Etiqueta: Libia

De la arena de la playa a las arenas del desierto libio

Hoy, sábado y paréntesis laboral -de las que aún tienen trabajo-, habrá gente muriendo en Libia. La geoestrategia occidental camina de fracaso en fracaso hasta el hundimiento total de un sistema decadente, consumista, hedonista y en profunda crisis de valores, tratando de imponer una democracia tan oligárquica como de baja calidad que sus pueblos sufren, aunque cada vez menos en silencio. Esta decadencia sin embargo sigue poseyendo, y en eso se basa su fuerza, una capacidad todavía muy grande de bombardear y de hacer sufrir a pueblos peor armados y más pobres en lo que a capacidad militar se refiere y siempre de otras obediencias religiosas, musulmanes preferentemente, aunque no únicamente.

No defenderé a Gaddafi, no me gustan sus ostentosos y ridículos uniformes militares, ni su antigua amistad con Aznar y Berlusconi pero, a la hora de analizar Libia (la situación social y su modelo de bienestar hasta que comenzaron los bombardeos cristianos y occidentales), habría que tener en cuenta otros parámetros que nuestra soberbia occidental y nuestro eurocentrismo racista nos impiden ver en ocasiones.

Lo cierto es que, tras una guerra tan sangrienta como inútil y con cientos de miles de muertos civiles, la cuestión iraquí sigue aún en la incertidumbre, la rebelión contra los invasores en marcha, y un gobierno chiíta inestable incluso para garantizar los intereses occidentales. Así, el único estado árabe con estado del bienestar -y donde las mujeres gozaban de educación universitaria, derechos familiares y posibilidad personal de vestir según su voluntad-, se encuentra destrozado y en manos de integristas.

Afganistán, un avispero donde los soldados norteamericanos comienzan ya a retirarse, ahora precisamente que el talibán y sus tribus aliadas comienzan a obtener el control de territorios e incluso eliminan al hermano del presidente títere de Occidente.

Como no había suficientes meteduras de pata, tenemos ahora la aventura Libia, con el reino de España presente y despilfarrando millones de euros, mientras aquí se regatean humildes pensiones de vejez y viudedad y hay al menos un millón y medio de personas ya sin recibir ni un euro de ayudas y subsidios. Esa es la realidad, dinero para matar, imponer unos ya caducos deseos imperiales, mientras que aquí se avala el copago sanitario y se PONE EN VENTA, SE PRIVATIZAN DE FORMA ESCANDALOSA LOS BIENES PÚBLICOS QUE GESTIONA AENA. Se están privatizando los aeropuertos de Barajas y el Prat y se esperan obtener 5000 millones de euros, cuando solo la T4 de Barajas ya costó más. ¡¡Basta ya!!!

Otro día hablaremos de ambas cosas, pero no puedo pasar hoy de denunciar como nos entrometemos en guerras con los demás, exportando sufrimiento, mientras aquí hay víctimas que sufren la crisis del capitalismo.

La intervención en Libia tiene tanto de proteger el negocio de los pozos de petróleo, como de evitar que la presencia China se incremente en Libia. Lo de Libia es una guerra interpuesta con los emergentes. Piensen, por ejemplo, en el apoyo claro de Sudáfrica al régimen Libio y la fría posición rusa, vigilante y observadora interesada de las carencias militares de la OTAN, incluso China observa y sonríe ante la incapacidad militar de los invasores y, por si acaso, negocia contratos ya con ambas partes.

Me río de los expertos del Instituto Real Elcano. Sus observaciones siempre fracasan pues son parciales y pro-cruzadas occidentales contra el mundo árabe. La realidad, y lo afirmo, es otra. Sobre esto hay un buen artículo al respecto de Fernando Moreno Bernal que recomiendo.

Los que hemos acertado con Irak, Afganistán y ahora con Libia, jamás seremos consultados, porque no somos “reales” –afortunadamente-, pero sí somos realistas, y ser realista es analizar y ver con veracidad y rigurosidad, aunque eso no le guste al poder.

Por lo pronto sí podemos exigir que el dinero gastado en Libia, Afganistán y Líbano se dedique a las pensiones y a las paradas y parados sin prestaciones y que no se malvenda AENA y los aeropuertos. Un gobierno que afirma ser progresista jamás debería privatizar nada, y menos sectores estratégicos.

Libia. Pero ¿qué pasa en Bahrein?

Recomiendo este artículo para poder entender mejor que ocurre en Libia. Las cosas no son tan sencillas como parecen y menos aún como nos las pintan.

Aznar y Berlusconi, entre otros muchos, se reuniron con el cornel Gadafhi cuando era amigo de Occidente.

Las armas que utiliza Gadafhi contra su pueblo se las ha vendido Europa y los EE.UU. ¿Ahora que pasa? ¿que ha cambiado?
¿Por qué no se habla de la represión de Bahrein? Lo de las dos varas de medir funciona a la perfección.

No se puede imponer a tiros la democracia. Irak, pero tambien Afganistán, son la muestra.

Negocio, todo negocio. Lo malo de esto es que siempre hay muertes de civiles y que los pueblos siempre pagan el pato, sobre todo si no son rubios y con ojos azules.

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑