En Radio San Borondón hablando de diversos temas de actualidad.

Dijo que la AVT es una asociación manipulada y fácilmente manipulable por la extrema derecha, incluida el ala más radical y reaccionaria que del PP, es decir, su sector neofalangista

ImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- Así se posicionó en La Trapera de Radio San Borondón el politólogo Carlos Martínez, miembro de ATTAC y de Construyendo la Izquierda, a la hora de hacer una valoración sobre la manifestación convocada por las víctimas del terrorismo este fin de semana en Madrid contra la sentencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos que acaba con la doctrina Parot en España.

El politólogo dijo que siendo realistas, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) es una asociación manipulada y fácilmente manipulable por la extrema derecha, incluida el ala más radical y reaccionaria que está dentro del PP, es decir, el sector neofalangista o neofranquista que se ha hecho fuerte dentro del partido que hoy gobierna en el país. Opinó que la AVT desde hace mucho tiempo viene siendo utilizada políticamente por esos sectores reaccionarios, porque si bien es cierto que en la asociación convergen familiares y víctimas del terrorismo, no es menos cierto que han sabido colarse algunos torturadores y personajes de extrema derecha que añoran la dictadura, lo cual no deja de ser paradógico.“Intentan pasar por demócratas a personajes que siempre han defendido la dictadura” señaló, al tiempo que llamó la atención sobre el hecho de que también se hagan pasar por víctimas personas que más bien fueron verdugos durante el régimen, dicho lo cual entiende que lo que se debe denunciar es el doble rasero de que no estén ahí las víctimas del terrorismo franquista.

“¿Dónde están las víctimas del terrorismo franquista? ¿Dónde están las víctimas del terrorismo falangista? ¿A cuántos requetés, miembros de pelotones de ejecución, se les ha aplicado la doctrina Parot? ¿O cuantos brigadistas torturadores han sido juzgados? ¿Qué ha pasado con los crímenes del franquismo? ¿Qué ha pasado con los cientos de miles de personas que yacen todavía en cunetas, sobre las que no se ha hecho ninguna justicia y que son víctimas del terrorismo del régimen de Franco?” cuestionó el activista social, para criticar el cinismo que ha rodeado a esta convocatoria.

“Ya está bien, porque a las familias de las víctimas de Franco ni nadie les dio un piso por ser hijos de un rojo fusilado, ni nadie les puso un psicólogo, ni nadie les resarció con ningún tipo de beneficio como sí tienen las víctimas del terrorismo ligado a ETA”, afirmó Martínez.

El problema que encuentra es que las víctimas del terrorismo etarra se han convertido en un lobby político de presión, lo cual es inaceptable, porque ellos no son quienes para condicionar el proceso de paz, ni para poner las reglas del nuevo proceso político, dijo para concluir que la AVT al final se está convirtiendo en un reducto de la extrema derecha española.