Archivo sobre "mesas de convergencia"

El golpe del 12 de Julio de 2012

Comunicado de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción

Las MCCA entienden que la respuesta ya está en la calle y en la Huelga General Ciudadana y Global

Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción denuncian que las medidas tomadas por el Gobierno de España y el PP que lo sustenta, por su calado y efectos sobre las clases populares, son en sí mismas un golpe de estado.

El presidente Rajoy compareció ante el Congreso y mintió una vez más, pues no desveló el auténtico calado del decreto de nuevos recortes, que -publicado en el  BOE con fecha 14/7/2012- ha demostrado ser todavía más duro, restrictivo y aniquilador de derechos sociales y laborales de lo que se anunciaba.

Las medidas rompen definitivamente el pacto de la Transición y acaban con la Constitución de 1978, que ahora es simplemente papel mojado. El PP impone toda una batería de acuerdos que acaban con el estado social y de derecho que pretendía ser el reino de España.

El decreto que el PP acaba de imponer desvirtúa la democracia, se ceba con los sectores más débiles de las clases populares, como son personas paradas, dependientes y jubiladas, privatiza sectores clave como la sanidad pública, los transportes ferroviarios y portuarios y, lo que es más grave, liquida los servicios municipales y locales que se gestionaban a través de los propios ayuntamientos, consorcios y mancomunidades. Pero es que además, todos estos cierres de empresas públicas, consorcios y ayuntamientos, provocarán más paro todavía, y por tanto mayor empobrecimiento de la población. A lo que se añade los recortes salariales del funcionariado. La pérdida de empleos públicos y las rebajas salariales de este sector tan importante generarán ruinas y quiebras de la actividad económica auxiliar de estos servicios, incluido el hostelero, y tan solo beneficiarán a empresas cercanas al poder, bancos y aseguradoras privadas.

Lo que el PP y su gobierno están haciendo tiene el beneplácito de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y es una imposición de la derecha gobernante en Alemania. Es la clara y palpable demostración de que la dictadura de los mercados es una realidad y de que la Unión Europea solo impone políticas neoliberales y restrictivas, que siempre perjudican a las clases populares y trabajadoras, con empleo o sin él.

Ante esta vuelta de tureca, pues los recortes se comenzaron a aplicar en 2010, desde las Mesas de Convergencia Ciudadana, que llevan desde 2011 avisando, proponiendo e instando a movilizarse de forma conjunta todas las fuerzas sindicales, sociales, políticas antineoliberales y asamblearias populares,  insistimos en que hay que dar un paso más de cara a la construcción ya de un frente unitario de lucha social.

Hay ya instrumentos creados para ello, como las propias Mesas, pero también está funcionando una Plataforma Estatal en Defensa del Bienestar y lo Público integrada por más de cincuenta movimientos, asociaciones sociales y ONGs del desarrollo, entre ellas nosotros, Attac y Socialismo21, junto a CCOO y UGT. Esta plataforma, de hecho, convoca formalmente las manifestaciones del 19 de julio, que deseamos sean tan masivas como iniciadoras de muchas más luchas. Pero entendemos que esta Plataforma social, ya existente, se debe ampliar a otras fuerzas sociales y a fuerzas políticas realmente antineoliberales y consecuentemente defensoras de la democracia económica. Pero también entendemos que debe ser más participativa y activa en sí misma. Los tiempos en los que ya estamos, con un golpe de estado en marcha, así como el consiguiente incremento de la represión, los intentos de cambio del Código Penal al objeto de proclamar un estado de sitio y criminalizar las legitimas protestas,  exigen una unidad real y una codecisión que beneficiará a las luchas y reivindicaciones sociales. Por tanto, reconociendo la fortaleza y capacidad de los Sindicatos mayoritarios, no dejamos de pensar que hay que ampliar el espectro, dar entrada a nuevos movimientos de regeneración democrática y a otros sindicatos de clase.

Las Mesas, ante el atraco a personas paradas, funcionariado y trabajadores en general, ante el crimen contra pensionistas, enfermos crónicos y dependientes, ante la ruina que provocará en el pequeño comercio, pymes y autónomos, piensan que es imprescindible y urgente una Huelga General ciudadana y global. Llamamos a todo el pueblo a rebelarse, pues hay alternativas, pero completamente distintas a las que están aplicando los partidos sistémicos y la derecha en especial.

Lo que estamos viviendo es una operación política conservadora, neoliberal, represiva  y derechista tendente a liquidar el bienestar y transferir las rentas de las clases populares a los poderes financieros y a los ricos. La crisis es una oportunidad de los grandes, del capitalismo, al objeto de crear una nueva clase asalariada y trabajadora precaria, semi-esclava, derrotada y sin derechos, además de empobrecida, para de esta forma lograr que nos arrastremos ante ellos para suplicarles un empleo y poder pagar un seguro y un plan de pensiones privados.

Hay que construir un proyecto de futuro, pues HAY ALTERNATIVAS, hay que ir a las marchas y la huelga general en positivo, pues hay soluciones y las sabemos. Hay dinero de sobra, pero está en los Paraísos Fiscales, los bolsillos de los ricos, las SICAV y las empresas transnacionales. Sí podemos; podemos si somos valientes, dignos y pensamos en un futuro diferente.

La marcha minera sobre Madrid nos dio claves de acción y unió a la clase obrera con los nuevos precarios urbanos, los funcionarios empobrecidos y los autónomos arruinados, junto a parados y jubilados.

CONVOCAMOS A LAS MANIFESTACIONES DEL 19 DE JULIO.

LLAMAMOS A QUE SE DECLARE UNA HUELGA GENERAL, QUE DEBERÁ SER CIUDADANA Y GLOBAL, CON MAYOR DURACIÓN DE 24 HORAS EN LOS SECTORES MÁS SINDICALIZADOS Y AFECTADOS.

LLAMAMOS A TRANSFORMAR LA PLATAFORMA ESTAL POR EL BIENESTAR Y LO PÚBLICO EN UN FRENTE SOCIAL ANTINEOLIBERAL Y POR LA SOBERANÍA POPULAR.

PROMOTORA ESTATAL DE LAS MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

Frente a las nuevas “reformas” que prepara Rajoy: Todos y todas somos mineros

Marcha NegraComunicado de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción.

Las agresiones contra las clases populares van a profundizarse este verano. El gobierno del PP nos prepara un nuevo paquete de medidas, tendentes a garantizar el cumplimiento del déficit, el pago de la deuda llamada pública a los bancos privados, y cumplir con la exigencias de el FMI, el BCE, la burocracia de Bruselas, Alemania y el cumplimiento del nefasto Pacto Fiscal y de gobernanza europeas.

Lo que interesa saber es que las pensiones y las prestaciones de desempleo van a sufrir negativas modificaciones, y que más recortes sanitarios están en ciernes. El IVA nuevamente subirá y esta vez gravando los alimentos y productos básicos.

Se anuncia la “reforma de la administración”, lo que supondrá despidos de funcionarios, cierre de ayuntamientos y mancomunidades y por tanto más privatizaciones, esta vez de servicios locales y autonómicos y nuevamente despidos de contratados y laborales.

No nos dejemos engañar: lo que hay tras el adelgazamiento de las administraciones son, por un lado, el vaciar al sector público de competencias, y por otro lado convertir en negocio privado los escasos bienes y servicios públicos locales. Por eso, condenamos los comportamientos corporativos de ciertos sectores de “funcionarios de carrera” que ahora precisarán de la solidaridad del resto de las clases trabajadoras. Defenderemos lo público porque es nuestro, es de todas y todos.

Las Mesas de Convergencia y Acción entienden que estamos ante una situación de emergencia que nos hace estar vigilantes y ser combativos frente a la ola de imposiciones neoliberales que estamos sufriendo y que anunciamos se van a incrementar.

Por esto, la Promotora estatal de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción llama a una solidaridad más activa con los mineros del carbón. El día 11 de Julio nos hemos de echar a la calle con ellos, y las y los que no podamos estar en Madrid organizar concentraciones mineras en todo el estado español. La lucha minera es un símbolo de la resistencia obrera contra el neoliberalismo europeo que obliga a cerrar los centros de trabajo y laminar los últimos restos de la cultura obrera.

¿Quien dice que ya no existe la clase obrera? Los mineros y las dos ultimas huelgas generales han demostrado que sí. Cierto que hay nuevos segmentos sociales procedentes de una clase media urbana proletarizada, pero esos y esas precarias no son sino obreros eventuales, titulados, formados y mal pagados, sin derechos sociales. Por eso hemos de CONVERGER con los sindicatos de clase y las luchas de los trabajadores y trabajadoras. También las clases trabajadoras desempleadas y azotadas por el paro y la desesperanza se deben, nos debemos, movilizar y ya.

¿Quien dice que no existen las izquierdas transformadoras y de cambio social? La democracia política, sin democracia económica, es solo una fachada, una impostura, un teatro. Por eso, no nos queda más camino que la lucha social y sindical. Pero también la lucha política. Convergencia política frente al Pacto Fiscal y de Estabilidad. Frente a la Europa de los banqueros y las transnacionales. Frente a las políticas llamadas de austeridad -en realidad de empobrecimiento para la inmensa mayoría- y de acumulación de capitales de los poderosos, a costa de la ciudadanía de la minoría poseedora, en contra las y los ciudadanos.

Por eso las Mesas de Convergencia y Acción llamamos a las y los ciudadanos a recibir y acompañar a los mineros en la marcha nocturna que se iniciará a las 22 horas el próximo 10 de julio desde el Intercambiador de Moncloa a Puerta del Sol, a manifestarnos de nuevo con ellos el 11 de julio a las 11 horas desde Colon al Ministerio de Industria en Madrid. A participar con ellos en las acciones que se convoquen, uniendo las reivindicaciones en defensa de los derechos sociales, contra los recortes, por el reparto del trabajo y la riqueza, por la derogación de la “contra-reforma laboral”, a las justas reivindicaciones de los mineros. Extendamos la solidaridad a lo largo y ancho del Estado Español.

¡¡Todas y todos somos mineros!!

La salida a la crisis solo busca salvar a los bancos, pero no restaurar los derechos arrancados a las personas

UE LeadersComunicado de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción.

Cuando en febrero de 2011 surgieron las Mesas de Convergencia, con un llamamiento antineoliberal a la unidad de acción y la conjunción ciudadana frente a la crisis sistémica que dejaba abandonadas a su suerte a las personas, fuimos un grito que retumbó en un auditorio Marcelino Camacho lleno a rebosar. Desde su tribuna, hombres y mujeres de todo el estado español, de todas las sensibilidades, movimientos, partidos de todo el espectro progresista y sindicatos, a título individual, denunciamos lo que ocurriría si no uníamos nuestras voces y nuestra acción frente a las propuestas neoliberales.

A pesar de dos huelgas generales y el surgimiento de ese gran movimiento de regeneración democrática que es el 15M, a pesar de que la ciudadanía ha llenado las calles en numerosas ocasiones, los recortes -agudizados desde la llegada del PP, de la DERECHA, al poder- continúan. La salud y la educación son la última ofensiva del capital, de los mercados, del gobierno. Pero no serán los últimos. Pronto las prestaciones por desempleo y las pensiones pueden sufrir nuevos embates.

Estos días, en la reciente cumbre de la Unión Europea, se ha transmitido la sensación de que el Reino de España había salido fortalecido por las políticas a implementar en los rescates bancarios directos, así como por la posibilidad de los estados de pedir financiación directa al Banco Central Europeo. Pero desde las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción se denuncia que todas estas medidas favorecen única y exclusivamente a los bancos, al sistema financiero y no a las personas y sus derechos. Las autoridades de la Unión, todas ellas, han ido a salvar la moneda y la banca. En esta cumbre no se ha hablado de restituir derechos sociales, de mejorar el estado del bienestar, no. La propia Angela Merkel ha advertido de que todo acuerdo y/o compromiso tiene su letra pequeña. ¿Cuál es la letra pequeña de este rescate puramente bancario?

Rajoy sigue hablando de “reformas”. Mucho nos tememos que el verano será utilizado para profundizar en los recortes. Por tanto, tampoco entendemos la alegría del partido socio-liberal PSOE, ni mucho menos la afirmación de un cambio de tendencia en Europa.

Nos preocupa, y mucho, el llamado Pacto de Estabilidad, que, aprobado por todo el arco parlamentario excepto La Izquierda Plural, consagra la tiranía alemana y del Banco Central Europeo para imponer todavía más políticas de “austeridad” y cargar sobre la ciudadanía la factura de la crisis y la deuda privadas, facultando además a la UE a intervenir y fiscalizar a un estado en teoría independiente.

Exigimos la denuncia por parte del Estado Español del Pacto de Estabilidad y Gobernanza Europea. Es indigno y acaba con nuestra soberanía.

Insistimos, la convergencia en las luchas y movilizaciones es el único camino. Saludamos los intentos de buscar esta convergencia por parte de personas e iniciativas diversas, que plantean ahora pasos y referentes hacia ella, de la misma forma que nosotros lo hicimos hace más de un año ya, en el que no hemos dejado de trabajar, conectando con el 15M y con los sindicatos. Es, pues, necesario seguir confluyendo.

En estos momentos tan graves que estamos viviendo, las Mesas reflexionamos y proponemos a la sociedad:

1. Nacionalización de la banca. Los bancos rescatados ya con más de dos billones de euros de fondos públicos europeos y en particular los bancos españoles rescatados, son nuestros. El dinero de los rescates es público. Luego exigimos ya la nacionalización de la banca, pues su capital es nuestro. Nacionalizaciones, no como la de Bankia, sino reales y con control cívico, y actuaciones financieras éticas. Que el crédito vuelva a fluir a pymes y familias.

2. Prohibición de los desahucios a familias en paro o bien en riesgo de exclusión. Constitución de un Parque de vivienda pública de alquiler social, con las viviendas apalancadas por la banca.

3. Derogación de las contra-reformas laboral y financiera. Derogación de los autoritarios decretos-leyes que cercenan la salud, la educación y los copagos injustos y criminales.

4. No a las subidas del IVA, máxime sobre productos básicos y de primera necesidad. Reforma fiscal progresiva y justa, con la eliminación de las SICAV y la prohibición de operar en Paraísos Fiscales. Persecución del fraude fiscal de grandes empresas y bancos.

5. Recuperación de la soberanía popular y de la soberanía estatal. Proceso constituyente, pues la Constitución del 78 ha quedado fuera de lugar, tras la modificación exprés que consagra el déficit por encima de las personas y tras la vulneración de los derechos sanitarios, educativos, laborales, libertad sindical y de vivienda.

6. Derecho al trabajo. Hay que combatir el desempleo con medidas tales como la reducción de la jornada de trabajo, y, en última instancia, garantizar una renta a las y los parados, que les libre de la exclusión social y les permita afrontar la vida con dignidad.

Ante esta situación, solo las movilizaciones convergentes entre movimientos cívicos y sociales, los sindicatos y las asambleas populares y de barrio, podrán torcer este rumbo. Las marchas y la huelga minera del carbón señalan el camino. Por eso, todo el que pueda el día 11 de Julio debe estar en Madrid, con los mineros. Ese es el camino, junto a una amplia convergencia política y político-social de toda la ciudadanía que se opone al neoliberalismo.

Notas para una estrategia de construcción del frente de Izquierdas

Armando Fernández Steinko y Carlos Martínez García
De las Mesas de Convergencia y Construyendo LA IZQUIERDA

 Notas para una estrategia de construcción del frente de Izquierdas.

1. La evolución de los acontecimientos financieros podría provocar a un cambio tectónico en la situación social, económica y también política del país, incluida la hegemonía de los partidos mayoritarios. Esto podría producir un vacío de poder impensable hasta ahora. Es necesario construir un espacio político amplio y unitario al margen del neoliberalismo con capacidad de aglutinar a sectores sustanciales de la población. Hay poco tiempo.

2. No es suficiente crear este espacio sólo utilizando argumentos racionales (explotación económica, desigualdad social) y argumentos morales (la insolidaridad de las oligarquías, el egoísmo de los ricos). Ambos son imprescindibles, pero hay que encontrar un aglutinante o catalizador emocional que una todas las reivindicaciones en un “discurso” comprensivo para sectores muy amplios de la población. Esto es esencial, sobre todo, para conectar son las clases populares. Hay varias alternativas que se barajan hoy (“República”, “Democracia”, “Pueblo”, “Los de abajo” etc.). No está claro el alcance real de cada una de ellas.

3. El agrupamiento de todos los espacios antineoliberales no va a producirse de forma espontánea. Los estallidos espontáneos de rebeldía e indignación no se pueden descartar, entre otras cosas porque forman parte de la cultura política española (ver recientemente el 15-M pero también las movilizaciones contra la guerra etc.). Tienen que existir actores organizados y coordinados con una relación lo más estrecha posible con el tejido ciudadano, incluido el mundo del trabajo. No siempre es necesario que estos actores sean “visibles”: no se trata tanto de banderas o siglas. Tal vez sea más apropiado hacer todo lo contrario: crear un esqueleto que estructure dicho movimiento, le de un rumbo político antineoliberal para que rebeldía se pueda transformar en avances hacia otro modelo social, político y económico. No parece realista apostar porque la indignación o la agudización de la situación social vaya a llevar espontáneamente a una salida por la izquierda, no es admisible “esperar acontecimientos”. Puede suceder todo lo contrario, que la salida sea por la derecha o que se creen espacios políticamente estériles como “Los Piratas” alemanes o algunos sectores del movimiento 15-M.

4. La forma más realista es avanzar de forma inductiva: partir de los espacios organizados o semiorganizados que ya existen, reforzándolos y coordinándolos pero también creando otros nuevos (“nuevas teselas” para un gran espacio tipo mosaico) destinados a ganar a sectores y ciudadanos aún reticentes para un proyecto unitario y antineoliberal. También es fundamental encontrar mecanismos de coordinación de las diferentes piezas del mosaico. Este espacio plural es el que podría generar una dinámica de incorporaciones y apoyos adicionales. No parece realista hacerlo sólo de arriba a abajo, es decir, lanzar un llamamiento más a la ciudadanía para que se “una” mucha gente. El llamamiento tiene que apoyarse tejido ya estructurado detrás, esté más o menos visible, incluido todo lo que se ha o está construyendo, que es bastante aunque insuficiente.

5. Izquierda Unida no tiene capacidad de cubrir todo ese espacio, aún cuando desde la incorporación de Izquierda Abierta o de los Ecosocialistas de Murcia se haya convertido efectivamente en una “coalición”. El espacio tiene que ser bastante más amplio e incluir lo que hoy representa Izquierda Unida como una de sus columnas. El resultado debe ser, en el plano electoral, más bien una coalición de tipo Front de Guache en Francia o Syriza en Grecia -con las particularidades españolas que habría que precisar-. Esta coalición tiene que solucionar varios problemas para conseguir generar a su alrededor un movimiento social que genere un apoyo continuado a la misma, estar respaldado por una ciudadanía todo lo activa y organizada posible. Algunos de ellos son ¿cómo elegir a los candidatos y cómo incorporar a los “no organizados” en ninguno de los partidos o espacios que lo integran?. En el plano de los movimientos sociales el objetivo es crear una plataforma de movimientos ciudadanos que, siendo autónoma de los partidos, avance en su articulación política en un sentido antineoliberal. La politización de los sindicatos es otra pieza clave de este proceso. No está claro cómo se puede integrar todo eso: las Mesas están intentándolo.

6. Las circunstancias están imponiendo un escenario de coordinación espontánea similar a este. Las Mesas son una pieza madrugadora de este mosaico: tienen que redoblar sus esfuerzos unitarios, reunir recursos para seguir funcionando y extender su propuesta. La creación de Izquierda Abierta pluraliza Izquierda Unida y la creación de un espacio socialista antineoliberal autónomo, que se recluta de militantes y votantes socialistas que no están dispuestos a pasarse a IU y que desde su nacimiento plantea la necesidad de crear una amplio frente de izquierdas, está dando frutos prometedores. Esta despertando el interés de sectores socialistas antineoliberales políticamente dormidos hasta ahora y que ahora se están activando con más fuerza de la esperada. Este es un hecho esencial pues el grueso del electoral de izquierdas sigue votando al PSOE. La Plataforma para la defensa de los servicios públicos y las diferentes “mareas” son espacios de acercamiento entre ONGs y sindicatos mayoritarios que también apunta en este sentido. Hay que impulsar este tipo de procesos: acelerarlo pero no partiendo de la nada sino de todo lo que ya está en marcha. El siguiente objetivo son aquellos sectores que se encuentran fuera de la órbita de los sindicatos, del 15-M/ONGs y de los partidos en general.

7. El esquema izquierda-derecha puede y debe estar en el núcleo de este espacio: la cultura política española y europea aún se sustenta en buena medida en él aún cuando estos hayan sufrido una erosión debido al desprestigio de los partidos y las promesas incumplidas. Pero el aglutinador debe ir más allá si aspira a extender su hegemonía por encima de los espacios progresistas tradicionales, preferentemente entre las capas urbanas ilustradas y los grandes sectores populares abstencionistas. Hay que precisar un escenario de cómo hacerlo, es decir, cómo incorporar a los sectores de la población que no vienen de la cultura política de la izquierda -muchos despolitizados- pero que sufren las consecuencias de la crisis (autónomos tradicionales, nuevos autónomos, clases medias desclasadas, trabajadores de las PYMES, pequeños empresarios etc.) a este bloque. Este espacio/bloque social no puede ser, en cualquier caso, sólo electoral: la lucha institucional (jurídica, política, mediática) no se puede ganar sólo con votos. Parece más prometedor inicial un contacto individualizado con estos espacios/sectores que hacer un llamamiento sin más en espera de que se sumen: no es tan fácil que acudan por mucho que se haya agudizado la situación (además: otros harán otros “llamamientos” competidores).

8. Un línea de trabajo podría ser la combinación entre dos estrategias coordinadas: una por abajo y otra por arriba. La estrategia “por abajo” consistiría en reforzar la creación de espacios nuevos en la izquierda alternativa con un programa antineoliberal. Aquí  resulta decisiva la consolidación de un espacio organizado socialista y antineoliberal. Si sigue así no se puede descartar la posibilidad de la celebración en España de un gran mitin internacional de los socialistas antineoliberales que cuente con la presencia de los pesos pesados del socialismo antineoliberal europeo El mantenimiento de la llama de las Mesas o su incorporación a un proyecto similar pero más amplio también se hace necesaria. Habría que ver qué otros “espacios” podrían irse ganando para un frente amplio

9. La estrategia “por arriba” consistiría en ir dándole un formato unitario a todo este conglomerado de espacios: los discursos a desarrollar, las formas de funcionamiento, los “grandes nombres”, el encaje del tema constituyente-republicano, etc. Tiene poco sentido intentar hacerlo sin la participación de los espacios creados “por abajo”: hay peligro de que se quede en un acto voluntarista. Aunque hay un trabajo propio que hay que hacer a este nivel: hay que crear un grupo de reflexión “por arriba”: un grupo de personas con buenos contactos que empiece a trabajar.

10. Hay que abordar ofensivamente la cuestión nacional: la crisis puede crear fuertes tendencias centrífugas que le den un respiro a la derecha españolista y a una gran coalición con participación de los socioliberales a costa de la izquierda alternativa estatal. Entre dos polos se abre una franja política relativamente indefinida: el del nacionalismo federalista o federalizante y el del independentismo de izquierdas. Este último tiene un objetivo estratégico: formar un Estado propio. Este es un objetivo antitético con el nuestro por mucho que la lengua, las identidades y la ambigüedad del concepto de “autodeterminación” sugieran lo contrario. Es urgente reforzar, o mejor: construir ofensivamente –y no sólo reactivamente como sucede ahora- el polo federalista para que se genere una nueva dinámica en relación con el tema nacional, su redefinición, un nuevo reparto de cartas. Esto no se va a conseguir emulando al segundo polo como se ha hecho hasta ahora, sino abordando de forma ofensiva cuestiones tales como la lengua (plurilingüismo), el contenido redistributivo de la solidaridad entre nacionalidades, la necesidad de reforzar el poder estatal frente a los mercados financieros y, naturalmente, la democratización del Estado en todas sus esferas. Es un programa que enlaza con la dinámica constituyente y con el tema republicano, que también tiene una dimensión emocional (ver arriba): hay que construir una identidad republicana y multinacional.

MANIFIESTO DE LAS MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN EN APOYO A LA HUELGA GENERAL

MANIFIESTO DE LAS MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN EN APOYO A LA HUELGA GENERAL

POR LA HUELGA GENERAL CIUDADANA

Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción ante los atropellos constantes a las clases populares, tanto en su dignidad como personas, como en la destrucción de sus derechos laborales y en el fraudulento y criminal recorte de los servicios básicos y redes de protección social. Al igual que ante el robo que está sufirendo el ahorro popular, con la privatización y concentración de las Cajas de Ahorros con el consiguiente incremento de poder – más si cabe- en favor de las familias oligárquicas bancarias. Las privatizaciones de propiedades y empresas públicas, es decir de todas y todos y los ataques a las administraciones públicas, al objeto de transferir rentas a los bancos y a los ricos:

Declaramos que siendo consecuentes, con anteriores comunicados y tras lo acordado en la reunión de su Promotora Estatal, apoya la huelga general del día 29 de Marzo convocada por los Sindicatos de Clase CC.OO, UGT, CONFERACIÓN INTERSINDICAL, USO, ELA,LAB, CIG, CGT, en consecuencia, pedimos a todas y todos los firmantes del Manifiesto de Las Mesas de Convergencia, su movilización activa por el éxito de la huelga y la paralización total de todos los centros productivos, de bienes, servicios, educativos, sanitarios y administrativos, así como la movilización activa de las y los desempleados, las y los jubilados y pensionistas. Cada ciudadana, cada ciudadano, un piquete. Por una huelga ciudadana, apoyada por todas y todos.

Las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción, ya denunciarón los efectos altamente negativos que para las clases populares y trabajadoras, los jóvenes y pensionados iba a tener el nefasto Pacto por el Euro. Los movimientos ciudadanos, asambleas de plazas y barrios del movimiento de indignación y respuesta ya denunciarón esta negativa politica de la Unión Europea, así como la antidemocrática aprobación expres de la reforma constitucional, integrando el concepto neoliberal de la deuda, en la Constitución monárquica de 1978, integrando en la misma. Una agresiva clausula, que es una de las causas de nuestros actuales males y sufrimientos.

La intolerable injerencia de potencias extranjeras en el Gobierno del Estado Español y la realmente existente Dictadura de los Mercados, junto a la voluntad ferrea del Gobierno de derechas que sufrimos, han desencadenado multiples ataques a las gentes humildes y trabajadoras, a los autonómos y empresarios familiares, que exigen una respuesta tan contundente como numerosa.

Esta huelga es mucho más que un conflicto laboral. Es una respuesta ciudadana a las politicas neoliberales de anteririores gobiernos y del reaccionario y anti-social gobierno del PP, que representa únicamente los intereses de la CEOE, los grandes fondos financieros, la Coferencia Episcopal y las viejas y poderosas oligarquías tradicionales en el Reino de España.

Se debe pues llamar a la ausencia y/o ocupación de los centros de trabajo. La ocupación de calles y plazas. La total y absoluta abstención de consumir, comprar, vender, publicitar o utilizar la red, excepto para informaciones y comunicaciones. Así como el minimo consume eléctrico y energético.

Las personas paradas y los jóvenes estudiantes están llamadas y llamados a jugar un gran papel. El 50% de la masa laboral, al menos, no tiene derecho de Huelga. La dictadura del PP, mediante la aprobación efectiva de la Reforma Laboral, es decir de esta agresión laboral, ha facilitado hasta limites autoritarios y pre-democráticos el despido. Si a eso le unimos los trabajadores que sufren contratos basura y acoso laboral, así como los “ilegales” y las trabajadoras y trabajadores de la economía sumergida, se hace imprescindible, la ocupación ciudadana de las calles y los centros de comuniccaciones, así como el apoyo a tanta gente profesional y/o subempleada, que está demandando nuestra ayuda y apoyo activo para poder ejercer su derecho democrático a la huelga.

Por todo esto, pedimos a los Sindicatos, a todos ellos, que entiendan esta nueva situación y a que llamen, tal y como nosotros hacemos a todas y todos los ciudadanios a sumarse a este movimiento reivindicativo. También a que manifiesten claramente, su voluntad de lucha, de no defraudar y de exigir la derogación de las contrareformas.

Por la democracia, la dignidad y el respeto a los derechos sociales, laborales y humanos, te pedimos que apoyes muy activamente esta huelga.

Comisión Promotora Estatal de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción.