Etiqueta: pobreza (página 1 de 2)

¿Llueve el dinero?… Ah para Botín

El mismo día que la Campaña “Pobreza 0” revela cifras espeluznantes de incremento de las personas pobres y habla de tres millones de ellas en pobreza extrema, sale el príncipe -que ojalá no sea heredero- y habla de la recuperación con bases muy sólidas de la economía española, siguiendo el guión del gobierno liberal y de extrema derecha que sufrimos, así como los intereses de las grandes fortunas españolas. El mismo día que el mundo se entera de que en el estado español estamos doce millones de pobres, salta el sinvergüenza de Botín y afirma que llueve el dinero. Será para él. Efectivamente, pues de forma totalmente lógica sabemos que a más pobreza, a más desigualdad, más ricos los ricos.

Nuestro Gobierno real es una profunda alianza entre ricos y grandes fortunas tradicionales, ultra-liberales y ultraconservadores, junto con fuerzas que históricamente fueron progresistas y hoy son pura y simplemente sistémicas, con sólidos anclajes en grandes empresas y bancos. El mismo día que el príncipe Borbón miente al llegar a Panamá, Rodríguez Ibarra, ex presidente extremeño y ex socialdemócrata, pide que se le otorgue un papel de estado. Buen día el 17 de Octubre de 2013.

Pero si todavía le faltaba algo al aciago día, nos enteramos que el Gobierno tiene preparado un nuevo recorte que superan los 8000 millones de euros, de los cuales 900 al menos irán contra las pensiones.

Nos enteramos que la presidenta de la Junta de Andalucía va a hacer un serio esfuerzo para blindar las ayudas a dependencia, pero no levanta la voz contra la obligación de déficit y se rebela contra tanto recorte, y cae en la trampa de los neofascistas españoles de volver a hablar de reducir el gasto superfluo o innecesario. Sabemos de sobra que se puede gastar mejor y que se ha despilfarrado mucho, pero cuando desde hace cinco años se habla de reducir gastos lo que sube es el paro. No podemos asumir el lenguaje del vencedor, del opresor, del defraudador. Ese si despilfarra y ¿Quién le exige responsabilidades a los ricos? ¿Por qué hay que cerrar ayuntamientos o despedir trabajadores públicos cuando aumenta el fraude fiscal incluso legalizado en ocasiones y se incrementan los gastos suntuarios de grandes fortunas y nuevos ricos horteras e incultos?

El otro problema es la pasividad y la resignación. Me pregunto, ¿vamos a volver a ser un país de hidalgos? Ya saben, personajes de origen en una muy difusa baja nobleza con pureza de sangre, pobres, sin casi ingresos ni trabajo. Que vestidos con raídas galas de otros tiempos, una capa aparente y espada al cinto caminaban ociosos y mal comidos, buscando favores de la nobleza, el alto clero, empleos oficiales o alguien más pobre todavía. Vamos la clase media del siglo XVI y XVII, esa clase media apoyada en la sombra de los poderosos, mientras los pobres acudían a la sopa de los conventos para sobrevivir. Mentira, vergüenza y caridad.

Ese es el problema, que no logremos rebelarnos llevados por la hidalguía y acabemos comiendo de la sopa de los nuevos conventos caritativos en lugar de exigir justicia y solidaridad.

Demasiado hidalgo por las calles. Demasiada poca dignidad. Estamos sacrificando a nuestros hijos y nietos y seguimos tragando ¿Por qué el día 17 de Octubre no salimos diez millones de personas al menos a las calles? Decimos que queremos a nuestros hijos. Mentira. No nos queremos ni a nosotros mismos. Nos han liquidado la solidaridad y nos han hecho renunciar a la lucha de clases y por eso volvemos a ser un país de hidalgos pobres.

Alguien me recriminó hace poco que me metía con la gente y esa no era la verdad de lo que está ocurriendo, sino nuestra incapacidad de convocar y convencer y es cierto. Pero llevo todo el verano y principio del otoño acudiendo a concentraciones, manifestaciones, cortes de calles y otras acciones y la verdad, todavía no he estado en una que superara las mil personas. Dicen, es que hay muchas movilizaciones y cansa. Más cansa el paro, más cansa que le quiten a unos las becas de sus hijos, más cansa pensar todos los días que podré comer mañana. No, no podemos seguir callando ni con los de arriba, ni con los de abajo.

Alternativas hay y de sobra. Responsabilidad en las organizaciones que debieran ser de clase, también. En los aparatos políticos y sindicales de la siniestra, toda.

Propuestas, cualquiera que lea mis artículos, están llenos de ellas. Cualquiera que entre en las webs de Attac o de otras fuerzas sociales y políticas, las encontrará, y además todas factibles.

¿Que nos falta? La convergencia, la confluencia, la igualdad. Demasiadas desconfianzas y sectarismos. Demasiadas expectativas personales o grupales. Toda la izquierda transformadora y todos los movimientos sociales y todos los y las demócratas que crean en la justicia y la solidaridad, nos hemos de “ajuntar”. Todos los que pensamos que en este Estado, la banca manda demasiado, la gran patronal hace política y mueve sus peones políticos entre los y las del 135 bis, todas y todos los que pensamos que hay excesivo fraude, los ricos no pagan impuestos y que la democracia esta no funciona, no es verdadera y la ley electoral un pucherazo institucionalizado, nos hemos de reunir, pero de verdad.

Ya hay dos instrumentos que de forma tal vez ingenua y voluntarista se han puesto en marcha. Uno social las “Marchas de la Dignidad”, que pretende movilizar a paradas y parados y personas precarias. Movilizaciones, ocupaciones y una gran marcha en Marzo que haga visibles de una vez a los y las paradas y a los pobres el día 22 de Marzo. Pero las Marchas, para lograr su objetivo, se deben ampliar, faltan allí sindicatos imprescindibles, faltan movimientos sociales reales y falta más espíritu de unidad de las clases trabajadoras, aún con sus contradicciones. Falta también una convergencia con la Cumbre Social. Esperemos se dé, pues el objetivo es movilizar y también desmontar las mentiras de los gobernantes y los banqueros y denunciar el negocio de la deuda que es la excusa de tanto recorte.

Un segundo polo de unidad y convergencia es lo que por ahora se llama Convocatoria. La denominación provisional de un frente amplio entre fuerzas políticas transformadoras y regeneradoras y movimientos sociales, asociaciones cívicas y por una nueva cultura democrática. Convocatoria, está ya en marcha y con grupos de trabajo elaborando. Le falta más proyección e implantación en todo el Estado, así como imbricación entre fuerzas de naciones y nacionalidades diferenciadas, pero unidas en torno a la imprescindible acción de las clases populares de estado frente al neoliberalismo y la Europa de los recortes, las desigualdades y la desregulación.

Convocatoria está llamando a todas las fuerzas sociales, sindicales y personas y es una alianza política y con fines políticos. Es la conciencia de que a los neoliberales y ultra-derechistas, a los neo-franquistas que nos gobiernan solo les vamos a vencer haciendo política y desde la política y con voluntad de hacer nosotras y nosotros la política. Es una fórmula mixta de fuerzas políticas, junto con movimientos y sindicatos, que trata de empoderar a la ciudadanía y de que esta sea la dueña de su destino. Es la voluntad de vencer para hacer otra política diferente. Es la voluntad de ganar las elecciones y de gobernar de forma diferente aun sabiendo las terribles dificultades que esto va a traer.

Claro, hay soluciones y dos opciones, la primera sería ser hidalgos pobres y la sopa de los conventos. La segunda la profunda rebelión democrática por la justicia y la solidaridad, Ahora lo que hay que integrar es a los pobres, las personas precarias, los autónomos arruinados, las pymes quebradas, las clases populares empobrecidas, la clase obrera luchadora y las gentes que no saben ni lo que son, pero sufren, sufren y temen al futuro para que recuperen la dignidad.

El discurso lo tenemos. Las alternativas también. El programa de mínimos es muy fácil de consensuar. Solo nos falta construir un sujeto político convencido y convincente. Los movimientos sociales, deben pensar que tanto sufrimiento, paro, hambre, incertidumbre y latrocinio exige ya acción cívica y movilización popular, pero de la de verdad, como las que se vivieron en América Latina cuando esta sufrió los mismos procesos de recorte, extensión de la pobreza y venta de sus gobiernos a los intereses extranjeros y de sus propias y ladronas oligarquías.

El peligroso resurgir de la caridad

Estamos en la celebración cristiana del solsticio de invierno o Navidad, ahora para católicos y protestantes, y dentro de quince días les tocará el turno a los ortodoxos griegos y rusos. Pero no es esto, ni el perder una línea en comentar el discurso del monarca impuesto por el dictador Franco a los pueblos del estado español, lo que me mueve a escribir hoy, 25 de Diciembre de 2012.

Estamos viviendo, ante los recortes de servicios públicos y el empobrecimiento de la mayor parte de las clases populares, los indices masivos de paro y los desahucios o el incremento de personas que sufren hambre, el nacimiento de la receta de la derecha y los medios de comunicación a sus órdenes que son TODOS sin excepción: la Caridad.

Ante la congelación de las pensiones, los millones de personas sin prestaciones, la ausencia de las pagas extras de navidad y la pobreza extensa castigada por los copagos sanitarios y las privatizaciones, una nueva formula de los ultra-liberales y neoliberales que nos dominan, es activar la caridad mediante donaciones de juguetes, comida no perecedera, comedores “sociales”, colectas e imágenes de parados y jubiladas celebrando algún premio de la lotería.

La perversión criminal del sistema genocida que sufrimos tiene ya un remedio a sus recortes y abusos, la caridad. Los mandatarios del PP -pero no sólo- organizan colectas como la de la Diputación de Granada, presidida por un neo-falangista que se dedica a despedir a trabajadoras y trabajadores de servicios sociales, al tiempo que organiza en su institución una recolecta de juguetes para niños pobres. Tal vez el año que viene volvamos a ver la campaña de los años cincuenta y sesenta de “siente un pobre en su mesa”, perfectamente denunciada en una de las mejores películas de cine español: “Placido”.

Volvemos a la España fría, gris y triste de los años sesenta, incluido el autoritarismo y la hipocresía de la burguesía y las clases medias altas. Volvemos a la Campaña de Navidad y Reyes de la OJE (la organización juvenil franco-falangista). Volvemos a campañas de radio en favor de caritativas monjas y las damas de los roperos. Vivimos unas navidades perfectamente neo-franquistas, rematadas con el mensaje de su patético heredero.

Frente a eso: Dignidad, lucha social y movilización frente a los recortes, las estafas y los robos del poder y de las clases ricas y poderosas, que son las que provocan nuestra pobreza y nos arrojan al paro.

Hemos de denunciar y hacer público nuestro desdén por la caridad navideña, antes de que esta se imponga. Hemos de denunciar a abnegados y caritativos burgueses que reparten sus sobras, a la sopa de los conventos, o a abnegados voluntarios y voluntarias de clase media que suplen a miles de trabajadores y trabajadoras despedidos de los servicios públicos y las ONGs que se prestan a ello.

Hemos de volver a conquistar nuestros derechos ante el asesinato del bienestar y decir alto y claro que hay una forma diferente de organizar la vida, hacer política y repartir. Hemos de luchar frente a la caridad y por la dignidad. No queremos limosnas, solo lo que es nuestro. Socialismo o barbarie. Justicia o hipocresía burguesa.

Ante el agravamiento insoportable del paro y la pobreza

COMUNICADO MESAS CIUDADANAS PARA LA CONVERGENCIA Y LA ACCIÓN

Las recientes acciones simbólicas y mediáticas de expropiación de alimentos en varios supermercados de Andalucía por centenares de personas en paro y sindicalistas del SAT  han colocado en el primer plano de actualidad el agravamiento del explosivo cóctel de paro y pobreza que se extiende por todo el país, y golpea con particular intensidad en Andalucía y Extremadura.

El discurso oficial del gobierno de Rajoy, y ayer de Zapatero, justifica las medidas de recorte del gasto y la inversión, así como la contrarreforma laboral, con el objetivo de crear empleo y reducir el paro. Nos encontramos con una versión actualizada de “neolenguaje” orwelliano, en realidad dichas políticas agravan la recesión, intensifican el paro y la pobreza, y hunden la economía española en una depresión duradera.

En la edición del 2º trimestre de la EPA la cifra de personas en paro en el conjunto del estado es de 5.693.100 con una tasa del 24,63%. Andalucía se destaca con 1.362.900 parados/as y una tasa del 33,92%. La persistencia en el tiempo de estas altas cifras de desempleo y la perspectiva a incrementarse superando la cifra de 6 millones de personas en paro en los próximos meses, junto a los efectos de las recientes medidas gubernamentales de recorte de las prestaciones de desempleo, recorte de las partidas presupuestarias para políticas activas de empleo y formación ocupacional, eliminación de la financiación de la dependencia, restricción de los subsidios y ayudas sociales, congelación de las pensiones y “repago” sanitario, etc., el triste record de 46.559 desahucios durante el primer trimestre del año, todo ello nos empujan a un brutal salto hacia la pobreza y exclusión social masivas.

Las consecuencias del último decreto gubernamental sobre las prestaciones desempleo agravarán la pobreza y la indefensión:

1.- Se reduce la prestación de desempleo al disminuir del 60% al 50% la base reguladora de la prestación a partir del séptimo mes. Esta reducción golpeará especialmente a los trabajadores con salarios bajos cuyo cálculo de la prestación se encuentre por debajo del tope máximo. La disminución total de la prestación en los 18 meses finales puede alcanzar la cifra de 2.324, 3 euros (1).

2.- Se reduce la prestación con carácter general como consecuencia de la eliminación de la bonificación del 35% a la cuota del trabajador a la seguridad social (la cuota pasará del 3,05% al 4,7%) lo que significa disminuir de media la prestación de desempleo mensual en 28 euros.

3.- Las prestaciones de desempleo del trabajo a tiempo parcial se verán reducidas al eliminarse el tope mínimo.

4.- Desaparece el subsidio especial para mayores de 45 años (no tiene carácter retroactivo).

5.- Se retrasa de los 52 a los 55 años la edad para acceder al subsidio de paro hasta la jubilación.

A medida que los mayores de 45 años en paro agoten sus prestaciones contributivas se quedarán sin ingresos, y lo mismo sucederá con el colectivo de 52 a 55 años.  La posibilidad de  acceder a otros subsidios como el de Renta Mínima de Inserción en Catalunya, o sus equivalentes en otras comunidades autónomas, está constreñida por el endurecimiento de los requisitos para tener derecho (por ej. en Catalunya no es suficiente estar sin empleo e ingresos).

En la actualidad el 21,8% de la población española se encuentra por debajo del umbral de pobreza, en Andalucía ronda el 30%, y la pobreza relativa infantil en España alcanza el 26%. Con esta situación de partida, el futuro de la pobreza y la exclusión es espeluznante a medida que los nuevos colectivos de personas en paro pierdan sus prestaciones y subsidios como consecuencia de los recortes denunciados.

¿Cómo subsistirán  1.737.600 hogares que en la actualidad todos sus miembros están en paro? ¿De que vivirán los 580.000 hogares que en junio de este año no tienen ingresos?. ¿Dónde se alojaran las personas desahuciadas conforme mengue el colchón familiar?. ¿Que pasará si esta situación se prolonga varios años más?

Ante este drama social de excepción, de terribles consecuencias humanas, sociales y políticas, es necesario, además de insistir en las alternativas programáticas ante la crisis, banca pública, reparto de la riqueza y del trabajo, defensa de lo público, recuperación de los instrumentos de soberanía económica, moratoria y restructuración de la deuda externa, cambio radical del modelo económico y social, proceso constituyente, etc.,  adoptar medidas de URGENCIA:

1º.- Establecer una Renta Garantizada de Ciudadanía para cubrir las necesidades básicas de todas las personas.  En Euskadi tenemos un buen referente de renta con estas características (aunque sometida a recortes por el actual gobierno autonómico), en otras comunidades existen formatos de aplicación muy limitada, en Catalunya la RMI ha sido brutalmente recortada. La propuesta de ILP en Catalunya, apoyada por numerosas entidades sociales, cívicas y políticas, entre ellas la Assemblea Social, por una Renta Garantizada de Ciudadanía de contenido universal y avanzado  nos ofrece una buena posibilidad de referencia y trabajo (2).

Esta actividad que se inicia en alguna comunidad autónoma en función del contenido de sus estatutos y competencias, merece ser extendida y generalizada al resto de comunidades autónomas y al conjunto del estado. La pobreza golpea a toda la sociedad española, y los recursos financieros y económicos de la sociedad deben tener como prioridad la satisfacción de las necesidades básicas fundamentales de toda la ciudadanía.

2º.- Transitoriamente, poner en marcha de manera inmediata una red de distribución pública de alimentos y productos básicos en todas las localidades y barrios, con la participación de las organizaciones sociales, ciudadanas y de parados, que canalicen las aportaciones de la administración y del sector privado (especialmente cuotas obligatorias a las cadenas de distribución), y que eviten su utilización clientelar con fines sectarios. Extensión capilar de comedores sociales públicos con funcionamiento autogestionario.

11 de agosto 2012
Comisión Promotora Mesas Ciudadanas para la Convergencia y la Acción

Nota:
(1)    Ver informe sobre el paro y las medidas de recorte de las prestaciones de desempleo de la CONC: http://www.ccoo.cat/pdf_documents/2012/reforma_proteccio_atur_2012.pdf

(2)    Ver Memoria y proyecto de ley: http://www.rendagarantidaciutadana.net

El estado más desigual de Europa

El reino de España es el estado más desigual de Europa. Somos ya país bananero, con grandes fortunas como la de Amancio Ortega y gente pasando hambre. Vemos nuestro modelo más próximo en México. No es broma, es una constatación de la realidad.

En este reino hay gente pasando hambre ya y cerca de dos millones de familias sin ingreso alguno, mientras las clases populares solas soportan mas del 80% de los ingresos de la Hacienda Pública.

Al lado de esto, la expropiación forzosa de seis carritos de la compra en dos supermercados es una anécdota, pero terriblemente ejemplarizante y una denuncia simbólica contundente. Me solidarizo con el SAT y su acción.

Este Reino injusto, es donde más poder tiene la banca y menos impuestos pagan las grandes fortunas. Pero esta desigualdad e injusticia fiscal no es cosa de siete meses. Los neo-franquistas del PP la han agudizado, si. Pero que dirigentes del socioliberal PSOE hayan pedido justicia y condenado este acto justiciero y denunciador, no tiene nombre. Por lo menos se hubieran callado los mismos que se fueron indultado a banqueros delicuentes.

Hay que reaccionar y ya. Lo próximo, el robo de los 400 euros a personas paradas de larga duración, o al menos la dificultad y condicionantes que se pondrán a esta miserable “paguilla”, indica la catadura moral de nuestras oligarquías dirigentes.

QUE SE VALLAN TODOS.

Antiguas entradas

© 2018 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑