Los únicos que están contra España son el Gobierno PP-CEOE-Banca que nos domina y roba a las clases populares españolas, al objeto de subvencionar a los bancos y los fondos de inversión, y no la soberana República Argentina, defendiendo y recuperando sus recursos naturales.

Afirmar que un acto de soberanía es un acto contra España, por parte del Gobierno y los poderes que están arruinando el estado español y sus habitantes, además de ridículo, no es verdad. Entre otras cosas porque REPSOL es una multinacional que no es española más que en su origen. Por cierto, REPSOL era una empresa pública que fue privatizada por Felipe Gonzalez y rematada por Aznar. Es decir, eso, la privatización, sí que fue un acto contra España y un saqueo de lo público.

Mientras aquí se reformó a toda bulla la Constitución para tranquilidad de los mercados y anteponer la deuda a los derechos sociales y humanos. Mientras el gobierno PP-CEOE-Banca recorta en salud, educación y en servicios públicos y sociales para beneficiar a los mercados, los ricos y los bancos, en Argentina expropian a una empresa privada extranjera y le plantan cara al mercado privado de hidrocarburos. Recordemos que YPF se privatizó y malvendió en épocas del corrupto y delincuente convicto que fue Carlos Menem, presidente argentino y máximo exponente de las políticas neoliberales que provocaron el corralito argentino.

Ahora en el Reino de España se crea un terrible y antiespañol corralito social, acabando con el estado social -o lo que de él había- en nuestro país. Se hace lo mismo que se hizo en la Argentina de la dictadura militar y del menemismo, hundiéndonos en la miseria.

Argentina, ya reflotada del corralito y sin crisis galopante como el Reino de España, salió del abismo, haciendo lo contrario que aquí y, entre otras cosas, lleva unos años re-nacionalizando lo que se privatizó (REPSOL YPF es solo un caso más) e implementando políticas sociales. Por supuesto, ni es todo un cuento de hadas ni maravilloso, pero aquí con un 50% de paro juvenil, nuestros jóvenes vuelven a emigrar a Argentina a millares. Un poquito pues de menos humos por parte de la derecha cerril patriotera, y espero que los socio-liberales no apoyen a REPSOL, aunque me temo que lo hagan y se sigan retratando y hundiéndose poco a poco.

Habría que exigir que REPSOL sea re-nacionalizado en España. Lo que los dirigentes europeos en general, y españoles en particular, nos hacen ignorar es que Europa y el Reino de España, en profunda crisis económica, tecnológica, social y política, ya no pueden exigir nada y deben comenzar a reconocer que el cambio del sistema-mundo obliga a cooperar y practicar otra economía.

El tal Soria, ministro de Rajoy, pobrecillo, ha vuelto a provocar tanta risa. Para acabar de rematar, lo podrido del régimen monárquico español, su rey, mata elefantes cual un nuevo rico del ladrillo a costa de Marbella. Con ese personal se pide respeto. Por favor, salgamos a la calle y con fuerza otra vez y que no nos distraigan.