expectativas, lo cual demuestra que el socialismo y el chavismo siguen muy vivos en Venezuela, explicó el experto en política latinoamericana, para quien hay que felicitar a los socialistas venezolanos que lucharon voto a voto en una campaña muy dura, hay que felicitar a todo el Gran Pueblo Patriótico, pero especialmente al pueblo de Venezuela que se ha levantado contra el golpe de estado económico que la derecha y la oligarquía estaban dando en el país para tratar de derrocar al gobierno de Maduro.

Desde su punto de vista, la derecha venezolana ha recibido un duro golpe por parte del pueblo, que le ha dicho en estas elecciones del domingo que la revolución bolivariana sigue adelante, tras lo que recordó que en los momentos más duros para el gobierno de Maduro, el presidente ha defendido que ese proceso iniciado por Chávez estaba muy vivo, lo que le llevó a tomar medidas drásticas, criticadas por la prensa internacional del sistema a través de la manipulación intencionada, que paradógicamente son las que han hecho avanzar al chavismo con respecto a las pasadas elecciones generales, hasta superar a la MUD por más de 6 puntos.

Hablamos de medidas que básicamente se han centrado en la lucha contra la corrupción política, actuando contra todo aquel político o funcionario que violara las normas, sin distinción ideológica, pero sobre todo centradas contra la corrupción empresarial que llevó a la oligarquía a esconder productos de primera necesidad, para especular con los precios, con el objetivo de llevar al pueblo en contra del gobierno.

Carlos Martínez puso en valor varios aspectos de estos comicios. Aunque normalmente es difícil hacer una comparativa entre elecciones municipales y presidenciales, destacó que en Venezuela hablamos de municipios que acogen a millones de votantes, por lo que la victoria del PSUV y sus partidos pequeños en 257 de los 335 municipios se puede considerar de abrumadora, pero es que además se trató de unos comicios con una participación más elevada de los acostumbrado, lo que pone de manifiesto que el pueblo de Venezuela ha comprendido el enorme valor de estos comicios.

Tras recordar que a Henrique Capriles, lìder de la oposición, lo asesora entre otros Felipe González, dijo que la derecha y la extrema derecha de Venezuela han pretendido convertir estas elecciones en un plebiscito contra el gobierno de Maduro, pero esa estrategia de dura confrontación les salió mal porque no solo no ganaron, como pensaban, sino que han perdido feudos importantes, pero sobre todo han perdido muchos votos en los que consiguieron la victoria.

Lo peor para Capriles y la derecha venezolana es que no aprenden de sus errores, dijo el politólogo, quien recuerda que mientras los dirigentes del PSUV han reconocido las derrotas en los municipios ganados por la MUD, por escasas diferencias que fueran (algunas por debajo de un punto), la derecha no acepta que ha perdido y salen en la prensa sus dirigentes hablando de un país dividido.

Carlos Martínez recuerda que Venezuela es de los países que más elecciones celebra en el mundo (casi una cada año) y en todos los comicios celebrados en los últimos catorce años, salvo en uno, el chavismo ha ganado, la mayoría de las ocasiones holgadamente, por lo que afirma que esa oligarquía venezolana, que es capaz de esconder productos de primera necesidad para colocar al pueblo en contra del Gobierno, carece de credibilidad, como ha puesto de manifiesto el pueblo dándoles la espalda.

Comunicado de la Alternativa Socialista en solidaridad con Evo Morales y los pueblos de América Latina

Construyendo la Izquierda – Alternativa Socialista manifiesta su más viva indignación por el secuestro de Evo Morales y la actitud claudicante y vergonzosa ante los EE.UU. de todos los mandatarios europeos.

Hace ya años que las personas de izquierdas consecuentes y transformadoras sabemos que el imperialismo es una lacra no solo de dominación e intromisión, también de expolio de otros pueblos por parte de los poderosos del mundo. De igual modo sabemos que tiene un contenido racial, xenófobo y de supuesta superioridad moral.

Europa y los EE.UU. presumen de democracia, pero espían, controlan y reprimen a sus pueblos propios y tratan de colonizar a los demás. Los cambios mundiales y la aparición de potencias independientes y solidarias entre ellas, molesta profundamente al capitalismo racista occidental y sus gobiernos títeres.

Por eso la insumisión de Ecuador, Bolivia, Venezuela y otros muchos es intolerable para ellos.

El Socialismo del siglo XXI, del que CLI-AS es parte, es un grito de liberación, es la construcción de un modelo propio y nuevo de transitar hacía la dignidad y el buen vivir de los pueblos. Evo Morales es uno de sus referentes internacionales, por eso el secuestro y de ahí la vergüenza.

Los pueblos del Estado español hemos de decir a los pueblos de América Latina que esos mandatarios no nos representan y que todas y todos estamos secuestrados con Evo, que independientemente del desenlace, que ha sido positivo, la vergüenza y el escarnio sufrido por él nos deben hacer reflexionar.

Es hora ya de recuperar el internacionalismo socialista.

El ciudadano Correa

Ecuador y su Revolución Ciudadana es una de las respuestas latinoamericanas más contundentes al neoliberalismo mundial. A esta afirmación debemos añadirle que también lo es exitosa. El gobierno de Correa, parte esencial del ALBA, ha logrado importantes victorias frente al conservadurismo y al capitalismo mundial entre las que, de forma paradigmática, se sitúa su auditoria de la deuda y la nueva Constitución, que fue la primera en introducir un concepto tan importante, como el del buen vivir frente al consumismo, destructor de mentes y espíritus como genocida del planeta tierra.

Pero si algo hay que agradecer a los mandatarios y mandatarias progresistas latinoamericanos desde el resto del mundo, y desde Europa en especial, es su claridad de ideas y de acciones. Correa es muy claro y además posee la autoridad de su doctorado en economía y su profundo conocimiento del funcionamiento del capitalismo financiero. También la de sus victorias electorales frente a la oligarquía ecuatoriana. Por eso en su reciente gira por la vieja Europa se ha permitido dar lecciones -afirma que sin pretenderlo- a unos mandatarios torpes, reaccionarios y neoliberales, que nos conducen irremisiblemente al abismo social.

Escuchando al presidente Correa en Valencia, no pude sino sentir envidia del pueblo ecuatoriano. Lo que Correa afirmó es lo mismo que, desde el estado español, llevamos tiempo afirmando y denunciando todos y todas las activistas sociales antineoliberales y anticapitalistas, y es sencillamente que para el neoliberalismo imperante en Europa lo importante son los bancos privados, no las personas. La mal llamada deuda pública -la mayor parte de ella privada en realidad- cuyo pago a costa de recortes y austeridad contra los de abajo se ha situado en el Estado Español, incluso con rango constitucional por encima de los derechos humanos.

Latinoamérica advierte con contundencia: Están cometiendo los mismos errores que cometieron las oligarquías derechistas en su continente en los años ochenta y noventa del siglo pasado. La crisis, en consecuencia, se profundizará y el empobrecimiento de las clases populares producirá mucho sufrimiento.

Se puede salir de la crisis capitalista, claro. Correa lo afirma a voz en grito desde los distintos escenarios de encuentro con Latinoamericanos, y ecuatorianos en particular, que ha tenido estos días de gira por tierras de este bananero Reino. Pero haciendo justo lo contrario de lo que se está imponiendo desde todos los gobiernos europeos, lacayos todos del capitalismo financiero.

Lo que Correa no podía hacer, en calidad de jefe de estado extranjero de visita, es llamar a la revolución ciudadana en nuestro Reino corrupto y empobrecido por sus gobernantes y sus banqueros. Pero nosotras y nosotros sí podemos, es decir sí se puede.

La crisis tiene soluciones, si. Pero la solución ni es más neoliberalismo, ni es menos democracia. La crisis capitalista tiene un origen político y solo tiene una solución política. Esto muchas y muchos llevamos tiempo afirmándolo, pero es de agradecer que el presidente ecuatoriano lo recalque también en el desierto europeo de forma alta y clara.

Como recientemente ha afirmado Ignacio Ramonet, Europa tiene mucho que aprender de Latinoamérica y yo añadiría de forma especial, esencial, de los estados del ALBA.

Solidaridad con el pueblo humilde y trabajador y los socialistas de Venezuela

No me gustan los panegíricos, no me gusta adular. Pero no soporto la violencia fascista y racista de la oligarquía venezolana.

Tampoco soporto las mentiras de sus amigos los grupos de presión y comunicación, y la derecha y extrema derecha española, que sin excepción están silenciando los asesinatos y violencia del caprilismo y la derecha venezolana.

Las elecciones han demostrado que Maduro y el PSUV tienen mucho trabajo por delante, y que además muchos sociólogos y politólogos coincidimos en que se ha diseñado una mala campaña. Maduro tenía que haber sido más él mismo y no la sombra de Chávez. El presidente Chávez es irrepetible y único. Ahora sigue el proceso y el tránsito hacia el socialismo. Ahora se trata de un proceso colectivo, y eso es más difícil.

El Presidente Maduro tiene potencial, pero lo debe desarrollar y demostrar. Nunca un cambio -y más si es frente a los poderosos- es fácil. Recordemos a Salvador Allende o a la II República Española.

Las socialdemocracias europeas nunca han molestado a las oligarquías, por eso han tenido gobiernos más tranquilos. E incluso a pesar de ello, por ejemplo en el reino de España se han gastado muchos millones en derribarlas. Pero si algo está demostrando la oligarquía venezolana es que es fascista y que ya tenía preparada de antemano esa reacción. No triunfarán a pesar de sus algaradas y crímenes.

Cuando lo que se cuestiona es el poder y el poder económico, es decir la democracia económica y avanzar hacia el reparto, entonces las burguesías amenazadas reaccionan con violencia, dando golpes de estado si hace falta. En Venezuela había uno preparado, pero ha fracasado. Una Venezuela gobernada por socialistas es una garantía para los pobres del mundo, por eso todas las derechas y oligarquías se han volcado en EE.UU. y en Europa a defender a la derecha pro-imperialista venezolana. Pero ¿Que pueden hacer un grupo de potencias decadentes y con una profundísima crisis capitalista, además de causar dolor? Nada ya, mal que les pese.

Por todo esto, todas las izquierdas mundiales deben apoyar con decisión a sus hermanos y hermanas venezolanas.

Esto también es una lección en el estado español, para los que afirman que ya no existen las izquierdas y las derechas. Esa falacia la han desmontado del todo siete crímenes en Venezuela. Siete personas asesinadas por ser socialistas -eso si, socialistas, no socioliberales, ni terceras-vías ni otras zarandajas. También ha demostrado que las oligarquías harán cualquier cosa por defender sus privilegios de casta y de clase. Esto forma parte de la lucha de clases mundial.

Lo que nos hace falta es recuperar en nuestro estado español la esperanza, la ilusión por el cambio, los valores y crear una amplia convergencia de los de abajo.

En Venezuela, las clases altas desprecian a los humildes -a los de abajo- hasta limites insospechados. La mayor parte de los periódicos y canales de televisión son privados y antichavistas: Que se deje ya mentir, pues esa es la fuerza de la oligarquía incluso por allí. Televisiones y periódicos de la oposición capitalista que intoxican diariamente y a pesar de ello, de no estar ya el llorado Chávez, Maduro ha ganado.

En Europa, en el reino de España también nos desprecian. Nos roban y agreden. Pero también hay personas humildes, pobres que votan a las derechas y se creen sus mentiras por miedo, por ignorancia, por sumisión, aunque también por falta de alternativas y de mensajes claros, comprensibles e ilusionantes.

Mirad la que están liando con los escraches. Son pacíficos, pero no soportan a la chusma ante sus casas cómodas y calientes, sin amenaza de desahucios, o con una hipoteca que les pagamos entre todas y todos. Pues si eso pasa con los escraches, cuando los de abajo, los progresistas, las izquierdas, los y las socialistas que lo son y creen en el reparto y están dispuestos a enfrentarse a los bancos, ganemos las elecciones y gobernemos, el camino también será duro, difícil y complicado. Por eso las izquierdas transformadoras políticas y sociales del sur de Europa nos hemos de unir y coordinar para las luchas y para alcanzar los gobiernos.

Mi solidaridad con el pueblo trabajador y bolivariano de Venezuela. Mi solidaridad con la democracia y el socialismo venezolanos. Mi deseo de que Nicolás Maduro sea él mismo. Los hijos de Chavéz somos todos, por lo cual le pido fuerza, reparto, afianzamiento del poder popular y participativo y de un proceso de cambio colectivo.

Recordando a Chávez – entrevista en Radio San Borondón

Entrevista en Radio San Borondón conversando con Cesar de Hugo Chávez, de Latinoamerica y sobre el acto del día 2 de Marzo en Madrid, con Oskar Lafontaine, Dimitris Touskalas…. Entrevista hecha con mucha emoción, con el corazón, las tripas y sin miedo. Gracias Hugo, gracias Cesar.

ImageAudio de la entrevista