Archivo sobre "neoliberalismo"

Sobre las prioridades y los tiempos. Amanece la revuelta

Tiempos revueltos y tiempos de revuelta. Los activistas y las victimas de la crisis, muchas veces el mismo sujeto, necesitamos √©xitos y moral. Tambi√©n organizaci√≥n. Necesitamos organizaci√≥n permanente, porque sino otros y otras, profesionales de la cosa p√ļblica, se har√°n gratis con el fruto de nuestros esfuerzos y sacrificios. Esto ya lo anunci√≥ M√©lenchon, si venc√≠a Hollande a Sarkozy en Francia. No por que no hubiera diferencias entre ambos, sino porque el socialista del Front de Gauche ya advirti√≥ que Hollande no romper√≠a con el neoliberalismo, y sus √ļltimas medidas lo demuestran. Volviendo al estado espa√Īol, Rubalcaba en el Comit√© Federal del PSOE este s√°bado 18 de Enero, se√Īal√≥ la necesidad de grandes alianzas para salvar el modelo social. Es decir, se apunta la gran coalici√≥n. As√≠ que cuidado.

Por tanto, la pregunta ser√≠a cual es el camino. En primer lugar, posiciones pol√≠ticas claras y n√≠tidas. En segundo lugar, dejar de hablar de alianzas desde abajo para finalizar erigi√©ndonos¬†en l√≠deres medi√°ticos. Hablar de unidad, y antes de conseguirla montar plataformas diferentes con ideas similares. Tambi√©n el creer que todo pasa por mi casa y mi coalici√≥n, que aunque yo utilice viejos m√©todos y tics de aparatos ya trasnochados, la gente me va a votar sin m√°s aunque presente candidatos grises y no fajados en la calle o la fabrica. La unidad imprescindible se har√° en la suma, la suma de voluntades, esfuerzos y fuerzas. Los liderazgos personales, ser√°n los acordados en com√ļn y mediante procedimientos democr√°ticos o nos volver√°n a enga√Īar. Volver√°n a derrotar al pueblo.

¬ŅDonde puede estar la convergencia real? En las luchas. Gamonal ha sido una victoria por la f√©rrea voluntad de lucha de sus habitantes, la unidad de sus objetivos y la extensi√≥n a las reivindicaciones sociales y de clase. Tras Gamonal, las Marchas de la Dignidad. Hay en el horizonte un nuevo elemento de unidad en la acci√≥n y de programa elaborado desde abajo, sencillo, unificador, concreto y una acci√≥n protagonizada por las victimas de la crisis tanto paradas y parados, precarios como j√≥venes y trabajadores y trabajadoras sin futuro.

Las Marchas de la Dignidad, que el d√≠a 22 de Marzo confluyen en Madrid al objeto de denunciar la ausencia de brotes verdes, que son mentira para el pueblo empobrecido. As√≠ como la estafa de la deuda mal llamada p√ļblica -pues la mayor parte la han generado constructores, bancos y grandes empresas-, excusa para ejecutar recortes en educaci√≥n, sanidad, pensiones y desempleo. Poniendo en primer lugar la exigencia de rescate a las personas mediante rentas similares a la b√°sica y el reparto del trabajo, la primac√≠a de lo p√ļblico sobre los intereses privados. As√≠ como la denuncia del r√©gimen corrupto y decadente que sufrimos, son el compendio de una acci√≥n conjunta desde abajo -esta vez si y de verdad- en la que convergen sindicatos, mareas, asambleas de barrios, partidos y movimientos de parados, c√≠vicos y mujeres.

Es el enfrentamiento pac√≠fico y democr√°tico del pueblo contra la Troika y los gobiernos pasados y presentes que han asumido y asumen su mandato dictatorial que nos gobierna. Este gobierno de falsos patriotas que se enfrentan a la voluntad de pueblos y les niegan sus derechos democr√°ticos a decidir en nombre de Espa√Īa, y sin embargo venden el reino de Espa√Īa a Alemania, Francia, Gran Breta√Īa, los EE.UU. o a empresas multinacionales, debe dimitir. Ellos son los vendepatrias. Las Marchas de la Dignidad los denuncia.

Por tanto, la revuelta democrática y pacífica por parte del pueblo está en marcha a través de los resistentes que ahora pasamos a la ofensiva.

Ahora les toca a los pol√≠ticos de las fuerzas transformadoras y las personas que quieren hacer pol√≠tica, al objeto de derrotar al neoliberalismo, ponerse de acuerdo. No se trata de crear peque√Īas plataformas ilusionantes, no. Se trata de crear la fuerza emergente esperanzadora e inclusiva, que sea capaz de derrotar a los neoliberales y los conservadores del r√©gimen del 78, al objeto de levantar un gobierno popular y enfrentado a la Troika y los bancos.

Hace ya tiempo algunos advertimos de lo imprescindible que era construir la Syriza espa√Īola y que esta no existe, hay que organizarla. Pues bien, esa advertencia e ilusi√≥n ahora se torna en obligaci√≥n.

Mientras tanto, los y las sin trabajo, sin techo, sin pan, pero con dignidad nos estamos organizando, y por fin hemos encontrado el vehículo que nos lleva desde la protesta a la exigencia.

El programa es muy sencillo, queremos trabajo, no más desahucios, libertad sindical real y fin de la reforma laboral, restitución de lo robado, justicia y solidaridad. Solidaridad para tener pensiones dignas, salud digna, empleos dignos, instituciones democráticas dignas, electos dignos, subsidios y rentas para desempleados dignas y permanentes. Futuro digno. Lo exigimos porque sí hay dinero. Hay dinero de sobra, lo que pasa es que lo tienen los ricos, los corruptos, los bancos y las grandes empresas.

Por eso es 22 de Marzo todas y todos a Madrid a dar la cara y a decirle al PP que no nos enga√Īa. Que sabemos que algunas grandes empresas ganan ahora m√°s porque nos han robado los derechos y hacen trabajar a los nuevos obreros por un pu√Īado de higos. Gracias a nuestra pobreza que varias reformas laborales han provocado y a la reforma expr√©s de la Constituci√≥n consolidado, somos m√°s pobres, lo p√ļblico ha menguado y los ricos y los bancos son m√°s ricos y ha aumentado la desigualdad. As√≠ de sencillo es el programa. Ya lo tenemos. Amanece la revuelta.

La cosa es así de simple

Creo que estamos condenados a buscar acuerdos. En estos momentos, hay una situación en este país que es que el PP, a pesar de lo que está robando y de estar ejecutando un programa de manera autoritaria, sigue siendo el partido más votado en todas las encuestas. El PSOE está en un estancamiento del que no sale porque no tiene ideas y no tiene la confianza de la gente. IU ha crecido de una manera espectacular en intención de voto, pero parece que ya ha llegado a su techo. Eso es una explicación de que la gente está esperando otra cosa. Tenemos que ser capaces de romper con los proyectos autónomos y acercarnos todos, incluidos los nacionalismos de izquierdas a quienes les diría que, entre la cuestión nacional y la cuestión de clase, hagan prevalecer la cuestión de clase, sin olvidar el derecho a decidir. En este momento, lo importante es defender la democracia.

Las personas que aspiramos a ser sensatas tenemos la obligaci√≥n de decir lo que pensamos, al margen de aparatos, dedos se√Īalando silencio o el buscar nuestro propio inter√©s.

Si queremos el bien com√ļn y defender a las personas, contribuir a auto-organizarnos, resistir y vencer al autoritarismo, el fascismo, el neoliberalismo y a los vendidos al sistema capitalista, lo hemos de demostrar y estos tiempos exigen valent√≠a y tomar iniciativas.

‚ÄúCLI-AS pretende rescatar el socialismo de las garras del neoliberalismo‚ÄĚ

Entrevista en Radio San Borondón sobre el socialismo y la unidad de la izquierda.

Explicó que CLI-AS pretende seguir la estela de organizaciones como el partido de Jean-Luc Mélenchon (Francia) o Die Linke en Alemania

ImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- Carlos Martínez, miembro de Construyendo la Izquierda (CLI-AS), reflexionó en el programa La Trapera de Radio San Borondón sobre la primera Asamblea Federal de la organización celebrada en Madrid este pasado fin de semana y dijo que se ha dado un gran paso adelante al construir ya una estructura organizativa, que se caracteriza por ser participativa y en red.

En este sentido, el portavoz de CLI-AS explicó que hay un secretariado permanente que se va a encargar de las funciones de administración, pero además se cuenta con un órgano político muy amplio, denominado Comité Federal de Coordinación, que estará en cargado de mantener la tensión y las discusiones.

Explic√≥ que la organizaci√≥n surgi√≥ como ocurriera en Francia con el partido de Jean-Luc M√©lenchon, con quien Construyendo la Izquierda tiene muchos puntos en com√ļn, o como surgi√≥ Die Linke en Alemania cuando rompieron con el Partido Socialdem√≥crata porque estaban hartos del viraje hacia el centro derecha, o como muchos socialistas griegos que est√°n trabajando en Syriza.

De este modo, a CLI-AS le mueven dos valores fundamentales, por un lado rescatar el socialismo de las garras del neoliberalismo o de ‚Äúun liberalismo progresista ligero, flaco y d√©bil‚ÄĚ, as√≠ como tratar de colocar al socialismo en donde se merece, es decir, como un elemento no solo de lucha y transformaci√≥n, sino como una organizaci√≥n que trabaja por construir una nueva sociedad.

Carlos Martínez explica que una de las ponencias que se pusieron en marcha fue de carácter teórico-práctico, puesto que si dicen que son socialistas, en su sentido más amplio y transversal, pero no hablan de cómo transitar hacia la construcción de una sociedad más socialista, es como tener un jardín sin flores, ya que entiende que un socialista tiene que decir y tiene que defender que quiere construir una sociedad socialista.

‚ÄúA un socialista no le puede gustar una sociedad capitalista, por lo que se tiene que proponer a la sociedad, a las clases trabajadoras y populares, una ruta, una senda, por la que caminar hacia el socialismo‚ÄĚ dijo el polit√≥logo, quien a√Īade que en esta Asamblea se estuvieron tratando diferentes enmiendas sobre la situaci√≥n econ√≥mica actual, sobre qu√© alternativas ofrecer, pero tambi√©n sobre qu√© hacer en pol√≠tica para tratar de enfrentarse con claridad y con √©xito al neoliberalismo que nos est√° dominando.

Pongamos que hablo de Madrid

La noticia aparecida en prensa de unas declaraciones del tirano que gobierna en Madrid región, me hacen reflexionar.

La estupidez de este tipo no tiene parangón. Envidia de Madrid -jajajaja- no solo por que lo tienen que soportar a él y a la Aguirre, ultraliberales y fachas, sino por su decadencia que ellos han construido. Hemos de volver a tomar Madrid, y lo haremos desde fuera y apoyaremos a conseguirlo a tantos cientos de miles de personas pisoteadas y resistentes a la vez. Madrid, resiste, tenéis nuestra solidaridad.

Con un centro de Salud a 200m de mi casa, y un colegio publico a 300m, las vistas de Sierra Nevada desde mi balc√≥n y el mar a media hora, no envidio Madrid. Quiero a las gentes de Madrid, pero desprecio profundamente al establishment madrile√Īo que, desde la Castellana, la Moncloa y la Zarzuela, nos oprime y roba a todo el estado espa√Īol.

Ignacio Gonz√°lez: “A Madrid la miran con envidia el resto de las regiones”

Ante los cachorros de su partido, el presidente madrile√Īo dice que es “la primera comunidad de Espa√Īa, la m√°s abierta y vanguardista”, y todo gracias al PP

Escenas de la vida madrile√Īa en los √ļltimos meses.

Escenas de la vida madrile√Īa en los √ļltimos meses.

Ignacio Gonz√°lez se mostr√≥ este s√°bado despendolado de gozo hacia su terru√Īo y, sin pizca de modestia, destac√≥ que Madrid es la “primera comunidad de Espa√Īa, la m√°s abierta y vanguardista, y a la que miran con envidia el resto de regiones”. Y todo¬†gracias al PP y a sus pol√≠ticas.

En estos t√©rminos se expres√≥ en la Convenci√≥n Nacional de Nuevas Generaciones del PP, donde subray√≥ que de lo que m√°s orgulloso se siente es de “haber contribuido a que Madrid sea la primera Comunidad de Espa√Īa, la m√°s abierta, la m√°s vanguardista, la que ofrece m√°s oportunidades, a la que miran con con envidia el resto de las regiones, la que ofrece las mayores posibilidades de empleo, de riqueza, de libertad”.

Dicho esto, ha asegurado que todo ello se ha producido¬†“gracias a los gobiernos y las pol√≠ticas del PP”, por lo que, desde su punto de vista, los ‘populares’ puede sentirse “muy satisfechos”. Adem√°s, ha defendido que los resultados de Madrid son “extraordinarios”.

“Yo me siento satisfecho de muchas decisiones. Todas las pol√≠ticas liberales que hemos llevado a cabo en Madrid y que son las se√Īas de identidad del PP”, ha indicado el presidente de la Comunidad de Madrid, para despu√©s a√Īadir que “la libertad el progreso y el darle oportunidades a la gente son¬†decisiones extraordinarias”.

Asimismo, ha hecho hincapi√© en la importancia de la “pol√≠tica en el √°mbito econ√≥mico y fiscal”, en el ser “coherentes con los principios del PP”, en el “bajar los impuestos, darle m√°s dinero a la gente”. Adem√°s, el presidente madrile√Īo ha avanzado que quiere un Madrid para el futuro que sea “mucho mejor” que el de hoy, que no “pierda la referencia” de que debe ser una “comunidad abierta, una comunidad innovadora, una comunidad de progreso”.

Por √ļltimo, al ser preguntado sobre si volver√≠a a tomar el mismo camino que ha escogido, Gonz√°lez ha respondido que “por su puesto que s√≠” y ha a√Īadido que ha tenido la “suerte” de poder dedicarse a la vida pol√≠tica y p√ļblica . “Es una experiencia extraordinaria”, ha asegurado, al tiempo que ha concluido que hay “pocas tan gratificantes”, aunque haya¬†“momentos duros”.

Simplemente est√ļpido. Es el ejemplo del centralismo y del latrocinio de los pijos de Madrid frente a los cuales se alza un pueblo organizado en mareas y sindicatos y partidos transformadores y antineoliberales.

En Andaluc√≠a, toda la luz el√©ctrica que consumimos nueve millones y medio de andaluzas y andaluces aparece en el PIB de Madrid, puesto que las oficinas de ENDESA tienen all√≠ su sede. Esa es una muestra de la depredaci√≥n de Madrid se√Īorial sobre el resto del Estado.

As√≠ se entiende el centralismo, que es una opci√≥n de clase y de dominio. Mientras tanto solidaridad y simpat√≠a con el pueblo de izquierdas madrile√Īo.

Lo peor todavía puede estar por llegar. Recomiendo este artículo

El pasado Sábado 9-11-2013 en una asamblea de Suma, la convergencia de fuerzas socio-políticas de las izquierdas transformadoras, que van a concurrir unidas a las próximas elecciones europeas, se comenzó a hablar de programa y de hacer un programa por abajo.

Eso que está muy de moda ahora consiste en recoger alternativas, propuestas y reivindicaciones de diferentes colectivos sociales, y está muy bien y lo apoyo. Aunque yo ya he participado en varias elaboraciones programáticas de ese tipo y el problema no consiste hacerlo, sino llevarlo a la práctica. Pues bien, en esa reunión propuse que se tengan en cuenta aportaciones de personas de abajo, pero muy capaces e informadas, que investigan y proponen. Una de esas personas es el miembro del Consejo Científico de Attac y socialista antineoliberal Juan Hernández Vigueras, y lo saco a colación por dos cuestiones: la primera porque en dicha reunión apunté que un tema clave para elaborar un programa para las próximas elecciones europeas sería oponerse al Tratado de Libre Comercio entre EE.UU. y la Unión Europea, pues este tratado perjudicará mucho a Europa; y en segundo lugar, lo traigo a esta reflexión, pues ha escrito un estupendo y muy argumentado artículo sobre este asunto, denunciando dicho Tratado.

Si este tratado, opacamente negociado, se pusiera en vigor, la UE saldría muy perjudicada. Por ejemplo, la agricultura europea podría quedar todavía más perjudicada y se darían vía libre a los transgénicos, entre otras muchas cuestiones. Creo que este artículo debe leerse:

El mayor acuerdo de libre comercio del mundo

Juan Hdez. Vigueras¬†‚Äď Consejo Cient√≠fico de ATTAC.

Tras la primera ronda en julio pasado, las negociaciones comerciales de esta semana de noviembre en Bruselas entre la Unión Europea y los Estados Unidos conducirán al ya denominado Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP en siglasinglesas) (Partenariado transatlántico de comercio e inversiones), considerado como el mayor acuerdo de libre comercio del mundo.

Aunque el Consejo europeo autoriza la apertura de negociaciones internacionales y aprueba los acuerdos, es la Comisi√≥n la que ejerce el monopolio de la gesti√≥n negociadora exterior. Por tanto, cabe preguntarse si los parlamentarios espa√Īoles y el gobierno tendr√°n alguna noticia sobre el TTIP. Por lo pronto, frente a la opini√≥n del Parlamento europeo, la Comisi√≥n europea ha impuesto su criterio de dejar a un lado el asunto del espionaje de relevantes gobernantes europeos por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU; y seguir adelante con estas negociaciones comerciales de gran inter√©s para los grandes grupos empresariales y de cuyos resultados se derivar√°n ‚Äď nos dicen ‚Äď grandes beneficios para el crecimiento econ√≥mico y la reducci√≥n del desempleo en ambos lados del Atl√°ntico.

El tratado que se negocia no solamente obligar√° a la supresi√≥n de barreras comerciales sino tambi√©n a la ‚Äúhomogeneizaci√≥n‚ÄĚ de las regulaciones internas en la UE y en EEUU, incluidas las de los mercados financieros como defienden los lobbies, lo que significar√° mayor desregulaci√≥n dada la doctrina neoliberal imperante pese a la crisis del sistema.

Una vez más, los países de la UE, en lugar de avanzar en la integración económica y política, se va hacia una mayor la integración transatlántica, sin que los ciudadanos ni sus Parlamentos debatan esa opción y el contenido de tales negociaciones trascendentes. Porque se negocian son los servicios; las inversiones; la energía y las materias primas; y posiblemente los asuntos agrícolas, la producción y comercialización cultural y la regulación de la protección de datos y otras cuestiones a regular y/o desregular conjuntamente.

Y hasta el momento no se dispone de informaci√≥n p√ļblica sobre si se abordar√°n o no las regulaciones financieras y su alcance, un asunto tremendamente importante porque el 80 por ciento de las transacciones financieras mundiales tienen relaci√≥n con los EEUU y la UE. Aunque la Comisi√≥n considera que este cap√≠tulo es un componente importante del futuro tratado comercial; un criterio que curiosamente comparte con muchos grandes bancos de Wall Street, que estiman inaceptables las objeciones de la administraci√≥n Obama, contraria a la inclusi√≥n de la regulaci√≥n financiera en tales negociaciones.

Seg√ļn el Financial Times (7/7/2013), la administraci√≥n Obama se resist√≠a a que la regulaci√≥n de los servicios financieros se incluyeran en estas negociaciones transatl√°nticas.¬† Washington teme que la inclusi√≥n de un marco para la convergencia de las reglamentaciones financieras podr√≠a ser utilizada por los grandes bancos para burlar las normas reglamentarias derivadas de la ley Dodd -Frank de 2010 ya aprobadas o en curso de aprobaci√≥n; y tambi√©n¬† como una manera para que los europeos retrasen los acuerdos y la aplicaci√≥n de sus propias reformas.

Estas negociaciones  del tratado comercial transatlántico se cruzan con los intentos de Washington para hacer cumplir las normas para la regulación de los mercados de derivados frente a la posición laxa que la parte europea mantiene  en la otra negociación en curso sobre el comercio de derivados que se lleva a cabo entre la Comisión Europea y la CFTC, la agencia estadounidense reguladora sobre futuros.

Seg√ļn el Financial Times citado, la disputa sobre los servicios financieros tambi√©n enfrenta a Washington con Wall Street, que tradicionalmente se ha alineado con los objetivos de los acuerdos comerciales de Estados Unidos. ‚ÄúNo estamos de acuerdo con las preocupaciones de que la administraci√≥n Obama ha planteado, y no creo que sea coherente con lo que est√°n tratando de hacer en otros sectores‚Äú, manifest√≥ Ken Bentsen, actual presidente de la Asociaci√≥n de la Industria de Valores y Mercados Financieros (SIFMA en siglas inglesas) una relevante organizaci√≥n de lobby. La SIFMA es un reconocido grupo de presi√≥n de Wall Street, que representa las agencias de valores, bancos y firmas de gesti√≥n de activos de los EEUU y de Hong Kong, y miembro de la influyente Coalici√≥n de lobbies financieros de EEUU y la UE.

A los¬† funcionarios de la Comisi√≥n les irrita la acusaci√≥n de que su objetivo sea suavizar las normas estadounidenses en materia financiera, pero sostienen que estas negociaciones son ‚Äúuna oportunidad de oro‚ÄĚ para lograr ‚Äď dicen ‚Äď mayor transparencia en los reg√≠menes regulatorios transatl√°nticos y se muestran favorables a la negociaci√≥n de una nueva desregulaci√≥n financiera conjunta con los estadounidenses. Justamente el mismo objetivo manifestado p√ļblicamente por la citada Coalici√≥n transatl√°ntica de lobbies financieros, que analizo en mi libro sobre estos instrumentos del poder global.